jueves, 14 de noviembre de 2013

Colours in the dark

Dicen que la venganza es como la cerveza, mejor cuanto más fría. Granizado de venganza es lo que nos presenta Tarja Turunen con su nuevo disco, Colours in the dark.

Mientras Nightwish siguen buscando su sitio tras la idea de Turunen y Anneke (que era otro estilo, pero en mi opinión tenía una voz muy bonita) han llamado a la siempre tremendísima Floor Jansen (aunque sigo pensando que esta mujer se debería dedicar a cantar O mio bambino caro 24 horas, qué bien lo hace la tía) y a la espera estamos a ver dónde termina esta fusión, porque la Jansen es de estilos muy duros.


Y a Tarja le ha dado tiempo a todo, a quedarse embarazada de su pareja Marcelo, a que ninguno nos diésemos ni cuenta (la verdad es que cogió poco peso y se puso blusones, así que no nos dimos ni cuenta), a que tuviese una niña sanísima y preciosísima llamada Naomi (qué pocholada de bebé, por Thor), mientras grababa su disco y a que redescubriera su estilo actual.

Tarja Turunen ha pasado a ser la dama por excelencia del epic gothic metal a la madre del gothic hard rock. Ala, así, sin avisar ni nada.



El día 30 de agosto salió Colours in the dark, aunque el disco ya está filtrado a muchísimas webs de descarga ilegal y el YT.

Y suena fenomenal. Que es la mejor venganza que podía darse después de cómo salió de Nightwish.
Aunque sigue experimentando con los temas clásicos (Victim of Ritual tiene partes de ritmo que recuerdan al bolero de Ravel) y disfruta como una enana en las baladas y se la nota, Colours in the dark es un disco hard rock, que bien podría representar el momento de luminosidad a y alegría que vive en su vida en estos momentos. La producción es muy cuidada y estudiada como en todos sus discos, y aunque ha disminuido la parte orquestal, la parte de guitarras tiene melodías cada vez más hard y más ricas. Sigue metiendo esas entradas tan místicas que sigo pensando que son muy James Dio.



Aunque me sigue gustando más el disco anterior, he de decir que el nivel de madurez y de experimentación de este disco es francamente valorable y su calidad, nada desdeñable, es cuestión de gustos. Pero se ve a una Tarja segura, confiada y por fin, muy cómoda con el producto que presenta.
500 Letters es de las joyitas indispensables de este disco, Lucid Dreamer es de estas canciones que tienen como intro intermedia a modo psicodélico, que ya las ha hecho en varios discos (personalmente estos temas me parece que son muy específicos, para leer, narrar rol o algo así, no valen para ponerlos en casa cuando limpias los cristales o vas por el metro), Never enought  es uno de esos temas representativos del nuevo gothic hard rock que os digo, tal cual, la entrada es un gustazo guitarrístico, Mystique Voyage es otro de esos de entrada lenta, pero con muchas reminiscencias de su gothic metal pasado, Darkness es una versión de Peter Gabriel (cómo se agradecen las covers de esta señora), para mi gusto Deliverance es la que mayor despliegue vocal tiene, que se echaba de menos, es grandiosa, Neverlight es una canción que simplemente me encanta, la melodía es genial, el juego de voces es precioso… poco a añadir sobre ella, es que hay que amarla, Until silence es la balada del disco, hay que decirlo, Tarja en todos los discos pone una balada superdelicada que te derrite por dentro, y esta es la balada de este disco. Medusa es una vista atrás a sus temas mitológicos con Nightwish y con la colaboración de Justin Fusterfeld queda un tema francamente épico y poderoso.

El único defecto es que son sólo 10 canciones. Y claro, 10 canciones saben a poco…

5 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Pintaza...No puedo decir más.
Besos!

Anny D Lee dijo...

Las canciones son preciosas, no tenía ni idea de que siguió sacando discos (aunque con mi empanamiento no es extraño XD).
Gracias por comentarlo ^^.

Besos!!!

Angie dijo...

Ay...que te veo tiñéndote de negro azulado y llevando chaquetas levitas-falda!!!!!!!!!!! Besotes!

querdelf dijo...

habra que escucharlo!
besos

Unknown dijo...

Lo escucho a la de yaaaa!
Gracias!