martes, 4 de septiembre de 2012

Anuncios insultantes II

Os voy a contar un cuento.

Érase una vez una pareja de príncipe y princesa que se iban a casar e invitaron a todo el reino a su boda, porque total, como en todas las monarquías, no la pagaban ellos y publicitaba al reino de manera chachi guay. 

A todo el mundo? No, se dejaron a una bruja con muy mala leche, que maldijo que se vengaría un día sobre su primer vástago.

 Le ha puesto cabeza de pavoooo!!!

La cosa es que los príncipes, como pasa en las monarquías que no terminan en república, pronto se volvieron reyes y tuvieron una hermosa hija llamada Aurora, que para ser ocultada de los ojos de la bruja, se la llevaron a un adosado en el campo en el cual vivió como una campesina cuando alcanzó edad de twittear con chicos, pero sin arar la tierra, ni cuidar animales... qué clase de campesina es esa? Una muy panoli.

Es por ello que en su ideal de perfección, claro, en medio del bosque no hay mercadonas, los padres mucho reyes, pero no la pasaban  dinero, porque nadie delatase su situación y no había cajas de bancos cercanas. Dado que la chica solo sabía ver la MTV y chatear, la chica pronto empezó a tener hambre y cuando conoció a un hermoso Príncipe llamado Felipe la maldición de la malvada bruja se materializó:



La princesa estaba tan famélica que se desmallaba constantemente, el príncipe probó con besos, con declaraciones de amor que fundirían en hormigón y con baladas de heavy capaces de poner los pelos de gallina a una valkiria (y mira que ellas son más de cisne)... pero no sabía el secreto.

Sólo un poderoso bocata de calamares fritos con limón y sal podría sacar a la princesa de su debilidad.

Tras perseguir a la bruja malvada, que a estas alturas, ya ni estaba cabreada ni nada, pasaba de todo y vivía tranquila en Marbella, especulando con los terrenos, el príncipe la acechó en modo "vendedor telefónico" hasta que la bruja le dijo:

-Tu amorcito es idiota, invítala a Tasca Paco, le pagas un bocata de calamares y déjame vivir, so absurdo!

 Bocatas de calamares!!!

Así lo hizo, la princesa ganó los 10 kilos que necesitaba para tener pulso y colorín colorado a quién leches se le ha ocurrido el cartelito este? Yo comprendo que las patinadoras hacen ballet para mejorar su elasticidad y comprendo que no deben ser muy pesadas para poderlas levantar en volandas con facilidad pasmosa, pero miradla las muñecas... que más que ganas de besarla parece que el príncipe la está buscando el pulso en el brazo!

O se han pasado tres pueba los con el photochofff o este momento infrapeso en plan "el esqueletismo es bello", en plan romanticismo, con su imagen molona de enfermo de la vida, se nos ha ido de las manos, porque que lo vea en una publicidad de una marca de ropa, bueno, pero se supone que esto tiene el beneplácito del ayuntamiento...



La señora Botella se supone que tiene a una persona cobrando por mirar por los festejos de la Villa de Madrid, y se supone que esta persona supervisa estas cosas, que no tiene sentido que nos pongamos a pesar a las muchachas de Cibeles y se nos pase el sustito cuando aparece una patinadora en estas condiciones, que a lo mejor, hay quien lo ve normal de la profesión, pero igual que se retoca para quitar, porque no, por una vez, retocamos para añadir y dar una imagen de salubridad? Es publicidad engañosa no poner una imagen que haga que las adolescentes que paran en el metro no quieran estar como ella? Es negativo retocarla para que las chicas inseguras piensen que hay una conexión entre fragilidad, delgadez extrema y belleza?

Vamos, que alguien que está cobrando todos los meses no está haciendo su trabajo...




Ahora no sólo faltaba ser pestilente que además la mujer de hoy en día, para ser princesa o algo así, tiene que estar en infrapeso, porque si no estas unos 10 kilos por debajo de tu índice de masa corporal estupenda, estas gorda... pero vamos, como una vaca burra, que unido al olor, pues ya te convierte en todo un animal de granja. No, sí al final tenemos que dar gracias porque los hombres nos hablen y todo con el ascazo que damos...

Se les ocurre otra mierda más que echarnos sobre las mujeres este mes o nos van a dejar ya tranquilas? Es una estrategia para que con la subida del IVA nos sintamos gordas y nos quitemos de la comida para ahorrar?

Sigo preguntándome porque estas cosas siguen pasando...

5 comentarios:

la tía maruja dijo...

Mucha, pero que mucha razón! Por Dior, que esto tiene como dices el beneplácito del Ayuntamiento! Ojalá las curvas empiecen a verse como señal de salubridad, femeneidad, belleza... Pero si eso queremos, las autoridades deben ser las primeras que lo apoyen. Y mira cómo estamos... Una pena.
PD: ya te digo, yo no sé cómo me puedo mirar en el espejo del asquito que doy, jajajaja!!!!
Besos!!

Angie dijo...

¡Oh Dios mío! No podemos tener el pelo negro, ni los ojos marrones, ni ser bajitas...a e´ste paso...

El problema de éstos anuncios esque los publicistas siguen sus propios códigos,nacidos de las drogas más potentes ( no, la cocaina se les queda flojilla)viven en un universo paralelo donde las mujeres tienen diferentes tallas...

Si ya por no llevar tacones algunas tias me miran mal...cómo me mirará una fashionista o un publicista?

Besotes, y no te alteres, éstos anuncios están hechos por gays misóginos que se quieren sacar de encima a la competencia!

Lynn / Melancora dijo...

Creo que igual se han pasado con el photoshop, es lo más habitual. De todos modos las bailarinas de ballet clásico suelen tener muy buenos gemelos y muslos, pero el resto del cuerpo es delgadez extrema. Vi El lago de los cisnes en primera fila y aluciné con los minibrazos de la bailarina principal, eso sí, la sensación de ser ligera como una pluma era totalmente auténtica.

Gadirroja dijo...

La verdad es que lo que Lynn comenta tiene razón (con respecto a las bailarinas, patinadoras, etc.) pero yo creo que la cosa va más porque diseñan un cartel para un espectáculo y se inspiran más en la pasarela que en la cultura que quieren promover. Eso es una pena, porque al final lo que terminan promoviendo son problemas de autoestima que pueden derivar en temas peores, claro!
BESOS!

Miss Potingues dijo...

Lo de la imagen femenina con infrapeso como estándar de belleza viene desde los 90, no es nada nuevo, por desgracia.
A ver si empezamos a hacer las cosas con cabeza y aparecen imágenes de mujeres reales, sanas, con un peso normal, y no que parezcan que se van a quebrar con mirarlas.
Besos!