domingo, 10 de enero de 2021

Look de uñas: City Lights. Comprados y gastados de diciembre

 




 Esta manicura me la hice mientras tenía una agradable videollamada con una amiga que hacía lo mismo y combatía contra una lámpara de leds que le habían regalado por Navidad. No entendímos muy bien el procedimiento, porque por lo visto es ponerse la laca a elegir, dejarla secar unos 30-45 minutos y luego aplicar una laca que trae la lámpara en gel y aplicar un minuto (que te digo yo que es un minuto extendido) de luz de la lámpara. La cosa es que el kit dice que la lámpara seca las úñas, pero no, se quedaban mordientes y claro, se te van pegando a todo lo habido y por haber, la única diferencia que notamos es que la lámpara hacía que la laca durase más y para retirar las uñas con esmalte dañado, no veas. 

No tenía muchas instrucciones a parte de las indicaciones de la caja, fue muy divertido, pero poco práctico, entre otras cosas, porque no tiene mucho sentido lo de pintarse las uñas para esperar media hora y luego poner un gel y que se "sequen más rápido". O la traducción fue un asco, que puede ser, o la lamparita no funcionaba bien... eso sí, le vimos una agradable funcionalidad a con una caja de leche, unos rotuladores y las luces, crear una discoteca para Barbie Poligonera.

 Bueno, la laca es una nueva de Easy Paris de 7 días, porque la de Wynie de este tono, ya está para tirarla y la oscura es la 165 here's my number de las colour and go de Essence con efecto arena, que también va a ser jubilada, porque no la queda nada. 

Podría comentaros la que ha caído en Madrid, pero estoy segura de que os sale la nevada madrileña ya por las orejas, porque me sale hasta a mí. Pones la tele y te dicen "uy, qué ha nevado un porrón", no me digas Jeremías, sólo tengo que asomarme a la ventana para sentirme nórdica (luego digo a la gente Hvordan har du det? Y me miran como si me hubiese tragado a Siri y recuerdo que esto no es Noruega...)

Este mes, tanto las compras como los gastos han sido bastante discretos, así que pocas novedades, pero algunas muy interesantes y unos regalitos a comentar.

 Gastados:


 -Crema Lidl granada y goyi. Esta crema la tenía a medias. Es una manteca corporal verdaderamente densa que, de momento, no me hace falta, así que buscaré cosas más livianas, pero que es muy interesante. El olor no me enamora demasiado, pero al menos ni es invasivo, ni es químico. Por lo demás, bien la composición, sin petrolatos ni siliconas, cosa que se dice poco de las cremas del Lidl, pero es que es así, es una opción más interesante que las del Mercadona, al menos para mi gusto. 


-Hidratante de ojos con aceite de almendras Lidl. Esta hidratante es sólo eso, una hidratante ligera, pero hace bien su trabajo al respecto. Como siempre sin aceites minerales ni siliconas. Creo que recordaréis las que lleváis más tiempo por estos lares, una que compré muy vegana y bio y estupenda, pero llegaba el invierno y los ojos se me pelaban y hasta alguna vez, de la sequedad se me hizo alguna herida en el párpado. Mal. Pero con esta crema no he tenido el problema. Así que interesante. La crema de cara, que también la tengo, os hablaré de ella, porque sólo la uso en una ocasión, no para el resto de las veces. 

Inciso para decir que el otro día leí un artículo de un dermatólogo estadounidense sobre como las siliconas inciden en la calvicie porque se cargan el folículo piloso. Ni qué decir el miedo que me dió, menos mal que no las uso mucho...


-Revuelle expert + Serum . Este serum lo dejé aparcado porque simplemente, no me motivaba en absoluto la vida: No me hacía nada, ponérselo era un paso más sin ningún tipo de mejora visible y no sé si os pasa, pero a mi lo de hacer cosas que no me llevan a ningún sitio en las rutinas de belleza, me hastía cada vez más. Y me desmotivé, pero por aunarme al frente de liberación potinguil del cajón, lo he gastado con desidia y al final he podido tirar el bote. Lo dicho, no hace nada, no os gastéis la pasta en esto que no vais a notar nada.


-Jabón facial de Lidl para pieles sensibles. Esta gama no es mala, pero ahora he cogido el jabón exfoliante para pieles grasas y me gusta más, porque basicamente, es más indicado para mi tipo de piel, pero este jabón, simplemente, se me queda cortito.


-Mascarilla sence beauty Let's go wild de zebra. Una mascarilla que promete nutrición, suavidad e hidratación y te convierte en un divertido personaje de Madagascar (aunque a mi me hacen más gracia los pingüinos, pero esto es una cosa mía con las películas bélicas) y que contiene una interesante formulación enriquecida con extractos de aguacate, papaya, mango, pepino, te verde, romero y geranio de olor, además de ácido hialurónico y colágeno. Es una mascarilla de tissue con una cebra pintada, lo cual hace fácil entender qué es el derecho y qué es el revés de la mascarilla (si es que eso lo tienen las mascarillas faciales), que tira un poco de la zona de los ojos, pero en general se ajusta bien al rostro. Por otro lado, está muy impregnadita en el serum, lo cual hace puedas aplicar también en el cuello y su aplicación es normal, de unos 10-15 minutos, con lo cual no te pide que te marques una hora en la agenda, para poder tenerla debidamente. El resultado, si bien contra las arrugas no hace nada, es una piel luminosa y verdaderamente nutrida. En ese aspecto, cumple lo que promete. 


-Pulidor de uñas Be! Esta marca sólo la he visto en Primaprix y la verdad, las brochas son majas y los tacos de pulir también, así que es fiable en el caso de las herramientas beauty que estoy probando. Muy recomendable.

 

 

Comprados:


-Mascarilla té verde IDC Institute. Últimamente estoy poniendo pocas mascarillas en general, pero mucho menos tratantes antiarrugas, mal por mi, porque me va a pasar factura. Así que, al no ver nada interesante, he comprado esta que sé que da unos resultados decentes, sin estridencias, pero no falla.


-Crema anticelulítica Revuele Slim Detox. Si bien tengo todavía, por si acaso he comprado una, para tener repuesto en casa, porque ya que pasaba por la tienda, no me costaba nada tener en casa un pequeño stock, de una unidad, pero bueno, tampoco es la cosa tener la casa como si fuera un stand de Primor en casa.


-Gel facial exfoliante de coco Skin Foodies de Lidl. Lo compré con miedo porque tiene trocitos de cáscara de coco para exfoliar y lo usaba con las manos. Al ver que la máscara de coco tenía la capacidad de exfoliación de una pluma de avestruz, decidí volver al cepillito que suelo usar y mira, no he notado que la piel esté irritada porque realmente es un jabón con restos de coco flotando que no hacen lo que se supone que debería. Ahora, como es un jabón con una formulación más indicada para mi piel, sí me va mucho mejor. 


-Manteca corporal Green Pharmacy de Higos y argán. Compré esta manteca porque es más ligera y porque me encantaba el olor, pero ha perdido la textura flanosa y ahora es un poco más seca. Me sigue funcionando, pero ya no es la formulación que recordaba y me ha dado un poco de pena.


-Mascarilla Sence Beauty Let's go wild de zebra. No me ha parecido nada mal, hay otros animalitos, así que no descarto probar alguno más, porque, si bien insisto que no es antiarrugas, sí hace bien lo que promete y por tanto la experiencia ha sido positiva.


-Mascarilla idc de espuma. No vi la de W7 y he pillado esta, pero ambas básicamente hacen lo mismo y me gustan, así que todo bien.


-Crema contorno de ojos Ivy Aïa con vitamina E. No había probado nada de la marca, aunque me suena de haberla visto en algún blog. Se trata de una marca de cosmética danesa, 100% vegana, con certificado antilergénico y sin perfume (de verdad que NO HUELE A NADA). Sus formulaciones suelen estar bastante limpias de aceites minerales, siliconas y parabenos, es rica en glicerina y contiene manteca de karité, alantoina (imagino que química), y muchos ingredientes de origen vegetal (se detalla su procedencia en la tabla de ingredientes). El resultado es una crema fina, no pesada, pero sí más pesada que las que suelo utilizar, muy rica y nutriente ideal para el invierno, que si bien no resulta pesada, a las pieles muy grasas les va a sobrar pero a las muy secas se les puede quedar un pelín corta. Viene en un tarrito sellado con su tapita de albal correspondiente y contiene una espatulita de cristal para coger el producto sin meter el dedazo y que si se cae, se hace añicos... no me preguntéis porqué lo sé... le pasó a una amiga (sí, a una amiga...). Como no meto nada tratante en la ojera y ya empiezan a marcarse las arruguitas, he decidido probar con esta cremita que me está gustando bastante y que sí estoy notando que, poquito a poco, sí hace algo por la zona y relaja las arrugas de expresión. He visto que tienen más productos en Primaprix de la marca y tienen un limpiador  jabonoso con un INCI muy recomendable que no dudo que iré a buscar. 


-Crema anticelulítica. La que tenía la gasté, pero tenía otro tubo por casa, así que todo bien, pero he pillado otro más por si acaso, porque este producto me suele durar un mes, o algo más. Eso sí, os digo lo de siempre, esto es una ayuda a la apariencia de la piel, los anticelulíticos no obran milagros si no se hace algo de deporte y se lleva un poco de orden en la alimentación.


-Pulidor de uñas Be. Gastado y repuesto, no van mal y es guay que traigan estas prácticas bolsitas de cierre zip.

Regalados:

 


 Desde la farmacia Marta Palomo, situada en Picón, bonitos pueblos de la geografía de España, me mandaron estas navidades esta bonita caja de regalo con muchos productazos estupendos. Os detallo: una colonia IAP que son de equivalencia (esta era de caballero y se fue para mi hermano), unas toallitas íntimas Indasec, que nunca vienen mal para cuando tu amiga mensual se presenta cuando le da la gana, una crema de manos Flor de Cerezo de EnFa, una minitalla de Sudocrem, una crema para dermatitis que me va a salvar la vida más de una vez, me temo, dos geles de Farline, uno de flor de algodón (que ya lo había usado y me encanta el olor a limpio- fresquito que tiene sin resultar olor a limpiador de baño) y su versión en frutos del bosque que huele a yogur de frutitas, es fresco y agradable, una crema hidratante con extracto de aloe vera de Enfa y un sobre de mascarilla Armonía de karité y pino para pieles muy secas, que ha ido al neceser de mi santa madre, que ella sí tiene esa piel, a parte de los dos productos de maquillaje de los que os voy a hablar a continuación. Segun los vaya usando os iré contando (de momento os recomiendo el jabón de Farline para pieles sensibles, que ya os digo que me encanta), pero quiero hablaros de dos que son de maquillaje y que de vez en cuando, suelen tener promoción en esta farmacia (que envía a toda España), estaos atentos a mi instagram porque suelo avisar:


-Labial Expert Look de Better en el tono Red Glam. MUY interesante este labial, tiene el mismo tono brillante precioso que suelen tener los labiales de Chanel, y en cuanto al tono, me parece un clon muy digno del tono Gabrielle que sacaron en el 2015, que es un rojo escarlata con un punto anaranjado muy bonito y brillante, aunque depende de la luz, me recuerda un poco al Dragon que es uno de mis favoritos (no confundir con el Dragon de NARS, que sería más parecido al Pirate de Chanel). No tiene subtono azulado, pero el brillo y el acabado son espectacularmente similares. Además contiene vitaminas E y C, es muy confortable y cremosito, la duración, para un labial de estas características es muy digno, aunque no lo consideraría waterproof y como extra, huele a sugus de naranja (pero no es un olor invasivo, se va bastante pronto). Si yo fuese vosotras, me hacía con uno en este tono, porque si Chanel no saca el tono de nuevo, de verdad que este es clavado (la carcasa os aviso que no hace justicia al color del labial) y a mucho menor precio que un Chanel.


-Iluminador en crema 100 Natural Camaleón en tono rosa. Aquí tenía  mucho excepticismo, porque con la piel mixta, no soy nada de iluminadores en crema, ya sabéis, se me tapona el poro y se me generan granitos por doquier. Sorpresa que aunque no he salido mucho he hecho pruebas con el iluminador y hay plot twist interesante. Pero empecemos con la fórmula: no tiene aceites minerales, ni siliconas, ni parabenos, hasta aquí, es amistoso, pero luego ves que tiene cera candelilla, cera de Oryza Sativa (vegetal), aceite de marula, aceite de chía, aceite de soja, aceite de ricino, aceite de girasol y cera de Rhus Succedanea (no he encontrado un nombre más de calle que este), además de escuálano. Hasta aquí vemos, que tiene un contenido en aceites y ceras bastante alto y que los ingredientes, no sé si son 100% naturales, pero sí en alto grado. Es un producto 100% nacional, dado que es una empresa de Zaragoza quien lo hace y ahora, sí, entramos en el fregado: Viene en una cajita muy práctica con espejo para llevarla en el bolso o de viaje, y con una pegatina trasera que nos da ideas de cómo y dónde usarlo. Personalmente me resulta más bonito si lo aplicamos preferiblemente con el dedo o bien con esponjita, pero esto es por gusto personal. El iluminador carece de olor, y su textura es mucho más consistente que la de una vaselina,  no dificulta el coger producto, no hay que estar media hora con el dedo metido, una tímida pasada y nos llevamos producto para rato. El color es un rosa perlado muy bonito y natural, ojo, tiene purpurina que le da un punto festivo, pero el resultado es natural con un toque festivo (a mi la purpurina no me disguta,  jope, que me pasé la adolescencia en los 90, anda que no me colaron brillis! pero como hay mucha disidente de la purpurina, aviso), sin embargo y esto es lo que más me gusta, no deja sensación grasa en ningún momento, tanto que ni hace falta sellarlo con polvos o con otro iluminador, y eso que lo he probado con mascarilla, dignidad durante unas 4 horas con bastante estoicismo y sin retoques. Se trabaja muy bien en mejillas y en distintos puntos de la cara, es modulable y me parece un producto interesante para pieles mixtas porque no he visto que sea pesado ni me tapone los poros. No ha sido para nada como esperaba, estoy muy contenta. De hecho, tiene buenas reviews, tanto en su página como en otras de venta, así que recomendado queda. Por cierto, existe en tonos blanco, bronce y este rosa.

Y hasta aquí los comprados y gastados del mes. Ya me diréis cuales son los que más os tientan.

3 comentarios:

Noelia Cano dijo...

¿No tiene que aplicar tu amiga una prebase antes del color? Te lo digo porque el sistema que tengo yo va así: prebase 30 segundos de lámpara, color y 30 segundos y finalmente, top coat y un minuto. Lo de esperar 45 minutos me parece de traca!
Mucho ánimo con todo el follón que tenéis con la nieve.
Un besazo.

Beatriz MissPotingues dijo...

La textura de la crema de Green Pharmacy podría ser que haya cambiado por el aceite de argán, al hacer más frío, si realmente lleva, se hace más sólido. Te lo digo porque a mí me ha pasado alguna vez.
Besos!

Adaldrida dijo...

Me han encantado los dos últimos regalos