jueves, 9 de mayo de 2013

Saga Vampiros Sureños: Muerto para el mundo

Ya he terminado el famoso cuarto libro de la trama de True Blood, sí, esta semana, sin comerlo ni beberlo es todo muy vampírico, ahora voy un poco más lenta por aquello de que tengo unas clases muy duras de inglés y obviamente si te pones a estudiar no te pones a leer: no da para todo!!

Muerto para el mundo trata una trama muy similar a la de la serie (pero insisto, con MUCHÍSIMAS y MAYÚSCULAS diferencias), quizá sea la más similar de la serie, pero con notables diferencias, sólo que tratan, para variar personajes que en sí en la serie no aparecen. Para empezar Bill se vuelve a ir con la reina de los vampiros a hacerla un trabajito, Sookie empieza a esta un poco quemada ya de tanta tontería y se plantea muchas cosas, el caso es que misteriosos sucesos llevan a que el bueno de Eric no recuerde ni quién es y se ponga en momento “cachorro”, siendo de un atractivo arrebatador para Sookie. Mientras Jason desaparece en extrañas circunstancias y Sookie no puede con la vida.


Sabrá la diferencia entre brujos y Whicanos, aprenderá la diferencia entre hombres lobo y cambia formas y conocerá a las hadas, vamos, todo muy educativo y social.

Lo mejor: obviamente, decir que el momento erótico festivo que se narra en el libro es el mejor de, hasta ahora, toda la saga, es decir poco, Eric mola hasta de cachorro, la diversidad supernatural de la zona de Bon Temps que empieza a ser de risa todo esto, Alcide, siempre y en todo lugar, como salvador de las débiles e indefensas hiperhormonado y Sookie cuando no se pone en plan plañidera llorona, mentar el momento “librémonos del cadáver” está genial y la trama de “alguien que no era un ser sobrenatural se va a volver uno” está bien traída.



Lo peor: Sookie cuando parece que si no es paranormal, no es follable (te da un poco la idea de Bella Swam, lo que pasa es que Bella es todavía más destartaladamente idiota) y su poco creible realidad de "cuando no tengo las manos en el culo de alguien me acuerdo de que tengo un hermano que ha desaparecido", Debbie, que es más estúpida todavía que Sookie, pero aún todavía más estúpida que Lorena (hay que ser ya de lo peorcito para ser peor que Lorena), Eric a veces pasa de cachorro a modo teletubbie mezclado con Bob Esponja… te dan ganas de pegarle con una espumadera de silicona de color verde pistacho (por ejemplo).

Puntuación: Un 7, mejora la trama y nos deja con ganas del quinto, a ver qué tal!

Feliz fin de semana

2 comentarios:

la reina del hielo dijo...

Pero Sookie te explica que le molan los que son sobrenaturales también porque como es telépata a muchos no les escucha la mente y que por eso se relaja más con ellos. Yo diré que este libro me gustó mucho más que la serie porque no sé porqué en la serie les dio que Eric tenía que llevar la ropa de Jason y eso no puede ser! ese hombre debería llevar por decreto ley unos vaqueros SIEMPRE, nada de mierda de pantalones de baloncesto y sudaderas con capucha coño ya.

Priscila Forner Martínez dijo...

Este es uno de mis libros favoritos de la saga, quiero un vikingo en mi vida ya!