martes, 25 de marzo de 2014

G.P. Australia: Hooligans everywhere

Venga, que lo echábais de menos! Una de Australia:

Massa, que se nos ha vuelto hombre Williams, ha rescatado el mundo gafas optic blast, en concreto ha sacado un nuevo nivel: optic blast pitufo. Sí, no puede ser más jondrendos


Primer modelito de Emilia, la novia de Valtteri Bottas, que fue con un traje de chaqueta muy correcto y unos vaqueritos, a parte de un bolso en color maquillaje. Discreto, pero muy acertado.


Charles Pic se ha quedado de probador de Lotus, pero sigue apareciendo por los paddocks... con estos pelos. Una cosa es look out of bed y otra out of washing machine... menudo centrifugado!


Nada que ver con nuestro ganador este año del premio whopper, Jenson con su centro de mesa de narcisos, está estupendo. Hay que aplaudir el diseño de camisetas y gorras de Mc Laren. Por cierto, os dejo su vídeo, más guapo imposible, aquí. Por cierto, ni él, ni su novia, han dicho nada de su victoria... qué le vamos a hacer, les dará vergüencilla.


La que no tiene vergüenza es Emilia, que el viernes, en un moento de risas nos ofreció estas gafas de culo de vaso, de madera, que no tienen nada que envidiar a las optic blast de Massa... lo que pasa es que las de ella son de coña.


Porque lo que es en el paddock, Emilia dió una lección de buen gusto con este vestido en rosa chicle muy favorecedor y sencillo. Claro que sí!


Mientras la Jessi nos horrorizó, con vestido de crochet negro y un jersey de punto blanco, que no sé si estáis de acuerdo, pero yo no soy muy de mezclar puntos de lana, lana una, grande y libre, mezclar lanas queda muy raro. Y las gafas señorita Pepis Catwoman, son el remate. Muy mal. Esperemos que ahora que es una mujer comprometida, no se nos eche a perder.


Jenni sin embargo, apostó por un vestido blanco largo dando protagonismo a los complementos, lo cual es un acierto. Bien por la Jenni!


Quien no tiene tiempo para complementos, y a la vista de sus horribles optic blast y su pelo descontrolado está  es Alonso. La primera carrera del año y ya se rumorea que va a firmar el año que viene con McLaren de nuevo, con el visto bueno de Ron Dennis... el mismo que le hizo la vida imposible y que, si no hay cambios a mejor, que en Barcelona lo anunciará. No me extraña que Vicisitud diga que a Alonso le va la marcha y que tiene la teoría de que si no vimos a la Rasputina es porque se han dado al sado maso y ella le esperaba en la mazmorra. Any way, son malos tiempos para los Alonso: ya no parece tener tanto protagonismo en el equipo, su coche no da los resultados esperados y encima, el día que dicen a su novia que no puede desfilar en Cibeles por no llegar al peso mínimo permitido, va su ex y cuelga en twitter su embarazo (la del Rosario, oportuna como ella sola).


Esta es la novia de Jean Eric Vergner. Su nombre debe ser La Novia de Jean Eric Vergner... porque no hay nadie que sepa su nombre que yo conozca. En cualquier caso, todos los comentaristas al ver un plano de este PIBONAZO en domingo hicieron el comentario de "madre cómo esta enta munjé". Y es que es guapísima, a qué negarlo. Aquí con su modelo en negro y luciendo piernazas el sábado. Y Jean Eric más ancho que largo.


En contrapunto, Checo Pérez, que ha salido de McLatas y su formalidad impuesta y ha conocido el grunge de Force India, y así nos va, con la camiseta que si dentro, que si fuera, que si los pantalones rotos... un descuidado muy estudiado que no terminan de convencernos.


Jackie Steward también se ha apuntado al rollo Saint Patrick y ha cambiado su estampado en azules, por uno en vivos verdes. Parece que va a ser lo que nos espera en la temporada en su armario.


Kamui Kobayashi también se ha apuntado al verde, sólo que cada vez está más risketto y claro, parece una zanahoria de la huerta, entre el verde y el naranja. Kamui, deja los rayos porfaplis, que sabemos que eres el responsable de que todos vayan con esas gafas de sol.


Kevin Magnussen es el nuevo chico McLatas y pegó, como sabéis el pertardazo el domingo, consiguiendo un tercer puesto en la carrera, que por descalificación de Ricciardo (Richichi que lo llaman en El yate de Flavio), se volvió un segundo en toda regla. Al joven Kevin le han salido fans por todas partes... a mi me recuerdaba un poco a Sheldom Cooper, pero he de reconocer, que tras ver varias sesiones de fotos, la cámara le quiere.


La Jenni sigue con su política de camisetas proSutil, y con el perfil Hitchcockiano de fondo de Nicky Lauda, vemos a la Jessi con un look muy casual con vaqueros muy strech, y un precioso y enorme bolso rojo. Pegaba más para conjunto de viernes o jueves, la verdad.


Vivien, quizá fuera de las más elegantes el sábado en el padock. Ahora que es la prometida de Nico- Britney- Rosberg, ejerce de primera dama como la que más y es amiga de los blancos y negros y de los estampados sencillos. Una fórmula para destacar con encanto en el paddock, como hizo el sábado.


Para deleite de  Adaldrida, al ser en Australia, cómo no se iba a llamar a Webber para este evento? Webber asistió en calidad de comentarista y su dolor los múltiples años en Red Bull fue recompensado: Vettel sufrió mucho y no consiguió colarse en la Q3, mientras que cientos de australianos aplaudían su desgracia (algunos se limitaron a hacer cortes de mangas...) y se congraciaban con el bueno de Webber, que, por lo que dijeron, su labor de comentarista fue francamente sobresaliente.



Y no sólo de Webber pudieron disfrutar los australianos,  este vestido tan mono fue el que le jugó malas pasadas a Emilia el sábado... eso sí, el espectáculo pareció gustarle tanto a la prensa como al novio de la muchacha.


Quizá el domingo por eso, Emilia se decantó por algo más ceñido... ahora, el momento alpargatas on the grill me ha matado... Alpargatas para la carrera!? Lo que nos faltaba...


Pero el psicodrama de verdad estuvo entre las fotos de familia de todos los pilotos, la disonancia Alonso- Raikkonen fue más que evidente, así como el buen rollo Kimi- Vettel. Por cierto que al final, Sebastian desveló el nombre de su hija: Emily. Respiramos tranquilos al saber que no es nombre cani.



Jessi se nos puso vaqueros el domingo... mal. Pero lo hizo para conjuntarse con la camisa rosa, bien. El plan de McLaren fue que en el hospitality todo el mundo vistiese con camisa rosa para recordar y hacer homenaje a John Button, padre de Jenson, que nos dejó y que las solía llevar. Un gesto precioso que emocionó al paddock entero.


Y de nuevo el pibon Vergner que se vistió así para el domingo. Pase el look, pero no lo del movil en el bolsillo. Solo un pero: hace tiempo que las mascarillas de pelo se inventaron, asi que esas puntas son mejorables, amiga pibon!


La nueva primera dama, Vivien vistió de nuevo sencilla con este vestido en negro, chupa en gris y zapatos en rojo, sin arriesgar marcó la diferencia, aún así, todo bastante anodino. 


Aunque la ganadora fue Britney como veis, seguida de Richichi que fue descalificado, y un Kevin que no se creía ser tercero, que terminó segundo seguido de su compañero Jenson, que quedó tercero y...


Que así fue felicitado por su prometida: sutil el momento de "Sin trampas por favor!". Zas en toda la boca a red bull de la primera novia de piloto. Decidido: Jessi ha pasado de ser la más mona a desarrollar un momento hooligan muy moloner. La vemos el sábado haciendo cortes de manga y ya me hago fan total de esta munjé.

1 comentario:

Miss Potingues dijo...

A mi la falda naranja del pibonazo me mata de dolor de retinas, chata,con o sin móvil.
Ahora, que me ha gustado el momento camisa rosa de mi esperanza (me he ido de canción,me temo)

Alonso, se anuncia marejada...

Besos!