martes, 22 de diciembre de 2009

Postales Navideñas II: La inmortalidad

Hoy amigos píos tenemos una entrega de postales Navideñas por Moriarty, un hombre que ha permanecido intacto con el paso de los años y nos deja su experiencia navideña.

Quizá no sea alegre, pero sí hermosa, porque estos días, según pasan los años se llenan de sentimientos agridulces de las personas que nos faltan y de los amigos que se fueron. No por ello le resta belleza al hecho de que sean épocas para disfrutar con los que nos quedan a los que tenemos la oportunidad de poder querer intensamente.

Como decía Cayetana Guillén Cuervo en Hommozapping, disfrutenlo.




Las navidades son una mala fecha para nosotros, nadie se lo piensa... el mundo está lleno de humanos, ratas, vampiros, cambiaformas, magos, momias y políticos, pero nadie piensa que las navidades para los inmortales son una mierda.

 
Imaginad llevar 3000 años en la tierra, haber vivido las distintas civilizaciones, una tras otra, luchado con Alejandro Magno, con Arturo, conquistado América, vencido a los nazis y haber sobrevivido a los ejércitos desde el egipcio al comunista, pasando por los árabes y todos los que les han seguido y precedido, vamos, la ostia de aventuras.

 
Una vida interesante ¿no creeis? Pues sí, pero solo si eres un jodido sanguinario de mierda, solo si te interesa la destrucción o eres un revolucionario, ahora imaginad un amor como el de Marco Antonio por Cleopatra o el de Jahan por Mahal, imaginad por un momento que lo conseguís, que sois correspondidos de esa manera, bien, eso es posible y es real, si esas historias se hicieron famosas es porque fueron reales, pero quitando los fastuosos castillos y los libros, la realidad es que la gente se ha ido enamorando desde que el mundo es mundo, y tras 3000 años os puedo decir que eso es tan cierto como que la música existe desde el principio, aunque el reggeton intente matarla, pero a lo que iba, el amor existe y te enamoras, me acuerdo de la primera vez como si fuera ayer.

 
Por entonces no conocía mi condición de inmortal, y no solo eso, era un hombre ingenuo y ella una mujer un poco mayor que yo, yo iba creciendo como si fuera normal, no me ponía malo, pero mi madre decía que era por los augurios de que viviría una larga y prospera vida, me enamoré perdidamente, de ella, al año nos casamos, que se diría ahora, aunque bueno, las celebraciones celtas no eran tan bonitas como las de ahora, pero eran casi tan autenticas, ella crecia y se hacía mayor y yo seguía pareciendo que tenía entre 25 y 35 años, cuando ella murio yo pensaba que iba a seguir su mismo destino, pero no fue así, pasaron los años y yo seguía sin morir, fui a guerras con la intención de matar hasta morir, pero no lo conseguía, noche tras noche, día tras día aunque me hirieran me levantaba, aunque me seccionaran un miembro volvía a crecer, y pasaban los años, y siempre en el solsticio de invierno me acordaba de mi primera union, volvía a casa y ponia una flor en su tumba, nunca le faltaron flores, pasaron los años, sin querer saber nada del amor, sólo dejando el recuerdo cada año en su tumba, pero volvio a pasar, me volví a encontrar con un alma gemela y otra vez me enamoré, adivinais lo que pasó ¿no?

 
Llevo 3000 años en este mundo, he conocido demasiadas mujeres, he amado a un puñado de ellas y por cada una de las que amé he deseado morir cuando se fueron de este mundo, cada navidad hago lo que he hecho siempre, dejar una flor, la preferida de cada una de ellas en su tumba, porque al final, solo me queda el saber que nos amamos, y que aunque no pudiera tener hijos nuestro legado quedaría en los recuerdos, hoy se habla de varios cementerios en el mundo donde siempre hay flores, pero claro con 3000 años es facil hacer dinero y poder ir a lo largo del mundo a visitar a cada mujer, que has amado, desde el solsticio de invierno como la primera vez voy visitando las tumbas y dejando las flores en cada una, recordando lo que fuimos y pensando que es muy duro amar a alguien cuando sabes que le vas a ver morir.






9 comentarios:

Janos dijo...

Creo que es lo mas bonito que he leido en muchisimo tiempo.

Yishana dijo...

Me ha gustado!!!!!! ;D

Profesor James Moriarty dijo...

Gracias por los coments ^^ me divertí mucho haciendola. Y gracias por publicarmela ^^

Anónimo dijo...

Who wants to live forever when love must die

http://www.youtube.com/watch?v=I_Qe6yDz1HI

Profesor James Moriarty dijo...

de hecho... al anonimo esa era la idea, y bueno, que lo importante e que por mucho que el amor muera encontrarás otra persona a la que amar, aunque tardes cientos de años... pero sí, había pensado en ponerlo con referencia... xD

Anónimo dijo...

Darith:

El anonimo era yo, que todavia estoy adaptandome a la publicacion de comentarios en este nuevo blog. Jejeje

goblinoide dijo...

Preciosa ^^ Lo he pensado muchas veces y estas historias me han provocado más de una pesadilla con mis seres queridos ^^U Me quedo con la frase:"es muy duro amar a alguien cuando sabes que le vas a ver morir".

Sin embargo, también saco otra cosa en claro de esta historia: puede doler horriblemente, pero siempre merece la pena volver a caer, volverse a enamorar ;)

Feliz navidad a todos ^^

tita hellen dijo...

El que estudia el amor es estudiante toda su vida, según dicen.

Profesor James Moriarty dijo...

En la vida no hay nada mas doloroso que el amor, ni nada mas gratificante, por ello aunque vivimos miles de años, lo seguimos buscando día a día, porque el amor siempre merece la pena, pese a que el dolor te desgarre el alma un poco cada día, cada noche te la repara un poco mas de lo que te la destrozó.