domingo, 28 de junio de 2020

Look de uñas: pastel summer. Una película para calmar el mono eurovisivo.




Hacía mucho que no hacía un degradado, para verano son superrápidos de hacer y quedan muy bien. Este lleva el azul de Essence Take me to Heaven, el rosa, también de Essence Be awesome tonight y el amarillo mimosa Nº 6 de Basic Cosmetics. El resultado es muy veraniego y cuando más morenita estés mejor.

Además queda un poco bandera del Orgullo. Hoy es el día del orgullo, aunque a algunos les pese y, de verdad, sigo sin entender muy bien porqué. Creo que todos, en mayor o menor medida estamos dentro del espectro LGTBIQ+, sobretodo porque dentro del grupo de los asexuales hay románticos sexuales, románticos asexuales y demisexuales y creo que la gente que se considera "normal"( qué risa, si eso sí que no existe) entra mucha en ese grupo. Lo importante es que respetemos que todo el mundo tiene derecho a ser feliz sin hacer daño a los demás y eso implica respetar al otro. Respetar implica reconocer.  No podemos seguir jugando con los derechos humanos más.


Hablando de LGTBIQ+... Ya sabéis que este año, al final, con unas cosas y otra no hemos tenido Eurovisión peeeeeeeeero han sacado una película llamada Eurovision Song Contest: The story of Fire saga. Está en Netflix y la he visto. Y de eso vamos a hablar hoy (intentaré que sin spoilers).

De todos modos, os recuerdo que si echáis de menos material eurovisivo, en el podcast de Cava Baja, hay dos sendos podcast, uno de los ganadores morales y otro del certamen del año pasado, cada uno de casi 3 horas, para que os hartéis de eurovisión... pero en plan divertido, las cosas como son.

1974 ABBA va a Eurovision y canta un tema llamado Waterloo que entusiasma a público y a jueces. En una pequeña casita de Islandia, una familia al completo, con sus amigos se juntan para ver el concurso y el pequeño Lars se pone a bailar con el tema. La familia se ríe de la ocurrencia, pero Lars jura ir algún día a Eurovisión y ganarlo. Y ahí comienza la historia: Lars crece y tiene un grupo llamado Fire Saga con su amiga Sigrit y hacen una canción para llevarla a Eurovisión ante la indignación del padre de Lars, Erick, que considera a su hijo un idiota que no para de humillarse en público y la de la madre de Sigrit, que está indignada de que su hija tenga tanto talento y cante cosas vacías, que no le salen del corazón. Llevan un tema eurodance ochentero llamado Volcano Man.


Como eurofan, compro el tema.

Dicho lo cual, vemos que por una serie de situaciones, cuanto menos curiosas  Fire Saga van consiguiendo colarse hasta la semifinal del concurso al mismo tiempo que la relación de Lars y Sigrit se va deteriorando. Sigrit está locamente enamorada de Lars desde pequeña pero nunca se lo ha podido decir y Lars también parece estar enamorado, pero el grupo es lo primero y ganar Eurovisión, tanto es así que, como suele pasar muchas veces, la gente que más nos apoya se vuelve un objeto que se funde con el fondo y no la vemos.

Rachel McAdams es la gran protagonista a nivel musical y dramático, está simplemente fabulosa. Will Ferrer para mi es una mezcla de Johnny Deep y Ben Stiller. Johnny Deep porque desde Sleepy Hollow sólo sabe hacer de sí mismo haciendo cosas, no veo la construcción del personaje, sólo le veo a él. Y de Ben Stiller porque no sé como lo hace, pero Ben Stiller siempre me produce una profunda vergüenza ajena, así que Will Ferrer repite cosas de otros papeles que ha hecho y mete un humor bastante forzado y facilón que no produce la carcajada que busca. Mi visión a este respecto puede ser muy parcial, pero es que a veces se me hace un poco Homer Simpson. Dan Stevens como representante de Rusia está muy gracioso, porque es el malo de comedia adolescente al que quieres odiar, pero en el fondo es buen tipo y no puedes.


Esta peli está plagada de cameos increíbles y algunos muy eurovisivos (REQUETEEUROVISIVOS... hay un momento que es una fantasía!) que los eurofans aplaudimos hasta con las orejas muy fuerte. Por otro lado, la documentación de la película, está muy relajada y no para bien: Escocia no celebra Eurovisión, porque no quiere participar (cosa que respetamos, pero que a mí me ilusionaría muy fuerte, esto ya no es 1972), Rusia nunca llevaría una actuación con tintes LGTBIQ+ porque... bueno, digamos que Rusia prefiere otro tipo de contenidos. Grecia tampoco llevaría algo demasiado sexual- lésbico porque son más de pachanga sexy folk para todos los públicos en general. En las semifinales no hay países dando puntos, simplemente se leen los clasificados y, lo que más me ha dolido: España es uno de los países del Big Five. NO VAMOS A SEMIFINALES.

Entiendo que acoplen ciertas cosas a la trama, pero por ejemplo, el público que va a Eurovisión si algo es incapaz es de estar callado, como ocurre en una escena. El público, pita, aplaude, canta, enciende luces, porta banderas: es muy participativo.


Lo mejor: La voy de Rachel McAdams, no sabía que tenía esa capacidad vocal, es fabulosa. Demi Lovato, porque... bueno, le toca un personaje con cierta gracia. Los estilismos tan tróspidos. Graham Norton siendo Graham Norton en eurovisión. Toda la trama de ganar perdiendo y no dar a la gente por supuesta,  y la importancia de los ganadores morales (podría hablar mucho del tema... con Cava Baja... tres horas y se harían cortas... no insisto más) y la supermoraleja final. Oh! Y la banda sonora.

Merece la pena? No os va a sustituir un señor certamen, porque no. Pero si sois eurofans, os va a divertir y entretener porque es una comedia romántica tipo 90's y merece la pena ver tanto cameo (el primero que sale, cantando su canción ganadora, es que me conmovió y todo). No es un peliculón, pero cumple funciones y es entretenida. Os dejo el trailer aquí mismo.

Qué? Os hace la peli?

2 comentarios:

Beatriz MissPotingues dijo...

Vi eltrailer y me acordé de ti. La tengo apuntada para cuando me decida a poner Netflix (chica, yo ya con HBO no doy abasto)
Besos!

Noelia Cano | Lapinturera.com dijo...

Me parece una propuesta muy divertida, la voy a buscar.
Y tus uñas, chulísimas!!
Besitos.