martes, 29 de octubre de 2013

Maquillaje: conservación e higienización

Mucha gente me pregunta como puedo guardar tanta cantidad de maquillaje como tengo y que tarde tanto tantísimo en ponerse "malo" o caducarse, sobre todo las barras de labios y elementos con agua.

La conservación y la higienización de nuestros productos debe ser tan importante como la de las brochas, parece que sólo nos interesanlas brochas, pero no nos damos cuenta de que muchas veces, al poner maquillaje en la cara, volvemos a meter la brocha en el producto y si no tenemos los ojos muy bien, o estamos griposas o tenemos un herpes por bajas defensas (estas cosas de la mujer normal moderna) introducimos bacterias nocivas en nuestro maquillaje. Mantener unas condiciones optimas de conservación puede hacer que tengas sombras en polvo del año de la maricastaña sin que se te caigan los ojos o te den alergia.

A ver, no es que tengamos que estar todo el día desinfectando todo, pero si más o menos mantienes la limpieza al día, luego es más fácil que todo esté a puntito cuando quieras usarlo.

Lo de retocarse la nariz y volver a meter la borla en la polvera hace que tengamos que gastar ese producto antes que otros.


Mi cajón del maquillaje visto desde fuera (no voy a hacer fotos) parece un caos... bueno técnicamente es un caos, pero los caos mios estan dentro de una lógica bastante simple: 1.- antigüedad, 2.- Estado 3.- Uso

1.- Antigüedad, logicamente lo más viejuno sería lo primero a gastar, pero hay colores como ciertos azules, morados y verdes que para un look de diario no se prestan en demasía, aunque soy de la opinión que depende de cómo los uses.

2.- Estado, cuanto más posibilidad haya de pronta caducidad, más arriba en la montaña de basura de los Fraggles.

3.- Uso. No es lo mismo una base de maquillaje que usas todos los días que un eye liner que puedes usar o no...



Basándome en esto mi manera de desinfectar se compone del equipo de desinfección:

1.- Agua destilada
2.- Alcohol de 90
3.- Toallitas desinfectantes
4.- Desmaquillante de ojos del mercadona 
5.-Bastoncillos de algodón
6.- Algodón

Con el agua destilada y el alcohol hago un coctail antigérmenes superchachi: 50% agua destilada (que ha sido desionizada) 50% alcohol, se pulveriza sobre todos los productos una vez usados (una vez por semana, tampoco es cuestión de empacharlos) Después, seco se pasa un bastoncillo por encima de todos los productos. El alcohol se volatiliza, pero el germén desinfectado queda sobre el maquillaje, lo retiramos con el bastoncillo y fuera.

Los rimmeles se mantienen en la nevera, son muy dificiles de desinfectar sin que su fórmula se vea dañada, así que no tengo más de dos tipos de rimmeles. Normalmente sólo tengo uno, pero guardo cepillos de los que me gustan para darles distintos resultados. Despues del uso, los cepillos se lavan como cualquier brocha.

Mi rizador de pestañas lleva conmigo desde los 14-15 años por dos razones: sigue funcionando (Thor bendiga a Better) y lo tengo siempre bien higienizado: lo limpio con agua, jabón, desmaquillante de ojos del mercadona (que tiene alcohol para parar un tren, no sirve muy bien para desmaquillar, pero para limpieza de instrumental lo veo apañado) y alcohol puro, le cambio las almohadillas (que se pueden comprar en el corte Inglés sin problema  y no son tan caras) cuando veo que están tocadas y como las almohadillas son reversibles (funcionan por los dos lados) las aprovecho más, eso sí, siempre limpitas.



Las barras de labios se limpian con un poco de agua destilada pulverizada y un palillo de las orejas, no tiene más misterio, no es necesario que lo gaseeis, es simplemente una brumita de alcohol encima para desinfectar lo más posible.

Trato de no compartir mis cosas, y sí lo hago, porque la vida es así y compartir es vivir, las higienizo perfectamente antes y despues del uso, porque una cosa es que te preste un colorete y otra que te presente un herpes facial...

En las sombras crema, aunque no las use, las vigilo y trato de retirar las siliconas que tienen (que es como un agua pastosilla que le sale en la superficie), a veces eso mejora incluso su resultado (con las de Kiko pasa mucho).



Y ante la duda, si veo que algo no me huele bien, cambia de textura o lo veo sospechoso, a la basura, no merece la pena. Lo importante es tenerlo todo en su cajita, cerrado y siempre a una temperatura fresca, ni muy fría ni muy cálida, y lejos de la luz intensa o solar.

Y vosotras? Cómo higienizais vuestro maquillaje? Os parecen importantes este tipo de técnicas?

4 comentarios:

Miss Potingues dijo...

La verdad es que, salvo que comparta maquillaje o lo haya usadoe stando pachucha, no suelod esinfecatr el maquillaje "por amor al arte".
Besos!

Gadirroja dijo...

Jajajaj Thor bendiga a Beter!
Me ha gustado mucho esa deshollinadora como ejemplo de necesidad de mantener limpios y cuidados enseres y materiales.
Eso me recuerda, por cierto, que me toca lavado profundo de brochas ;)
BESOS!

Angie dijo...

Cada semana limpio las brochas, y las sombras/colorete/barras de labio pulverizo con alcohol puro. No sabía que debía rebajarse con agua...Besotes!

Adaldrida dijo...

Me encanta la receta que has dado, lo malo es que el alcohol no lo soporta mi piel ni volatilizado... Dice que prefiere bacterias.

Hoy he llegado a casa y me he dado cuenta de que había dejado abierto el tarro de crema hidratante... ¿qué hago? ¡Lo tiro?