domingo, 1 de noviembre de 2015

Look de uñas: All hallows Eve y formas de pasar el día de Todos los Santos



Mucha purpurina, purpurina a cascopporro para este look hecho con el negro con purpurina verde y morada "Wear my sun glasses all night" de Catrice con el 10 de Yes love con purpurina dorada y naranja que cambia a verde según le de la luz y en el anular un gris con una calavera hecha con el rojo 238 de Kiko y la plantilla de halloween de Konad M13.

Os comento que el rojo 238 de Kiko es precioso, pero para hacer dibujos con placas no sirve en absoluto, es muy líquido y que el tampón lo coja requiere de un sacrificio humano enorme... y en estos tiempos es dificil encontrar a alguien a quien sacrificar y que satisfaga a los dioses.


Ayer no me disfracé, ni me maquillé especialmente mortecina (me dió igual porque tuve un pequeño bajón de azúcar y el efecto fue el mismo), pero sí tuve noche de misterio y fantasmas porque gracias a Dustin, que nos invitó a asistir a un evento de su club literario. El evento era una ruta por sitios poco conocidos de Madrid con leyendas negras y fantasmagóricas (más allá del Palacio de Linares). Recorrimos sitios como el teatro Lara, la calle Fuencarral, la calle Desengaño... y el guía era muy buen narrador y nos lo hizo pasar fenomenal. Un recorrido curioso por las historias de crímenes y fantasmas de la ciudad que existe en muchas ciudades de nuestra geografía y que merece la pena realizar porque es entretenido y muy curioso, ya que no ves las calles igual.

Creo que hacer este tipo de cosas está bien, porque hablaba con Subflava y con Adaldrida de lo poco que nos preparan para la muerte. En general no nos educan para las cosas "feas" pero también naturales de la vida, como estar triste, o lidiar con el sentimiento de pérdida o el duelo. Nos venimos abajo porque no sabemos como lidiar con todas esas emociones.


También me parece bien celebrar este tipo de festividades porque aunque estan muy americanazadas, básicamente también son nuestras porque vienen el Samhain, del gaélico que celebraban la fiesta de la recogida celta y los celtas también son parte de nuestra cultura. Me parece una ida de olla que vengan personas como el arzobispado de Cadiz diciendo que es la fiesta favorita de Satán (como Satán que soy determino que sí, que me gusta, pero no creo que sea mi favorita... me gusta más la semana santa por las torrijas) y que los niños deberían disfrazarse de santos (la mayoría no terminaron muy bien... no sé si eso a los niños no les daría más miedo que un monstruito del que reirse). También hay celebraciones religiosas de creencias que han retomado fuerza como el druidismo o la Wicca ( una religión basada en el paganismo con prácticas mágicas muy curiosa) y que celebran algunas festividades por la geografía y que merece la pena observar. Siempre se puede aprender algo de esas costumbres.

Y luego están los típicos dulces, desde las castañas y panellets hasta los buñuelos de viento (más de 10 años que no me como uno!) y los huesos de santo. Nada que ver con las chucherías (donde esté un buñuelo bien hecho, que se quiten las gominolas!).

De todos modos, si aún os quedan ganas de miedo, esta noche hay un especial de Halloween en el Palacio de Linares en Cuarto Milenio y os recomiendo unas cuantas cosas que os pueden gustar.


Nosferatu es una película versión del mito de Drácula de Bram Stoker, hecha con los suficientes cambios como para no cobrar derechos a la familia de este, que aunque actualmente da risa, en su momento fue calificada como película no apta para gente impresionable. Los clásicos siempre merecen la pena. En la misma línea, las películas de Drácula de Christopher Lee siempre son un aliciente fantástico para pasar la tarde.


Los crímenes del museo de cera. Recuerdo haber visto durante la adolescencia esta película y que impactó mucho. En ella sale el siempre fabuloso Vincent Price, que siempre es un valor seguro en el mundo del miedin. Aunque tambíen podéis ver este especial del propio Vincent leyendo a Edgar Allan Poe, pocas personas leen como él cualquier cosa.

También tenéis aquí un documental de la BBC subtitulado sobre la figura inquietante del escritor Edgar Allan Poe, pero también este otro sobre la figura de H.P. Lovecraft, otro escritor que hizo una de las más maravillosas obras sobre mitología de terror en el mundo moderno. De escritores españoles, tenemos que destacar sin duda el mito de Gustavo Adolfo Béquer en este brevísimo documental del canal Historia. 


Con los niños siempre podéis ver en este canal de YT (aunque esten subidas en castellano latino) todos los capítulos de la serie que veíamos en los 80 El cuentacuentos, con John Hurt como señor que al lado de la chimenea te contaba historias clásicas del mundo, tal y como fueron pensadas, y no con edulcorantes Disney, todas ellas harán que podáis conciliar bien el sueño, pero fantásticas. Una de mis series favoritas de la infancia y muy rescatable para vuestros peques. Pero el canal también tiene 15 historias de Cuentos de la Cripta, una serie para más mayores (en castellano español), pero también muy interesante. Merece la pena hacer este viaje retro al pasado.

7 comentarios:

ROSA SANCHEZ dijo...

Gracias por el terrorífico recopilatorio que nos ofreces!

ROSA SANCHEZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adaldrida dijo...

La verdad es que algunos disfraces que he visto Sí son un poco diabólicos...
¡Y deja de decir que eres Satán! Con lo dulce que eres...

Gadirroja Lapinturera dijo...

Yo pensaba que el arzobispo de Cádiz arremetería contra los carnavales! jajaja
Pamplinas aparte, nosotros sí nos disfrazamos porque en el pueblo hay mucho inglés y se hace una fiesta muy chula (eso el 31) y ayer, que sí fue el día que tradicionalmente se celebra en España, nos fuimos con las niñas de turismo gastronómico rural por los pueblos de la zona, celebrando la vida. A los muertos los tengo ya muy presentes en recuerdos, no necesito honrarlos en ningún cementerio porque los honro en mi memoria ;)
BESOS!

Miss Potingues dijo...

Me encanta la idea de esas rutas de leyendas propias. Desconocemos lo propio, y es una pena.
Respecto a lo de "costumbres extranjeras", señor arzobsto,le recuerdo que la historia de Cristo se desarrolla entre Palestina e Israel. Ahí lo dejo.

El ser humano es universal, y el conocimiento debería serlo. Me parece bien que cada cual celebre aquello con lo que sienta más conexión. A mi Halloween no me dice nada, pero Samhaim sí. Como dice Gadi, yo soy más de celebrar la vida (la cosecha), que la muerte. No la niego, existe, está ahí, pero creo que su sentido es, precisamente, que seamos conscientes de que tenemos una vida, que es algo precioso, y que hay que difrutarlo hasta el final. Y cuando se acabe, fiesta de despedida, pero no porque te hayas muerto, sino porque has vivido.

Gracias por esos canales tan interesantes, me encantaban esas historias, así que me parece genial la idea de rememorarlas.

Besos!

verdeoxido dijo...

Oh, los huesos de santo, mucho mejor que las chuches sin duda.
Me encanta la idea del itinerario de leyendas, muchas veces no conocemos cosas muy interesantes de nuestra propia ciudad.
Mi plan la noche del 31 era hacer rollitos de canela y zampármelos viendo pelis, pero como estaba cansada para cocinar al final comí chuche (nada comparable a dulces caseros recien hechos, por Dios)y vi la peli de "El libro de la vida", curiosa la forma de celebrar el día de los difuntos en Mexico, siempre por estas fechas se ven maquillajes de calaveras de azúcar y ni siquiera sabía de dónde venía eso. Tengo otras pelis pendientes que iré viendo a lo largo de esta semana.
Aunque Halloween dice internet que es una tradición cristiana hay cierto rebuji cultural que hace que por ejemplo mi hermana me pregunte que ¿lo de truco o trato qué es?, y en debate con ella y mi madre cada una decíamos algo distinto, y estoy segura de que la mayoría de los niños tampoco lo saben. A mi me hubiera gustado que se celebrara también a la manera americana cuando yo era pequeña, soy bastante cagueta pero es una excusa perfecta para disfrazarse.
A mi madre le llamaron a la puerta para pedirle caramelos y le pilló desprevenida jajajj.

Angie dijo...

Tampoco me disfracé,nime híce ningún maquillaje especial.Al final la niña no apareció y el Iker estaba tristón al final del programa. Te olvidas de "Drácula" de Bram Stoker con Cary Elwes y el Ipodcast de Drácula de archivo de Campamento Kripton.Besotes!