domingo, 25 de enero de 2015

Look de uñas: flowers in the sand, dimeticona y desafíos literarios



He tenido poco tiempo estos días y menos que voy a tener porque voy a estar unas semanas con el turno cambiado. Sobre todo no sé como voy a llevar lo de madrugar para ir al gym, porque soy de mañanas tranquilitas, pero bueno, el otro día de esto que te vas a meter a la ducha y no te miras mucho al espejo sin ropa pero oye, que te das cuenta y  que empiezo a tener abdominales en vez de abominables... mola!

Cada día una se descubre una cosa nueva, es curioso.

El look de uñas está hecho con el café olé de essence de la colección nude glam, las flores con el digna de Masglo y la placa m-66 de konad (la japonesa), muy sencillito y muy discreto.

Quería enseñaros una foto que hice el otro día, porque se me ha acabado el sebamed y me fui a la parafarmacia de cierto supermercado a ver si lo habían repuesto y me encontré con este producto:


Dimeticona contra los piojos! Flipando colorines.

Trabajando con miniyos aprendí que una buena manera de no coger piojos es o con recogidos de pelo o con pelo teñido con regularidad, pero lo de la dimeticona me da la risa: si un bicho infecto como el piojo no lo quiere es que es malo con ganas.

No la pienso borrar del móvil, al próximo que me diga que no son tan malas le enseño la foto al grito de "es un espantapiojoooooos, ni los bichos lo quieren!!!". 

No hay más que añadir señoría, pero que nos dé para pensar a todas. 


Como voy bien con el challenge de libros (esta semana me he terminado otro, pronto os subo la reseña) y me acabo de terminar uno divertido, he aprovechado para empezar uno de los desafíos de este año: leerme de una vez el Quijote.  Y ya me he comido el prólogo y dos capítulos, teniendo en cuenta que pasaba de las 3 primeras páginas y mis neuronas gritaban "ME ABURROOOOOOO", esto es todo un logro (autoaplauso de mi para mi).

Primeramente, que el considerado como mejor libro en castellano de todos los tiempos, o el más importante, vaya de un señor viejuno que se vuelve loco de leer y se crea su propio microcosmos medieval en la cabeza mientras los demás se ríen del pobre infeliz da que pensar en los tiempos que nos contemplan, sobre todo porque ahora hay como una especie de sobreprotección y aplauso a la subcultura. Y conste que para mi subcultura no es el comic, ni el rol, ni las cosas que cierta panda de culturetas se ha inventado. Para la mi que uno de los programas con más seguimiento en España sea uno donde jóvenes con mucho físico, más maqueados que la Terremoto de Alcorcón en una boda y con una cultura básica que hace cuestionarse seriamente el sistema de educación de este santo país, vayan a montar pollo con la excusa de que "van a buscar al amor de su vida" pues oye... a mi eso me parece bastante subcultural. Sobre todo cuando lees cosas como V de Vendetta, que será un comic, pero tiene telita.


La mayor dificultad que me presenta esta obra cervantina, en este momento, no es el hecho de que se me haga pesada, porque estoy luchando de momento victoriosamente contra este hecho, sino que intento afrontarla desde un punto de vista antropológico para que no me de una pena atroz el personaje protagonista. Cuando has trabajado con ancianos y con gente con problemas de demencia, el hecho de que cojan a una persona y la peguen la del pulpo para reirse de él, es muy duro. Tratas de entender que es como leer cualquier libro de esa época o trasfondo religioso, no puedes extrapolar tal cual una acción social a la actualidad, porque los valores son distintos. Pero no deja de ser penoso pensar que cuando ves casos de acoso escolar, incluso laboral en personas más adultas, el hecho de que una persona no integrada en un medio es atacada por el medio humano ante la pasividad de muchos o incluso la promoción a través de los famosos vídeos, es deleznable y nos tiene que dar que pensar.

Vamos, que yo pensaba que lo peor es que me iba a aburrir y lo que pasa es que me da bajona con respecto al género humano. Pero por mis narices que me termino el dichoso libro: Miguel de Cervantes, conmigo no puedes!


La parte positiva de esto es que ya sé de varios políticos y famosos que dicen haberlo leído y comentan que es un libro muy divertido y esto me ayuda a situar que, o son una panda de farsantes o no tienen corazón, porque puede que un señor mayor con una ilusión medieval en la cabeza pueda ser divertido hasta cierto punto, pero hay momentos un poco crueles y si eso te parece divertido, es para plantearse tu sistema de valores. Lo siento, seguramente sea mucho más fácil leerlo con la mentalidad de la época, pero no sé como puedo dejar de tener un pie aquí y otro allí con este libro.

Por cierto, este no es el único desafio literario que voy a leer este año, en la lista está leer un Pulitzer y consultando la lista de la wikipedia, y como pensaba leer algo de Hemingway, he visto El viejo y el mar. Teniendo en cuenta que, gracias a no me acuerdo qué serie ahora, descubrí que los libros de Hemingway no terminan especialmente bien en la mayor parte de los casos, me voy mentalizando. Este desafío me va a aportar mucho este año.

¿Y vosotr@s qué? ¿Algún libro a recomendar?

7 comentarios:

Adaldrida dijo...

Geniaaaaal la crítica del Quijote y genial lo de la dimeticona

la reina del hielo dijo...

Yo tampoco me he leído el Quijote, lo he intentado varias veces y me aburre soberanamente, pero te lo tienes que tomar de otra manera con el tema de los palos que se lleva ese hombre.En esa época era bastante normal, vamos en cualquier obra "clásica" (la Celestina, el Lazarillo de Tormes) el tema de la violencia se toma como algo bastante cotidiano, no es que esté bien, pero es lo que había. Recuerdo el horror ilimitado que me dio cuando leí en los tres mosqueteros que D'Artagnan le pegaba una somanta de palos a su criado por recomendación de Porthos y era lo más normal del mundo. Sino quieres leer cosas que acaben mal, NUNCA leas cosas de Dumas, todas sus obras acaban mal.

Gadirroja Lapinturera dijo...

El Quijote es triste, qué leches divertido. Es reírte de alguien que tiene una enfermedad mental! (Bueno, igual me he puesto un poco exaltada, pero puede verse así también).
Me ha encantado el look de uñas (ese color base es precioso me ha dado por el Love me, cupcake de Essence, también en esa línea) y he flipado con la dimeticona para los piojos. Lo peor no es eso, es que la llevan la GRAN MAYORÍA de productos llámalos bases, champús, faciales, corporales...lo que te dé la gana, a mi lo que me cuesta es encontrar INCIS sin ella.
Un besazo!

Miss Potingues dijo...

A mi el Quijote me da ternura, qué quieres que te diga.
Besotes!

Rebeca dijo...

Cuando hablas de la dimeticona no veo que en ningún momento menciones dosis, pesos, ni vías de entrada al organismo (no es lo mismo ingerir cualquier sustancia que inhalarla, por ejemplo). Para saltar la barrera entre especies hay que recurrir a la CL50, la DL50 o incluso a la FDP. Siguiendo tu sistema deberíamos prohibir cosas tan nocivas como las vacunas, la glucosa o incluso el agua.
Que haya gente intolerante a la lactosa no hace que la leche sea mala (de hecho, la neura de dejar de tomar leche sin razón médica alguna es lo que hace que el organismo desarrolle esa intolerancia en muchos casos). Que los pacientes con úlcera no puedan tomar aspirinas no las convierte en el asesino silencioso de nuestro siglo.
¿Si en vez de con las siliconas tuvieras problemas con el polen o la penicilina, qué harías?

tita hellen dijo...

Por alusiones que creo que tengo que aclarar por si hay algún lector nuevo más (bienvenida Rebeca):

Pues supongo que lo mismo que hago con el pescado que me da intolerancia: evitarlo lo más posible y hacerme pruebas de alergia.Obviamente que me dé el chungo a mi, no implica que los demás no lo puedan usar.

De todos modos, creo que se notaba el momento jocoso de la comparación, pero ojo, que para nada he dicho que las vacunas sean malas (estoy MUY a favor de la vacunación), pero también he observado que hay muchas siliconas que provocan irritaciones y problemas en la piel de varias amigas, y solo hablo de la opción de salidas más naturales, la cual llevo desarrollando hace tiempo en este blog y creo que las lectoras habituales lo saben, que luego cada uno haga lo que quiera con su dinero.

No creo que obligue a nadie a comprar cosas sin siliconas con esta reflexión, vamos, creo que no he tenido ese tono en ningún momento. Igual que si veo un blog vegano no me tomo como que me llamen asesina por comer carne o que me obliguen a darme a la verdurita, lo tomo como una proposición diferente a mis opciones cotidianas.

Pero vamos, que si en algún momento he dicho que pudiera sonar como obligación a evitar las siliconas, para nada va por ahí mi pretensión. Sólo digo que a mi me funcionan mejor los productos sin estas sustancias.

Espero haberte aclarado mi parecer. Ten muy buen día :D

Rebeca dijo...

Hola again

Ya, ya sé que te tomas en serio la epidemiología y estás a favor de la vacunación. Era uno entre varios ejemplos ;)

De todas formas insisto, cuando algo creáis que os puede sentar mal echad un ojo no sólo al nombre, sino también a la concentración. Esto es válido para bebidas, comidas, cremas, maquillaje, perfumes...

Perdona el retraso en la respuesta, pero ahora estoy inmersa en mi propia química contra el cólico de riñón y lo de estar despierta lo llevo de aquella manera.

Muacketes