domingo, 2 de junio de 2019

Look de uñas: cupcakes y batido. Unas cuantas reseñas de libros




El rosa batido Okey Be awesome tonight de  Essence hace migas con el Cupcake de Kiko 648 en algo muy simple porque tengo un rinitis- constipado que no me salto ni con pértiga olímpica.

Las potingueras también nos ponemos malitas, por si alguien lo dudaba.

Mientras adelanto el post de comprados y gastados del mes, os voy a poner uno de libros leídos. Se siente, de verdad, sólo me apetece respirar y dormir, por ese orden.  


-Mi vida: instrucciones de uso. Marian Keyes. Marian Keyes es una novelista de chick-lit (literatura femenina de amoríos rollo comedia romántica), de hecho es una de las creadoras.

Pero Marian Keyes también es una fan del color rosa y del otoño. Y defensora de las lentejas. Y de los poderes kármicos de un labial de Chanel. Y fan de las farmacias. Y de los programas de concursos de famosos bailando y Gran hermano. Y de ver el fútbol con Él Mismo (su marido). Y tiene una caja-pedestal con sus lacas de uñas de alta gama. Y tiene una grandísima afición a la cocina. Y le produce una grandísima desidia la meditación.

Marian Keyes es una de las nuestras, porque lo que ha vivido ella, de maneras más diversas lo hemos vivido todas: adorar cosméticos (cuando conoce las lacas de uñas de Essence dan ganas de abrazarla muy fuerte), comprar cosas que no necesitamos, volvernos “adolescentes” con un famoso al que admiramos mucho (el capítulo de Robert Plant, cantante de los Led Zeppelin es MUY divertido), atiborrarnos de dulces, entrar en adicciones sobre cosas nuevas que nos entusiasman (leer el capítulo de BANJO, que os vais a reír infinito).

En mi vida: Instrucciones de uso, se hace una selección de sus mejores artículo, tanto de revistas como de su página oficial y algunos inéditos: todos autobiográficos, sobre su vida laboral, conyugal, familiar, sus experiencias potingueras, viajeras, en eventos sociales, en eventos sociales familiares… Habla con naturalidad de su capacidad para ser adicta a todo, para enfermar en segundos y para entrar en crisis por pequeñas cosas y por disfrutar de otras pequeñas cosas con entusiasmo contagioso. También habla sin tapujos de su enfermedad (Marian sufre de depresión que le desencadenó alcoholismo, por lo que si veis que si habla de medicación, se refiere a esto), lo cual visibiliza la enfermedad pero también da la esperanza a mucha gente de que, al final, las cosas pueden cambiar para todos.

El libro es muy entretenido. No es un libro que vaya a cambiar vuestra vida, pero si necesitáis algo divertido y rápido para limpiar la mente de un libro densote, para un viaje donde puedas leer algo ligero, para la playa o para momentos en que necesitas sonreír, este libro cumple objetivos. Y si os gustan los libros de Marian, este os va a acercar a la persona detrás de los libros.


- El algoritmo de Ada de James Essinger. Hace nada, como quien dice, se hizo famosa una película tipo biopic de Alan Turing, el que podríamos decir que es el padre del ordenador moderno tal y como lo concebimos. Pero la madre de la informática, o más bien de los cálculos que basan ese procesamiento de información fue Ada Lovelace. 

Esta es una pequeña y resumida biografía de una mujer de la que se ha dicho y no siempre muy justo, como pasa con las grandes mujeres de la ciencia, pero también breve porque su vida fue muy limitada (murió con tan solo 37 años). La biografía comienza con la historia de su abuelo, un hombre de alta graduación militar, díscolo, con tendencia al despilfarro y, después su hijo Lord Byron, el Lord Byron que todos conocemos, con las mismas tendencias al despilfarro, endeudamiento, conquista de mujeres, excesos… Su mujer, huyó por la noche con la pequeña Ada esperando así que la libraría de la maldición de los Byron y la inculcó una educación esmerada sobre todo en las matemáticas, esperando que así Ada no fuese tan… díscola… como los Byron anteriores. 

El problema es que Lady Byron pensaba que las matemáticas eran aburridas y Ada se obsesionó con conseguir una máquina que volase, con los inventos y con la grandeza de un primer acercamiento a la informática de su amigo Babbage: una máquina capaz de calcular lo que fuese. Si bien Babbage era el responsable del invento, Ada con su análisis del procesamiento de la información -desechado por los colegas de la época que pensaban que las mujeres sólo valían para parir y poco más- llegó a analizar en los estudios de la máquina, que esos cálculos y posibilidades eran mucho mayores de lo que Babbage esperaba o podía preveer y el tiempo le ha dado la razón. Turing, si bien contradijo uno de los principios de Lovelace (las máquinas nunca serían capaces de aprender algo por sí mismas), si vio sus análisis y cálculos mucho más valiosos de lo que otros compañeros consideraron y fueron la base de muchos de sus estudios. 

Como libro y biografía es un libro muy ligero, con muchos detalles verdaderamente escandalosos (pero si habéis visto Juego de Tronos, ni cosquillas os va a hacer esto) sobre todo en la vida de Lord Byron. Por otro lado, el capítulo de la muerte de Ada y el final, donde se ve que la vida sin Ada no es lo mismo para sus seres queridos es algo que ahora mismo, no necesitaba leer. Obviamente, al ser un personaje histórico sabes que muere (no hay spoilers aquí, de hecho si no lo hiciese sería lo llamativo), pero simplemente me pilla en un momento en el que ese capítulo, si me lo hubiese saltado, casi que mejor… Por lo demás, es un libro muy fresco, contado de manera muy amena, recomendable.


- The yoga's begginer's Bible- Tai Morello.  De un tiempo a esta parte me ha dado más bien poco tiempo a ir al gym, así que muchas veces, saco la esterilla, muevo los muebles y me pongo a hacer yoga en casa.

La parte buena es que más o menos tenía una tabla, pero claro, siempre hacía los mismo movimientos y claro, eso no debe ser bueno, dado que no trabajas nuevos desafíos cuando el cuerpo te pide más, así que me he abierto una carpeta en Pinterest y me he buscado este libro, que es bastante útil, porque aunque yo lo buscaba por el capítulo de trabajar la ansiedad y el estrés, también te viene por distintas metas: una tabla para perder peso, otra para mejorar tu salud mental (lo de que ayuda a combatir la depresión, a ver, es un ejercicio, produce endorfinas, eso ayuda, pero pensar que no se necesitan más ayudas es un poco cándido), mejorar la flexibilidad, mejorar la salud sexual (con muchos ejercicios que ayudan a regular el ciclo y trabajar el suelo pélvico de cara a menstruaciones dolorosas), para meditar más cómodamente, para mejorar si tienes resfriado…

Una cosa muy buena de este libro es que te explica la importancia de la respiración en todo momento, el calentamiento, el estiramiento, equilibrar las tablas y los ejercicios, no forzar, fluir y sobre todo, qué supone cada ejercicio y que parte del cuerpo trabajas. Hay constantes aclaraciones de qué posturas no debes usar si sufres molestias o dolores en ciertas partes del cuerpo y cuales debes usar si quieres prevenir ciertos problemas, o consultar con tus médicos por si quieres trabajar tus hernias discales o como hacer yoga de manera compensada, no sobrecargando unos músculos y no otros. En todas las posturas te apuntan los beneficios que consigues con ese ejercicio y al principio te explica la diferencia entre hacer una postura lenta o hacerla rápidamente y lo que puedes conseguir del yoga lento o del yoga de carreras (no lo dicen así, pero es un concepto que me hace gracia… no tanto practicarlo). Y todo ello con dibujos y explicaciones posturales muy certeras para exactamente hacer bien la postura.

En general no me gustan este tipo de libros, porque no son tan cuidadosos ni prudentes, este le he encontrado por casualidad (eso sí, en inglés) y no dice mucho más que no haya dicho mi profesor de yoga en persona. Eso sí, da muchos más trucos para mejorar en la meditación y usar algunas cosas de respiración cuando estamos muy estresados de los que mi profesor puede dar en clase. Obviamente sé que mi kundalini no va a florecer cual nenúfar sobre el mar de vicisitudes vitales que acontecen en mi vida, pero con que no me petrifiquen y anulen y poco a poco, las gestione con salud, lo veo un prometedor comienzo.

Por cierto, ¿sabéis la de beneficios que tiene en el sistema digestivo el yoga? No me extraña que no me queje ya tanto del estómago, tiene muchísimas propiedades.

Sin duda el libro está bien y tiene un par de posturas que no he probado y me gustaría intentar a ver qué tal. Siempre recomendaría empezar con un buen tutor, porque te va a corregir posturas, pero cuando coges el aire durante unos años, está bien leerse uno de estos.


- El método 15/33 de Shannon Kirk. Shannon Kirk nos presenta un libro donde si uno es malo, el otro es peor. Hay una chavala de 16 años que tiene la extraña habilidad de “poder desvincularse” emocionalmente de cualquier situación y persona. No sé porqué pensamos que eso es una ventaja, cuando realmente es un verdadero peligro en potencia, pero bueno. Lisa es una niña bien, su madre es abogada, su padre enseña artes marciales, ella saca buenas notas y su novio, Lenny, es un portento en la poesía, es buen chico, se conocen desde los 4 años y todo va bien. Pero Lisa se queda embarazada y oculta su embarazo.

Cuando lo dice en casa, Lisa está de 7 meses, obviamente, se monta porque sus padres hubiesen querido que las cosas pasasen de otra manera. El problema es que un día Lisa desaparece y la policía cree, a diferencia de la familia, que es una adolescente huida. Pero a Lisa la han secuestrado. A ella a su futuro bebé. Y Lisa planea desde el primer momento la manera para poder escapar con su bebé, porque la historia está cogiendo muy mal cariz. Y donde la gente sólo ve cosas, ella usa su poder desvinculativo emocional para aumentar su poder analítico y buscar recursos que la ayuden a salir de ahí y, más adelante, planear una venganza.

¿El libro está mal? No ¿El libro está bien? Tampoco. Ahora mismo me siento como Barry Gibb en La Muchachada Nui: no está bien, ni estaba maaaaal, estaba bien y maaaal. Primero, porque te pone la desvinculación emocional, que supone algo problemático a personas que lo padecen como casi un superpoder. Te presenta a Lisa como una persona resolutiva, cuando realmente es una chica desvinculada con una gestión emocional demasiado fría. La narración es emocionante, a veces se hace pelín lenta para mi gusto, dado que quiere preparar las escenas tanto que al final, nos satura, pero el plan de Lisa de escape es demasiado “fantástico” y se podría hacer de manera más simplista. En la sinopsis del libro dicen que los malos te dan pena por lo que Lisa hace. Personalmente no me dan pena, el sistema penitenciario americano trabaja poco con el recluso y desgraciadamente esos reclusos no se arrepienten por las razones emocionales adecuadas, pero Lisa, al intentar ejercer la ley de Talión, se vuelve una persona realmente repulsiva con muy mala gestión emocional. Parece como si les condenasen con el testimonio de ella, cuando había pruebas a mansalva, lo cual nos hace estemos en un sin Tyr -dios nórdico de la justicia- jurídico, emocional, policial…

Este libro creo que es un claro ejemplo de que si uno gestiona mal el dolor y se deja llevar por la ira, se convierte en una mierda de ser, igual o peor que quien le causó daño.

¿Habíais leído este libro?

2 comentarios:

Noelia Cano | Lapinturera.com dijo...

Lo de la chica esa que "se desvincula" me ha sonado a psicopatía total, vamos. A ver si le doy una oportunidad a Keyes, que no he leído nada de ella.
Te recomiendo (en esa línea) Help me!: es muy divertido y creo que te gustaría.
Muy chuli tu manicura, feliz lunes.

Beatriz MissPotingues dijo...

Me quedo con los dos primeros libros, sobre todo con el de MArian Keyes.
Sobre el de yoga, me quedo con el apunte final: si has practicado, un libro o un vídeo te puede dar ideas porque ya tienes una base técnica corregida por un profesional y ciertas nociones que te dan criterio a la hora de discernir si es o no un ejercicio saludable y seguro.

El último, digamos que lo encuentro turbio.
Besos!