miércoles, 18 de enero de 2012

Si la lección es un peñazo...

Cosas que se me ocurren cuando el profesor quiere explicar algo a alguien que no ha entendido algo y yo sí lo hice.

 Lionel puso el casco sobre la mesa con las gafas, y se tiró sobre la silla con la chaqueta de cuero entreabierta, poniendo los pies sobre la mesa y balanceandose timidamente mientras ella ponia sus gafas en la punta de la nariz, sacandolas de un libro antiguo.

-No está esto muy oscuro para que leas en condiciones, te vas a estropear la vista y seguro que no te gustará quedarte ciega como un topo y soltera. Los hombres no se casan con los topos.

Estella solía leer en un despacho de la biblioteca, mientras fuera la gente parecía prepararse para una guerra inminente contra Alemania, ella se preparaba contra cosas peores. Aún le miraba con resentimiento casi por haberla sacado de la lectura.

-Haz el favor de quitar tus sucias botas de mi mesa si no quieres que te separe el cuerpo de su contenido.

Lionel no bajó los pies.

-Qué es esta vez? Sectarios? Locos? Locos Sectarios? Sectarios locos?

-Creo que un portal...

Lionel dejó de reclinar la silla y bajó los pies en un solo gesto de caida controlada. Sus cejas se quedadon rectas en una señal de seriedad importante, para ocultar la sorpresa que esto le suponía.

-Dime que no me estas tomando el pelo.

Estella se puso de pie sobre sus bonites marrones de cordones. Anduvo hasta la escalera apoyada en una de las librerias y tomó un tomito pequeño de lomo azul, sin ninguna inscripción en sus tapas. Lionel estaba tan serio que ni recogió el papel que habia caido al suelo con un movimiento de la bata blanca de ella.

-Según ciertos libros escritos en distintas etapas, tenemos varias pistas. Mira.

Con gesto grácil, casi de bailarina, bajó la escalera, y depositó el tomito en su mano, habia un dibujo con unas letras no muy comunes.



-Si ves esto, en la inscripción habla del que no debe ser nombrado, del dormido, de que vendrá, esto podría hablar de cualquier paparruchada, sin embargo, si te das cuenta...-Se agachó a por el folio y lo puso en orden sobre la mesa con otros folios que formaban un puzzle con la imagen ampliada.- Ves? estas palabras son un acrónimo... si te das cuenta... H...A... S... T... U...R.

-Hast...- Estella puso la mano sobre la boca de Lionel... él cayendo en el error calló y con un gesto delicado quitó la mano de su boca- El que no debe ser nombrado.

-Exacto. Ahora te voy a enseñar este otro libro, está rescatado de la última incautación de documentos de la secta de la semilla, un grupo bastante importante de Illinois, capturaban a rameras y a niños sin hogar y hacian sacrificos e invocaciones al Inefable, otro de sus nombres, si ves las letras son las mismas y los pentáculos de la portada son iguales, pero esto es pecata minuta sobre lo que nos encontramos dentro...

Lionel miró muy serio junto a Estella el libro, se percató que llevaba unos guantes de algodón en las manos para tocar el papel, no sabia bien si era por miedo a algún veneno, puesto que no era dificil que alguien hubiese intentado envenenar las páginas, o bien por cuidar el papel.

-Mira esto, es un registro de coordenada, son coordenadas de localizaciones donde han intentado invocar al Destructor...



-Otro mote?

-Aham, y mira esto, son localizaciones según su situación estelar sobre donde podria aparecerse. Sólo necesita que el sitio esté lo suficientemente nutrido de gente para aparecer. Y si los buscas en un mapa este, en especial...

-Esto es Berlin...

Estella le miró como cara de satisfacción.

-Han hecho un portal en Berlin?

-Han hecho un portal en Berlin para invocarle en plena reunión nazi,  bajo la calle Wilhelmstrasse, dicha calle tiene muchos edificios administrativos, y bajo ellos nadie sabe a ciencia cierta que se encuentra, sin embargo un espia de la agencia de inteligencia americana nos ha pasado esto.

Con un ágil movimiento, Estella pasó detrás de Lionel, se sentó en la silla de la mesa y en un cajón buscó unas fotos. Eran fotos bastante claras de dibujos iguales a los del libro inicial, los mismos que tenia ampliados en distintos folios sobre la mesa.
-Los nazis van a invocar al que no debe ser nombrado?

-No sabemos si todos, no sabemos si algún descarriado, pero entiende que si el que no debe ser nombrado despierta y vuelve y se nutre de almas nazis... luego iremos nosotros Lionel...

-Estella...
-Si?

-Tienes algo fuerte para beber?



-Creo que en el despacho del rector hay algo de brandy.

-Me vale. 

Lionel se quedó en la sala con la tímida luz de la lámpara de gas, sentado mirando las fotos mientras Estella iba a por la botella.


5 comentarios:

Angie dijo...

Cuando me pasa éso me imagino follando con Pekka...

River dijo...

Hola n_n

Brutal n_n ahora tengo ganas de leer más, de jugar al rastro de Cthulhu (cosa que estoy haciendo por whats XD), pensar relatos y escribir n_n ¡Genial! Escribes genial... y la temática es mi preferida jeje ;)

Buaaaa se me acumula el trabajo XD escribir un cuento, el relato de fantasia medieval/sangriento/sexo, y ahora le sumo un relato corto a lo Lovecraft n_n

Besotes ^^

Miss Potingues dijo...

Pues sí que te cunde ese momento de fuga de cerebro compañeril. A mí me tenía ocupada el autocontrol para no saltarle encima a la tipa de turno (que sieeempre era la misma) y gritarle en su oido: ¡no todo el mundo quiere ser tu amigo, deja de hacerte la simpática preguntyando chorradas!
(Sí, tengo un gen vikingo, pero de eso ya avisé hace tiempo)

Besos.

Gadirroja dijo...

Menuda envidia me das! Yo precisamente ayer estuve en unas jornadas, y una de las conferencias era zzzzoporízzzzfera del tó. Solo se me ocurrió salirme, para no saltarle a la yugular al ponente, menos mal que no fui la única y terminamos charlando unos cuantos sobre ponentes que no saben exponer (curioso tema, grupo de fb ya!). BESOS!

querdelf dijo...

Me encantan las confesiones de ira autocensurada tanto como el relato.

Ya echaba de menos posts frikis como este.