domingo, 1 de enero de 2017

Look de uñas: Pink explosion




Feliz año nuevo hermos@s!! Empezamos el año con algo sencillo y elegante, porque cuando tienes un salmón que hacer en el horno y picar miles de cosas, no tienes mucho tiempo para nada. Este look está hecho con una laca regalo de Subflava, la nº12 de Layla efecto Gel y purpurina rosa (aunque parezca plateado) de un kit de Essence. Efecto gel... pseee, pero es muy brillante y eso  me encanta.

Ahora mismo en twitter hay un quemamiento vivo de la Pedroche: que si ella está interiorizando el machismo y la imagen de chica florero, que si dentro de 10 años ella no tendrá trabajo por interiorizar esto, que si era horroroso.  La verdad es que como siempre la Pedroche dirá que ella lo eligió y que no es machista porque ella decide qué ponerse. Lo cual es cierto. Pero ella no está hablando de la violencia que ella no ha notado, o no ha querido notar de esto y que sí que hay que hablar.

No, la culpa es de la Pedroche, que aquí le valía pero se lío con los polvorones... para nada es potochoff

A mi el traje me parece bonito... si vas a la Comicom te vale de Wonderwoman de gala. El problema es que es un traje de Pronovias... y cual es el problema? Pues que si os fijáis en la foto del vestido en su twitter, no corresponde al vestido en vivo: el photoshop nos oculta la realidad de que el traje es de una talla demasiado pequeña (2-3 menos) y le salen lorzas (que no tiene, pero por presión aparecen) everywhere, porque como empieza a difundirse, presuntamente Pronovias es una marca que más allá de la 42 no fabrica. Es gordifóbica, presuntamente (casos 1, 2 y 3). El problema es que si alguien delgada como Pedroche sale con el pecho aplastado y con lorzas producidas porque no entra correctamente en el vestido, tenemos un problema. No es bonito, no es sexy, se naturaliza una imagen incómoda y violenta de mujer exprimida,  es una faja y si alguien considera que la quedaba bien se lo tiene que hacer mirar porque no es sexy una mujer exprimida en un bañador. Es una mujer que sufre y de hecho la Pedroche admitió haber trabajado mucho para entrar en el traje: NO ES SU TALLA, NO ES SANO Y NO ESTÁ BIEN.

Pedroche es el menor de los problemas, si seguís el segundo link de este post, no os cuenta en el análisis que la pobre Anne Igartiburu tenía afonía y un trancazo poderoso, además de su vestidito de terciopelo finito en rojo, siempre rojo. Sí, ella es una profesional, una profesional que no se frota las manos de frío, no como sus compañeros, con 2 capas de más sobre ella. Y en Telemadrid, María Gracia con un vestido de parte superior tela transparente opaca finita bordada tiritando. Tal cual. Y Goyo González tan pichi.

Goyo y la antes conocida como María Gracia, ahora criogenizada en un balcón que miraba al reloj de la puerta del sol.

Lo indignante de esto es que sólo se habla del traje de la Pedroche, no del hecho de que para que puedas hacer un trabajo por ser mujer tengas que lucirte obligatoriamente, tengas que pasar frío, tiritar e incluso ir enferma... o sino, dudamos de tu profesionalidad. 

Lo indignante es que nadie hable de que había presentadoras temblando de frío, porque estamos despertando en Madrid a -4ºC, lo cual no es normal, y no se la permita coger una chaqueta. Es insensible de hecho y debería ser hasta punible por el observatorio de violencia de género.

En casa somos proAnne y su rojo infinito.

Lo indignante es que no las redirijan un calefactor con aire caliente MUY potente a estas señoras, si es que ellas deciden hacer el trabajo de esa guisa y mostrarse, porque simplemente, deberían poder trabajar en situaciones en las que su salud no peligre. 

Lo indignante es que nadie hable de ello... sólo del vestido (al que nadie llama 3 tallas pequeño, que lo es) de la Pedroche.

Lo indignante es que haya que hablar de ello en 2017 porque implica que hay cosas sin solucionar.

Tened buen año.

4 comentarios:

Noelia Cano dijo...

Pues sí, es indignante. Me ponen muy cabreada este tipo de cosas.
Feliz año y a seguir haciendo manicuras preciosas y luchando contra los macromachismos (porque estos, de micro, tienen lo que yo de monja).
BESOS!

Beatriz MissPotingues dijo...

Yo sigo pensando que se le está dando más color del necesario a este tema. Además, ¿ahora somos peleles por querer estar monas aún pasando frío? Y no me refiero ya a estas presentadoras. Como ellas, todas nosotras nos hemos visto en la elección de colocarnos un vestidazo y tacones para estar divinas de la muerte, y nos hemos negado a tapar todo eso con un abrigo, pese a tener frío, porque era para un ratito (para la foto, generalmente)
¿Os oy yo la única que lo ha hecho? Me parece que no.
Por cierto, -4º en enero en Madrid al comenzar el día, sí es normal. Lo anormal son 25º en diciembre, lo que psa es que tenemos ya tan interiorizado el cambio climático que, cuando hace el frío que toca, cuando toca, hasta nos parece extraño.
Un besazo, y feliz año!

Beatriz MissPotingues dijo...

P.D.- No entro a valorar el vestido de la Pedroche ni de sus compañeras, ni en los motivos de esa elección, porque desconozco hasta qué punto fue una decisión personal de ellas, o si hay presión detrás, o qué tipo de presión, porque a veces generamos juicios sin concoer realmente lo que sucede, en base a cómo interpretamos el mundo nosotras, y como estamos viviendo determindas situaciones.
Besos!

Cristina Lopez dijo...

A mi también me cabrea un montón este tema del vestidito, todos los años el mismo tema!! Me quedo por aquí siguiéndote y te invito a mi blog, besitos y feliz año ! http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/