domingo, 26 de julio de 2015

Look de uñas: Toppings and cream



El otro día, paseando con Mr Darcy llegamos a una de nuestras conclusiones peregrinas hablando de cierto disfraz del concurso Face off del que os hablé aquí, el programa proponía a los concursantes crear a través de una selección previa de profesiones, que crearan un personaje que pudiese estar en una película de Tim Burton y el heladero, con pinta de malo pero buen corazón fue de mis favoritos.  Aquí podéis ver el maquillaje por si os interesa. A lo que voy, que nuestra conclusión es que, aunque sea un payaso y parezca más bien sacado de una película de Stephen King, tiene virutas de colores o toppings, que le llaman los estadounidenses: los toppings son buenos, nadie podría sospechar de los toppings, indican bien carácter. Si alguien quisiera pasar como buen tipo siendo Satán, solo tendría que cubrirse de fideos de colores y nadie sospecharía...

Sep, a esta idea hay que darle más vueltas, porque el calor causa estragos, pero ya avisé que era una idea peregrina.

Llevo varias semanas preguntándome como podía usar mi maravilloso amarillo mostaza 279 de Kiko, y lo he conjuntado con el rosa 282 de Kiko también, el lavanda 330, el azul turquesa 341 y el azul 294 de Kiko también. Funcionan muy bien de este, muy a lo dibujo animado de los Simpson.


Viciadísima ando con el programa Face off, a ratitos ya me he visto la primera temporada y parte de la segunda y una de las jueces que más me llama la atención es Ve Neil, es la directora de efectos especiales de Beetlejuice (sí, ella es la madre de Miss Argentina), Eduardo Manos Tijeras, los Juegos del Hambre, Thor, Sweeney Todd, Piratas del Caribe... es una artistaza. Y ahora ha sacado su línea de productos "Ve's Favourites Brushes", una gama de brochas y maquillaje para efectos especiales.

Las brochas me recuerdan mucho a otras (bastante más baratas) de otras marcas, la verdad y las paletas, tampoco son de las que usas para maquillar todos los días por aquello de que son maquillajes muy cubrientes, pesados, grasos... aunque viendo la pesadez de algunos productos de countoring, yo no digo ya nada...


En uno de los programas llama la atención que ella misma diga que en el mundo del maquillaje fantástico y de cine haya muy pocas mujeres. Y una piensa en cosas, como en que una mujer cuando hace algo es normal, pero los hombres lo profesionalizan, como que los grandes cocineros con estrellas Michelín son hombres. Da que pensar y mucho porque parece que las chicas sólo sabemos usar el maquillaje para salir del paso y no es así para nada.

Las mujeres cuando van al cine analizan todo, un ejemplo, todavía me acuerdo cuando fui a ver el Hobbit con un montón de amigos chico y dije "jope, se le nota la ropa interior a Galadriel" y de repente, todos los tíos achinando los ojos para ver si le notaban el sujetador palabra de honor a la reina de los elfos...


Esto no es un alegato pseudofeminista (la igualdad no parte por imponer la feminidad, sino por facilitarla) sobre que las chicas deberían destacar más en según qué profesiones, pero está claro que una mujer si no es renunciando a su vida como madre, no puede trabajar a según qué niveles en el mundo del cine y esto es así. Pero destaca también que parece que nosotras estamos como locas por hacer ahumados y no por poner prótesis siliconosas... y precisamente me fascina la de maquillajes fantásticos que hay en la web de prótesis y de colores (si queréis ver un muestra, os aconsejo el blog de Miss Potingues y su selección mensual de maquillajes "over the top" del pinterest, algunos son explosiones de color, pero otros van más allá.

En el programa face off te das cuenta como los diseños de ellas y de ellos son distintos, ellos son más arriesgados, tratan de impresionar por el pánico, ellas tratan de mover algo dentro y son más minunciosas, ellos abusan de la tecnicidad de la prótesis, ellas de los acabados del bodypainting para dar verosimilitud... es bonito ver esas cosas. Y luego llega Ve Neil y se flipa cuando ella diseñó personajes como Poison Ivy, Catwoman o el Pingüino... y no sabes ni cómo puede fliparse.


Pero a lo que voy es que muchas veces ves que cada uno da importancia a una cosa, que no es bueno, ni es malo, es distinto, y que todo funciona si se conjunta bien y esa es la gracia de esta profesión y por eso mola. Y por eso me encanta este programa, porque conjunta técnica con una gran creativididad, que esto ya os lo he contado, pero cada capítulo me gusta más, sobre todo porque cuando ves que se ayudan para desmoldar porque un molde se ha atorado y dicen cosas como "un molde atorado es la manera errónea de no ganar, si no ganas que sea porque yo lo he hecho mejor que tú, no porque no has podido estar en igualdad de condiciones" te das cuenta de que otra ética de mejora es posible. Pero eso requiere un cambio de chip.

Nada, que el calor me afecta y se me va...

3 comentarios:

Adaldrida dijo...

Uaaaala pedazo de post. Mancantao.

Miss Potingues dijo...

Gracias pro la mención, guapetona, pero son looks de instagram, no de pinterest ;)

Respecto a qué nos interesa a las mujeres y a los hombres en el maquillaje, eso es como para hacer un estudio. Conozco maquilladoras a las que les aburren los maquillajes sociales, y otras que no quieren ver una prótesis de silicona ni en pintura. Hay para todo.

Quizá el calor también me afecte, pero me da la sensación de que la mujer, por su naturaleza, busca más la belleza que el efectismo en la mayor parte de los casos; aunque hay quien sabe combinar ambas, como esta dama de los efectos especiales (porque a ver quién tiee valor para dudar de la belleza de Miss Argentina o de Poison Ivy)

También el tema de roles sociales influye. A veces culpamos al mercado por el hecho de que no haya mujeres en el top de ciertas profesiones, porque entra en juego apostar por la familia o por la ambición profesional, y, lamentablemente, en muchos casos es una imposición externa; pero también hay mujeres a las que la vida les cambia en un momento determinado y abandonan esa carrera (no como dejar la profesión, sino como competencia por llegar a una cima que no termina de llegar, proque siempre hay algo más), simprelemente, proque no les sale a cuenta, proque correr por correr les llega a aburrir, y prefieren dedicarse a su "pequeña" parcela.

Hay de todo, repito, pero como he visto ambas situaciones, tampoco sé decirte si fue antes el huevo, o la gallina.
Besos!

Angie dijo...

El look es molón, es curioso,también lo hacen con los cheffs, que por muchos trofeos o estrellas que tengan nunca superarán a la receta más sencilla que te pueda hacer una abuela o una madre.