jueves, 16 de febrero de 2012

Tag San Valentinero

Hola peña!!

John Lennon dijo que Yesterday era un asco de canción porque nunca se sabía que pasaba con el chico y el final de historia, claro que dijo que sus canciones eran un asco también porque él hacia lo mismo y no contaba el final.

Para no ser un asco de persona, he de decir que soy una alarmista del horror y lo de mi rubia eran coñas, porque hoy parece haber superado el "supuesto shock", mea culpa el haber estado siempre rodeada de gente que coge un tema y lo desgasta hasta reducirlo a la mínima expresión y pensar que ella haría lo mismo. Una no debe generalizar, porque pagan justos por pecadores. Al César lo que es del César.

 Si la cagamos, pedimos disculpas, aquí no se nos cae los anillos, todo sea por el buen rollo.

Y como al César lo que es del César, Adaldrida de mis entretelas me ha nominado a un tag. Y como no tengo nada mejor que comentar (o por lo menos no se me ocurre hoy por hoy): tag que os va a tocar.

 Tag de regalos de San Valentin (ala, puke rainbows!). La cosa es decir cosas que te gustaría que te regalasen. Hombre tengo pareja, y me ha regalado una flor de mazapán cianurosa (porque sabe que siempre me gustaron los Adams, me la dio diciendo eso de Cara miaaaa) y una caja de lenguas de gato de chocolate, me parece un poco feo hacer este tag hoy... pero bueno. Conste que no lo hago por criticar los regalos de mi santo, sino por nominación

Si fueran flores... coincido con Adaldrida. Tulipanes. Más concretamente bulbos (odio las flores cortadas, se mueren en nada y me dan penica, prefiero bulbos y macetas, aunque sea menos sutil y más rural). Los tulipanes son unas flores con muchas leyendas para explicar su historia. Pertenecen a la hermosa familia de las liliaceas, se las centra su origen en Anatolia, los Holandeses se volvieron locos por esta flor llegada la Edad Moderna, tanto era así que la primera especulación económica pasó con tulipanes: la gente compraba futuros bulbos de plastas que aún no existían, hipotecando sus casas, solo para tener una de estas plantas y poder revenderla en tiempos venideros... Burbuja inmobiliaria con bulbos. Tulipán viene de una palabra turca que significa turbante, por su forma al estar cerrada, y tiene muchas variedades con nombres divertidos, desde los rayados semper augustus, los hot pants, los Rembrandt... y mis favoritos, los lucky strike. Los tulipanes carecen  de olor característico, no tienen un olor asociado como las lilas, las rosas o las magnolias (flor que me encanta en vivo por su olor), simplemente huelen a planta fresca.  Algunas leyendas cuentan que un joven príncipe árabe estaba enamorado de una doncella que murió asesinada y despechado y consumido por el dolor, el joven príncipe se lanzó por un acantilado al no poder soportar la pena. Las gotas de sangre de su cabeza (porque se abrió la cabeza con estilo) se volvieron tulipanes.

 Espero que Vettel no llore cuando os cuente el final...

Ahora es cuando os cuento que ella estaba viva, y que se lo contaron todo así al príncipe para hacerle daño y desestabilizar su reino y os quedáis cuajadas.

Hay otra leyenda que cuenta la historia de una princesa enamorada de un guerrero, que prometió volver tras la batalla y desposarla. Los días pasaban y ella no tenía noticias de su amor, un día decidida a no esperar, cogió su caballo y se decidió a cruzar el desierto sola. Perdida bajo el sol veía que sin agua su fin estaba cerca y sólo pudo llorar amargamente por la pena de morir sin su amado. Las lágrimas de amor verdadero al tocar el suelo se volvieron tulipanes.

Por tanto el tulipán se considera en el lenguaje de las flores una declaración de amor puro, inagotable y sincero y casi el compromiso de mantenerlo por siempre.

Si fueran bombones... Es chocolate, no hago ascos al chocolate. Pero tendrás un chocolate favorito, pensaréis... una madre tiene un hijo favorito? Tendrá un hijo con el que congenie por carácter más, pero no tiene hijos favoritos, hombre, pues lo mismo con el chocolate. No me hagáis elegir. Me gusta desde el más sofisticado hasta la nocilla de oferta del día... es chocolate.

Chocolate baby!

Si fuera un libro... Afrodita de Isabel Allende. Inciso para comentar que nunca he logrado terminar otro libro de esta señora, en general, la prosa de Sur América me cuesta mucho, es lenta, y muchas veces muy triste. Sólo libros muy escogidos me han gustado. Y este es uno de ellos y veo necesario que todas las parejas que se quieren lo tengan. De hecho hace unos cuantos años, entre varias amigas se lo regalamos a otra, y todas me miraban diciendo "qué demonios le estamos regalando Hellen?", cuando la volvimos a ver nos dijo que tenía la mitad del libro subrayado con rotulador amarillo fosforito. Este libro NO es un libro de autoayuda, es un libro de desmitificación, que es mejor. Isabel Allende hace una prosa fantástica llena de tesoritos sobre el amor, historias de erotismo, lenguaje de flores, significado de perfumes, lenguaje de abanico, anécdotas de amigos (tiene una de una amiga que tuvo una cita ciegas con un pelirrojo desgarbado que me encanta) y de libros antiguos y recetas y alimentos afrodisiacos, todo en un tono informal y divertido. Obviamente que todo el libro es discutible (sigo insistiendo que por muy afrodisiaco que sea el cocido madrileño de Carmen Barcel -editora de Isabel- a mi después de un cocido lo que me apetece echarme es una siesta, no un polvo). Pero Isabel no te vende nada, desde el principio parte de la premisa de "no hay mejor afrodisiaco que el amor mismo". Realmente el libro lo que hace es aportar ideas sobre como echar gasolina a la llama de una relación consolidada. Y para mi este libro es queroseno puro. Recomendado 100%. Sí, ya lo he leido, pero y qué, no lo tengo!

 Sí, todo sensualidad...

Si fuera un perfume...  un perfume de San Valentín ya no es un perfume que me guste sólo a mi, sino un perfume que le guste a mi pareja, porque es un perfume de San Valentín y es para compartir. Me gustan los aromas avainillados y dicen que son afrodisiacos, pero aunque la mayoría de chicos digan pensar que la mujer perfecta debe oler algo avainillada (o eso dicen las encuestas de las revistas femeninas), he visto una mayor aceptación de los hombres en los aromas frutales (mi santo sin ir más lejos es más de coco). Cool Water es un olor que el mundo ha olvidado, muy frutal, huele a mora, a melón a frutas muy acuosas y creo que merece mucho la pena rescatar a este señor olvidado de los 90. De Roberto Verino destacaremos dos, una que es la básica Eau de Verino, con olor abiertamente cítrico a mandarina y pomelo, muy fresco y agradable y Mellow, que aunque suene a Melón, huele más bien a mora, a gominola, pero sin resultar empachosa para nada, a frutos silvestres casi... Son aromas suaves, que sin ponértelos ya tienen calor epidérmico, que puedes compartir casi en un frenesí amoroso (me está quedando muy Adaldrida este párrafo, oiga) y que invitan a un amanecer en compañía.

Aunque a qué mentir, cuando han visto que rehacen Calandre, mi adorada Calandre de Paco Rabanne me han dado ganas de gritar de la emoción... aunque esto llegue a la situación orgásmica, que una no es materialista hasta ese punto, oiga.

Y eso es todo, nominadas a este tag romántico las que queráis, bien en comentarios o bien en vuestros blogs, eso sí, avisad! Besotes

8 comentarios:

Angie dijo...

No me nomino, porque no tengo pareja, y cuando la tuve, fue una semana después de San Valentín...

Aydita dijo...

No sabia lo del tulipan ! besos

Pilar dijo...

No sé cómo la haces apra convertir un tag sencillo en una hilarante sucesión de anécdotas divertidas. No me canso!

Un besito

Adaldrida dijo...

Te ha quedado muy Tita Hellen que es mucho mejor...

Gadirroja dijo...

Me han encantado las historias de tulipanes...me dan ganas de investigar sobre la amapola que es mi flor favorita, aunque miedo me da lo que pueda encontrarme ajaja BESOS!

IOBELA dijo...

Interesante historia la de los tulipanes... fijate tu, algo que he aprendido antes de irme a dormir! jajaja y por cierto que me ha encantado (aunque lo del tio que se abre la cabeza y resulta que ella estaba viva es demasiado macabra)

En fin... solo me queda decir que yo San Valentin no lo celebro, es algo que ni fu ni fa... y que para colmo mi chico lo odia por lo tanto es simplemente otro día mas.

Un besito preciosa!!

Miss Potingues dijo...

Me apunto el libro de Afrodita, aunque tampoco creo que el cocido sea un plato afrodisiaco.

Respecto a los olores, creo que depende más del tipo de chico que de que sea un chico (decir que a los hombres les gustan las mujeres que huelen a vainilla es como decir que a todas nos gusta que huelan a habano, por ejemplo)
Igual que las mujeres dependiendo de nuestra personalidad, pituitaria y circunstancias preferimos un aroma, ellos también.
Yo me los he encontrado de todos los tipos: los cítricos, los golosos (vainillas, coco, chocolate, etc), los maderas (que no los maderos), y los frescos (tanto por gusto en olores como por ser lo que eladjetivo indica)

Besotes, guapa!

Miakita dijo...

Hola preciosa!

Voy a tener que comprarme aloe vera para desayunar jajajaj

Me has recordado la historia del tulipan ¡que bonita es! aunque a mi me gustan mucho las rosas jeje

Y sobre los perfumes te doy toda la razon... yo la mayoria de hombres q conozco prefieren los citricos/frutales a los muy dulzones como la vainilla... aunque tb hay frutas q pueden oler muy dulce!

Yo es q soy de olores florales asi q jajaja

1 besoooo