miércoles, 1 de julio de 2015

10 cosas que La Gran Evasión puede enseñarte de la vida

Como sabéis esta película es una de mis favoritas y mi favorita quizá en cine bélico, tiene un argumento muy interesante basado en hechos reales, unos actores como la copa de un pino... está fantásticamente hecha en general.

Os dije que os haría más post de estos porque el anterior de Ben Hur gustó, espero que este también y si no os habéis visto esta joyaca, la dediquéis una tardecita. Está muy enfocada en consecución de metas importantes y de trabajo en equipo, ya veréis como tiene unos valores molones.


1.- En toda situación negativa, trata de buscar algo positivo. Toda la acción transcurre en un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial donde tienen presos a los altos mandos de los ejercitos británico y americano. Quieren hacerlo un campo de concentración modélico para el resto de los campos nazis y los soldados aliados tienden a venirse abajo, pero uno de los personajes, Hilts, aprovecha y lo toman como "unas vacaciones" hasta que acabe la guerra. Hasta que llega una remesa de nuevos presos...


2.- Si tienes una tarea complicada o un plan ambicioso, asegúrate de hacer un plan B. Los dirigentes nuevos hablan con los antiguos prisioneros, su plan es intentar molestar lo más posible para que mejoren la seguridad trayendo a más soldados a ese campo de concentración y retirándolos de la batalla, para así, ayudar al bando aliado en el frente. Y para ello deciden hacer tres túneles, por si alguno falla, que puedan continuar con otros. Les ponen nombres de chicos para que los "monos" (nazis) no se enteren de qué hablan. Es importante no poner todos los huevos en la misma cesta, por mucha fe que tenga uno en uno mismo, es importante contar con alternativas interesante.


3.- El dolor nos puede mover a hacer muchas cosas, intenta que sean positivas. Hilts decide escapar por su cuenta, con su amigo Ives, pero Barlett le pide que se deje capturar para decirles qué hay más allá para poder sacar a todos los hombres que puedan del campo. Hilts dice que naranjas de la China, pero entonces pasa algo que rompe a Hilts en pedazos (evito el spoiler) y decide ayudar al equipo con su plan de evasión, así que efectivamente, se escapa, se deja atrapar y pasa un periodo largo en una celda de aislamiento llamada "nevera" para poder ayudar al equipo. Si no te mueve a hacer algo bueno o productivo, el dolor no te enseña nada.


4.- Trabajar en equipo no es trabajar todos juntos: es saber qué destrezas tiene cada uno y sacarles partido. Todo el mundo empieza a trabajar, unos cavan, otros sacan tierra, otros consiguen madera para hacer pilares que sostengan la estructura de los túneles, otros hacen ropa de paisano, otros falsifican pasaportes, otros enseñan alemán y francés, otros hacen contrabando... todo el mundo hace algo en lo que es bueno. En un grupo, si no averiguas quién es bueno en qué, todo es un asco, pero también averigua tus destreza, para estar preparado cuando el grupo te necesite.


5.- Tener problemas derivados de estrés o la ansiedad, no es ninguna vergüenza y no significa que seas un inútil o no puedas hacer cosas muy importantes. Danny es el excavador de los túneles, cuando dicen de escapar, se muestra intranquilo y muy nervioso, tiene ansiedad por salir del campo y enfrentarse a lo desconocido, su amigo Sedgwich promete no dejarle solo y ayudarle, pero Danny no sabe si podrá y prefiere quedarse. Es de las primeras películas que trata de trastornos como la claustrofobia o la agorafobia no como una persona como "víctima", sino como una persona con limitaciones, pero que dice "bueno, yo no puedo salir, pero puedo ayudar a mis amigos". Y de hecho, lo hace y escava como si no hubiese un mañana. Tener ansiedad es un problema siempre que el problema te maneje a ti, pero eso no significa que tengas que sentir vergüenza o sentir que no puedes tener tareas importantes, porque puedes. Sólo los necios se ríen de problemas así, y por lo que he visto, la vida les enseña valiosas lecciones y duras a los que lo hacen.


6.- En toda gran empresa, tómate un tiempo de relax para estar con los amigos y pasarlo bien, eso limpia la mente. El día del 4 de julio Hilts y Hendley deciden comprar todas las patatas de campo y destilarlas con un viejo alambique para hacer alcohol: sale vodka puro (sí, sale de la patata) y con eso deciden celebrar el 4 de julio con todos los soldados, con vodka de garrafón y  buen rollo. Los nazis les terminan cortando el rollo (tampoco hago spoiler), pero al menos, ellos mantienen el espíritu alto para seguir con el plan, a pesar del mazazo. No hace falta que compres patatas y un alambique para hacer vodka casero, ni siquiera beber alcohol, a veces, simplemente salir y pasarlo bien, anima y clarifica.


7.- Hay conocidos y amigos: los amigos de verdad no te abandonan en las dificultades. Blythe hace los pasaportes y falsificando los documentos con lupas de aumento y forzando la vista, se esfuerza por el equipo y hace un gran trabajo con muchas cosas,  tanto es así que está más ciego que un topo. Hendley, el contrabandista del equipo y su mejor amigo, se da cuenta. Podría delatarle y así no hacer peligrar a la misión, pero decide quedarse con él y ser sus ojos en toda la huída, pase lo que pase. En una gran empresa ten cerca a amigos capaces de apoyarte de verdad en los momentos duros, porque los conocidos no te van a aportar nada.


8.- Cuando llegue el momento de darlo todo, da lo mejor de tí. Ante la presión de las circunstancias y los monos vigilando, los planes de huída tienen que adelantarse antes de lo previsto, esto hace que los cálculos del túnel no hayan sido precisos y tengan que seguir la labor de equipo hasta el final. La ansiedad y los nervios pueden jugarte malas pasadas, pero recuerda, si ves que te vienes abajo, recuerda porqué empezaste con ello. Recordar tus motivaciones pueden empujarte a dar lo mejor de ti mismo.


9.- Si alguien te brinda ayuda desinteresada, porque su fin y el tuyo son semejantes, no la desprecies. Sedgwich gracias a su plan de carreteras secundarias y transportes alternativos, consigue llegar a Francia, se para en un café donde están sentados unos soldados nazis. De repente, el camarero le avisa que tiene una llamada, lo cual le extraña muchísimo, pero le sigue porque no sabe qué pasa y prefiere disimular, cuando se quiere dar cuenta, el dueño del café y el camarero se ocultan tras la barra y él los imita. Un grupo de la resistance francesa, acribilla a los nazis y sale corriendo. Ahí le cuenta su plan de huída hacia España y le dicen como proseguir su marcha. Perfectamente la resistance podría no haberle avisado y acabar con él, sólo sería un daño colateral, pero decidieron salvarle y ayudarle. Uno no sabe porqué la gente a veces, decide ayudar o no, pero siempre valóralo y sé agradecido, puede llevarte lejos.


10.- Sigue tus propios consejos. Barlett y MacDonald ponen énfasis en sus entrenamientos a los soldados en no contestar nunca en inglés cuando les hablen alemanes, nunca. En hablar lo menos posible y en no caer en sus tretas y juegos mentales. Y sin embargo, ellos son los primeros en hacerlo. Dar consejos es fácil, seguirlos no y caer en fallos de cosas que tu aconsejas, queda, como poco, un tanto hipócrita. Lo mejor es no dar consejos, porque los consejos no tiene en cuenta la circunstancia personal de cada uno, hay pocas cosas humanas regidas por el sota, caballo y rey, pero si los das, al menos da ejemplo siguiéndolos.

Alguna idea más? Habíais visto esta película? Ya me contaréis!

3 comentarios:

Miss Potingues dijo...

La he visto varias veces, y me gusta ahora incluso más tras tu análisis.

Lo de los consejos...son consejos, pautas recomendadas, pero no imposiciones. Sabes qué es teóricamente correcto, y puedes fallar en la consecución de los que recomiendas. Precisamente por eso, lo adviertes, pero eso no te salva de meter la pata. No es algo del tipo "sé más que tú y lo hago mejor que tú, y por eso tye adoctrino, pobre palurdo"; sino más "ten cuidado con esto, porque es fácil meter la pata, y te la juegas, y yo mismo puedo caer, o ya he caído, y no me gustaría que te sucediese lo mismo, pero eres libre de seguirlo o no".

Besos!

Adaldrida dijo...

Gran post. No me gusta mucho el cine sobre nazis, pero esta película es arte con mayúsculas.

verdeoxido dijo...

Esta peli está muy bien. El otro día le comentaba a mi madre que apenas veo películas que no sean nuevas, y que añoro algunas y que me gustaría conocer muchas otras clásicas que no he visto. Ahora tengo en la cabeza la musiquilla de la peli jajajj.