domingo, 2 de febrero de 2014

Look de uñas: San Valentin Friki (concurso de Subflava)











Se acerca San Valentin y Subflava hace un concurso. Las bases las tenéis aquí. La temática es San Valentín friki. Y la verdad es que es un tema bonito. Porque parece que si eres friki estas condenado a no tener vida social y mucho menos sentimental. Y si supieráis la de frikis con novia o frikis chica con novio que hay... y muy sociales!

Sigo participando en estos concursos, no por ganar, porque hay gente más ducha que yo, qué duda cabe, pero me gusta tener una temática inspiradora. Por cierto, siento la tirita de la primera foto, pero es que tuve un percance con un rallador asesino y claro, cocinando si una herida sangra, la tienes que proteger por higiene (de la comida y de la herida)

Decidí hacer muñecotes sobre las parejas más frikis (bueno, mis favoritas) como símbolo de distintos tipos de amor:


Primero la mano izquierda, en el pulgar Link y en el índice su novia, la princesa Zelda, (sí, Zelda es la princesa, el chico es Link!!) del archifamoso vídeojuego  The legend of Zelda. Zelda es la reencarnación de una diosa y Link es enviado a rescatarla porque Ganon está obsesionado con acabar con la pobre Zelda, que no gana para sustos. Pero el aguerrido Link la salvará. Quizá sea la simbolización del amor valiente.


En el corazón tengo a Han Solo y en el anular la princesa Leia. Han Solo es el descarado piloto del carguero El halcón milenario, un tupperware volador que flota como un abejorro por el cielo. Le acompaña el fiel y peludo Chewacca y se ve enredado  en la trama de la alianza rebelde contra  el lado oscuro, manejado por el Emperador Palpatine. A todo esto que conoce a la luchadora princesa Leia, una mujer que es capaz de arriesgar la vida por la salvación de la galaxia. Su carácter luchador y obstinado a parte de su evidente belleza hacen que Han se rinda ante ella. Ella se fija en el morro que le echa a todo y como al final, aunque parezca egoista y sólo luche por sus intereses,  se implica contra los malos, intentando ayudar también a la resistencia. Un momento que no es bien entendido, o que yo le encuentro el otro sentido es en la primera primera declaración de Leia a Han (momento carbonita, no ver si odias los spoilers). Muchos creen que Han responde con un "lo sé" al te quiero  de Leia por chulería. Pero yo creo que Han no sabe si la volverá a ver, y en el fondo quiere dejar claro que sabe que el beso que Leia le da no es cosa de un momento de acaloramiento. Que sabe que Leia le ama y le es más importante dejarle consciencia de que él sabe que su amor es verdadero que decirla una obviedad de "yo también te quiero", porque él sabe que ella sabe que la quiere... aunque también un poco por chuleria. Así que es la pareja que simboliza el amor compasivo, porque ella no quiere que él se vaya sin saber que realmente siente algo por Han y Han no quiere que ella sufra por él.


Y tenemos en el meñique a Jack Skellington, el protagonista de Pesadilla Antes de Navidad, igual que en el meñique derecho tenemos a su novia Sally, a la cual no le hace caso en toda la peli, pero que al final, le salva de cargarse la navidad de montarla parda. El amor de Jack y Sally es el amor generoso, ya que Sally, es capaz de hacer todo tipo de tretas y arriesgarse por ayudar y salvar a Jack, aunque no esté segura de si es correspondida.


En el anular y el corazón derechos tenemos a Herman y Lily Monster. Los Monster salían en una graciosísima serie sesentera de la cual me acuerdo porque fue de mis momento más felices en el hospital cuando me operaron de apendicitis: la única cosa rica que me daban era cocacola con azúcar y no podía ver mucho divertido en la tele, pero me acuerdo que ese sábado me dieron mi primera cocacola con azúcar mientras veía en un butacón de sky blanco un capítulo de esta serie. Herman y Lily era un matrimonio bien intencionado que intentaban ser normales con sus costumbres anormales. Herman era trabajador, noble y tontorrón y Lily era más avispada y tremendamente femenina, interpretada por una de las actrices, a mi parecer, más bellas del mundo como era Ivonne de Carlo. Herman y Lily son el amor maduro, porque se seguían profesando amor tras años de matrimonio, a pesar de tener un hijo lupino (que eso da que pensar, porque no se parece a nadie de la familia...), el abuelo Drácula,  un dragón (Spott) que vive bajo las escaleras, Kitty, el gato agorilado de Lily que ruge como un león, un murciélago del abuelo, Charlie el cuervo que siempre dice Nunca más (alegoría a Poe) y una sobrina normal llamada Marilyn que no encuentra novio porque "es fea"...  Consiguen que con tanta disfuncionalidad, su amor no fracase. Lily me ha salido un poco Dani Filth, pero bueno... el amor es el mismo.

-Nos han pintado en una uña!
- Qué?! No me parece el peor sitio del cuerpo donde pueden pintarte...

Y por último en el pulgar e índice derechos, y hecho con la mano izquierdaaaaa... sí, el amor verdadero, Buttercup y Westley de la princesa prometida. Westley desafía a la muerte, al ingenio, a la espada, a las montañas, a la fuerza humana, a la tempestad y a todo lo que haga falta, por su dulce rubita (tooooonta, porque mira que el personaje de Buttercup es rematadamente tooooonto). Pero es lo que tiene el amor, que cuando uno acepta al otro como es, no hay defectos que valgan.

Y ese es el look, he usado mogollón de colores, y repasarlos todos es altamente complicado (son más de 20 colores los usados), sólo mentaré el único de estreno, el The effect Maker de Catrice. Un crema con tornasolado perlado en rosa precioso, que va al fondo de cada uña. Ya os lo enseñaré mejor en futuras manicuras. Pero si os mola algún color, sólo tenéis que decirme donde lo veis, y os lo comento encantada.

El día 14 es el último día para presentarse yyyyyyyyyyyyy... el día 15 se puede votar si estas registrado como lector del blog.  Yo, con que os guste, feliz como un regaliz.


4 comentarios:

Angie dijo...

¡Buttercup, Weasley y Lili son mis favoritas!Besotes!

Adaldrida dijo...

Mereces ganaaaar por la idea tan bueníssssima, San valentín Friki!!!

Gadirroja dijo...

Mucha suerte, guapetona. Te estás soltando con los pinceles que estás imparable.
BESOS!

Miss Potingues dijo...

Yo también adoraba los Monster, eran geniales.
Me ha encantado tu diatriba sobre los personajes y sus amores.

Como decía una amiga de su chico, y corroborando lo de Buttercup: mi novio es tonto, pero es mi tonto, jajajaja!

Besos!