jueves, 23 de agosto de 2012

Hoy en Infidelidades: no he ido a la peluquería de siempre


Qué, a que ahora os habéis quedado muert@s. Bueno, pues por la subida del IVA he dedicido cortarme el pelo y con esto si que os vais a quedar muertac@s del todo: mi pelu está cerrada por vacaciones y he ido a otra...

HE SIDO INFIEL A LA PELU A LA QUE VOY DESDE QUE NO TENÍA NI USO DE RAZÓN.

 Bienvenidos al lado oscuro, estamos on fire!

Very strong. Ya sólo le soy fiel a la Vainilla del Yves Rocher y a mi santo...

La verdad es que he ido a donde suele ir mi madre y mi tía, porque las peluquerías son como los restaurantes chinos, por alguna extraña razón solo visitas los que te han recomendado encarecidamente. Es un hecho, nunca vas a l a aventura de probar a ver qué tal, no siempre por recomendación.

El caso es que yo fui a la recomendación tras el previo asesoramiento de mi tía de "si te atiende Fulanita, que sepas que siempre dos dedos de menos". Pero no me tocó Fulanita, me tocó la andaluza salerosa.

La andaluza salerosa tuvo muchos detalles que me gustaron mucho, primero que me hizo muchas preguntas, en plan asesoramiento a lo Tabatha Coffey, sobre qué quería hacerme y eso. La experiencia del lavado de cabeza la verdad es que no fue la misma, porque en mi sitio habitual con estas cosas no son tan rápidas, son más concienzudas, pero al menos me preguntó si quería crema suavizante. Nunca me echo crema suavizante en las peluquerías, porque los champús ya son mezclados con una parte de ellas, así que yo, que tengo el pelo fino, con tanta crema tengo el efecto lamido de vaca desde el minuto 1, si tenéis problemas de nudos, siempre es mejor que usen seda u otro producto para desenredar, bajo mi critero, pero claro, aquí cada uno es un mundo.

 Crema no, please!

Luego la chica me preguntó como quería el corte, dado que el último corte es a lo Jessie J, pero más largo, decidí volver a mis capitas estupendas, así que igualamos el corte, liberamos de puntas abiertas y saneamos y nos marcamos unas capitas. Pero tampoco me toqué mucho de largo, porque pretendo tenerlo larguito, que es la tendencia, aún así me corte bastante.

Dado que estamos en plena ola de calor, decir que apetecerme, lo que se dice apetecerme lo de secarme, no me apetecía nada, pero hay que decir que si yo que no tengo volumen, salgo de la pelu sin secar, puedo hundir el negocio de la chica en 3,2,1, así que la chica me dijo "y si te rizo un poco las puntas?".

 Me ha sugerido un peinado distinto al alisado de secador!

Esto es nuevo, porque normalmente me alisan, me intentan dar volumen y ala, a casita, pero la chica tenía el día creativo y tras verme las uñas (el tuto del domingo) y molarle bastante dijo "venga, te voy a hacer algo bonito", que tampoco merecía mucho la pena primero porque sudando como un pollito me iba a durar cero coma, segundo porque para ir a casa a tomarme un batido y hacer cosas por casa tampoco es necesario, pero a la chica la hacía ilusión y qué narices, a mi también, mucha! Nunca me había hecho una propuesta una peluquera, la mía es muy bien mandada, pero me deja hacerme lo que quiero y nunca me dice ni mú.

Así que con su valor y su empeño empezó a llenarme el pelo de pequeños cepillos redondos y los iba retirando poco a poco. Creo que nunca he tenido tantas cosas en la cabeza: literalmente! Claro, luego me ha dicho "con esa cabeza, deberías salir hoy!" pero la verdad, es que pronto empiezo otra suplencia y quiero dejarme cosas hechas, porque el horario es completo y no tendré tiempo para mucho.

Y bueno, este es el resultado tras salir totalmente hecha un pollo del calor!



Doy la razón a Isabel Allende cuando decía que las tartas de pastelería y los peinados de peluquería tenían ese acabado inconfundible que delataba de su origen profesional, si querías disimularlo en  ambos casos sólo tienes que quitar un poco los adornos y dar saltos con el peinado/ la tarta al rededor de una mesa (ella pretendía hacer pasar un pastel de pastelería por un pastel casero).

Como veis, ahora no es que tenga la piel muy bien, per el pelo me quedó fantástico, ahora está obviamente más aplastado, pero estoy muy contenta con el resultado. Y como siempre que me gusta un resultado, doy buena propina, para que me atiendan igual la siguiente vez, creo que a partir de ahora voy a visitar a mi andaluza salerosa, porque el resultado está fenomenal, me pilla más cerca y me gusta que me consulte y que me sugiera cosas. Me hace participar del proceso desde otro punto y con más información.

Siempre y cuando me atienda ella, seguramente pida hora.

Qué os parece mi aventura capilar?

11 comentarios:

Angie dijo...

Desde que tengo uso de razón he tenido varios peluqueros: mi padre que en paz descanse cortándome el pelo con un tazón, a partir de los 10 mi peluquera de enfrente hasta los 16 que se jubiló, las diferentes peluqueras que se metieron en el anterior taller mecánico de enfrente de mi ventana, incluso a una que hace esquina con mi calle...

Llevaba 4 años yendo a la latina que tengo enfrente de mi casa, pero 10 euros sólo por cortar el flequis me parece un robo y lavar/cortar/secar 25 euros...pues como que no.

Descubrí que en CARREFOUR te cortan el pelo por 8 euros. Debes llevar el pelo lavado, la chica te lo moja con acondicionador sin aclarado, te lo corta, te lo seca y peina. Por 8 euros! Ya investigaré a cúanto hacen las manicuras, para fijarme bien, no me salen bien las cutículas.

Siempre sales con ésa expresión molona, está debajo tu santo? Besotes! XDDD

Bettie dijo...

Debo de ser la excepción que va a las peluquerías y los restaurantes chinos a la aventura XD Así me pasa. Pero he tenido más problemas en las peluquerías que en los chinos, jajaja.

Lileth dijo...

Curioso, yo era de las fieles, hasta que mi peluquera, aquella artista, se puso a tener hijos y anduve buscando nueva peluquera de confianza hasta que di con esta peluquería que ni es rápida ni barata, pero que hace divinidades con mi pelo.

MamiMakeup dijo...

Pues yo soy de cambiar un monton de pelu aunque si que es verdad que siempre voy a alguna de la que tenga referencias no sea que me hagan un destrozo jeje.
Besoss

Lu Maquiyonkis dijo...

Toda una aventura! :) Yo soy muy infiel a las peluquerías. Una vez tuve un noio peluquero y a ese sí le era fiel. Ahora tengo otro novio y aunque no es peluquero, a veces me corta el pelo. Y no lo hace mal!
Te ha quedado chulo. Yo estoy tratando de dejármelo largo. Llevo años con pelo cortito.

Gadirroja dijo...

Cuando las infidelidades salen así...da gusto!! jajaja Estás muy guapa y me gusta mucho, tiene un toque moderno que innova del típico alisado-aburrido. Yo soy fiel un poco por la fuerza, porque en el pueblo hay 2 peluquerías (vmos que tampoco hay mucho donde echar una canilla al aire jajaja), aunque la verdad es que luego podría aprovechar cuando ando en la capital y tampoco porque me duele en el alma los precios que se manejan. Emi (mi peluquera) me cobra 6 euros por cortar y peinar (¿a que suena escandaloso?) y como tu anterior peluquera, es obediente hasta la saciedad, lo cual me tranquiliza. Tampoco intenta nunca venderme "unas mechitas" ni cosas así: ese tipo de detalles me generan inseguridad porque siempre pienso que me pillarán un día tonto, me daré las puñeteras mechitas por no tener asertividad ese día, y me tiraré meses maldiciendo las mechitas, la asertividad y a la peluquera jajaja
Bueno, desvaríos aparte: me ha gustado mucho ;)
BESOS!

Adaldrida dijo...

Qué guapa te ha dejado...
Estamos sincronizadas, yo acabo de escribir sobre mi nueva peluquera, saldrá mañana.

Miss Potingues dijo...

Creo que ha sido todo un acierto ese cambio.
A mi eso de que vayan a piñón y no te sugieran nada pese a que te conozcan de tiempo no me va, me aburre, me da la sensación de que eres un número más y que,como te tienen ganada, con hacer lo de siempre sobra, y no. Conmigo eso no funciona. De hecho, no tengo peluquería de toda la vida, voy rotando en cuanto noto ese estancamiento.

Respecto a lo de ir por recomendación, tampoco lo uso y debo decir que he tenido sorpresas muy buenas (ahora tengo una nueva pelu fichada que me encanta) y otras desastrosas.

Besotes y disfruta de ese new look,guapetona.
Besos!

Beauty and Healthy dijo...

Pues has tenido muchíiiisima suerte, porque has corrido un riesgo de infarto y has salido victoriosa y guapísima. Estoy de acuerdo con que debes seguir visitando a la andaluza salerosa ;)
Un besazo!

Irene dijo...

¡Pues la andaluza salerosa te ha dejado muy guapa! Qué bien que te queda ese look con ricitos en las puntas.
Está bien cambiar de vez en cuando, y a veces nos da miedo por si no nos gusta el resultado. Pero es lo que dice la peluquera de mi madre, a la que frecuento cuando estoy de vacaciones en el pueblo: "Lo bueno del pelo es que lo puedes cambiar y llevar de muchas maneras".
Un besote

Penelope ysucaja dijo...

Hola guapa, ¿¿cómo es posible que yo no conociera tu blog?? Me reído muchísimo en varias entradas, eres genial, la verdad. Por cierto, el resultado de la peluquería de 10, muy natural, otro voto para la "andaluza salerosa". Un besazo