domingo, 29 de marzo de 2015

Look de uñas: primavera nipona, tardes de tranqui y problemas de lectoras compulsivas


Ya es primavera, y tras una semana de temperaturas gélidas y tiempo tempestuoso, ahora disfrutamos un poco de sol y calor... veremos cuanto dura, que la Semana Santa tiene estas cosas.

Y para celebrarlo, qué mejor que una manicura con dibujitos de vegetación japonesa? Este está hecho con el lila de kiko 330, el rosa es de kiko también, el 282 más concretamente, el marrón es de Claire's (la copia del posh polish) y el verde es el 03 green grass de Essence de la I love Berlin. Las estampaciones están hechas con la m66 de Konad. Tenía miedo que el rosa no se viese sobre el lila, pero la verdad es que se aprecia mejor de lo que pensaba.

Por cierto, volvemos a tirar de las orejas a Mercadona, porque han retirado el diluyente de esmalte de su catálogo, uno de mis favoritos de la marca, lo cual me parece fatal de la vida. Volveremos al viejo truco de echar un par de gotitas de alcohol (mejor alcohol que quitaesmalte, destroza menos el brillo) o cocerlos al baño maría (recordad abrir los botes periódicamente si lo hacéis, para que no exploten por la presión). Un asco.  El otro día fui a buscarlo y en dos Mercadonas no lo tenían, me informaron que es su intención no volverlos a traer. Mal, muy mal.


Ayer hubo espantada universal, todos mis amigos, o estaban fuera, o no bajaban a Madrid,  así que me monté una tarde de las que me gustan, me fui a una conocida marca de cafeterías ultrahipster, pille una especie de café rollo capuchino con almendra (delicioso) descafeinado y me senté a leer hasta que me echaron, que como fui más bien tarde, me echaron cuando sólo llevaba 100 páginas (unas 200 y pico más y me termino el Quijote... vale que me he leído dos libros más por en medio, porque se me está haciendo MUY triste, pero bueno). Me gusta ir porque siempre tienen un ambiente muy agradable, huele a café, nadie te molesta, ponen música maja (ayer tenían jazz), no es una biblioteca, pero es un sitio estupendo para leer mientras te tomas una especie de batido de café hipercalórico. Y luego me dí un paseo con un juego que me recomendaron unos amigos: cuando te encuentres un semáforo en rojo, no pares, cambia de dirección, a ver dónde te llevan los semáforos... y mientras haciendo fotos. Un día subiré fotos de mis paseos por Madrid nocturno, de los detalles que me gustan, de las cosas que uno disfruta y en las que se fija cuando pasea de verdad.

La cosa es que de repente, me llama mi marido (mi mejor amigo, que le llamo así), yo le daba fuera de Madrid, así que cenamos algo y charlamos. Si os soy sincera me apetecía muchísimo bailar ayer, pero como nadie estaba en Madrid, pues no pude hacer nada. Pero me acordé de la canción de los Stones "No puedes tener siempre lo que quieres, pero si lo intentas y lo encuentras, obtienes lo que necesitas". Y hablar con él siempre mola, de lo que sea, porque siempre te ríes y es una persona que realmente se esfuerza en entender a los demás. Además, estuvimos cenando y pasó una cosa muy curiosa, pusieron la canción Hands de los Ting Tings, total, que mi marido empezó a canturrear el estribillo y me puse con él a dar palmas en plan chorri y a canturrear, cuando miramos a nuestra izquierda y vemos a una pareja de chicas haciendo lo mismo y nos miramos los 4 y nos dió la risa floja. La música tiene ese efecto.


En la famosa cafetería en la que estaba leyendo, hay una entrada que conecta a una famosa cadena de restaurantes que tienen tienda con libros, y me puse a ojear libros, me gustaban demasiados. Tengo un problema, como reza la foto: debería comprarme unos zapatos para temporada, por tener unos básicos de temporada porque zapatos tengo, pero no lo tengo en mente, cuando no tengo ni un sitio más para libros y ya quiero dos, el libro de Zaida Cantera: No mi general, de cómo pudo superar su acoso en el ejército, que debe ser importante, porque me parece de tener una valentía y una fuerza moral dignas de admiración. Y el otro es de mi amor platónico, Ramón Gener, Si Beethoven pudiese escucharme, que tendré que intentar conseguirlos en versión digital, porque de verdad, es que ya he copado mi espacio en estanterías, las de mi hermano y las del salón... empieza a ser preocupante, estoy por regalar algunos.

Intentaré esperarme al 23 de abril, día del libro, para poder conseguirlos más baratos y para que lleguen a las tiendas, porque el de Ramón no es fácil de encontrar, pero es un problema porque ha prometido gira de firmas y claro, con el libro en formato digital... dondé te firman? Estos problemas los espectadores de Mujeres y Hombres y Viceversa no los tienen... pero las chicas lectoras sí. Ha dicho que se puede conseguir en su editorial directamente firmado, pero lo bonito de las firmas es la interactuación con el artista, que va a ser de risa ver a tanta señora tirándole los trastos (en fb es brutal las pasiones que levanta este señor, ojo, que lo entiendo, pero calma señoras)... aunque no sé qué critico si seguro que me quedo con cara me mema, como siempre me pasa con la gente a la que admiro mucho... Todavía no hay calendario, pero me mantengo atenta.

Y vosotras qué? Algún libro en mente? Alguno para estas vacaciones?

3 comentarios:

Adaldrida dijo...

Oooootra entrega de comedias de los hermanos Álvarez Quintero, eso tengo en mente, si es que cuando me da por algo. ..

Miss Potingues dijo...

Me gusta el juego del semáforo y tu forma de pasar la tarde; pero, lo que más, el momento musical. Tenemos tantos protocolos que se ha perdido la naturalidad y la alegría. Espero que la gente se vaya soltando u poco la melena y viva más.

Yo de ti, haría hueco como fuere. Lo de llevar un libro digital a una firma está feo, creo.
Besos!

burbujitabebe dijo...

Yo empecé muy fuerte el año, pero estoy parada con las lecturas ahora mismo! :(
Besitos guapa!

www.eldiariodeshyris.blogspot.com