miércoles, 5 de febrero de 2014

Mario Vaquerizo: Masmolas

El lunes tuve que pasar por una tienda de discos de Madrid porque Angie tiene problemas con un pedido que hizo.

La cosa es que a la salida me encontré con Mario Vaquerizo... y claro, sin querer se me escapó.

-Anda, Mario!

Y me miró.


-Tienes un segundo para hacerte una fotillo, por favor?

-Pues... tengo un poco de prisa.

-Bueno, entonces no te entretengo.- Una, que no quiere ser moscardona...

-Venga, pero rapidito, cariño. -PERO QUÉ REMAJO QUE ERES, MADRE!

-A veeeer... habrá salido?

-No sé, tú sabrás ("que para algo el móvil es tuyo", pareció decir con toda la lógica aplastante del universo Marvel)

Yo con mi movil tecleteando, con el que todavia no me aclaro y al final, la foto no salió.

-Mira Mario, no te entretengo más porque me sabe hasta mal.

-No te preocupes cariñito, anda dame dos besos.

-Muchas gracias!


Y yo me quedé sin foto, pero con experiencia Vaquerizo. Esto nos lleva a una verdad actual inalienable, estamos en la sociedad de "si no hay foto no ha pasado". Lo cual es un poco triste, sobre todo para las personas completamente torpes con la cámara de fotos de su movil, el cual manejan con patética destreza. Menos mal que la gente me vió demasiado emocionada con el hecho como para pensar que fue fingido. Yo es que soy muy superpop con estas cosas todavía.


Segundo, lo que es la educación de verdad. Mario Vaquerizo te puede parecer muchas cosas, pero muchas. Sin embargo y en menos de un minuto de conversación me demostró un par de cosas. Una, que si quieres ser famoso, puedes tener pose, pero no estupidez. Puede que Mario Vaquerizo ni se plantee tener un Nobel (ni lo quiera porque no le pegue con los muebles), pero en menos de un minuto me demostró ser una persona mucho más educada y con mejor disposición humana que otras personas famosas con las que me he encontrado (ahora mismo que se me ocurra, Guti). Vamos, que no es lo mismo ver a una persona con prisa que te dice "lo siento muchísimo" que una persona que no te firma un autógrafo, te mira con cara de "y no lo hago porque no me sale de la copa de Europa" y encima vea que una multitud de gente le rodea, te está pisando los pies y tobillos con las botas de tacos, te empieza a pasar la gente por encima, rodeandole como una horda para conseguir un autografo y se la sople olímpicamente (como fue mi caso con Guti...) Dos, que ser famoso porque quieres ser famoso, es una decisión que conlleva una actitud, y esa actitud implica que para ser famoso no tienes que vencer, sino convencer. Conocido o popular puede ser cualquiera, famoso es un nivel para los grandes que se lo curran.


Mario es lo que yo considero de la Beautiful People de la nueva hornada de este país: viste bien, está al día de las tendencias y de la iconología pop (lo cual no es tan fácil como la gente se piensa), mantiene una actividad laboral importante, a parte de una imagen que requiere un esfuerzo (porque todo el mundo de pelo con ligero rizo sabe que este inverno está siendo bastante más duro de lo que la gente cree, os lo digo con conocimiento de causa, a parte de machacarse en el gimnasio) y tiene sus valores y es muy dicharachero y campechano (importantísimo si quieres ser famoso en este país). Pero cuanto más veo Alaska y Mario, más pasmada me quedo con la capacidad de organización y al mismo tiempo de diversión de este señor, de haberse sacado partido y haber hecho un oficio lucrativo de su capacidad comunicativa y don de gentes. De no tomarse las cosas en serio, pero de ser serio y superprofesional como el que más. Y creo que por eso convence. Mario me encanta porque desafia los estandares de antiguo caballero que había en este país, en cuanto estilismo, pero mantiene la capacidad humana, educada y sensible de los de antes. Y eso es algo que hay que reconocer.

Fíjate que yo tengo uno... No te digo más!

Y le veo más interesante que ciertos modelos, varios escritores, la mayor parte de cantantes de este país. Por que sí, porque me parece sincero y coherente con su manera de ser. Es Mario, no va de Mario. Y hechos son amores, y no buenas razones.

Desde aquí gracias por el minuto de buenrollismo Mario.

7 comentarios:

Gadirroja dijo...

Y además de todo esto, alguien me contó de muy buena tinta, que es un tipo muy pero que muy inteligente, poses aparte.
Yo nunca he coincidido con él, pero me cae genial: se ríe de la vida como él solo.
BESOS!

burbujitabebe dijo...

Yo tb creo que ahí doonde lo ves es un tipo muy inteligente!
Y parece súper educado!
Me cae bien a mi tb, es respetuoso con todo el mundo, me gusta, me gusta :D

A mi me hubiese hecho mucha ilu verle, pero creo que no me hubiese atrevido a decirle nada de fotos jijijiji!
Besitos guapa!

www.eldiariodeshyris.blogspot.com

Evanescence dijo...

Me encanta Mario! y creo que tienes mucha razón. Le ví en un concierto de Alaska y ya ves que el no tenía nada que ver, pero salió a hacerse fotos con los que estabamos allí esperando. Muy majo y tuvo muchísima paciencia porque eramos un montón. Mi foto salió pero super borrosa...aunque un poco más y me faltó enviarla a la tele, se la enseñé a todo el mundo!!!

Miss Potingues dijo...

Antes que famoso, hay que ser persona, y persona educada, además; y, por lo que cuentas, Mario lo es.
No he tenido la suerte de conocerlo in person, pero me creo que tú sí, aunque no haya foto.

Respecto a apariencias, 2 dichos:
El primero, popular: lo cortés, no quita lo valiete.
El segundo, popular en un círculo personal propio, y aplicado al fitness, al pilates, y a algunas actitudes del mundillo: ser serio no significa ser aburrido; o, mejor dicho, divertirse no es lo contrario de ser serio. Puedes tomarte las cosas muy en serio, entrenar o hacer lo que hagas muy en serio, y estarte divirtiendo al mismo tiempo.

Besotes!

Angie dijo...

¡No hay mal que por bien no venga! Todavía no me han cogido el teléfono( ni llamando desde fijo ni móvil), estoy por llamar también al número de fax...el apartado de registro no hay manera de entrar. Incluso lo intenté en un locutorio, por si acaso mi pc va mal...Al final me veo escribiendo una carta, como antiguamente....

En cuando a Mario me pasó algo parecido con Alaska, pero tengo la foto y Ella una brujita de fieltro que le híce. Y doy fé que Alaska es genial,supercampechana y con paciencia.



Besotes!

Yohanna dijo...

El año pasado en la feria del libro mientras yo hablaba con unos amigos paso Mario y se estampó literalmente contra mi novio porque su agente/representante lo llevaba en volandas de una caseta a otra. El pobrecito se deshizo en disculpas en el poco tiempo que lo dejaron tranquilo. Creo que es mas aducado y atento que muchas otras personas que conozco.

Adaldrida dijo...

Me encanta Alaska, y siempre que tengo una tele veo Alaska y Mario. Mario es genial, pero tampoco hemos de olvidar que es un producto de consumo televisivo, por libre elección. Se debe a su público.