lunes, 13 de mayo de 2013

Adios twittero

Se nos ha ido Tino, Constantino Romero, un tío cercano, que te contestaba los twitters, un fan eurovisivo, un actor de los pies a la cabeza, un presentador como pocos, un vendedor de colchones fetén y sobre todo, un caballero de los pies a la cabeza. Pocas personas han dicho lo que piensan de una manera tan clara y tan prudente como él, sin ofender, siempre respetando y siempre con una educación exquisita.

Decían los Beatles, que al final el amor que te llevas es igual que el amor que has producido. Constantino ha sido una fuente de emoción en el friki mundo, ha sido un personaje que nos ha emocionado con su voz profunda de personaje bueno o de personaje malo maloso, siempre te emocionaba...



Al ser tan discreto y tan prudente, se ha ido como era él, haciendo mutis por el foro, aún sabiendo que se le votó en internet como la voz de Dios, si es que Dios tiene una voz en cada idioma, la castellana española, es la de Constantino Romero sin duda. Y sinceramente, el día que me muera, espero que venga La muerte de Terry Pratchett hablándome en mayúsculas, como en sus libros, pero con la voz de Tino.

Es por ello, que como he compartido tweets con él, le haga mi pequeño homenajillo, comentándoos, que en mi celebración eurovisiva, llevaré una foto suya, porque me comentó en un tweet lo mucho que le hubiese gustado que contasen con él para comentar eurovisión, con el fin de que Constantino no nos falte este año tampoco.

Eso y linkando este video, que no es mío, pero que os hará recordar las emociones que este señor nos ha producido y que ahora recoge en forma de cariño del público que le apreció por su buen hacer y se calidad humana.

Hasta siempre Constantino.

4 comentarios:

Gadirroja dijo...

Se fue la voz, sin duda la carrera profesional de este hombre, su sencillez y discreción, van a hacer que lo echemos mucho de menos. Un besazo!

Miss Potingues dijo...

No podría haberlo dicho mejor. Coincido con cada una de tus palabras: la voz, la cercanía, la exquisitez en sus formas, y su elegancia. Un caballero, un gran profesional, y una persona a la que echaremos mucho de menos.

Hasta siempre, Constantino, o Tino, como tú prefieras.
Gracias por todo!!

Angie dijo...

Siempre lo recordaré rodeado de enciclopedias diciendo" Y el tiempo es oro! Un abrazo!

Adaldrida dijo...

Era todo un caballero. Pray.