domingo, 6 de octubre de 2019

Look the uñas: leaves on the bricks. Noche de glitter y empoderamiento corporal





Esta es otra de las preciosas lacas que han traído al bazar de los chinos donde, como os dije, habían traído lacas muy chulas en tonos neutrales, en concreto es la Wynie Gel que promete durar 7 días en el tono (creo) 089. He visto en varias páginas que apuestan abiertamente por colores más anaranjados, este es un rosa palo con un tono arcilloso muy chulo, que vale para verano y para otoño. La calabaza, si no lo sospechabáis a estas alturas, me encanta, pero para tono de uñas, no sé porqué, no es un tono que me enamore, simplemente no conecto. Por eso he tendido por este tono caldeado. Lo que me enamora mucho es el tono In Fiction de Chanel, que es un verde oscuro con un toque azulado y que va a ser un tono que vamos a ver mucho este otoño. Tengo varias lacas en ese tono y... es obvio que le voy a dar caña, porque los verdes azulados me chiflan en todos sus gradientes, pero particularmente en sus tonos más oscuros. 

En este caso acompaña el blanco de Easy Paris y el verde de Kiko en tono 392, un verde oscuro militar con un tonito metalizado casi imperceptible. Queda romanticamente otoñal. 

Dos cosas sobre el tema de las lacas, la primera referente a esta laca de Wynie, se la ve resistente pero ya se me ha desconchado una uña (un día me ha durado) y tarda bastante en secar y el acabado gel... es muy brillante pero no lo es tanto, como el gel nada. Y, segundo, aún no he ido por la laca con efecto mirror en dorado amarillo. La veo, me gusta, pero no sé si teniendo la dorada rosada necesito tanto dorado. Me genera dudas, por eso no la tengo. ¿Caerá? No lo sé, como digo estoy en una época en la que me cuesta entusiasmarme por cosas.


Eso sí, hay una cosa que SÍ me ha enamorado. Es un labial que Adaldrida ha comprado en su viaje por Venezia, un labial de color oscuro y brillante, pero con brillo tornasol y bastante gothico (que no me mola a mi el puntito gothico ni nada)... El on and on, una pocholada. No soy de MAC, lo sabéis, pero la verdad, espero ver alguno semejante (siempre y cuando no amarillee la sonrisa), porque me gusta mucho. Luego a lo mejor en persona me desenamoro, pero intento apostar por las cosas que veo que me gustan. Me parece que apostar por las cosas que te molan cuando te ves que todo te parece gris es apostar por la parte de ti que aún busca la luz en las tinieblas, es un poco pensamiento polilla, pero a veces, hasta las más pequeñas criaturas nos pueden aportar alguna enseñanza.

Hablando de pensamiento polilla, de luz y purpurina, ayer me invitaron a ver un evento llamado Glitter Drag Race que montaron los amigos de mi buen Dustin (es de mi circulo de apoyo moral y me vais a ver en muchos eventos con él, me parece ridículo aclarar nuestro estado no parejil... oye, pero es joven casadero, aviso porque es un partidazo y está soltero). Es un capítulo de Drag Race hecho entre amigos... jartón de risa que nos echamos, en serio, tuvo momentazos. Y nos dieron gominolas (en serio, me hizo ilusión porque sólo daban las que me gustan: cocacolas, moras y unas rositas que aquí las llamamos besos, pero creo que tienen más nombres dependiendo de la zona de España, ah y regalices enrollados).


Todo en este evento me animó mucho a varios niveles, porque hacía mucho que no usaba mis sombras purpurinosas (llevo una temporada con neutrales bastante transparentes, un poco lo que me pide el cuerpo), pero claro, cómo no vas a ir a un evento drag sin fantasía purpurinosa? No se puede (se puede, pero yo no lo veo así), así que mezclé  las sombritas de la paleta On the rocks de W7 y me hice un look natural con un toque de glamour. Gustó bastante. Por lo demás, de ropa fui de casual porque me dijeron que tampoco la etiqueta había que elevarla tanto, pero hubo destellos de glamour entre los invitados... La gente suuuuuuperamable y divertida. En serio, efecto balsámico encontrarse con gente amable (y guapa, porque no había nadie feo allí... en serio NADIE ERA NI MEDIO MAL MIRADO!) con ganas de pasarlo bien. Sobre todo porque llevo una semana un poco dura por una rinitis intensa, pero me he comprado un humidificador pequeño para la oficina (con luces... pero no las pongo, porque no es plan, las dejo para navidad si eso), que me ha dado literalmente la vida.

Volviendo al tema, me fascinó todo lo que antropológicamente pude aprender allí: sobre todo la normalización de las fotos sin camiseta o en ropa interior en el instagram, hay una gran aceptación por el cuerpo, no por el rollo egoblog -bueno, un poco también a veces-, sino como "esto soy yo", un paso en la visibilidad de empoderamiento por todos los tipos de bellezas y me pareció interesante porque muchas veces vaciamos de sentido estas fotos y solo nos parecen como escaparate de físicos y trivialización de la imagen, pero claro, si en la publicidad nos enseñan un tipo de cuerpos y el resto de cuerpos no reivindican el espacio para todo tipo de físicos por no parecer "egoblogs", el sistema sigue descompensado. Supongo que hay que dar el valor a una foto pero en un contexto.


También supongo que es difícil poner una foto con mensaje intenso sin camiseta sin que parezca que es postureo intensito. Y supongo que la dificultad es un +3 si eres mujer, que parece que no puedes subir una foto de belleza corporal hablando de este tema serio mostrando tu propia imagen sin ropa sin que la gente te considere una "attention whore" (o puta atencional). No es cuestión de si enseñar el cuerpo es o no necesario, es cuestión de que es verdaderamente triste que hayamos llegado a un punto en que la gente que no pueda ponerse un bañador (o cualquier otra prenda) sin que alguien le de un comentario negativo porque considere que su cuerpo "es inapropiado" y tiene que taparse más. No sé si la solución está con un discurso solamente, o que una imagen dice más que mil palabras, no tengo una respuesta para todo, pero creo que es una cosa en la que deberíamos pensar.

Así mismo me da profunda pena pensar que hay fotos muy bellas de desnudos sin pasar por el prisma de la sexualización, en fin, cuando has visto arte desde pequeña, el desnudo artístico no sexualizado te es obvio en su belleza y no te escandaliza. Que haya ciertas personas que el desnudo lo hayan únicamente vinculado al porno y al sexo, me apena y asquea a partes iguales, porque hay belleza ahí sin tener que recurrir al sexo como filtro explicativo. 


Sé que Gadi hizo hace relativamente poco un video reflexivo sobre culos y tetas que os invito a que veáis, pero creo que su contenido tiene más que ver con el discurso de la objetivización de los cuerpos como reclamo para mercantilizar a las personas (o automercantilizarse porque oh, sorpresa, el sexo vende) un discurso a mi entender, alejado de lo que estoy hablando aquí (y con el que estoy de acuerdo). Las líneas son más o menos finas dependiendo de quién hablemos, pero que hay mucha mordida de "foto sugerente para conseguir el click y ganar pasta con ello", lo cual ya me pone en advertencia de la clase de contenido  al que nos enfrentamos (no puedo confiar en la palabra de una persona que usa la objetivización de su propia persona para sacar pasta porque me queda claro que es capaz de decir cualquier rollo que se le pague por decir).

Lógicamente hay una línea editorial, los perfiles que he visto de normalización de cuerpos no tienen ninguna recomendación de ningun producto, son perfiles de cada uno con sus reflexiones y vivencias y eso también nos da la pista. Y suelen ser de cintura para arriba o de espaldas, o sentados con lo que se ve más el muslo: no hay ni una entrepierna. Lo que importa pues no es la sexualidad, sino el mensaje de normalización de todo tipo de físicos y creo que eso es bonito y sí demuestra autoestima.

Aún así parece que el desnudo, fuera de un museo, como normalización de todos los cuerpos, cuesta en nuestra sociedad, pero como facilitador de compras no tanto... o esa es la única conclusión a la que he llegado de momento. Qué pensáis? os parecen bien estos perfiles?

3 comentarios:

Noelia Cano | Lapinturera.com dijo...

Entiendo el tema que planteas, y efectivamente es diferente al que planteo yo. A mi me encanta ver desnudos normalizadores en IG y otras redes. Por ejemplo, los que hace de vez en cuando Alberto Velasco, que me parece de lo más atractivo, además de toda la carga bodypositive y tal.
Con lo que no puedo, y ya es que estoy dejándoles de seguir aunque sean compis de blog, es con la gente que pone una foto para lucirse y a su pie, textos como "“El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos.”
¡Que no, leches! Ponme que te gusta tu cuerpo en biquini, que te acabas de dar una ducha fantástica o que te gusta tu escote. Pero esas lecciones de putifilosofía me revientan el cerebro XD
Un besito.

Adaldrida dijo...

Gracias por esa mención, el labial es precioso y pronto lo enseñaré en el blog. Me gusta en labio gótico pero así, transparente y/o con glitter. Yo no soy de Mac salvo para labiales en contadas ocasiones.

Respecto al desnudo: lo que voy a decir es políticamente incorrecto así que desde ahora aclaro que no quiero ofender a nadie con mi opinión.
Pero opino que en esta España nuestra deslindar el desnudo del sexo es una utopía. Tú y yo podemos contemplarlo de forma artística, pero te aseguro que un tío medio ve tetas y quieres esas tetas para él. Obviar esta realidad es pecar de ingenuas, y luego nos llevamos las manos a la cabeza porque ocurren ciertas cosas.
Que no, que no culpabilizo a la víctima y que cualquier mujer puede vestir o no vestir de cualquier forma, pero el peligro de sexualización siempre estará ahí porque al menos en esta civilización nuestra el desnudo llama a la acción.

Beatriz MissPotingues dijo...

Como dec'ian en Air Bag, lo importante es el contexto, y creo que, aunque la l'inea es fina, has sabido hilar muy bien el tema. Ahora, me pasa lo mismo que a Gadi, que no puedo con las intensitas de la exhibici'on. Me parece genial si te gusta tu cuerpo y quieres que el mundo lo vea porque crees que es una obra de arte, o porque quieras reivindicar normalidad, cualquiera de los dos argumentos me valen, pero no venas de Cohello de a c'entimo, porque no.
Besos!
(estoy en teclado raro, perdona las extrañezas del texto)