domingo, 9 de marzo de 2014

Look de uñas: Chanel Conceptual

Esta es la manicura de esta semana.





La verdad es que ando en un brete con las manicuras: como sabéis he vuelto a ha trabajar, en una empresa superprestigiosa en su ramo y superformal. La cosa es que me dieron para leer un manual de buena conducta para mi puesto, sobre como afrontar ciertas cosas. Y en él, había unas normas de etiqueta en el vestir. La cosa es que en apartado uñas dicen que las uñas deben estar bien cuidadas, y si se pintan,  debe ser en colores elegantes.

Elegantes...

elegante.
(Del lat. elĕgans, -antis).
1. adj. Dotado de gracia, nobleza y sencillez.
2. adj. Airoso, bien proporcionado. Animal, estilo, movimiento elegante.
3. adj. Dicho de una persona: Que tiene buen gusto y distinción para vestir. U. t. c. s.
4. adj. Dicho de una cosa o de un lugar: Que revela distinción, refinamiento y buen gusto. Muebles, zapatos elegantes. Barrio elegante.

Gracias RAE.

Y ahora llegamos a la tesitura de elegir qué es elegante. Porque yo pensaba que con elegante decían colores que podíamos denominar formales: nude, algún rojo, o bien gama oscura de granates y rosas vinos y transparentes. Pero me topo con una chica con unas uñas en un alegre rosa fosforitos. 

El fosforito es elegante?

A Dumbledore parece gustarle...

Luego me topo con otra que lleva unas uñas en uno de los colores de la temporada: gris. Se conoce que la paleta de neutros se amplia en plan Nudes de Urban Decay. 

La tendencia es elegante? O lo elegante es clásico o admitimos la tendencia más puntera? Se admite elegancia como parte de un todo en un claro enfoque holistícos (pequeñas partes forman un todo perfecto) o cada parte tiene que ser elegante per se?

Claro, ir a recursos humanos y preguntar qué entienden ellos por elegante me parece de tener poco criterio. Así que yo he decidido elegir mundo Chanel como concepto de elegancia, porque conjuntan riesgos en la vestimenta, colores y patronaje, pero sin renunciar a la elegancia tanto clásica como en su concepto más puntero. Todo el mundo ama Chanel.

En su mundo uñas,  este año se dedican, a tomar el pulso a los rosas con un punto afrutado. Yo he rescatado mi tono coral de Claire's que no es un tono que Chanel rescate esta temporada, pero estoy segura de que con la luz tan bonita que tenemos estos días, Madmoiselle Coco daría como válido. Y como ella pone en su tono Tentation un brillo atornasolado muy discreto en azul, yo he copiado la idea con una capa de Boys are back in town de essence. Creo que es un tono muy semejante a los valores de Chanel, alegre, pero no hortera, aunque un poco arriesgado.  Mi intención es dar una imagen actual y puntera a las uñas, sin traicionar los valores de la empresa. Todo está en el concepto



Además no creo que este tono sea mucho más cantoso que el rosa eléctrico. De todos modos, si veo algún rostro serio mirándome a las uñas, lo tomaré como una indirecta, y me lo quitaré más pronto que tarde. Pero en general he de admitir que la tendencia en mi empresa es hombres clásicos, mujeres en tendencia cómoda pero con alto nivel de look profesional. Los viernes son más casual y sí, hay mucho nivel de looks.

En dos semanas me he dado cuenta, yo, defensora del zapato plano, los vaqueros y las camisetas y jerseis anchotes, que cuando trabajas en estas esferas, el vestido es un arma poderosísima: un buen zapato, de la altura que quieras, con un bonito vestido da una imagen muy estructurada, le pones peinados distintos y maquillajes diferentes y le das una imagen más casual o más formal con los complementos. Así que más que pantalones, me pongo vestidos, porque son cómodos y dan un look muy chulo. Me pasaré por Primark para hacerme con unos cuantos. Me he dado cuenta de que ha llegado el momento vital de tener un little black dress y un little white dress.



Otra cosa que he rescatado de la señora Chanel y que, según como adaptes puede ser muy de oficina, es el look marinero. También es muy Audrey. Y Audrey no fallaba nunca. Aunque la cosa no es ser Audrey, nadie puede ser Audrey, intentarlo es perder el tiempo. Audrey es la pauta, y luego cada uno tiene que llevarlo a su terreno. No se puede pretender ser Audrey. No es sensato ni es sano. Y no recuerdo que Audrey llevase laca de uñas de colores ni una sola vez, así que eso me descarta de ser Audrey. 

Mejor, así puedo ser yo más tranquilamente.

5 comentarios:

La tía Maruja dijo...

Hola, princesa! Me ha entretenido mucho tu post. ¡Vaya manual más completo tiene la empresa donde curras! ¡Hasta nombra la laca de uñas, aunque lo deja muy abierto con eso de "elegante"!
En cuanto a los little black dress, este mes es la segunda vez que lo digo: ¡imprescindible! Mira a ver en ASOS, estaban al 50% de descuento en mucha ropa... O Primark... Qué ganas de ir a Primark, hace siglos que no voy... Un beso fuerte y muchas gracias, tú sabes por qué.

Adaldrida dijo...

Me ha hechizado tu post. Y ver que estás contenta en el curro.

Beauty and Healthy dijo...

Me ha encantado toda tu investigación en torno a la palabra "elegante"... y es cierto que cada uno puede entenderla de forma distinta. Yo me quedo con los rojos, granates, nude y topos.
Un beso guapa!

Miss Potingues dijo...

A veces confundimos elegante con tradicional o anidino, pero no es así.
No veo las uñas fucsias como estandarte de la elegancia, pero, depende con qué las combines, pueden quedar muy chic.

Besos, guapa!

Angie dijo...

Be water,my friend. Besotes!