martes, 4 de diciembre de 2018

Gastados y comprados de Noviembre

Se conoce que estos post generan ansia viva. O al menos, aportan información de cara a compras. Pero tienen sus fans, que los demandan. No sufráis, ya está aquí el de Noviembre

Gastados:


Colonia de mercadona Ikiru. El famoso clon de L'eau Dissey de Issey Miyake, que es un aroma muy fresco y algo acuático. Tecnicamente, la de Miyake lleva de notas bajas Cedro, Osmanthus, sándalo, almizcle, ambar, tuberosa y maderas exóticas. De notas medias lleva lirio del valle, peonía de agua, lírios y claveles. De notas altas lleva calone, rosa, lotus, fresia, melón, rosa de agua y ciclamen. Supongo que la carta de olores del mercadona es un poco más reducida. La perdurancia es media, no es invasiva y lo peor que tiene el perfume es... el envase. Se te queda un culo de colonia que da para varios usos sin aprovechar a menos que incrustes el bote y os digo ya que el bote es de cristal grueso. No es medio bote, pero alargar el tubito del pulverizador no cuesta nada, digo yo. De momento, aunque me gusta no quiero repetir, porque me es muy de verano.


Laca de uñas blanca Michela Valenti Jumbo. A ver, es una laca blanca de los chinos que ha terminado bocabajo para cambiar tonalidades de otras lacas. Como laca era bastante cubriente, no con mucho brillo ni mate, secado bastante aceptable y duración media. Por lo que cuesta resulta apañada. Tampoco le pido mucho a una laca blanca, porque las uso de base para degradados normalmente, así que con que cubran la uña con decencia, me vale.


Eyeliner con esponja de Essence. El boom de los eyeliners con esponja desterraron a mis amados botes de eyeliners en gel que tanto me gustaban: quedaban mates, era fácil delinear con un buen pincel y no sé como lo hago pero me tardaban mucho más que a otras personas en secarse. Sabiendo esto y al no haber geles, compré esta... cosa. Os explico: cogías producto, MUCHO producto, porque sino, no hacías ni medio trazo y a mitad del delineado tenías que coger más, pero si tenía producto seco en el pincel, porque se secaba rápido, tenías que limpiar el pincel a mitad del delineado para poder coger más producto, porque de otra manera no lo cogía. Si repasabas el trazo, levantas el producto aplicado que cae en copos. Se me secó al poco y lo guardé en el cajón no sé porqué, pero vamos que ahora lo he visto y no sé si seguirá en venta, pero tengo claro que fue un asco, no era mate, no era negro intenso y encima daba estos problemas triplicando el tiempo de aplicación absurdamente. Ni regalado lo quiero.

Jabón Karma de Lush. Lo compré por recomendación de Liv Kristine, cuya entrevista hace un año que pude hacerla y aún no puedo creerme ese momento. Y me gusta, pero para invierno. El jabón en cuestión huele a naranja, pino y patchuli. Con Darcy llegamos a la idea de que los pescadores noruegos huelen a Neutrógena y los leñadores noruegos huelen a Karma. Es un olor de madera muy cálido, con un punto masculino, pero básicamente balsámico y confortable. Por eso para calor, agobia y en invierno, reconforta. Eso sí, en jabón, el perfume me han dicho que muta con la piel, así que intentaré probarlo en piel a ver qué tal se comporta con la mía. Pero con el jabón repito, es una gozada y me encanta el olor que deja en el baño y donde pilla.


Ballerina Pink de Essence. Un rosita cuarzo con gran componente blanco que queda bastante mate. Soy de cambiar y por eso no repito pero el color es precioso y muy recomendable, no obstante no hay que esperar mucha duración de estas lacas.


Comprados:



-Pack de Simply Flowers de peonía de colonia de 100ml, perfumador de bolso 30ml y crema de manos de Deliplus. A ver, que de esto parece no estar hablando nadie: en las colonias de floriponchis de Mercadona tienes el formato normal (qui'cirse, la colonia tal cual) o bien, por un euro más, la colonia, un perfumador y una crema de manos perfumada, que si bien no es gran cosa, yo la estoy aprovechando para echar en uñas y manos antes de pintármelas y parece que así las uñas sufren menos. La colonia de Peonía huele a limpio, a jaboncito, a fresco, tiene un deje liviano a rosa (porque para algo la peonía es de la família de las rosáceas) pero mucho más fresco y relajado, nada señorial y aunque no dura la tira, el perfumador (que es recargable) permite refrescar la fragancia cuando necesites un extra o te apetezca. Por un euro más merece la pena comprar el pack, eso sí, señor Mercadona, con la mitad de plástico y cartón también se pueden hacer kits de colonias. Just saying.


-Easy Paris latex líquido. Os hablé de este producto aquí. Poco más a decir, que mientras no te metas en la uña, todo bien.


-Laca de uñas blanca de Easy Paris. La compré y aún no la he usado, cuando tenga una opinión formada, pues ya os contaré. Ahora no tengo ni opinión formada. No tengo ninguna.

-Plantilla. La plantilla con decoración japonesa, que no sé si se aprecia, pero la verdad, por euro y medio te viene con tampón y el rascador de plastiquete. De vez en cuando las echo un vistazo porque estas placas tienen dibujos horribles y otros muy decentes, pero como todo, depende de tus gustos. Siento la foto pero es la única manera que he logrado que se medio vean los  dibujos (parece fácil pero no).


Pure Beauty de Essence. Es un tono zapatos nude de la Karsashian. Quizá de los 3 es el que menos recomiendo, sólo lo he usado una vez y no tiene una buena resistencia. Me pinté las uñas el sábado y el lunes ya se estaba descascarillando... El color es precioso eso sí.


Crashed de Party?! de Essence. Es un tono transparente con purpurina de colores, con dos capas no cubre totalmente pero deja un velo muy bonito, ideal para usar como top coat o hacer puntos de color en las uñas. Muy festivo y muy resistente, como todos los purpurinosos tiene querencia por la uña.

Be awesome tonight! de Essence. Entre el rosa batido Okey y el rosa promocional de Barbie anda este color. Muy alegre y primaveral. No es tan resistente como el anterio, pero más que el Pure Beauty. Creo que esto de la resistencia va por tonos, porque cuando empezaron a sacar los primeros verdes azulados en esmalte ni uno me agarraba la uña, así que creo que aquí pasará tres cuartos de lo mismo con el Pure Beauty. 


Crema facial hidratante y calmante Ziaja de menta y pepino. Como sabéis usé el tónico de esta gama y me gustó mucho para el verano porque aunque esperaba cierta reacción mentolada, era muy agradable, liviano y no me sacaba espinillas, lo cual es una novedad en toda regla para mi. Llevo una temporada con bastante acné en un lado de la cara y creo que se debe a varios factores: el primero que suelo dormir sobre el lado izquierdo del cuerpo la mayor parte del tiempo y aunque limpie mucho ese lado, no traspira la piel igual. Segundo, no creo que repita con el serum que estoy usando, os comentaré más adelante, porque seguramente lo gaste pronto y tercero el uso de bases de vez en cuando no ayuda tampoco. La cosa es que la crema que estoy usando (la famosa Acnises) se me está quedando pelín corta de hidratación, no tengo la piel seca, pero sí sensible con el frío y añadir más crema no palía este efecto a pesar de que bebo mi agua y todo, pero con las calefacciones ya se sabe. Y he apostado por esta crema, que apesar no ser leche ni tener textura gel, de momento no me saca mucho grano porque mi piel se la bebe cual vikingo con su cervecilla. La elegí porque promete no sólo hidratar y proteger la epidermis y dar suavidad y elasticidad, sino también dar alivio a la irritación como de tomar el sol y cosas así.  Promocionan el olor como energética y refrescante... a ver no huele mal al estilo del tónico predomina más el pepino que la menta, tal cual, pero suave, no es pesado. Tiene pepino y la cantidad de menta es casi simbólica, pero no tiene ni siliconas ni parabenos, así que una cosa por la otra. 

Mis primeras impresiones son hasta el momento positivas: ahora hace bastante más frío, pero muchísimo más frío y os puedo decir que a pesar del estrés tan bestia de estos días, que me tiene la piel del cuerpo hecho fosfatina, a pesar de que durante dos semanas por soggoth ha estado en el estómago como bailaor de gira y por gestión de tiempo casi ni he ido al gym, lo cual me descontrola las hormonas... a pesar de la falta de sueño, bueno, mi acné tengo, peeeero, la piel facial está mucho más calmada. Te promociona en la cajita que tiene provitamina B5 (evitemos la rima, por favor) y protector UVA/ UVB (no he encontrado un sitio donde me determine exáctamente cuanta). De momento me está gustando y para el precio que tiene me va fenomenal, pero insisto, esto sólo te vale por el día (no le veo sentido a ponerte filtro solar por la noche) y sobre todo, no sé yo si en verano esto lo voy a aguantar. 

Aún así tengo un tónico de Ziaja que no me está haciendo especialmente feliz por la mitad, cuando conjunte esta crema con el tónico de caléndula, que va a ser mi próxima adquisición os digo más, porque obviamente, espero que el efecto calmante sea mayor. De momento, por 3 euros que cuesta la cremita, me está viniendo bastante bien y la piel la noto más nutridita y menos sensible. No es la panacea pero a mayor uso, más se nota la piel calmada, así que dadle un tiempo, va lenta pero segura.
Habéis probado alguno de estos productos? Se os antoja alguno?

3 comentarios:

Beatriz MissPotingues dijo...

Me hace gracia tu comentario sobre las lacas de uñas. Querida mía, más o menos eso es lo que me dura a mí un esmalte de los que considero aceptables en mis uñas, porque la menda lerenda parece que lleva repelente para esmaltes de serie. Los buenos que ya son lo más, en mi caso cascan a los 4-5 días el que más se estira.
Como todo, el baremo lo marca cada cuál en función de lo que tenga de base.
Besos!

Noelia Cano | Lapinturera.com dijo...

Los esmaltes que has comprado me encantan. MIraré esos packs, porque a mi la fragancia de violetas me pirra.
Un besito.

Adaldrida dijo...

Sí, yo era de las que esperaba con ilusión... Y es que tus descripciones desde el sentido común son una joya. Ya me has despertado curiosidad con esa crema de Ziaja