domingo, 17 de noviembre de 2019

Comprados y gastados de Septiembre




El jumbo de Wynie se vuelve a unir, esta vez en una manicura francesa con el dorado rosado de Easy Paris. Lo sé es simplista, pero esta semana no me ha dado tiempo a mucho, pero es lo que hay. Intento guardar tiempo para descansar, que es lo que más necesito los fines de semana y aún así se me junta tarea. 

 Pero queda bien que es lo importante.

Como no ha sido una buena semana, no por nada en especial, sino que he estado un poco choff, y no se me ocurre mucho qué contaros voy a sacar un post de gastados de septiembre a ver si no me dejo nada para el año que viene y lo cierro todo a tiempo. Me he rodeado de buena música y he tenido buenos momentos así que no ha sido una semana catastrófica y además, sigo con lo de la resiliencia, que no para todo lo malo, pero ayuda a sobrellevarlo.

Esta siendo un año en el que no puedes esconderte de lo malo, o lo gestionas, o te la monta. No hay cuartel, así que asumámoslo y gestionemos con inteligencia.

Un mes más de impresiones de comprados y gastados. Algunas novedades y algunos reciclajes...

Gastados



-Acondicionador Ziaja. Creo que han descatalogado el acondicionador de leche de cabra, me parece una cagada, porque a mi el olor no me disgustaba (se me iba en seguida y tampoco me parecía tan molesto) y dejaba superbien el pelo... pero bueno, estoy probando otro que tampoco está tan mal.


-Tónico de Pepino y menta de Ziaja. Volví a comprar este tónico, es simple y refrescante, pero en el segundo bote no me ha parecido tan novedoso y refrescante, ya no puede hacer más por mi, por lo que no repetiré con él, pero si tu piel es mixta y sólo quieres un tónico fresquito, este es tu tónico.


-Body Spray Body Fantasies de Freesia. Este fue un regalo de Subflava, un olor floral muy limpio que en mi piel huele absolutamente químico ¿porqué? Le echo la culpa a las hormonas, pero me gustaría ser más creativa y decir que la culpa la tienen los midiclorianos porque la fuerza es intensa en mí. Como excusa, viste más. Así que como sí me gustaba y no encontraba el absorbe olores de Cristalinas con aroma a limpio y sólo tenían en el manzana (que no me hace gracia, pero me hace más gracia que el resto), descubrí que si echas algún ambientador después huele más. Así que echaba el absorbe olores y luego la colonia y todo mi cuarto olía a limpio floral y a todo el mundo le encantaba. Creo que no voy a tener un ambientador más agradable en mi vida. De hecho, la estoy buscando para repetir.

-Elixir para cabello dañado de Green Pharmacy. Ya había probado este spray porque da volumen y un agradable olor herbal al pelo. Pero para puntas necesito algo que aporte más hidratación, así que aunque el producto está bien se queda corto y necesita matrimonio, así que para tener dos productos, sigo buscando uno, que simplifique lo de dar cuerpo al pelo.



-Mascarilla espumosa de IDC Institute. Os hablé de ellas, esta es otra versión y la verdad, mi impresión es exactamente la misma: para poros que se saturan pronto y se ensucian con facilidad en pieles grasas, mixtas, está bien. Para el resto de pieles creo que no le va a aportar mucho, la verdad.

-Corrector Catrice. He vuelto a subir un (o bajar... no sé como considerarlo... que tengo un tono más claro, vaya) tono este corrector porque ya tengo piel de invierno y el tono me queda algo oscuro. Voy a seguir usando el corrector, la diferencia es que estoy comprando los de la promoción que apoya a mujeres en riesgo social, porque como cuesta lo mismo, qué menos que ayudar a otras hermanas por el mundo, no?


-Lima de uñas de vídrio. Ya no compro más, de verdad, en cuanto termine de gastar todas ni una. Se reciclan peor, ya no son tan buenas como antes y no duran nada. He vuelto a las de cartón.


-Crema de manos Lidl. Un clásico que salva cualquier piel reactiva, bien por alergias o por dermatitis, o incluso psoriasis. Es un clásico en casa, siempre va bien y deberían hacerla en tubos más grandes o pensar en una versión corporal, yo lo veo factible.


-Aceite en spray de Timotei precious oils. Tenía que haberlo tirado por la ventana... pero trastee dejándolo abierto para que el alcoholazo se evaporase y al mismo tiempo, le añadí aceites de mi cosecha. Conclusión? Maceró y quedó una mascarilla de aceite estupenda con textura acuosa. La idea fue salvable, pero no repito ni muerta, porque al final añades tantos aceites que te cuesta menos comprar los aceites y hacerte una mascarilla tu sola...


Comprados



-Acondicionador de amapola de Eco U. Tiene un montón de aceites de plantas y de extractos, tiene keratina, que gracias a no tocar el secador y petar mi pelo a aceites en las puntas y a mascarillas con keratina, no tengo aún ni una sola punta abierta (ojo y me corté el pelo en febrero). Estoy probando este producto y el único pero es que es una crema densa que no viene en el mejor de los botes porque tienes que apretarlo media hora, pero por lo demás, el olor es amable y deja el pelo suavísimo.

-Spray Ziaja. Mira que no me gusta ir a Primor, por solidaridad a la Rebe, porque voy tropezando con todo cuando voy (siempre voy tras el trabajo y voy con el bolso y la bolsa del trabajo con el ebook y de todo un poco -fruta, el pan de la comida, el periódico del metro que lo quiere mirar en casa... un poco de todo) y cuando voy por los pasillos entras entre Indiana Jones saqueando templos sin activar trampas y Pepe Viyuela cuando tiras algo... No es cómodo y no es bonito lo que están pasando de la experiencia de compra  en las tiendas... es una pena. Este spray me encanta y activa la piel pero sólo lo veo en las tiendas físicas de Primor. No sé, intentaré ver otros tónicos, pero me da pena que las tiendas físicas estén tan descuidadas cuando también son parte de la experiencia de compra. Supongo que esto a Ziaja debería importarle, pero a lo mejor no.

-Cepillo facial Primark, tengo uno en las últimas y me he comprado otro, por lo que pueda pasar. Es exactamente igual al que tengo, con un lado de limpieza y otro de masaje. Me gusta bastante porque es suave pero limpia bien.


-Cepillos-cuchilla para cejas Primark. Tiene dos cepillos, uno tipo peine y otro tipo cepillo con cerdas flexibles. Por otro lado, le quitas ese capuchón y tiene una cuchilla tipo barbero para recortar cejas cuando eres de pelitos largos, como es mi caso. Si vas despacito no es muy complicado dejar la ceja igualada y bien recortada sin cortarse para nada, pensaba que me había comprado una chorrada, pero funciona bastante bien, he tenido algún trasquilón cuando he intentado ir más rápido, pero el truco es tomarte tu tiempo.


-Rodillo facial Primark. He estado leyendo varios artículos sobre el uso de rodillos, porque me mostraba escéptica, sobre todo cuando vi los rodillos de cuarzo de Gwyneth Paltrow, hasta los que tienen microagujas para aumentar la creación de retinol corporal en la pared celular. Las conclusiones de la lectura de todos es que no hace falta ser tan pijotera para comprarse el rodillo facial de la Gwyneth (tú antes molabas) Paltrow, lo que realmente funciona es la constancia del masajeo sin mucha presión de manera diaria cosa que puedes hacer al comprarte este con salientes en el Primark, porque lo que hace es mover la piel lo suficiente como para estimular el sistema linfático y reducir la retención de líquidos. Con los de jade hay que tener cuidado, porque no todos los que dicen que son de jade, son de jade realmente y te pueden dar cristal por piedra. Y eso sí, todos los expertos dicen que esto vale para prevenir, no para tratar, así que si pensabas librarte de alguna arruga, asúmelo, el rodillo no es una varita de Harry Potter.

Otra cosa es que cojas el de microagujas, que pinchan supuestamente la pared celular, hecha de colágeno y las células se defienden creando más colágeno, pero el de cuarzo y este de plastiquete hacen exactamente lo mismo (a menos que quieras practicar el reiki y otras movidas... yo ahí ya no me meto, pero el plástico obviamente no mueve energías como el jade ni el cuarzo). Y lo estoy usando para saber si realmente el emplear diariamente un rato en pasarte un rodillo por la cara funciona o no (Hellen por la ciencia, que diría Ratolina).  Y estoy sacando mis conclusiones: lo suelo usar por la noche (por aquello de la renovación celular) después de aplicar mi serum -el cual ya no actuaba tan bien- y lo paso por la cara con amor, sobre todo en la zona de la papa(don't preach)da  y sí noto que me levanto más descansada, a ver una cosa ligera, tampoco esperéis que funcione como el photoshop. Es cuestión de dedicarle un poquito de tiempo todos los días después del serum y limpiar muy bien el rodillo después. Os recomiendo tener uno, sea del tipo que sea (pero extremad la limpieza si lo compráis con agujas).

Eso sí, los rodillos hay que limpiarlos muy bien, sino, te pasas bacterias mil por el careto.

-Crema de peinado Garnier. Me la compré para desenredar los nudos que queda en el pelo en el secado. La composición no tiene siliconas, pero es un tanto desigual, eso sí, huele fenomenal, desenreda bien y deja las puntas suaves y brillantes. Fantástico. La verdad es que Garnier con este tipo de productos se está poniendo las pilas y eso es de agradecer.


-Laca Wynie gel en tono 089. Es un tono topo muy clarito y nude, precioso, su duración es bastante medianita y tiene buena cantidad. Contenta en general.


-Laca Easy Paris Mirror Effect en tono oro rosado. Me encanta este tono, el acabado, el brillo. La duración es limitada, pero es tremendamente bonito, eso sí, no vale para estampación, es muy líquido.


-Limas de uñas de cartón. He vuelto a ellas, duran más y son más fáciles de reciclar. No pido tanto. Por cierto,  he pasado de las uñas redondas a las stiletto poco a poco (pero muy cortitas). Ya os contaré.

Ya me contaréis qué productos os gustan y cuales no.

domingo, 10 de noviembre de 2019

Look de uñas: silver moustache. Post escoba: Theatre of Tragedy, Ringo y un rescate potinguero





La laca es poco feminista y las pegatinas de Owei accesorios (de bazar oriental) pero no quería olvidar que es tiempo de Movember, la iniciativa que lucha contra los cánceres de próstata y testículos, la promoción de estilos de vida más saludables y la salud mental. Me ha parecido fatal la poca información que dan sobre estos males, todo muy escueto, más bien lacónico, que una cosa es no caer en el morbo y otra estirarse menos que una estatua de hormigón por las mañanas... y me ha hecho gracia que en su espacio para hablar de los valores, digan "somos inclusivos" y sean fotos de hombres de distintas edades, pero ninguna transexual no operada... porque las mujeres trans también pueden sufrir estas cosas (tenemos que tener una visión integral más normalizada, ya estamos en el siglo XXI). En fin, no quería dejar pasar la oportunidad de recordar el movimiento. Máxime porque he visto muy poca promoción de esto entre la población (que me hace mucha gracia que cuando se promocione algo de salud entre las mujeres parece que nos paguen por solidarizarnos con la salud y cuando algo sea algo masculino mayoritariamente, no impliquen a los interesados).

Este va a ser un post un poco escoba.


Primero porque hace tiempo que ha salido un podcast de 5 horas con la historia de Theatre of Tragedy, para fans de Liv Kristine y de esta banda. El podcast de Rock entre amigos con Kike Molla tiene como colaborador a Marc Gutierrez, de Empire Zone (el Hola de Liv Kristine). Si el tema va de Liv y Marc no lo dice, no ha pasado, ya os lo digo yo.

Por otro lado, os recuerdo que en diciembre como todos los años, hay concierto de Liv, que por proyectos personales, me voy a volver a perder, con la pena de perderme en directo lo que parece que va a ser el estreno del nuevo material de su disco, preparado para el año que viene. Pero es por una buena causa (en serio, espero que me salga, estoy con un proyecto personal muy grande y muy bonito que es de las pocas cosas que me llenan de ilusión de verdad, si me sale... bueno, ya os enteraréis, pero esto va a ser largo y arduo). En cualquier caso, sale nuevo material y eso también me hace feliz.


Lo cual me recuerda, que no os he hablado de lo nuevo de Ringo. Lo sé, nadie hace caso a lo que hace el bueno de Ringo, así que estaba pensando hacer un post de 10 temas de Ringo que puede que conozcas y que te van a gustar sí o sí (de verdad de la buena). No es el disco de tu vida, pero tiene canciones interesantes y con letras que necesitaba escuchar como Better days o It's not love what you want. Es un disco estupendo para conducir, muy recomendado.

A todo esto, yo pensaba que ya no me darían un curso de Mindfulness en el trabajo, que implica volver a El Escorial, en serio, se supone que era un curso en Octubre y como no me avisaron, dije "ya  me han dado tantos, que no me dan más"... Pues no, es que lo han cambiado por agenda a Noviembre. Esta vez no me pilla tan de novata, así que iré con el neceser mejor atrezado y espero hacer fotos de productos que os puedan ayudar en viajes (y con olores infinitamente menos químicos). En serio, pensaba que había terminado ya de cursos por este año.

La culpa la tienen Miss Potingues y Gadi... que nos incitan a la sororidad blogger. (IRONIC MODE ON: uy, sí, que sacrificio más grande me está costando por favor, más que sacrificio, hago como los Mojinos, un sacrifai...).

La cosa es rescatar un producto de belleza que tengamos en el cajón, no va de comprar novedades, sino de enseñar nuestro fondo de armario. En este caso, va de labiales.

Creo que se va a ver venir el mío, sí, tiene años pero es lo que tiene pulverizar alcohol de vez en cuando en tu maquillaje, creo que ayuda a que dure más. Al menos de momento no da problemas.

Sé lo que piensa todo el mundo del rojo. Es un color para llamar la atención, no vale para las personas tímidas, incluso algún obtuso de mente dirá que es un color de mujeres fáciles (SPOILER, eso quisieran todos los que dicen eso).

La realidad es que antes el rojo era un color de hombres, porque se relacionaba con la sangre, con el corazón y la fuerza. Y empezó a llevarse por mujeres que querían buscar esos puestos de hombres... y para que no les ganasen la batalla, "nos quitaron" el azul.

Cómo lo veo yo: el rojo es el color de los tomates, de las amapolas, de las señales que paran el tráfico, de los claveles y geranios de los patios, de los caramelos Dracula que manchaban la lengua, de los Ferraris, de las hojas de algunos árboles y plantas en otoño, de las grosellas, de las mejillas de los niños cuando corren, de mi nariz en invierno... el rojo son emociones que siempre captan la luz. Lejos de parecerme un color de gente que busca la atención de manera gratuita me parece el color de gente alegre, que adora la luz y cuando no la hay, comparte la suya.

Me siento cómoda con ropa de color roja, aunque me hagan el chiste de "anda, eres tu propia menstruación", me siento cómoda con los labiales rojos, y me gustan mucho los looks de potinguera con labiales rojos, porque tienen un extra de vivacidad.

El año pasado me compré en el Primark un dúo de lápiz y labial de tonos distintos en el tono Alter Ego, el lápiz es un rojo ligeramente aframbuesado que me encanta siendo un dupe decente del Dragon Girl de NARS, el tinte anda a medio camino entre el Ruby Woo y el Riri Woo de Mac, juntos, uno sobre el otro generan un tono rojo casi fosforito, un rojo brillante entre el Ruby Woo y el Russian Red de MAC. Pero a veces los uso por separado.

Es un kit, son 2 productos y 3 resultados distintos, pero todos merecen la pena (a menos que no te gusten los labios muy secos), eso sí, tranfiere todo. Prohibido si queréis no dejar pruebas del delito (aunque tengo un par de amigos muy fans de pedirte un beso en la mejilla requetebien marcado cuando vas con los morris rojos, como si fuese una condecoración... y tan alegres que van con su besazo en la mejilla).

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Cine de verano

No os había contado que durante el verano también he visto un par de pelis y no es que me crea crítica de cine, pero por comentarlas un poquillo. Obviamente voy a obviar Lalaland: seguro que todos la habéis visto y no pongo una pica en Flandes si os digo que como peli de ruptura incita al suicidio (muy fuerte... la incitación... y el suicidio). Mejor ved otra cosa.


- Los muertos no mueren. Mi plan era ir a ver la peli de Elton John, pero como mi colega Dustin no estaba muy animado tampoco, decidimos que los zombies siempre son un valor divertido que no decepciona: cuando dan miedo, aprendes a valorar la vida en su esplendor. Cuando dan risa, te han animado la tarde. Lo que no te esperas son 2 horas de guión basado en gestos contenidos, rupturas poco fructíferas de la cuarta pared (y la vimos en versión original, no creáis que fue un problema de traducción), chistes con espacios sobredimensionados para la risa y una dinámica que crees que va a arrancar a la hora y que crea una tensión innecesaria para el resultado final. Resultado: una película de zombies intimista en la que la trama flojea, que promete más de lo que ofrece y que sólo he visto que le guste a críticos de publicaciones muy caras de moda (ejem), gente que va de pureta y de leída (de esas que te sueltan que los Beatles están sobrevalorados y que los Planetas/ Vetusta Morla/ Lori Meyers /Cualquier grupo indie que haya medio triunfado en este país, estaban bien en los primeros discos, antes de volverse comerciales) y que se toman un bloody Mary en un bar y piden -antes de probarlo- que le traigan pimienta y sal porque en España no sabe aliñarlo (y terminan haciendo un gazpacho con alcohol, que sólo les falta migarlo... os juro que he vivido esto).

A destacar: el concepto del zombie con reminiscencias de su vida mortal, Tilda Swinton (por la peculiaridad de su personaje, maravilloso acento escocés, aunque su mejor momento es el momento que comparte con Charlotte Kemp- Muhl a la que tengo bastante atragantada y porque su papel, tan estrambótico, es una luz en este valle de sombras), Selena Gómez haciendo de dreamy girl con gracia (mejor de lo esperable), Danny Glover (le hemos visto sobrevivir a un Predator, pero ha sabido dar mucha ternura a este papel) y Carol Kane a la que quiero abrazar muy fuerte. La fotografía es realmente encomiable y de las mejores cosas de la peli, dando una sensación constante de paisaje que puede cambiar en cualquier momento. Bill Murray y Adam Driver no es que estén mal, es que se les pide un trabajo emocional improbo para lo que la trama da de sí. Habrá gente que se haya reído mucho, pero la realidad es que en nuestro cine, solo hubo un par de risas tímidas en un par de momentos. 

Los zombies puede que nunca mueran, pero nos fallaron notablemente.

- ABBA: The movie! No, no es Mamma Mía!, en 1977 ABBA decide hacer un tour por Australia, país que los idolatra y, de paso, deciden hacer una peli- documental en la que un presentador de radio country tiene que conseguir una entrevista en profundidad a ABBA con tan mala suerte que siempre se les escapan y que va entrando de peripecia en peripecia. Entre sketch y sketch, cancionaca de ABBA. Todo ello amenizado con los comentarios -lo que tiene ir de tarde chicas- de Cava Baja, fan donde las haya de este grupo, que complementa con anécdotas sobre canciones y me rompió algunas noticias falsas que oí del grupo. 

La peli es lo que es: es como ver Help o Qué noche la de aquel día de Los Beatles. Son sketches graciosos, con vídeos musicales. No es el mejor musical, pero te gusta. No son películas que pasarán por la Berlinale, pero sales con buen cuerpo de verlas. Son actuaciones de conciertos y lo que venía a ser el protoconcepto de videomusical. Hay paralelismos entre Beatles y ABBA? Pues me he dado cuenta de que hay mogollón. ¿Es la peli de mi vida? No ¿La volvería a ver gustosamente? Sí, sobre todo si tienes a alguien a tu lado que no se molesta si cantas las canciones y se anima a cantarlas contigo y te explica cosas de Abba... (Muchas gracias Cava Baja!).

A destacar: los estilismos con aire oriental, los fallos de raccord donde Agneta aparece sin trenza y de repente con trenza... se hacen hasta entrañables, el momento de mini-musical (por lo visto ABBA hicieron un minimusical llamado La chica del pelo dorado de tres canciones) que es verdaderamente increíble (y que me parece una pasada) y que deberían haber desarrollado en algún momento (y espero sinceramente que lo hagan, aún tienen tiempo). El hecho de la moral de la época donde Agneta era constantemente preguntada qué le parecía haber sido votada como el mejor culo de la escena pop (nada, vendes tropecientos discos, pero te reducen a un culo, nada que Nicki Minaj haya inventado), la capacidad de probar nuevos riesgos con los estilos de Frida (era una potinguera de pro, se atrevía con todas las tendencias), la estructura tan cerrada de las bandas (las chicas cantantes, los genios eran ellos y nada podía cambiar en esa estructura... pero pasa en toooodas las bandas, solo que aquí es visualmente muy cantoso y da que pensar)... pero a nivel musical es que sus influencias y sus producciones era revolucionarias para la Europa de los 70's-80's.


- Austenland. Esta película me la recomendó Cava Baja cuando le dije que necesitaba echarme unas risas. Con Cava Baja tengo mucho en común, pero entre ello es el amor por Jane Austen. La cosa es que esta peli me daba miedo por si estaba demasiado anímicamente blanda para verla, y lejos de eso, me vino bien. 

Jane Hayes es una chica tímida, dulce y romántica que está obsesionada con Jane Austen: su casa es un imperio del merchandising Janeausteniano, sus parejas ni siquiera hacen por entender su tendencia al romanticismo de regencia y sus ex es de esos gilipollas insensibles que piensan que porque lo hayas dejado con tu novio te vas a tirar a cualquier ex, sólo porque piensan que "donde hubo fuego siempre quedan cenizas", obviamente muy lejos de su fantasía de Mr. Darcy, pero esa misma fantasía la impide poner los pies en la tierra y evolucionar en su vida de una manera real. Un día, en la agencia de viajes se entera de que hay una especie de ressort de Jane Austen: tu pagas por ir a una casa y vivir una experiencia de libro de Jane Austen y Jane se embarca en la experiencia cobre. Molly, la mejor amiga de Jane dice que esto es una locura y tiene que romper su sueño pero Jane sigue centrada en ir y vivir la experiencia. Molly acepta el reto: si Jane va y le parece increíble, según sus expectativas, podrá seguir toda la vida en su sueño y no dirá nada, pero si no, tendrá que volver a la realidad y hacer limpieza en casa.

Jane llega y se encuentra con otra mujer Elizabeth: una americana ricachona, excesiva y un poco hortera que ha decidido ir al ressort en la opción platinum y que nunca se ha leído nada de Jane Austen, de hecho no sabe nada de la época de la regencia. Cuando llegan, son advertidas de que todo está preparado para tener una experiencia totalmente austeniana -cada una adaptada a su nivel de pago-, incluso romántica, pero que no se hagan ilusiones: son actores y, como mucho, pueden darte la mano, pero no más: THIS IS REGENCY ERA!!


La peli es una de esas películas que en cine seguramente fue un pinchazo, pero que merece la pena tener en DVD en casa (tranquilos, como fan de la Princesa Prometida, sé reconocer una de estas en cuanto la veo), porque es comedia romántica con actuaciones desiguales, pero al final, entretenida y con algún punto destartalado que la hace muy agradable de ver. Keri Russell (os sonará de Felicity) a veces pega tan poco con el papel, que resulta perfecta (en serio, no es nada creíble cuando se pone a rapear, lo cual la hace perfecta), Jane Seymour está un poco deslucida pero hay momentos que clava, pero Jennifer Coolidge (os sonará de hacer de secundaria en Friends, Una rubia muy legal 2, 2 chicas sin blanca y si alguien vió American Pie, es la madre de Stifler...) está perfecta en el puesto de americana excesiva a más no poder, JJ Field es una cara conocida para las fans de Jane Austen porque hizo una versión de Northanger Abbey para televisión, resulta muy divertido ver a Ricky Whittle (American Gods) haciendo de Capitan East (versión MUY flipada y hormonada del capitán Wentworth de Persuasión). 

A destacar: Primeramente la fotografía, escenarios y ropa... increíbles. La mención de alguna manera a todas y cada una de las novelas de Jane, en cada escena puedes ver un evento que pueda recordarte a una parte emblemática de cada libro, desde la escena de la lluvia (Sentido y Sensibilidad), la escena del piano y la entrada en la mansión (Orgullo y Prejuicio), la habitación de Jane (Mansfield Park, Persuasión)...  y luego las frikadas: las vestimentas de los criados, por si os gustan las frikadas, salen de la película Orgullo y Prejuicio (la versión de 2005), la mansión estaba construída por sir Francis Dashwood (como la familia Dashwood de Sentido y Sensibilidad), la pareja en la vida real de Kery interpretó a Mr Darcy en una adaptación de la BBC de "La muerte viene a Pemberly", basada en los personajes de Orgullo y Prejuicio, Ruppert Vansittart que hace de señor Wattlesbrook ha interpetado varios personajes en las series de Jane Austen de la BBC. Y lo más divertido: hay una coña con alguien que debería salir en la película del Hobbit... y cuando se hizo la película de Peter Jackson, consiguió colarse en el reparto. Por otro lado, la lección de la peli de que Jane Austen es genial, pero al final, si el sueño no se hace real, la fantasía causa más dolor que alivio, es inspiradora. Hay momentos de verdadera risa y los títulos de crédito son una fantasía genial que no sé como no ha inspirado una película musical de Jane Austen a lo Sofía Coppola (rollo María Antonieta con pop ochentero, pero no solo cantado: imaginaos a esa Elinor Dashwood pensando que Edward Ferrans se ha casado cantando Total Eclipse of the Heart, colina arriba, colina abajo o ese Capitán Wentword cantando Time after Time -si lo hacen, me muerooooo!-  ). Es refrescante seguir encontrándote con peliculillas con ese sabor fresco de las comedias de los 80's-90's sin más pretensiones que tarde de peli y palomitas con las amigas. Y definitivamente quiero la bolsa de tela de I love Darcy, vamos, qué menos (aunque la quiero porque sé que no hay #TeamWentworth)

Quizá la moraleja de esta peli con la que me gustaría quedarme es que las cosas puede que no sean como en nuestros sueños o que sí y la torta sea en ambos casos grande y puede ser deprimente, pero siempre puedes levantarte y crear nuevos sueños mucho mejores y más satisfactorios.


domingo, 3 de noviembre de 2019

Look de Uñas: Bizarre love triangle. Comprados y gastados de Agosto





Cada vez tengo las úñas más stiletto, spoiler, algunas cosas, como ponerse medias, es más complejo... pero como las llevo cortas, el resto de mi vida no ha cambiado en absoluto. Cuando me canse, corto por lo sano, es lo bueno de las uñas.

El rosita es el sweet as candy de Essence, el blanco y el oro rosado de Easy Paris. 

Bueno, pues os voy a traer material atrasado, pero como os gustan mucho estos post, pues ni tan mal. Agosto tiene algunos clásicos del tocador y alguna novedad.

Gastados:


-Contorno de ojos de Granada de Cien. Ya he gastado varios, pero es que me hidrata bien, no me provoca sequedad en el párpado -ya hemos hablado esto, otros me dejaban el párpado tan seco que se me hacían heridas-, es bastante majo de precio y composición (sin siliconas ni parabenos)... Pues ni tan mal.


-Mascarilla calmante de Mizon. Es una mascarilla de esta de "miércoles post yoga" (los domingos siempre es la de arcilla). La compré por aquello de que llevo unos meses de verano "agorilada" hormonalmente, en serio, todo muy bestia (porque no tenía drama suficiente en la vida). No es la mejor mascarilla calmante, pero si que relaja bastante bien la cara. Su efecto antiarrugas no es especialmente potente, pero es claramente visible y agradable. Es una mascarilla normalita, que cumple funciones de manera lacónica, más bien de contención para primeros signos de envejecimiento que de alivio, pero por el precio que tiene ni tan mal. Muy recomendable para gente que quiere un primer acercamiento a algo antiarrugas, pero no agresivo.


-Mascarilla calmante de Ziaja. Tengo varias de medipack, porque nunca sabes cuando vas a tener la cara más irritada y con un brote de acné... sease el caso. Y de verdad, alivia mucho (sobre todo si la metes en la nevera unos minutos, para que esté fresca, pero no fría). No era la que mejor me funcionaba, pero como las otras ya no las hacen, pues me apaño con esta, que hace bien su labor, pero sigo trasteando buscando otras.


-Mascarilla metalica peel off the Retinol de W7. Máscarilla con efecto peeling de color morado metalizado que de deja hecha un cruce entre Visión, el teletubbie morado y Violet Beauregarde (la niña de Charlie y la Fábrica de Chocolate que SPOILER se vuelve un arándano gigante). En cuanto a su función, bueno, es normalita, de las que se retiran en una capa, no hace daño a la hora de retirar, pero queda fresca bastante tiempo y conviene dejarla un poco más de lo que pone en el envase. Por cierto, la cantidad es bastante escueta, a mi me ha venido un pelín justa para la cara (para cuello no da). Pensaba que el resultado iba a ser mejor, porque todo lo que lleva retinol se lleva bien conmigo, pero se ha quedado un poco corta para mi gusto.


-Jabon facial Bonté. Hasta ahora todos los jabones de Bonté, al menos para mi, tenían un plus sobre lo que indicaban en el bote. Este no, se limita a limpiar. No tiene nada de especial. No es malo, porque cumple funciones, pero el factor extra no lo tiene, también te lo digo y por eso me ha decepcionado un poco más de que las otras.


-Mascarilla espumosa W7. Una vez al mes, para limpiar los poros viene fetén, no es mi favorita de las espumosas, pero me gusta mucho.


- Colonia Vitoria Regia. Ha sido la colonia de diario del verano, pero ya empiezo a sospechar que soy yo, que no me aguantan en piel las colonias, porque unos 5-10 minutos me duraba. Como comenté es un aroma unisex, acuático pero con un toque amaderado y especiado peculiar que la hacen un poco más misteriosa. En cualquier caso muy fresquita y a gente con menos problemas hormonales, se la recomiendo, si está a buen precio (en la página oficial se puede hasta cuatriplicar).

-Colonia Citronela del Mercadona. El antimosquitos de todos los veranos, por 1,5 euros, te libras de picotazos molestos. Una maravilla  antimosquitos con olor a Don Limpio de limón. No es lo mejor, pero dado que los otros repelentes no huelen mejor y no siempre funcionan, oye, ni tan mal.



-Mascarilla de hydrogel de te verde de Holika Holika. Compré esta mascarilla sin fé, pero la veo muy relajante. Es una mascarilla de gel como con hierbas que cubre bien la cara, viene partida por la mitad, pero se ajusta bien al rostro e incluye las partes de ojos y labios. Como en los ojos no me vuelven a pillar tras la última, la parte de los ojos me la puse en el cuello un poco como pude, pero dejé la de los labios. Deja la piel MUY calmada y relajada, los labios los deja preciosos e hidratados y deja un tono en la piel estupendo. No sé si tendrán más, pero me arrepiento de no haber cogido más de estas, está fenomenal. 

Comprados:


-Mascarilla Elvive Phytoclear mascarilla capilar antiimpurezas. Os acordáis de aquella mascarilla exfoliante ligeramente mentolada del Mercadona, que era estupenda para la dermatitis y para exfoliar y que, por alguna razón, el Amancio del Mercadona la retiró? A mi me venía de perlas, porque cuando te quemas el cabezo (cosa que me pasa bastante en verano) al final la piel se seca, te pelas y parece que tienes caspa. Bueno, puesta es muy parecida, con semillas para la exfoliación y con el olor de la 4711 de pimienta rosa y pomelo (lamentablemente se va con el primer lavado), que es un aroma que me encanta y me tiene enamorada. Tiene, como digo, unas semillitas como de Kiwi, que sirve para exfoliar sin arañar (de verdad, mi cuero cabelludo quemado lo notaría), se aplica igual que la del Mercadona, antes del champú y aunque creas que con el pelo fino se va a quedar ahí todo el semillero y te van a seguir los pajaritos por la calle, ya te digo que casi todas salen con el primer alcarado. Con el 1º champú, las semillas que hayan podido quedar del aclarado de la mascarilla se van todas y el resultado, aunque menos mentolado es sencillamente muy similar, con el pelo suave y el cuerpo cabelludo estupendo. La encontré en el Prima Prix de oferta (por unos 3-4 euros), y aunque el bote es más pequeño que aquel del Mercadona, cuando he vuelto quedaba una, porque la peña lo ha visto claro, espero que la repongan (o que la traigan a España, porque parece venir de Alemania), porque es una mascarilla maravillosa. 

En próximas compras vais a ver una mascarilla de Schwarzkopf para invierno, especial anti electricidad estática, hidratación contra el secado del secador y las calefacciones, con keratina... me interesa! La tenían y he decidido gastar antes de comprar, la que estoy usando, pero me la voy a llevar, lo sabe todo el universo.

-Splash de flor de naranjo. Sólo quería un olor fresquito que no me amargase en piel mientras encuentro un perfume que me medio mole... me está costando entre la permanencia y la variedad de olores que no son mis favoritos. Nada me convence en el mundo perfume, voy con olores que son un "sí, pero no" por la vida. Y este es uno de ellos, pero para antes del gym y  tras la ducha del gym, resulta agradable. Me gusta ir con algo ligerito de colonia (recordad, que no salgo de casa sin colonia, manías de una).


-Serum de Revuele. Esta época, con todo el estrés mi piel ha sufrido mucho, muchísimo. En serio, es como si se me hubiesen echado 5 años encima de repente. Así que igual que tengo un serum de noche, he decidido comprarme este de Revuele, marca que tiene cosas majas a precios competitivos. Ya me compré uno que no era para mi, porque me saturaba el poro cosa fina con sus siliconas del horror, pero este está elaborado en modo aceite sin siliconas ni parabenos. Funciona estupendamente y estoy recuperando textura, elasticidad y brillo de la piel poco a poco. Mi única queja es que no sé si es que es un producto tremendamente volátil o que -no estaba abierto cuando lo compré-, pero el bote venía casi por la mitad... ains.



-Mascarilla calmante de Mizon. Lo dicho, comprada, probada. Volvería a repetir con ella como mascarilla de control, pero para tratamiento se queda pelín corta.


-Máscara de pestañas de Catrice. Ratolina me hizo comprarla... Hay relaciones que empiezan mal y luego mejoran mucho con el tiempo y esta máscara es una buena prueba. Al principio, como dijo Ratolina, está un poco líquida y no es nada del otro mundo, luego empieza a coger cuerpo y separa y alarga las pestañas volviéndolas un abanico precioso de pelitos. De ser un meh como una casa recién comprada a querer repetir con ella, hay una gran diferencia. El cepillo, eso sí, de silicona y con forma de cuchara, no es el mejor del universo, pero sí lo veo útil para sacar más partido al producto en la aplicación. Si os gustan con más grosor, dos y tres capas son factibles, y pueden dejar mucho cuerpo. A mi me ha gustado mucho de momento.

-Jabon facial Kueshi. Lo compré también en el Prima Prix y la verdad es que me recuerda bastante a mi querido jabón descatalogado de Bonté para pieles sensibles. No es igual, pero es bastante semejante, aunque más jabonoso. De momento me está gustando, pero ya os contaré.

-Tónico Kueshi. Los tónicos/ las cremas/ productos varios en general astringentes no me suelen gustar, me generan espinillas y brillos. Tal cual. De momento, este tónico es bien, pero os lo contaré cuando lo termine. Lo compré porque tengo el de menta y pepino de Ziaja en las últimas y de un tiempo a esta parte no me hace ni cosquillas.

-Colonia Como tú. Se supone que es una copia de Euphoria de CK. Me gustó porque es una combinación de maderas con flores y frutas, no es una colonia de flores plana (POR FAVOR! Basta ya de colonias de floriponchis planas, hay un mundo maravilloso de especias que estamos dejando en los 80's sin explotar! Vale ya!). Y es lo suficientemente potente para que no se me pase el efecto al segundo, pero algo fresca, para esperar a la entrada de otoño está bien. Tiene un punto dulce, pero no resulta empachosa (de otro modo, ni la soportaría) y sobre todo un fondo oscuro con el que ahora me siento bastante cómoda, la verdad (momentos gothicos vitales, oiga). Las notas altas se suponen de caqui, granada, frambuesa, fruta de la pasión, melocotón y algunas notas verdes. En notas medias encontramos champaca, orquídea y loto y en notas bajas, patchouli, vainilla, mahogany, violeta, ambar y almizcle es la composición de Euphoria, que aquí se simplifica. No es una colonia fácil, es un poco venida arriba para lo que suelo llevar a diario, pero es que me he cansado de no oler a absolutamente nada. Mis otras opciones eran dos de Lancaster: la Eau de Lancaster, que me encanta, pero la veo muy seria para esta época del año (y aunque me encanta, la veo que no le vendría mal una revisión, porque se ha quedado un pelín obsoleta, que desde el 77, ya ha llovido, con algo menos de musgo y una nota de pimienta quizá) y la French Riviera de Lancaster, que me recordaba a una colonia infantil (la de la Pantera Rosa, lo sé porque me encantaba)que había tenido en los 80 con salidas claras de nerolí y bergamota. Aún así no descarto volver a por la Lancaster, pero creo que me va a quedar demasiado clásica... no sé, dudo entre esa y una nueva que han traído al Mercadona, que la veo más invernal, pero seguramente caiga. (para diario, porque para eventos la nueva de Isey Miyake va a casarse conmigo, que lo sé yo).


-Mascarillas espumosas IDC. Estas sí son mis favoritas de este tipo y han repuesto en el Prima Prix. Me he cogido unas cuantas, porque me dejan la piel como una patenita.

Bueno, como veis, mucha mascarilla y alguna novedad ¿habéis probado alguna cosita de estas? ¿Alguna os llama la atención?