domingo, 5 de abril de 2020

Look de uñas: Discomermaid. Hablando de pelis...





 El Carlo Di Roma 534 en tono Tiffani se ha hecho amiguichi del  23 Party Time de Essence aplicado con esponjita, que cuando le da la luz, parece que no llevas purpurina, es curioso. Lo divertido es que me he quedado sin top coat, así que he usado el Glow in the Dark, que como sabéis brilla sin luz. Así que el concepto sirenicio que brilla en la oscuridad es curioso... pero es lo que hay.

Las semanas transcurren tranquilas pero cada vez veo a más amistades afectadas por despidos y ERTEs y no deja de ser algo verdaderamente preocupante. Insisto, tenemos más que nunca ser el cambio que queremos ver en el mundo. Hay días peores y días mejores, así que intentemos ayudar a los demás en los días buenos, igual que esperamos que los demás nos apoyen en los regulinchis. A mucha gente le está ayudando abrirse un pinterest, porque tiene manualidades, botánica, cocina, ejercicios, bricolaje, poemas, música... da muchísimas ideas.


El yoga me está ayudando mucho a sobrellevar esto con entereza y a "cansarme" y dormir mejor. Lo divertido es que gracias a una conversación con un colega de trabajo, picándome a que no me salía el arco (y sí me sale), a base de incluirlo en mi rutina, me estoy acercando a conseguir el rey cobra, que era uno de mis retos anuales. Lo que pasa es que se ha venido arriba y me manda cosas de equilibrio y no tengo tanto espacio para hacer las de equilibrio en casa...

La risa esta semana es que se nos fastidió el calentador, funcionaba la calefacción, pero no el agua caliente, así que hemos tenido un par de días de cocer agua a mansalva, porque no lavarse no es una opción y la opción de ducha espartana... bueno, te dejar tersa cual Gerald Butler haciendo de espartano (pero ni la mitad de sexy, porque Gerry es mucho Gerry, amigas), pero no creo que en una semana fresquita como la que hemos tenido en Madrid, sea lo más recomendable.

Os ofrezco algunas peliculillas más que me han llamado la atención, por si no las habéis visto.


-The Love Witch. Cine independiente de bajo presupuesto pero con muy buenas críticas que versiona cine de los 60 con decorados de los Monster. La peli es muy lograda en este aspecto, en vestuario y fotografía, que resultan excepcionales, excepto por el hecho de que hay una escena en la calle y ves un prius o un 4x4 en la calle al lado del coche setentero... un fallo en Matrix oiga. Sin embargo, la peli, que empieza muy videofobia termina no dando para tanto. La historia de Elaine, una mujer que se enamora y para sobrellevar las decepciones amorosas se mete en una secta y se hace bruja (como si eso solucionase los problemas de pareja). El problema de sus relaciones es que, Elaine no está nada bien de lo suyo, no tiene claro qué quiere y termina metiendo pociones en la ecuación, que terminan matando a sus incautos amantes... lo cual es un fastidio, porque luego lo tienes que enterrar. En contrapunto tiene una amiga superfeminista que habla de no ser tan complaciente y quererse a una misma, pero Elaine es una idealista con claros problemas mentales. La cosa es que un detective  empieza a investigar sobre uno de los novietes malogrados de Elaine y ambos se enamoran. No hago spoiler, pero tiene algunos puntos de humor intencionado muy interesantes.

El principio es divertido por lo destartalado de todo y lo cutre que es, que es lo que hace gracia, pero el final se hace lento y pesado, es por ello, que gana si la ves con gente amante del cine basura.


-The Gentlemen. La vi entre unas recomendadas y decidí darle una oportunidad. Guy Ritchie es un tío que me gusta como dirige y sus elecciones en fotografía y personajes. Conceptualmente le veo siempre entre un comic de Frank Miller, una peli de Tarantino y la sección de moda de la GQ, pero todos con anillos con sello (lo siento, odio esa clase de anillos, entiendo que haya gente a la que le encanten, pero eso y las esclavas, son joyas a las que tengo tremenda manía y no puedo dar una razón explícita porque no la tengo). El problema es que al final, aunque ha hecho películas muy distintas y comerciales, como su versión particular de Sherlock Holmes más cerca del Steampunk que de la realidad (cosa realmente fascinante), Aladdin (sí, la de Will Smith es suya) o una sobre el rey Arturo, tiene otras que siguen una tónica muy semejante, como El hombre de U.N.C.L.E., Rocknrolla, Revolver... pelis de hombres tremendamente masculinos y guapos, bien vestidos y trajeados, que siempre encuentran una razón para no alzar la voz, pero terminar pegándose de leches y matándose a tiros.

Esta es una de ellas. Tenemos a Matthew PorelamordeOdinsácateelpalillodelaboca Mcconaughey haciendo de Michael Pearson, un americano que llega a tierras británicas para hacerse un nombre y un negocio en el mundo de la marihuana. Es una persona que no se mete con nadie, simplemente trata de hacer negocios en estas tierras, mientras su mujer Rosalind, con la que está muy felizmente casado y tiene debilidad, tiene un taller mecánico donde tunean coches y blanquean pasta, todo muy feminista, porque todas las personas que trabajan son mujeres duras y trabajadoras. Un día Ray, el asistente personal y mano derecha de Michael, es visitado por Fletcher, un periodista que trabaja para Big Dave, un magnate de la prensa sensacionalista y le dice que quiere dinero a cambio de no contar toda la información que tiene de Michael, entre la que se encuentran asesinatos, amenazas a otras bandas, negocios con otros traficantes...

Hay 3 cosas que Guy hace muy bien en estas películas: escoger muy bien el casting, escoger muy bien la música y darle muchísima importancia a lo visual (fotografía, maquillaje, peluquería, vestuario, escenarios...) de manera que no te identifiques con el protagonista, pero que en el fondo te genere una admiración por la vida que lleva y quieras ser él. Algunas técnicas de grabación son fantásticas y suele mete a un matón que se expresa con tremenda educación y/o ternura (en este caso el personaje de Bunny) personaje que me hace muchísima gracia siempre. No te va a cambiar la existencia, peeeero, entretiene, tiene giros de guión interesantes, y tiene puntos de moralidad que parecen haberse perdido en otras películas (por ejemplo Michael puede pasar casi todo, menos que te le toquen a su esposa, lo cual impresiona bastante y tiene un retrogusto a Michael Corleone), pero es entretenida, insisto, porque a veces en la vida necesitas una peli de narcotráfico narrada con buen gusto.


-Vacaciones en Roma. Lo sé, esto tiene más años que el diseño de la botella de Anís Castellana, pero hace tanto que no la veía, que ya ni me acordaba del final o de qué pasaba. Y la revisé, porque para eso están los clásicos, para releerlos y redescubrirlos. 

El enfoque no puede ser más simplista. Una princesa, Ann,  está sufriendo un cuadro de ansiedad por todas las obligaciones y el poco espacio que tiene para ella misma dentro del mundo protocolario de la corte y en plena gira por Italia, decide escaparse. En esto se encuentra con Joe Bradley, un periodista bastante chanchullero que en un primer momento intenta usarla para sacar una exclusiva que nadie pudo tener, junto con su amigo Irving, que es fotógrafo. El problema es que Joe encuentra que Ann es una persona cándida y buena, que sólo quiere ser libre y feliz, y su sencillez la desmorona y lo que iba a ser un reportaje, termina siendo unas vacaciones con una chica excepcional.

Es una película sin complicaciones, divertida y romántica, con un argumento sencillo, pero con unos actores fantásticos que hacen que un argumento tan plano se vuelva una deliciosa comedia  romántica que no pasa de moda nunca y que siempre merece la pena rescatar.


-Trixie Mattel: Moving Parts. No es exactamente una película, es una especie de documental sobre Brian Firkus y su alter ego Trixie Mattel. Todo parte de su participación en el concurso RuPaul Drag  Race, en la edición All Stars, pero también de su programa con Katya, otra concursante de RuPaul y una crisis emocional que tuvo, que la llevó a aislarse de todos sus amigos, entrar en un centro de rehabilitación y dejar la serie que ambas tenían (spoiler no spoiler, termina todo bien). Trixie habla de su carrera, de como ser drag queen, hacer lo que quieres pero lidiando con el estrés del espectáculo, de la autoexigencia, de como lidiar con un pasado destructivo y de su música. Su música es una especie de country pop con letras positivas, que tratan de sacar lo mejor de cada peor situación o algunas, de llevarlo con humor, pero con melodías country muy melancólicas.

Creo que no es un documental de diversión, sino que es un documental curioso sobre todo lo que hay detrás del maquillaje y la fantasía, que hay humanos, hay historias, sentimientos, y que el drag lo tapa todo, lo cubre todo, y eso, puede ayudar a avanzar, curar heridas, pero también hay que saber llevarlo para no abrir heridas nuevas. Hay una segunda parte, que es el monólogo que ha hecho en sus shows, llamado Skinny Legend. Tiene partes muy buenas y humor muy negro, así que no se lo recomiendo a todo el mundo.



-Rocketman. Tenía mucho miedo a esta peli. Por un lado Elton John siempre me ha parecido un verdadero genio en todo lo que ha hecho, también un tipo con sentido crítico -otra cosa es que te parezca que tiene razón o no, pero al menos no es melífluo- . Esto podía salir bien o muy mal. Saber que tanto Elton como su marido David estaban detrás del proyecto era cierto sello de garantía, pero todo el mundo me decía "Hellen, prepara klinnex, esta película va a moverte por dentro y no sé si es el momento". Y tenían razón. Así que no la he visto hasta que no me he sentido preparada y la verdad, era el momento para verla.

Es la historia de Elton, es una histora de amor, de una persona que sólo desea ser querida y aceptada por quién es: desde su niñez y la relación con su padre, que siempre le rechazó y su madre, que simplemente no mostró apego, su abuela, incondicional siempre y sus primeros pasos como talentoso pianista. El crecer en un hogar donde el amor era tóxico hizo que todo lo que parecía amor, lo aceptase en su vida, fuese tóxico o no y le llevase a tomar decisiones que no siempre fuesen inteligentes, hasta llevarle hasta la autodestrucción. Si bien, la película de Queen, que se parece bastante menos a la realidad, me resultó más emocionante, Rocketman es una historia de como perder ganando y ganar perdiendo, Elton ha omitido muchas cosas para volverlo un musical puro, con bastante menos sensacionalismo  del que se podría pretender (de hecho, Freddie y Elton se conocían, así que los papeles podían haber estado ahí), pero es una historia interesante desde el punto de vista musical. Vivencialmente se queda cortísima y, a ver, había que simplificar porque la vida de Elton da para mucho, pero dos horas dejan la peli un tanto coja, la verdad, tanto musicalmente como vivencialmente, media hora más hubiese sido perfecta. No puedo hacer como la de Queen y pensar que es una peli musical sin pretensiones de biopic, porque me deja muchos temazos fuera y se va a la mitad de los greatest hits, dejando muchísimos fuera.

Los actores, eso sí, estupendos, el vestuario muy acertado y la perspectiva de Elton contando su vida en un centro de desintoxicación (no spoiler, es lo que primero ves de la peli), muy acertada.


-The Kingsman: The secret service. En favor de mi nivel de inglés intento verme una película al menos a la semana en V.O. sin subtítulos, ahí, a tope con el idioma. Kingsman tiene como protagonista al mismo chico que hace de Elton adulto, Taron Egerton, que desde luego es un intérprete muy versátil. Es una revisión de las películas de Bond, pero con un toque más juvenil, menos añejo y mucho más elegante. Se está volviendo una costumbre esto de ver películas de gente guapa trajeada una vez por semana... y me encanta.

Dirigida por el marido de la Schiffer, esta peli trata de una sociedad de espías que trabajan para el servicio secreto británico, y en una de las misiones, Lee Unwin salva la vida a su compañero Harry Hart, dejando viuda e hijo totalmente descompuestos. Harry da una medalla con un número a Eggsy, el hijo de Lee, por si alguna vez pasa algo y necesitan ayuda. Eggsy crece en una barriada conflictiva, con matones dando la tabarra, y su madre, que se casa con un borracho abusivo, pero no le deja, porque económicamente, dependen de él, así que, aunque intenta hacer las cosas bien, termina metiendo la pata y siendo detenido y es cuando llama a Harry y establecen una relación muy especial. Es cuando oye hablar de The Kingsman y hace todo lo posible por entrar en esta red.

El vestuario, la caracterización y los escenarios son de 10, la fotografía es correcta, pero la banda sonora se desinfla por momentos (no puedes empezar con Dire Straits y terminar con Iggy Azalea, porque no... rompes toda la evolución de la película. Los efectos especiales y de cámara son increibles (la escena de la iglesia es maravillosa), pero el malo... en serio, está bien interpretado por Samuel L. Jackson, pero es que no tiene chicha y es lo que más tira abajo la película.

Es una película entretenida y te da para tarde de palomitas y la verdad, ver a Collin Firth y a Michael Cane -cómo me encanta lo buen actor que es Michael, de verdad- haciendo de gentlemen trajeados siempre es una alegría visual.

¿Las habéis visto? ¿Alguna recomendación?

miércoles, 1 de abril de 2020

Comprados y gastados en marzo

 Hice una compra un poco grande a principio de mes y menos mal que la hice, porque sino, ahora mismo andaría un poco más justa de ciertas cosas. Aún así, algunas se me están terminando y debería reponer pero, hacer una compra de mascarillas y top coats de uñas se considera lo suficientemente importante como para jugártela en el super? Para mi, no y tampoco quiero arriesgar la vida de un repartidor -seguramente mal pagado- para que me traiga ciertas cosas a casa. Así que bienvenidos al mundo del apaño.

Esto ha servido para tirar de cajón y terminar compras que hice hace mil y que no me enamoraron en su momento o bien, que eran un montón de producto y no he podido gastar antes, aunque haya hecho uso continuado, o bien que me molaban, pero por cambio de tendencia, dejé de usar.

Actualmente estoy gastando maquillaje (sí, una se pinta no sea que toque reunión por videoconferencia) del cajón y oye, estoy encontrando cositas que me gustaban y había olvidado. Algo bueno tenía que tener esto. Eso sí, hay cosas que no estoy reponiendo y es complicado reponer. Ya veremos cómo me las apaño.

  Gastados


-Aceite corporal Le petit Marsellais. Es un aceite muy líquido y fácil de absorber, compuesto por varios aceites, entre ellos de melocotón, con olor suave y supuesto efecto anticelulítico. Como diría el inventor del Lego: por partes. Como aceite para piernas, antiestrías bien,  ya que deja las piernas con un brillo muy lustroso, que en verano no te digo yo que no quede espectacular con bronceado, y al ser aceite, las estrías lo tienen más difícil para generarse. Ahora, como anticelulítico, esto y nada, lo mismo. Así que es un producto que compraría más para hacer bonito que para tratamiento.

-Cepillo facial Primark. Por si alguién no se ha enterado, Primark cierra sus tiendas. O eso han dicho de momento. Pero no que las cierren por la cuarentena, no, que las cierran de chapar, de adios Primark que te vas para no volver. O eso era lo que anunciaron. Veremos qué pasa. Este cepillo es un cepillo facial que me compré y está bien si tu piel no es muy sensible y limpia de manera simple, mientras el otro lado da masajes. Un foreo manual, que podría decirse. Prefiero este tipo de productos que los que van con baterías, que no digo yo que no vayan bien, pero no termino de verles el encanto. Rara que es una.



-Lápiz de cejas de Essence. Lo compré hace mil y mira que aún tengo que terminar unas sombras que tengo, que me gustan más, pero he decidido terminar cosas, y vaciar el cajón. El tono no creo que le quede bien a casi nadie, es un marrón igual al de la carcasa del lápiz, que es un tono que no creo que nadie tenga en la ceja, al menos de manera natural, pero que compré pensándolo distinto. No me convence y no repetiré, aunque el formato lápiz- cepillito, sea bueno y la textura no sea mala del todo.


-Bronceador de Essence. A ver, era un trío de bronceador, iluminador dorado, iluminador rosa, de una colección que creo que se llamaba Into The Wild y que utilizaba en verano. Aunque era muy oscuro, bien difuminado y aplicado sutilmente, quedaba bonito y era mate, que es una cosa que para mí, es un must en el mundo bronceador (si tengo que darle brilli, se lo doy yo, pero no me gustan los bronzers con purpurina). El caso es que he gastado el iluminador dorado y el bronzer, me queda el rosa-perlado, que uso de sombra, más que de iluminador. No es gastar un producto, pero no descarto depotar el iluminador que queda, dado que la caja era una chufla que se rompió hace mil, pero porque se me olvidará este producto, quiero comentarlo. Si lo volviesen a sacar,no sé si repetiría, porque aunque los iluminadores fueron de los primeros que sacaron y no tenían casi purpurina (al menos el dorado) y eran casi atornasolados, el broncer no me enamoró y lo he gastado con paciencia y bastante pericia, era algo más anaranjado de lo que me hubiese gustado.


-Laca  05 sweet as candy de Essence. La copia de la Bubble Bath, la he terminado en un pis pas, o esa es la impresión que tengo. Estoy dispuesta a reponerla, porque es un tono de fondo de armario y es un gran clon de la de OPI. Pero insisto, cuando mi vida no corra peligro de infección del virus reinona.

-Laca 98 Pure Beauty de Essence. Una laca que salió hace tiempo en tono nude tostado muy bonita, pero que quedaba poco y se ha quedado hecha chicle. Si existiese el tono, repetía, porque quedaba muy bonito y de duración era normalita.

-Laca Green de H&M. Era una laca que venía en un trío de H&M del año catapum, ha perdido consistencia, pero el tono era un verde hierba con micropurpurina dorada. Muy veraniego. La usé un par de veces, porque el bote era muy pequeño, así que lo que quedaba, no era mucho y estaba echado a perder.


-Silk Matt top coat de Catrice. Como dije se me terminó y me gustaba, porque daba un tono mate pero frosty, escarchado, vamos. Como no pude encontrarlo en tiendas lo sustituí por uno del bazar de la esquina.


-Mascarilla superingredients Ginseng rojo de We Lab You. Ya había probado la de colágeno y fue muy bien y decidí, al no tener la de Ginseng, que probaba esta. Promete reducir arrugas y mantener la piel nutrida. Al igual que su hermana, reduce las arrugas de expresión más visibles, deja la piel nutrida, jugosa y con aspecto descansado... pero por otro lado, huele mucho a Ginseng, pero mucho, mucho. Al principio, es un olor un tanto especiado que dices "bueno, pase", pero a lo largo de las horas, se hace ya molesto, porque no es precisamente especiado tipo canela o tipo cardamomo, que me encantan... es más incómodo. Así que, aunque funciona muy bien, tenedlo en cuenta.

-Mascarilla Sensitive Ziaja. Buscando en el cajón de los potingues (uuuuuuh), me puse a mirar qué mascarillas tenía para seguir mi rituna lo más posible, antes de asaltar la cocina para hacerme una mascarilla casera. Y me quedaban mascarillas!! Como tenía la piel bastante (MUY) reactiva, gasté esta, que era la más indicada y la única que tenía de emergencia. Para que luego digan que tener cosas en stock no sirve de nada. Eso sí, tendré que ver dónde la puedo conseguir, sin pisar mucho Primor.

-Brocha mini kabuki Marca Nisu.  No sé qué marca tiene, pero necesitaba una renovación de brochas como el llover en la península, y como siempre, no la he tirado. me vale para limpiar el teclado y sitios de dificil acceso, así que no las tiréis, porque en plena cuarentena, da para limpiar mucho y para encontrar finalidad a todo. A tope con el reciclaje. Además esta no me gustó mucho, porque pinchaba, así que poco podemos hacer por ella.


-Colorete Essence Mineral Powder Blush Duo. No sé si os acordáis que hace mil, Essence tenía una especie de coloretes minerales a dos tonos, en formato concéntrico, uno más oscuro y otro más clarito. Este era una copia del  Coralista de Benefit y lo depoté porque la caja, como todas las que sacaba Essence al principio, era un cascajo. Así que no puedo decir tono (tampoco la ibáis a encontrar). Ahora mismo, no hay tanta fiebre por el Coralista, que sigue siendo un tono muy majo para imitar las mejillas sonrosadas, con un acabado ligeramente tostado, que es un salvavidas para maquillajes de 5 minutos que necesitas que te den aspecto de viva y sanota. Personalmente, me gusta más uno de los últimos tonos de Benefit, el Galifornia, porque tiene un subtono más rosado que hace el mismo acabado, pero más creíble para pieles pálidas de subtono rosado, pero es un tono que merece tener por casa, porque es un comodín situacional. No creo que repita con este tono, porque tengo muchos por terminar y porque actualmente, con el promegranate de Sleek, consigo el mismo tono de buen aspecto y aporta un pelín más de color, no queda tan nude, aunque sí muy natural. Era un clon estupendo, no lo niego, pero no descarto buscar un clon del GALifornia.


-Como tú Astucia. Se supone que es una copia de Euphoria de CK. Las notas altas de la de Euphoria  se suponen de caqui, granada, frambuesa, fruta de la pasión, melocotón y algunas notas verdes. En notas medias encontramos champaca, orquídea y loto y en notas bajas, patchouli, vainilla, mahogany, violeta, ambar y almizcle, pero esto es Mercadona amigas, así que presumo que es todo más sencillo y sintético. Como olor total, es un olor profundo, agradable, en el que en mi piel  destaca quizá el mahogany y la violeta, que lo hacen más oscuro si cabe, con lo que las notas altas y medias, se ven un poco eclipsadas y queda un poco raro. El conjunto en general es profundo, pero limpio, pero un tanto fuertecillo y es muy de noche, razón por la que, además que viene el verano, no voy a repetir con este aroma por el momento. Por eso y porque una cosa es ser misterioso y oscuro y otra no haber pagado el recibo de la luz como concepto perfumístico.

Sí, me estoy quedando sin colonias, toca renovar... De momento tiro de cajón!

Comprados

- Cepillo facial You are the princess (but I am the Queen, que lo sepas). Necesitaba uno y no me daba la vida para ir a Primark, porque tuve unas últimas semanas que entre unas cosas y otras, escaparme a hacer compra, era complicado. Mi madre entró al Primor y me compró este invento, que imita a la perfección el formato de Primark, al mismo precio. Eso sí, las cerdas son más suaves, rasca mucho menos, por lo que limpiar bastante más suave (y no limpia los poros como una quisiese), pero es mucho más efectivo con las pieles más sensibles. Es muy gustoso de usar, eso sí, es como lavarse la cara con un peluche, una sensación de blandito de la vida muy amorosa que te reconcilia con el universo por las mañanas y tiene masajeador. La forma estrellada, ni sí, ni no, ni todo lo contrario.


- Byphasse gel anticelulítico de te rojo y uva. Lo bueno es que la sección de cosmética del Prima Prix tiene cosas interesantes y muchas de ellas coinciden con marcas del Primor. Este gel anticelulítico está demostrando un poco más de eficacia que el aceite, porque si con lo que ando sentada y lo poco que funcionó el aceite, no hago algo, sólo con el ejercicio, voy un poco mal... siempre me queda el exfoliante de café, pero como debéis saber, soy muy inconstante con los exfoliantes. Como textura gel, es bien, como efectividad, está funcionando -dentro de lo normal, no pensemos en milagros-, no tiene siliconas y no tiene efecto ni frío ni calor, eso sí, el perfume es un poco raro, y un pelín fuerte al principio, así que no me está enamorando, sólo por eso. De momento, la cuarentena, me la está apañando con dignidad.


- Lápiz de cejas Stroke the genius de w7, decidí, aunque tengo aún las sombras de cejas de Revolution, comprar un lápiz. Este es muy baratito, tiene también cepillito y es retractil, pero me gusta muchísimo más por el hecho de que su tono Dark Brown es ideal para las cejas oscuras, sin que no parezcas Groucho Marx. Difumina bien, pero mantiene el tipo y al ser retractil, te ahorras el sacarle punta. Como sé que pasa con estos productos, iré a por más, porque quizá sea de los productos que más me han gustado de un tiempo a esta parte. Y mira que no soy muy fan de los productos de cejas, que soy de no complicarme.


- Honolulu Loose+ brocha de W7. Se me estaba acabando el bronceador que lo uso como contorno, todo el año, porque da un aspecto más cálido que un contorno normal y menos mortecino, lo único que le pedía era que fuese mate, por eso no compré en su momento el Hollywood bronze and glow, porque tenía particulitas de brillo y en eso, soy quisquillosa.  El Honolulu es una copia del Hoola del Benefit, un colorete-bronceador- contorneador con la cosa de que el Hoola creo que tiene un subtono más grisaceo, o eso me da la sensación. Este no es muy anaranjado, por lo que da el pego y sinceramente, queda muy natural bien puesto. El problema del Honolulu en compacto,  es que tiene varias críticas negativas sobre que es difícil de trabajar, puesto que es un poco duro y la brocha no lo coge bien. En vez de mejorar la fórmula, han decidido directamente sacarlo en formato polvo y lo puedes comprar con o sin brocha (la diferencia, si mal no recuerdo eran de dos euros más o menos). En polvo suelta todo su poder pigmentador, así que usadlo con sabiduría y modulando de menos a más porque es un polvo MUY pigmentado, mate aterciopelado, que modulando de menos a más queda tremendamente natural.

 Como necesito brochas, de todo tipo y, como he dicho, hay que renovar, dije, "ala, tan mala lo no será" y lo pillé con brocha. Surprise, la brocha es MUY suave, no suelta ni pelos, ni tinte, está bien recordata y difumina de maravilla y el producto también me está gustando mucho de countouring, porque es mate, no es demasiado oscuro (o no un oscuro no trabajable) y queda muy natural. Ahora, aclaro, yo no aplico estos polvos con esta brocha, porque es una brocha como para polvos sueltos para fijar o para aplicar el bronzer por el cuerpo, con lo que uso una brocha más pequeña y precisa. Así que estoy muy contenta con este duo, porque el resultado está siendo bastante mejor de lo que pensaba que iba a ser.


- Corrector Catrice. Estaba con un tubo por las últimas, así que compré por si acaso y menos mal que lo hice.
- Mascarilla superingredientes ginseng rojo. Os he hablado del producto, la mascarilla es bastante grande, viene MUY impregnada (poco más y te da para ducharte), pero el olor es un poco mejorable, si no tanto eliminarlo, al menos, rebajarlo un poco.

Bueno, decidme, estáis tirando de cajón también? Algún re-descubrimiento?

domingo, 29 de marzo de 2020

Look de uñas: Retro stars. Más series





 Este look es total Kiko con la laca gris 095 de los Smart y la laca amarilla mostaza de los 279 de las lacas de toda la vida. La idea la saqué de un look superochentero de la drag Katya Zamolodchikova, que llevó un chándal granate y gris con complementos en amarillo mostaza. Y me pareció buena idea meterle a un gris este amarillo con estampado muy ochentero, que este es de una placa del bazar chino y es superochentero. Creo que es de esas cosas que uno debería decir, es feo, pero la cosa es que queda bien y funciona...

Eso o lo de pasar tanto tiempo encerrada me está afectado, no lo descartemos. No olvidéis que siempre he sido rara, que ahora no todo va a venir de la cuarentena.

Lo divertido de Katya es que siempre tiene esos looks tan de nueva rica en la Rusia comunista, es decir, ochentero, opulento y hortera, pero es que lo divertido es que cuando los ves y entiendes su personaje dices "oye, pues funciona conceptualmente", razón por la que te hace más gracia.

Seguimos en casa todos bien, aunque ha sido una semana durilla, primero porque a todos nos da el bajón de vez en cuando y segundo porque a las personas con las que más hablo también han estado de bajona y, bueno, cuando entiendes de donde viene la bajona de cada uno, conviene hablar de los problemas ajenos y ayudar a desinflarlos un poco, en vez de centrarte en cosas que sabes que son un proceso que no vas a acelerar por darles más vueltas.

Ahora todos tenemos que ser más apoyo de quienes queremos más que nunca, renunciar a la discusión y defender más los puntos en común. O al menos, así lo veo yo.

Vamos a hablar de las pocas series que he visto últimamente.


-Outlander. Ya me he terminado la primera temporada. Esta serie la empecé porque hay mucho hype de ella en la oficina. Os cuento la trama introductoria sin spoilers, de verdad: Termina la segunda guerra mundial y Claire, una enfermera de guerra, vuelve al hogar para reencontrarse con su marido Frank, que también fue al frente, y vivir la luna de miel que no tuvieron. Frank decide retomar su carrera como historiador y ella empieza a interesarse en la botánica. En estas, Claire va un monumento donde se celebran varias ceremonias de brujas celtas, para buscar una planta en concreto y -spoiler no spoiler- viaja al mismo sitio en otro momento, 200 años antes. Allí es salvada de los guerreros ingleses por un grupo de la resistencia escocesa y se queda a cuidar a uno de sus muchachos heridos, Jamie. Conocer a este grupo la introduce en la corte de un clan escocés donde encontrará respuestas de cómo regresar a su casa con su marido. Y hasta aquí voy a leer. 

Dos cosas os voy a decir de la serie: si la véis en versión original, el acento escocés es MUY fuerte, tenedlo en cuenta porque os puede costar un poco. Y la segunda, el final era para pulirlo un poco, porque se marca un Deus ex Machinote muy fuerte. Si bien es cierto que es una serie con un corte muy feminista de "mujer que hace cosas y se intenta salvar todo el rato", el final habla de una cuestión brutal feminista de la que no se habla -no voy a hacer spoiler sobre este tema, pero dejémoslo en la violación, la violación masculina y los recursos cerebrales que surgen en las víctimas para generar autoprotección- eso me parece bien, pero luego hay un giro que me genera bastantes dudas de como ha sido encarada, tengo mis dudas, pero bueno.


Creo que aunque hay más temporadas, me voy a dar un descanso con la primera. Está entretenida, pensaba que sería muy culebrón, pero es bastante menos culebronera, un tanto más erótico festiva de lo que esperaba y sobre todo, da mucho peso a la historia, pero sin tener en cuenta que Claire, diciendo cosas, puede estar cambiando el futuro... o al menos, no hasta ahora, cuando es ley básica de viajes temporales: no digas nada que pueda comprometer la historia. A Claire, este compromiso con la historia se la sopla como gaita al viento escocés: muy fuerte. 


-AJ and the Queen . La famosa serie de RuPaul. Que habiéndome tragado 11 temporadas de Drag race, 4 de Drag Race all Stars y una de Drag Race Británicas, no me iba a tragar yo esta serie. Esta serie funciona si eres fans de las series y películas de los 90, porque las tramas son muy así, buenos muy buenos, malos muy malos y cameos constantes de participantes del concurso. ¿Me ha gustado? Sí ¿Me ha encantado? Pues no.

Me ha gustado por la trama esencial, una drag queen que vive con su amigo drag también y que es ciego es estafada por su novio y la deja sin todo el dinero que tenía para emprender su propio negocio, en esto se encuentra con un menor que vive en la calle y que se pasa el día pendiente de ver si puede encontrar a su madre -heroinómana y prostituta-  y de sacar dinero de donde sea, aunque sea timando, para poder comer. Así que la drag decide coger todo el dinero que le queda y comprar una caravana e ir a un concurso de Drags para ganar el dinero y poder sacar su local adelante, porque no puede volver al local donde trabajaba. Pero el crío se le ha colado en la caravana y le extorsiona con que si no le lleva a casa de su abuelo, dirá que ha sido secuestrado. Y mientras, el ex novio de la drag y una mujer que inyecta botox ilegalmente les persiguen.

Me ha gustado porque hablan mucho de temas emocionales: aceptar que la gente no es como esperabas, aceptar que tú no eres quién creías y que distintas situaciones pueden sacar adelante tu verdadera naturaleza, aceptar que eres merecedor de amor, por mal que te haya tratado la vida nadie tiene derecho a hacerte sentir lo contrario y mucho menos tenemos el deber de creer eso,  aceptar que la opinión ajena no puede siempre importante, porque no conocen enteramente tu realidad para valorarla, entender que todo el mundo sufre a su manera y es feliz a su manera, que aunque no queramos y nos hayan dañado, hay gente a la que nos cuesta rechazar, que tenemos personas por las que lo daríamos todo...


No me gusta el planteamiento del principio de malos baratos y tramas facilonas, me gusta más al final cuando los malos demuestran tener moral y que realmente creían que querían algo en sus vidas, pero no resulta ser lo que necesitan.

Lo mejor sin duda son el vestuario, la banda sonora y los momentos dramáticos, que están bien gestionados. Los momentos de humor son de agradecer, pero algunos desarrollos en serio, de dramas de los 90 de tele5.


- Alta Fidelidad. Os acordáis de esa película de John Cusack en el que hacía de propietario de una tienda de discos en la que iba de guay, pero era un tóxico de la vida y que ahora es blanco de todos los milenials, que en vez de cogerla de ejemplo de lo que NO SE DEBE SER, deciden atacarla porque "da ideas" (como si el universo las necesitase). Bueno, pues Lisa Bonet hacía de cantautora tía buena a la que el personaje protagonista, Rob, intentaba "meter ficha". La cosa es que ahora la hija de Lisa y Lenny Krawitz, Zoë, hace de Rob y tomando muchísimas frases y situaciones de la película, y con una visión mucho más modernizada, menos tóxica en muchas cosas, pero igual de dañinas sobre el miedo al compromiso, el amor, la música, el esfuerzo, el rechazo, la amistad, las relaciones, las infidelidades, las malas decisiones y todos los greatest hits vitales.

Primero he de decir que me ha impresionado gratamente Zoë, porque es una persona que transmite muchísimo, incluso en sus silencios, se ha trabajado mucho el personaje y en hacer un Rob, con la esencia caótica emocional del Rob del libro (porque todo esto sale de un libro), pero mucho menos dañina para los demás (aunque mucho para sí misma), la decisión de volver el papel de Jack Black una mujer negra y, lo que es más, coger a Da'Vine Joy Randolph es una maravilla, porque es la equivalencia conceptual perfecta, si bien no es tan basta, pero igual de asertiva y brutal emocionalmente, un personaje estupendo sin duda. David Holmes hace también muy bien de personaje introvertido y aunque más calmado y menos socialmente inseguro que el original. En general, los secundarios no ocasionales, están muy bien, pero por ejemplo las personas elegidas como ex de Rob, algunas son verdaderamente flojas (me han hecho extrañar mucho a Catherine Zeta Jones).


Es una adaptación, sí, no es tan incorrecta, sí, no me voy a poner boomer, porque anda que no vemos cosas más brutales para ponernos tontos con una película de los 2000 (no puedo creer que hayan pasado 20 años ya de esa película). Pero es la evolución armónica, que no pierde la esencia de pérdida de uno mismo y de búsqueda del amor, la aceptación y las malas decisiones que a veces tomamos huyendo de nosotros mismos. Son 10 capítulos y se ven muy rápido. Espero que saquen la segunda temporada, porque no ha estado nada mal.

martes, 24 de marzo de 2020

10 tips para crear resiliencia en tu vida.

 Primero, como dije, este diseño de blog me permite acomodarlo a toda estación existente, así que aquí tenéis la versión primaveral: qué verde era mi blog!

Os agradecería que me dijeséis si estos colores os cansan la vista, quiero hacer el blog un sitio agradable y acogedor, no un espacio donde te dejes las córneas. De verdad, en esto, vuestras críticas serán tenidas MUY en cuenta.

Y segundo, en vista de que el post del cortisol os gustó mucho, voy a seguir con más información, esta vez sobre la resiliencia. La resiliencia es la capacidad de hacer frente a adversidades vitales. Algunos autores deciden usar el dolor como motor de ayuda, otros no creen que sea la manera, sino trabajar en esa emoción para neutralizarla y crear otras más positivas... pero básicamente es que la dinámica de salir fortalecido de los embates existenciales.

Porque el cortisol está muy bien (cuando está muy bien, cuando no, está fatal, amiga del metal), pero cómo cambio mi existencia a algo transformable que pueda gestionar... Hay un decálogo de manejo y empoderamiento resiliente:


1.- Creación de relaciones. El apoyo grupal es una manera de generar mayor autoconfianza y autoestima. Para ello hay que valorar qué relaciones tenemos que nos nutren y qué relaciones nos destruyen. Dentro de las últimas, podemos ver las que podemos salvar y las que no. Antes un cambio, es bueno sentirse apoyado, aunque no te entiendan.


2.- Los problemas no son insuperables. Ante un problema hay varias soluciones, puedes combatirlo, afrontarlo, cambiar de tácticas... incluso irte y dejarlo todo tirado. Muchas veces nos encerramos en que hay cosas que no podemos resolver y a lo mejor la actitud es más incapacitante que el mismo problema. Hay que ver cuando estamos ante un problema insuperable de verdad y si podemos hacer algo para rebajarlo, y ver cuando el problema no es tanto un problema como nuestra actitud.


3.- El cambio es parte de la vida. Decía Heráclito que sólo el cambio permanece (frase grabada en mi mente por una carta de Magic, lo gracioso es que era un encantamiento azul, pero no recuerdo el nombre de la carta). Las gente cambia, las cosas cambian, todo cambia, es inevitable. Desear que todo siga igual es tóxico, impide crecer y conocer cosas nuevas y positivas. También trae desafíos, pero es parte de la vida. Es un hecho natural y hay que aceptarlo como tal.


4.- Posicionate ante tus metas. ¿Qué metas tienes? ¿Son realizables? ¿Son realistas? ¿Dependen única y exclusivamente de ti? ¿Son a corto, medio o largo plazo? ¿Tienes un plan accesible y realista para la consecución de estas metas? Es importante tener definidas las metas personales y tener planes, pero estar abierto al fenómeno caos. Nada motiva tanto como tener planes de consecución de cosas que te hacen feliz.


5.- Actúa con decisión. Una de las cosas que más nos frenan es la falta de confianza. Incluso cuando lo tenemos todo atado y bien atado: actuamos desde la inseguridad y el miedo. Y el miedo lleva la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento y el sufrimiento al lado oscuro. A menos que quieras ser un malo maloso con escafandra de mosquito, cara quemada y capa que no me explico como no se ha enganchado en casi todas las puertas automáticas de media galaxia, hay que buscar otro plan de vida. Creo que un buen ejercicio es pensar en todas esas veces que has conseguido cosas muy difíciles y has salido adelante. O incluso cuando no han salido las cosas con el resultado que esperabas, has salido adelante. Cuando uno actúa desde la bondad y la actitud positiva, actuar con decisión es bastante más fácil, pero obviamente, requiere un entrenamiento mental diario.


6.- Conócete a ti mismo. Aunque la frase se le atribuye a todos y cada uno de los filósofos griegos existentes, es una frase que aparecía en el pronaos (como el "recibidor" por decirlo de una manera muy informal) del templo de Apolo en Delfos (ciudad de vacaciones). Muchas veces tenemos una mezcolanza de lo que los demás saben de nosotros y lo que creemos de nosotros mismos que no es real, hay que actualizarse. También hay que entender que seamos de una determinada manera ahora no es un hecho estático: las personas son plásticas y dinámicas, pueden adaptarse porque están diseñadas para ello, así que conócete para saber hacia donde deberías crecer.


7.- Promueve una visión positiva de ti mismo. No es que te vendas, es que te auto-vendas. Hemos normalizado hablar de nosotros en negativo y no resaltar lo positivo (salvo en entrevistas de trabajo), y tenemos que empezar a hablar más de las cosas que hacemos bien, no tanto a los demás, como a nosotros mismos. Somos personas capaces de hacer muchas cosas, cosas que nadie daría un duro por nosotros, pero que sabemos que podemos. Diariamente hacemos muchas cosas fantásticas por nosotros o por los demás. Es momento que las valoremos como merecen y que celebremos nuestras capacidades.


8.- Usa la perspectiva. Un ejemplo perfecto para la perspectiva es la cara de pedo de Joey cuando intepreta: descontextualizada, pensamos en una reflexión profunda, pero con todos los datos, realmente es una situación bastante cómica y ridícula, pero que funciona para su propósito. Cómo sabemos que nuestra primera perspectiva de una situación es la correcta? Hemos normalizado pensar mal, actuar con odio y violencia y deberíamos pensar en las veces que realmente hemos hecho algo con maldad. Si realmente son tantas, oye, dale una vuelta a tu vida, porque estas usando la actitud equivocada. Si realmente no actúas con maldad, ¿porqué la presupones a los demás, o al menos en una primera impresión? Una situación dificultosa puede ser una posibilidad de poner en práctica muchas actitudes, de ponerte en contacto con gente que puede ser útil o agradable, ponerte a prueba, aprender... toda situación negativa puede tener su lado bueno, no lo desdeñes, porque si eso logra minimamente entusiasmarte, bajas el cortisol y generas una rebaja del estrés importante, a parte de hacerlo todo más llevadero. Mira tú, si cambia las cosas.


9.- Destaca lo bueno que vives o que vas a vivir. Atención Spoiler. Quién le iba a decir a Lizzie Bennet que iba a terminar casada con quien se casa? O Anne Elliot? O Darth Vader llevándose bien con un Skywalker? Estas seguro que todo lo que te está pasando es malo? SEGURÍSIMO?! Seguro que al menos tienes un amigo que merezca la pena, o algún sitio a donde ir si todo va mal... y lo bueno es que tienes tiempo para que si estas viviendo algo que no quieres, puedas modificar la situación. No hay una prohibición a ser feliz para nadie.


10.-Cuídate. Hemos naturalizado que deben mimarnos y cuidarnos desde fuera. Es de los conceptos más tóxicos que he oído. Sobre todo, porque hemos considerado que muchas conductas tóxicas son positivas: voy a tomarme algo con alcohol, fritanga, azúcares refinados y aceite de palma para recompensarme por lo bien que lo he hecho. Pensemos si es un mimo realmente verdadero. Un día debería hacer un post sobre la acción de la comida basura sobre el ánimo y el sistema nervioso central, lo ibáis a flipar (Spoiler, si quieres recomensarte por el trabajo bien hecho, cómprate fruta de la buena, de nada). Un ejemplo muy chulo que recuerdo fue de Inestable en un vídeo en el que tenía una gripe muy grande y estaba viviendo sola y decidió hacer esas cosas que su madre siempre la recomendaba: sal de la cama, duchate, toma tus medicinas, come cositas calientes como caldos, cremas, verduras... Ese acto no debe recaer en una madre, debe recaer en nosotros mismos. Debemos cuidar lo más valioso que tenemos, que somos nosotros mismos y preservarlo en las mejores condiciones. No voy a poner una pica en Flandes cuando diga que Gadi y Miss Potingues tienen muchos consejos de comida sana, deporte, psicología y ocio sano. Los baños gozosos de Adaldrida son ya un clásico de la casa... Es lo bueno de rodearse de gente no tóxica, que cuando se te acaban las ideas, puedes intentar con las ajenas, a ver si te funcionan.

¿Practicáis ya alguno de estos tips? ¿Cuál creéis que es el más difícil? Os leo en comentarios!

domingo, 22 de marzo de 2020

Look de uñas: Cricket team. Canciones de Febrero





Desde año nuevo que tenía esta laca que era regalo de Subflava sin estrenar, porque me parecía más de sol que de invierno, como mucho otoñal. Ya es primavera, se vale y sino, me da igual. Es la 15 faboulous de los This is me de Essence, la colección que me iba a hacer entera, pero entre que cogí uno y la duración era un tanto regulinchi, y que la anhedonia me decía que no, pues se quedó en un no. Como veis es un tono precioso, entre arcilla y grosella, lleva dos líneas hechas con una placa de Essence (que como siempre, van sin numerar ni nada, pero está descatalogada) y el esmalte dorado rosa de Easy Paris y una capa de esmalte mate de Wynie.

 Sin comerlo ni beberlo ha quedado un poco años 20 y eso que en un principio le iba a poner unos detalles en amarillo mostaza, que hubiese quedado más 70's... pero mola aún así.

Lo curioso es que no estoy viendo tantos looks de uñas ni maquillaje en instagram  como esperaba con lo de la cuarentena, lo bueno es que sí se los estoy viendo a las compañeras bloggeras. La gente dirá lo que quiera, pero  si algo demuestra un blog es tenacidad, independientemente de las visitas. Y por esa independencia y constancia que demuestran pasión, me mola esta comunidad, así que un abrazo a toda la gente que siguen (y seguimos) creando contenido. 



Esta semana estoy intentando mandar ánimos a la gente que conozco que trabajan en empleos que ahora están siendo vitales: desde la gente que trabaja en sanidad y farmacia, hasta cuerpos de seguridad, cajeras, limpieza, residencias, y obviamente a mis colegas en servicios sociales, que están poniendo todo de su parte para que estemos bien. Si podéis, mandadles cariño, que esto es muy duro, pero emociona mucho que te manden apoyo porque ni se lo esperan. También a enfermos o a personas que están lejos y ven las noticias preocupados. Creo que es cuestión de hermanamiento mostrar compasión al dolor de todos. Y quedarte en tu puñetera casa, que hay mucho que no entiende la importancia de no tomárselo a guasa.

Todos los días nos asomamos para aplaudir a esa gente que hace lo posible por garantizar el abastecimiento y la calidad de vida de todos. A parte una señora sale luego a cantar una canción (cada día es una) y nos anima a todos. Es el momento más agradable del día sin duda. Sólo es una canción, pero es bonito.

Hablando de música, ha terminado febrero y no os he dicho aún recomendaciones musicales. Fatal de la vida me parece. Venga, vamos a por ello.


-Otis Redding- Stand by me. Lo que me gusta la peculiar voz de Otis no está escrito, ya lo expliqué en otro post, que por eso me gustaba la voz de John Newman, porque en cierto modo, en mi mente se asemejan.  Da igual lo que Otis cante, como si te canta la Macarena, seguramente hiciese la mejor versión ever. Así que cotilleando por aquí y allí he encontrado una versión de este temazo interpretado desde la singular manera que Otis llevaba todo al soul. Y, obviamente, no me puede gustar más. Así que en loop que ha ido todo el mes.


-Doja Cat- Say so. Muy disco, muy elegante, con una producción que recuerda mucho a Daft Punk con algo de Mark Ronson en sus primeros discos. Lo sé, lo pinchan en todas las emisoras, recuerda un poco también al estilo de Nicki Minaj, pero bueno, es interesante lo elegante y lo pegadiza que es. Sabe mucho a verano y si aún no se te ha pegado, tranquilos, esto tiene más capacidad de contagio que el coronavirus… y menos consecuencias.


-Delain- To Live is To die. Delain ha sacado nuevo disco, últimamente me gustaban bastante los discos que estaba sacando la banda, pero este me parece de momento más irregular, aún así tiene perlas interesantes. Esta es la canción tiene una influencia importante de los primeros temas de Xandria, cuando Lisa Middlehauve era quien cantaba (pasaron luego muchas cantantes talentosas en la formación y bueno… este grupo tiene síndrome de Nightwish, pero en modo aberrado, dejémoslo ahí). Un tema tremendamente gótico con toques electrónicos, que es algo que ahora ha vuelto mucho a la música, sobre todo en la escena metalera: nos estamos ochenterizando y no sé si es bueno. Reflexión: ¿soy yo o la portada de este Apocalypse & Chill es una nueva versión del Crisis, what crisis de Supertramp? Lo dejo ahí para reflexión de cada uno.


-Lordi- Cutterfly. Con Lordi me ha pasado totalmente lo opuesto, sinceramente los últimos discos no me gustaban tanto como los primeros. Pero este ni tan mal, vuelven a sonidos ochenteros que recuerdan a Kiss y a sus raíces más glam, con mezcla de otros estilos. Eso sí, la producción es un poco pobre. Porque hubiese saturado un poco las guitarras y no las hubiesen puesto tan limpias,  no hubiese pasado nada, hubiese dado profundidad, así queda un pelín pobre, la verdad. No es lo mejor que tienen, pero oye, me ha gustado que volviesen con esto.


-Julie London- Why don’t you do right. Julie London es maravillosa. Si no la conocéis, pues mira, siento deciros que os habéis perdido mucho, porque es una diosa de la elegancia. Su versión de Cry me a river, es quizá una de las más elegantes y cool del mundo. Quizá mi favorita. Esta actriz y cantante hizo una versión de este tema que os sonará porque era lo que cantaba la famosa Jessica Rabbit en Quién engañó a Roger Rabbit. Su melena pelirroja recordaba al pelazo de la London. Quizá Julie no es muy conocida en este país porque, seamos sinceros, aquí cualquier cosa fuera de la radio fórmula no tiene apoyo ninguno.

¿Os gustan estos temas? ¿Los conocíais? ¿Qué estáis escuchando estos días?