viernes, 12 de octubre de 2012

Chuches y más comida insana (o sana)

Lo he dicho muchas veces... yo no valdría para dietas.

Normalmente como bien y variado, en gran parte por la inspiración materna, pero sé que si me hubiese criado comiendo solo lo que me gusta, me pasaría el día comiendo sopa de verduras, croquetas, pasta y pizza, comida china y muchos dulces... bueno y potaje... y asados... vamos, que me gusta casi todo.

Eso no quita que me malcrie comiendo cosas insanas muy de vez en cuando.

Y esto es un favoritos de comida insana de lo último que he comido últimamente.

Los Chimos han vuelto!


Aquellos caramelos con forma de salvavidas han vuelto, ahora se llaman polo y por algo así como 3 euris (sí, una salvajada para unos caramelos) los tienes. El sabor es igual que el de nuestra infancia, pero el precio no es el único inconveniente, el primero es que sólo los he podido encontrar en tiendas de comida importada de EE.UU., en concreto en Be sweet que está por tribunal. Lo segundo que sus sabores están buenísimos, lima- limón muy refrescante (aunque recuerda un poco a sal de frutas) y arándanos (sabe a zumo real), pero SÓLO tiene esos dos sabores (bueno, casi me he terminado el taco de caramelos y no hay más) y lo tercero es que antes tenía la sensación de que duraban un poco más... Me pasó como el otro día, que fui a un cumpleaños y encontré otro dulce que pensé que ya no lo hacían, los famosos Escalofríos. El tiempo que hacía que no me tomaba uno!


Me consta que hay gente que me sigue desde otros países, así que por si acaso, explico el concepto del caramelo: son unas pastillas de pica pica prensadas, muy ricas y un tanto fuertecitas, de ahí recibían el nombre. Bueno, pues o mi paladar se ha curtido con los años o ahora los escalofríos deberían llamarse "cuscurrinas", porque sí, tienen su esencia básica, su sabor, pero no su intensidad y claro, ya no mola tanto, pero es un flashback bonito a la infancia.

Estas galletas es relativamente fácil encontrarlas en las máquinas expendedoras de muchas oficinas (yo las he visto en 2 distintas), son las chocobom de Gullón. Gullón por lo general hace muy buenas galletas (excepto las oreo, ellos las llaman O2, que son un poco secas), pero este invento es... son minigalletas con chips, tippo cookies, pero recubiertas de un delicioso y para nada pesado chocolate, es impresionante lo ligeras que resultan a pesar de llevar chocolate, y prefiero las de chocolate blanco, aunque las de chocolate con chocolate con leche no son nada malas en absoluto, pero me gustan porque hay un contraste entre el chocolate de dentro y el de fuera. Creo que no cuestan más de un euri, pero la verdad es que es un placer delicioso.

Personalmente de Cuétara me gusta el surtido más que en ninguna otra marca, pero creo que han quitado las margaritas de chocolate de su surtido y les odio por ello!!! pero tengo que decir que para diario me gusta más gullón, suelen tener un precio más competitivo y se me hacen más ligeras, y unas galletas que me encantan para desayuno o merienda (es decir, para "moje, moje" en la leche) es su versión de las galletas de canela, aunque he de decir que las Napolitanas de Cuétara no me disgustan en absoluto. Y las creme tropical de esta marca son las que suelo usar para hacer en tartas el biscocho de galleta.  Os dejo la página, porque esta marca no es muy conocida y además, tiene mucha fama en sus productos especiales sin gluten y fibra.

Aunque sigo pensando que como las yayitas de miel o las de manzana, pocas cosas! Y por eso os linko esta peazo recetaca de Lola Velasco de las yayitas, porque como ya no las venden, ella nos las trae a casa a través de su blog (el cual os recomiendo).

Pasad buen puente!!

9 comentarios:

Aydita dijo...

Los escalofrios me gustan! jajaja besos

Qué Acierto! dijo...

Wow! los polos...me encantaban cuando era niña, estos de sabores y los de menta...todos blanquitos en un paquete verde ¿los recuerdas?

la tía maruja dijo...

Un momento: ya no hacen yayitas???? Qué me estás contando! O.o Jo, qué pena me ha dado leer eso, yo empezaba y no se podía parar de comerlas, qué ricas que... estaban... Cuesta decirlo... Miraré la receta! Gracias! Y vivan las creme tropical, ricas y ligeras, las dan en algunos hospitales, me ha llamado la atención!
Un besote, guapísima!

la tía maruja dijo...

Te puedes creer que tengo las yayitas en el horno? :D

nora (una japonesa en Japón) dijo...

Quiero comer las galletitas de Gullón :)
(lectora que te sigue desde otro país :P)
Besitos**

Gadirroja dijo...

Ostras, las yayitas! Mardisión...las había olvidado y ahora me has recordado cuantos millones de paquetes pude comerme de una sentada. Mira, los chimos, escalofríos y tal paso, porqué no sé qué ocurrió en mi metabolismo que fue hacerme adulta y me como una cada año bisiesto como pronto (que no me gustan las chuches,vamos...tocaría fondo en algún momento de la adolescencia, porque antes las comía por toneladas). Pero las yayitas!!
Me gusta tu pormenorizadísimo análisis galletil, de eso entiendo más porque siempre tengo en casa para las meriendas ;)
BESOS!

Miss Potingues dijo...

Yo ya hace tiempo que no como galletas de este tipo por diferentes motivos que no vienen al caso, pero las de Gullón son mis favoritas por lo digestivas que me resultaban, mucho más que las de cuétara (aunque las campurrianas estaban entre mis tops)

Las yayitas, ...oh, las yayitas!!! Hay un antes y un después de esas galletas. Esas sí que las echo de menos.

Besos!

burbujitabebe dijo...

Yo tampoco sirvo para dietas... además es que me vuelve loca toda esta basura... Ahora me he acostumbrado a unos regalices que tenemos en la farma que son de jalea real y mmmmmmm que ricos!
Besitos guapa!
http://eldiariodeshyris.blogspot.com.es/

Lynn / Melancora dijo...

Te veo muy puesta en el mundo de las galletas!! No tenía ni idea que hubieran vuelto los chimos, que recuerdos, aunque yo siempre he sido más de gominolas que de caramelos. Esas galletas de Gullón recubiertas de chocolate tengo que probarlas.