lunes, 20 de febrero de 2012

Vuelveeeee a casa vuelveeeee...

Hoy no voy a comentar nada de mi día, porque cada minuto que pasa pienso que debería haberme quedado en la cama, taparme con la manta y esperar a que transcurriesen las horas... odio al mundo, a mis hormonas y a todos los descendientes de dinosaurios.

Sí, es uno de esos días que cada segundo es decepcionante y que sólo te dan ganas de comprarte el hacha y hacer limpieza por el mundo. Y al mismo tiempo, das gracias a Odín por no adjudicártela.

Así que hablemos de música, los Cramberries han vuelto!



Decir que Cramberries forma parte de la banda sonora de mi vida es decir poco. Cada año que ha sacado un disco,  ha sido un disco que ha marcado mi vida y sus cambios. A parte que siempre me ha encantado la versatilidad musical de este grupo y la capilar y vocal de Dolores. Excepto en este vídeo y en el de Animal Instint, que no me moló ese pelo rubio largo. Sin embargo en la portada sale estupenda muy 20's (quiero unos pendientes como esos!! Son taaaan vintage!).

El disco en sí es una mezcla entre la canción Linger y la cara B del No need to argue, la mayor parte de los temas tienen un sonido muy irlandés ( esos temas que suenan parecidos en pista de bateria de U2, Cramberries e incluso si me apuras, en los Smith allá por los 80-90), con arreglos de cuartetos de cuerda y una Dolores muy intimista, más que enérgica, aunque obviamente, tiene sus momentos, porque sino no sería la O' Riordan. AL fin y al cabo el producto ha sido el mismo que de otros grupos británicos como los Smiths y Blur: Stephen Street. Temas que recuerdan al When you're gone, o Linger, un sonido que sabe un poco a "hemos llegado a este punto y con cariño hemos decidido que se acabó, pero de buen rollo, así que abrazo de despedida!".  No sé si la intención de este albúm será esa, pero desde luego suena a eso. Suena a sonido antiguo, a la esencia de lo mismo, pero mucho más maduro. A rostro con arrugas de tiempo que reconoces como el del pasado.

Por un lado no creo que para nada sea su mejor trabajo, obviamente tienen el No Need to Argue que ese fue la bomba, y el Wake up and Smell the Coffee, que fue el anterior de estudio no era malo, era muy agresivo, pero vuelven un poco a sus raices y eso está bien.

De momento, terminan su gira de presentación en julio, aqui, al ladito de mi casa en Madrid.

Y como digo que no voy a hablar porque el día esta resultando desastroso, una noticia terrible... Yurena, antiguamente Ámbar, antiguamente Tamara (la mala)... ha vuelto con single, en inglés y autotune a lo Cher duyubilivthelofguachulof... Porque todo no iba a ser divertirse.

4 comentarios:

Gadirroja dijo...

Me gusta! y sí, realmente suena optimista que falta nos hace, sobre todo para sobrellevar la bomba-noticia que nos das al final jajaja Espero que descanses y te mejores, guapa!

kamechan dijo...

Frase de Ford Farlane: "Tanto gilipollas, y tan pocas balas..."

Los Cranberries molan! No soy fan acérrimo, pero el primer album, el No need to argue, el Bury the Hatchet y el Wake up & smell the coffee tienen grandes canciones (del tercer album recuerdo poco, pero incluye el When you're gone). No está mal para no ser fan acérrimo, eh? Jejejeje.

En fin, cuídate mucho, y verás que mañana el mundo lo ves con otros ojos. Muakas!

Angie dijo...

¿Sabes que estoy depre y encima me sueltas lo de tamara la mala no cambie? Joodoooooo...

Miss Potingues dijo...

Me has dado el notición!!!!
Coincido con el tema de Cramberries y vinculación personal; además de con el estilo que han retomado y que, personalmente, echaba de menos.

Un abrazo!