jueves, 28 de enero de 2016

Challenge Libros 2016- I: La saga Potter

Como os comenté tenía poco por terminar ya del libro recopilatorio de todos los tomos de Harry Potter oficial (conteniendo además una guía de Quidditch que se “encuentra” en la biblioteca de Howards). La cosa era leer una trilogía, pero como pasaba de leer Grey, porque era lo más reciente, pasé de trilogía y me fui a la heptalogía de Potter… 4’5 libros me leí el año 2015, así que, técnicamente, 2’5 son de este 2016. Como es un libro, es mi libro de más de 600 páginas


La historia de Potter creo que, más o menos se conoce: niño con infancia Dickensiana es criado por sus tíos al fallecer sus padres, viviendo una alacena bajo la escalera (lo normal porque no hay servicios sociales en todo Reino Unido, a pesar de ser el país que los inventó), heredando la ropa, siendo mal alimentado y falto de cariño (perfil de riesgo a tutiplén). Pronto empieza a descubrir que tiene poderes y una noche vienen a buscarle profesores de Howards para comentarle que es un niño especial que sobrevivió al ataque en el que murieron sus padres, perpetrado por un hombre conocido como “el que no debe ser nombrado”, pero llamado Voldemort para los amigos. Se da cuenta de que fuera de la sociedad muggle (los carentes de magia), hay otra sociedad mágica, con sus ministerios, colegios, tiendas… un mundo aparte que tienen a Harry como un héroe.


El primer libro (Harry Potter y la Piedra Filosofal) nos sitúa el personaje, que va aprendiendo el maravilloso mundo mágico y donde hace sus primeros mejores amigos: Ron Weasley, el menor de los hijos varones de la familia Weasley, cuyo padre trabaja en el ministerio de magia y la madre es ama de casa, cariñosa y con una gran dedicación, que desde el primer momento coge mucho cariño a Harry y Hermione, niña de una gran inteligencia y aplicación en el estudio, un poco repelente, pero con mucha personalidad. Presenta a los profesores, al director, el gran Albus Dumbledore, el guardabosques Hagrid, conociendo a su antitésis, Draco Malfoy y su  y se le plantea su primera aventura contra Voldemort.


En el segundo libro (Harry Potter y la Cámara secreta) la amistad entre los personajes se va afianzando (o la enemistad en el caso de Draco), planteándose una nueva aventura y un nuevo personaje: Dobby, el elfo doméstico, siendo criaturas despreciadas por la sociedad mágica y tratados como criados y esclavos, lo cual ellos viven como un honor. Además tendrán un nuevo profesor en la asignatura de Defensa contra las Artes Oscuras (puesto difícilmente ocupable, por lo que veremos en sucesivos libros), siendo este ocupado por Gilderoy Lockhart, una especie de ladies’ man lleno de sí mismo y muy egocéntrico y donde Harry y sus amigos, pondrán de nuevo a prueba los planes de Voldemort.


En Harry y el Prisionero de Azkaban, tercer libro de la saga, Harry aprende mucho más sobre su pasado y el de sus padres, cuya historia sigue siendo una completa incógnita para él. Atención a los secundarios porque empiezan a coger protagonismo (sobre todo en libros posteriores), así mismo los dementores también empezaran a ser personajes asiduos de la saga. Uno de los secundarios que no debe ser perdido de vista es Neville Longbottom, el cual es un personaje caracterizado por su enorme torpeza y escasa memoria, pero increíble ternura, así mismo la profesora de adivinación: la señorita Trelawnie. Así mismo Lupin será el nuevo profesor de Defensa contra las Artes Oscuras y su historia será francamente increíble y pronto aprenderemos lo útil que nos hubiese podido ser a todos un gira tiempo o un mapa de merodeador. ¿Quién será el prisionero de Azkaban que persigue a Potter?


La cuarta parte de la saga, Harry Potter y el Cáliz de fuego, nos introduce en una lectura más juvenil que infantil, Harry empieza a pegar el estirón y su relevancia en el mundo mágico y en la lucha contra Lord Volvemort empieza a ser incuestionable. Harry empieza a tener visiones con Lord Voldemort y en el mundial de Quidditch el regreso de este empieza a ser innegable. Aparecerá un nuevo personaje de importancia innegable en la saga: Ojoloco Moody y empezaremos a ver a Harry, Hermione y Ron con los primeros problemas relacionales típicos de la adolescencia, las parejas, los bailes, las cosas que no se dicen por vergüenza. Harry sin querer se verá envuelto en el torneo del Cáliz de Fuego a pesar de ser ilegal y no tener intención de su participación. ¿A qué se deberá? ¿Será una broma de los gemelos Weasly? Mientras tanto otro personaje, mucho más latoso hará acto de presencia, la “periodista” Rita Skeeter, que dará mucho que hablar. Así mismo las batallas y las pruebas de Potter ganarán en emoción y las tramas serán más trepidantes.


En Harry Potter y la Orden del Fénix se caracteriza por dos cosas: primero los cambios de humor adolescentes de Harry, que van a hacer más difícil la relación que tenga con sus amigos y compañeros y cómo gestionará la falta de información por parte de su grupo de apoyo y por otro lado, la nueva profesora enviada por el ministerio, la profesora Umbridge, mujer de prácticas poco ortodoxas en el terreno educativo y con pésimo gusto decorativo (ya lo veréis). Así mismo Harry conocerá a una nueva amiga de otra casa de Howards: Luna Lovegood, chica imaginativa que no pierde la fe en criaturas nunca vistas y con una visión del mundo muy curiosa (uno de mis personajes favoritos). Se creará el ejército de Dumbledore en Howards… ¿porque Dumbledore necesita un ejército? ¿Y por qué envían a alguien del ministerio a enseñar en Howards? ¿Por qué todo el mundo ha dejado de creer en Potter y Dumbledore? ¿Qué está pasando? ¿Y porque si Snape y Potter no se aguantan tienen que dar clases particulares?


La sexta parte de la saga es Harry Potter y el misterio del príncipe. Tras ganar de nuevo un poco de credibilidad y pasar los TIMOS, Potter y sus amigos retoman la vida en el colegio, pero no es nada sencillo sabiendo que Voldemort ha regresado y que su amenaza es constante. Hay mortífagos por todas partes y nadie puede confiar en nadie, mientras Potter encuentra un libro que le facilita la creación de pociones y encantamientos útiles en la clase del nuevo profesor de pociones, Horace Slughorn, que les enseña a hacer nuevas pócimas diversas, pero ¿de dónde ha salido y quién es el Príncipe Mestizo? Así mismo Harry huirá de sus fans que pretenden hacerle tomar una poción que le haga obsesionarse por una chica, el problema es que Harry ya está enamorado de una… ¿quién será? Harry tendrá unas clases muy particulares donde Dumbledore le explicará muchos misterios del pasado que necesita saber para poder medirse con Voldemort. El ejército de Dumbledore sigue a tope defendiendo los valores que hasta ahora sostenían ante la corrupción en el ministerio de magia y frente al cambio de ministro. Por cierto, el momento periodístico de Luna no tiene desperdicio. Mi libro favorito de la saga Potter.


Harry Potter y las reliquias de la muerte es el último libro de la saga. Si Juego de Tronos os parece cruel con la de muertes que acumula, lo de J.K. Rowling es brutal, muchas serán las vidas que se perderán en la batalla contra Voldemort y narradas de una manera muy emotiva. Mientras Harry se recupera de la muerte de muchos seres queridos tendrá que encontrar los Horrorcruxes que le encargó. Pero ¿qué es eso? ¿Qué forma tienen? Y lo más importante ¿Cómo destruirlos? En su búsqueda sigue contando con sus fieles amigos Ron y Hermione, que se traen un rollito muy raro, ¿qué les sucede? Y ¿qué son las reliquias de la muerte? ¿Por qué debería buscarlas? Harry terminará defendiendo Howards en una batalla sin precedentes, con todo el ejército de Dumbledore dispuesto a luchar hasta el final. Harry se encontrará con un gran dilema moral ¿Cómo proteger todo lo que te importa renunciando a lo más valioso que tienes? 

La saga está llena de momentos tiernos, divertidos, emocionantes y fantásticos, que nos hacen soñar con un mundo donde las escobas vuelan, hay judías de todos los sabores, hay capas invisibles, hipogrifos, raíces de plantas que lloran y gritan, polvos flu que te hacen viajar, caballos invisibles y cuadros que hablan. J.K. no es especialmente descriptiva para que tu mente haga el trabajo de imaginar ciertas cosas como tú prefieras y todo el mundo sueña con ser de una casa: los orgullosos slytherin, los valientes gryffindor, los sabios ravenclaw o los trabajadores hufflepuff cuando el sombrero seleccionador le sea colocado en la cabeza. Es una saga recomendable para adolescentes, para niños y para adultos, creo que es de las sagas fantásticas que más me ha gustado de los últimos tiempos. Recomendada 100%


A destacar, obviamente el poder femenino: la lista Hermione, la sabia McGonagal, la señora Weasley (en el séptimo tiene un momento muy épico) y como no, mi adorada Luna. Pero también los valores de ser valiente, como Neville o Ron, ayudar a los demás como Cedric, ser compasivo con todas las criaturas como Hagrid, ayudar a los demás siempre como Harry y mantenerse siempre unidos ante la dificultad, como el ejercito de Dumbledore.

Pues sí, me ha encantado, pero también digo que he disfrutado más del 4º en adelante.

¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido la saga?

Os recuerdo, por cierto, que hoy empieza la CutreCon

3 comentarios:

Gadirroja Lapinturera dijo...

Pues como te dije, estoy deseando que Marina muestre algo de interés por ellos y sospecho que ya mismo se anima (o la animo), porque ya tiene edad.
Un besazo, guapa!

Adaldrida dijo...

A mí me encantó el tercero porque amo el personaje de Lupin, cuanto más canoso y cansado dicen que está más atractivo me parece.
Pero sí, amo el sexto y el séptimo libro.

madia leva dijo...

Lei los libros, vi las pelis....me encanta Harry Potter. Mi personaje favorito desde el principio fue Snape.