domingo, 15 de noviembre de 2015

Look de uñas: Gentlemen's moustache y cuestiones de igualdad




Un rosita nude valen para ver los distintos tipos de bigotes, el del pulgar pintado en el 294 de Kiko, el índice con el 339 de Kiko, el anular es el 299 de Kiko, el anular el chacalaca de Essence y el meñique el 341 de Kiko.

Sigo con mis bigotes porque esta semana he tenido una polémica en facebook por este artículo. Comenté que me parecía de malísimo gusto comparar las manifestaciones por las 5 mujeres muertas por violencia machista con el movimiento Movember, el cual apoyo, porque lo cortés no quita lo valiente y me dí cuenta de varias cosas en la conversación:


1.- La gente no sabe qué es violencia de género. Voy a intentar explicarlo lo mejor posible porque o no me explico bien o no quisieron entender y creedme que no todo el mundo sabe a qué se refiere la ley general con esto. Violencia de género es todo aquel menosprecio, maltrato, discriminación o comportamiento dado por el hecho de ser mujer e impulsado por el pensamiento machista, que muchas veces implica cosificación y rebaja del estatus social por el mero hecho de ser mujer, así, sin abrir la boca ni nada. ¿Porque no vale igual con el hombre? Porque, aunque el pensamiento machista también ha limitado al hombre en muchas actuaciones, no ha definido durante tanto tiempo y en tantas conductas su rol, su espacio social y su actuación como a una mujer (recordemos que hace menos de 50 años para trabajar necesitabas un permiso de tu "macho", siendo tu marido, tu padre, hermano o del portero de la finca si eras soltera). ¿Porque no vale igual con un transexual? Porque es una discriminación sobre el género femenino, no sobre la tendencia sexual (que ahí hablaríamos homofobia), a los transexuales rara vez se les recrimina por ser mujeres, sino por el cambio de sexo inicial físico (aunque de todo hay en botica y si alguna transexual me lee, por favor, nos comente su experiencia y nos nutrimos todos). La ley de la CM de Madrid, que amplía la ley general, amplía el hecho, porque también califica como violencia de género la ablación, la incitación a la prostitución, la publicidad sexista y la trata de blancas. En el caso de violencia de mujer a hombre, no está fundamentada socialmente en un matriarcado real sociológicamente hablando (que tomo tal en España no se ha dado en muchos sitios, por mucho que me menten a Bernarda Alba, que una cosa es la casa y otra la sociedad), así que tendríamos que buscar otras causas. Es importante entender esto, porque por ejemplo, una madre que obliga a su hija a hacer la prueba del pañuelo, o a someterse a una ablación, estaría incurriendo en la violencia de género (aunque la ley general sólo cuente que esta violencia sólo venga en el terreno afectivo- parejil, cosa que veo absolutamente errónea).

Pues no... ójala

2.- Se habla desde el desconocimiento de la ley. A ver, que levante la mano en la sala quienes hayan leído más allá de las críticas en periódicos y se hayan leído la ley general ? Cuando he leído esta semana un "no tengo que leer nada, cuando una ley obliga a mirar si la victima tiene o no pito, deja de ser una ley justa", cuando hablamos de una indefensión social y cuando se habla de violencia de género... Pues eso, que a lo mejor no es injusta, sino mal adaptada en según qué casos. Los temas más criticados  es la detención preventiva de hasta 72 horas y las denuncias "falsas", de las que tanto hablan iluminados como Toni Cantó, que luego tuvo que rectificar... La "detención" es una mera detención que no supone más que una detención preventiva, que si el detenido pide su "Habeas Corpus", se acoge al derecho a que un juez en menos de 72 horas le atienda. No es una violación de la presunción de inocencia, ya que si no hay juicio, no constan cargos hasta que este se celebre y, si el caso queda sobreseído, el detenido queda libre sin cargos. Lo que se limita es el principio de libertad de circulación, que eso sí que jode (a nadie le mola pasar la noche en el cuartelillo). Obviamente que según encuentas las denuncias falsas sean 0,01, según datos del Consejo General del Poder Judicial, porque según esta encuesta, esos hombres consideran que conocen un caso al menos de maltrato de mujer a hombre. Lo que me lleva a mi conclusión 3. Pero no conocer la ley en este caso, no es para estar orgulloso, sino todo lo contrario, hay que hacer críticas y decirle a los gobiernos qué está mal, sobre todo el hecho de que los juicios se dilaten, porque cuando una maltratada sale de una casa, se empieza a trabajar con ella y ver al maltratador más tarde puede tirar abajo el trabajo de reconstrucción de su autoestima y eso SÍ es un problema del que nadie habla (como tantos otros).

Pues andamos apañados

3.- Los hombres no saben expresar la queja social (por rol o por falta de herramientas sociales, vaya usted a saber, pero no lo hacen). En la conversación se comunicó que, a pesar de que el día contra el cáncer de pecho es un día en Octubre y Movember es UN MES ENTERO, las mujeres no apoyábamos los movimientos sociales que sólo incluyen a los hombres. Ahora bien, cuantos hombres habéis visto que este mes se solidaricen y se dejen bigote? Porque conozco alguno que se acordó tarde y dijo "ya pa' que?"... PUES PARA APOYAR VUESTRA CAUSA! Es por ello, que igual que la encuesta anterior habla que si un hombre supiese que su colega pega o maltrata de alguna manera a su novia se callaría, parece que también se calla si su colega no denuncia. Dónde ha quedado la camadarería masculina? Eso de apoyar a los colegas, animarles a hacer lo correcto y a denunciar lo malo? A protestar, pardiéz! También hablaron de que no hay servicios, asociaciones ni ayuda a los hombres. Y como hago un post, lo hago bien y con los deberes hechos. Pones en Google "Asociación hombres maltratados" y le das a buscar y la primera entrada es esta asociación, con su asistencia jurídica y psicológica. Hay una revista que denuncia casos y esos casos de denuncias femeninas falsas. Y luego varias noticias, pero esto demuestra una profunda incapacidad del hombre de buscar soluciones básicas a los problemas sociales, por dejadez, por vergüenza o porque por rol, a veces hay una mujer haciendo de secretaria. Es verdad que no es mucho ya que un problema no existe si no se habla de él. Los hombres deben aprender a pedir ayuda y a comunicar. Socialmente la mujer siempre ha sido más solicitadora y verbalizadora de los conflictos, de hecho la mayor parte de personas que van a los servicios sociales a solicitar ayudas son mujeres y es verdad que en una igualdad real hay que apoyar a que todos los problemas sean tratados  y hay que animar a que todos los puedan verbalizar y no a ir unos en detrimento de otros, pero OJO, no podemos entrar en el tópico de las denuncias falsas femeninas para desprestigiar una ley o salir del paso de los asesinatos machistas cuando se está tratando el hecho de la muerte de 5 mujeres en una semana. Hay que enfocarlo en que NI UN SÓLO MALTRATO MÁS (venga de quién venga). Pero hay que quejarse. Lo que comentaba el señor del escrito de opinión, es de vergüenza llegados a este punto y leer que muchas mujeres les animan, me causa profundo pesar. NO SE PUEDE CUESTIONAR LA LUCHA CONTRA EL MALTRATO FEMENINO! NO ES ADMISIBLE (hombre ya!)


Sassy Gay Friend, porque los personajes femeninos atormentados necesitaban a su amigo gay leal y deslenguado. Y a lo mejor, ahora lo necesitamos todos

4.- Menos críticas y más soluciones. Mucha gente se aferra a los puntos dichos para decir que la ley es una mierda y como la ley es una mierda, he ganado el discurso y se acabó. Pues no. Aunque el número de denuncias falsas sea bajo, hacer las concentraciones y denunciar que social y moralmente, ser un maltratador ya no es aceptable en esta sociedad es necesario. Y si alguien quiere quitar la detención preventiva, que dé ideas! Muchos confunden la retirada de denuncias como un hecho de "arrepentimiento" de falsas denuncias, cuando en la mayor parte de los casos trae miedo y coacciones detrás, igual que si en un juicio no se demuestra la culpabilidad de un hombre, es que es inocente (en un juicio por amenaza verbal, a ver quién es el listo que lo demuestra sin testigos). Hay que proponer nuevas leyes, porque he visto que a muchos les interesa más que haya una ley integral sobre maltrato en la pareja para poder encuadrar que no es un caso de violencia sexual, sino de abuso de la confianza parejil, ya que se puede dar en parejas hetero y homosexuales y de mujer a hombre, de hombre a mujer, de hombre a hombre y de mujer a mujer. Pero no creo que haya que eliminar la de violencia de género, porque muchos hombres maltratan a las mujeres porque "son sus mujeres" y lo entienden como un hecho cosificador. También es importante que se erradiquen los machismos impuestos. No sólo los piropos callejeros, también que no te pidan decir si tienes hijos o estas casada en una entrevista laboral (que es punible, pero volvemos al rollo de cómo lo demuestras), que se fomente el acceso de la mujer al mercado laboral tras la maternidad, que se fomente el permiso de paternidad para implicar al padre en el desarrollo del menor recién llegado, que haya una mayor implicación del hombre en las tareas de cuidador (muchos hombres todavía siguen cargando el cuidado de sus mayores a las mujeres, aunque no sean parientes consanguíneos de ellas, sin ayudarlas), que exista una igualdad real de acceso a puestos de alta graduación, que se fomente una educación igualitaria y emocional sana (tanta educación a la ciudadanía y lo que hay que volver es a la ética y a los valores humanos)...

Hay que quejarse, pero en las calles, no en los bares y en las redes. Ahí no se arregla nada.

Llevo unos domingos de un intenso con los temitas que madre mía...

5 comentarios:

Gadirroja Lapinturera dijo...

A los hombres en general, les cuesta expresar sus quejas sociales o emocionales y no quiero con esto hacer feminismo mal entendido del de "y tú, más" sino hacer patente una realidad (a nosotras en general nos cuestan otras cosas, claro que sí) que podría ir solucionándose con una educación basada en la igualdad de género.
Un besazo!

Miss Potingues dijo...

Yo también llevo un fin de semana intenso, y he acabado bastante harta de tanto "tener razón", soberbia moral, y puñetazo en la mesa en varios ámbitos y temas, así que sólo te puedo decir que me ha parecido un post muy completo, que, en general, falta información, pero también interés en conocerla, y que hablar sin saber parece deporte nacional. Más nos valdría a todos, informarnos y empaparnos bien de las cosas, y hablar con propiedad, como has hecho en este post, que ir de enteradillos por la vida.
#BastaDeViolencia

Besos!

John Black dijo...

Aunque podría decir bastante sobre el tema, desde el punto de vista masculino, solo voy a decir una cosa. Hay que tener mucho cuidado, o acaba pasando esto:

http://www.nydailynews.com/news/national/boy-9-face-sexual-harassment-charges-love-note-article-1.2432300

John Black dijo...

Voy a intentar desarrollar un poco, para evitar malentendidos.

Sobre el punto 3, hay que entender que cuando los hombres expresamos nuestra preocupación sobre la situación, ni queremos tirar por tierra la lucha contra el maltrato, ni estamos declarando ideas machistas. Es preocupante que ante una situación de sospecha de denuncia falsa se te recomiende que intentes recopilar todas las pruebas posibles para demostrar tu inocencia, avisar de antemano a la policía de la situación, y que asumas que ni eso te va a librar de pasar por detenciones, juicios, etc, cosas que no son nada agradables. Asusta mucho que a la mínima sospecha (no me lo han contado, no conozco a, LO HE VIVIDO, y cuando digo mínima, hablo de una discusión en la que los dos subimos mucho la voz) se te considere culpable, la policía no te deje ni hablar (solo les faltó esposarme y meterme en el coche patrulla antes de siquiera preguntar) y te encuentres a merced de la buena o mala voluntad de la otra persona (en este caso, buena, que también hay que reconocerlo). Y lo que más asusta, las cifras de mujeres víctimas de la violencia de género. Y mucho más, dentro de ese número, las que ya habían denunciado, las que han visto como, ante pruebas más que evidentes, han visto salir de rositas a sus maltratadores.

Lo que quiero aportar, que me enrollo mucho, es que hay que alejarse de extremismos, por ambas partes. No hay que plantear nunca ni que, ya que existen las denuncias falsas, todas las denuncias de violencia de genero son falsas, ni que los hombres somos malos por el hecho de ser hombres y hay que buscar la actitud machista escondida en todo lo que hacemos.

Los malos no son los hombres o las mujeres: son los maltratadores (da igual su género), y debemos luchar porque no puedan seguir haciendo daño a sus víctimas, de ninguna forma.

Adaldrida dijo...

Estoy de acuerdo contigo pero también muy de acuerdo con John Black: he vivido casos de chicas que cortaban con chicos y por inquina les denunciaban, hoy en día ningún hombre está a salvo de la denuncia, nos hemos pasado, ¡y siguen muriendo mujeres! Me parece increíble que seamos tan machistas en algunas cosas y tan hembristas en otras, y todo recae en el inocente, sea él o ella. He vivido un caso de hombre desvivido por su hija, mujer diagnosticada con problemas mentales, divorcio, juicio y ¡la niña para la madre!