lunes, 29 de diciembre de 2014

G.P. Abu Dabhi

Bueno, pues última carrera de la temporada y último post de review de F1 este año.

Empecemos con el despiece:


Con vistas de anunciar el cambio a McLaren de Alonso se le formuló la pregunta de si le gustaría que su amigo Jenson fuese su compañero de equipo, porque aún no había firmado este su renovación. Y claro, Alonso viendo el percal se quedo como pensando "mira, qué bonito jardín", mientras decía "emhh..." a lo que Jenson le dijo eso de "Tómate tu tiempo" y respondió un lacónico ", no sé quien será, así que veremos". A todo esto Vettel metiendo presión y los periodistas muertos de la risa.  El vídeo de momento aquí. Para eliminar spoilers, Jenson y Alonso están juntos este año que viene.


Los Lewis fans petaron el padock el jueves con estas caretas... desfasadas porque entre la cresta chunga, las patillas, la barba de fila de hormigas... nada, que las caretas estan demodé frente a los estilismos de Lewis...


Esta es Jemma, es la novia del chico más sonriente de la parrilla, Richichi y este es el modelito de lo más normal en Abu Dabhi, donde deben estar ya más que curados de espanto con tanta minifalda y tanto tirante. Para un viernes bien, pero demasiado casual.


Lo que no es nada casual es el flequillo pingao de Kobayashi, que unido a las gafas espejo, pues es un poco lo que le faltaba... que no, que no va bien...


Un poco mejor van la pareja de Jen y Adrián, ella de blanco, con tirantes anchos, falda más recatada y en blanco que es un color muy sobrio en las culturas orientales, eso sí, con sus taconazos en fucsia. Muy bien.


Vivien también de blanco, pero con transparencias y minifalda fue menos discreta. Seamos sinceros, el blanco hueso no es su color, no dice nada en ella, le van colores más drásticos, con más personalidad. 


El sábado Geri hizo de relaciones públicas con toda la gente famosa que apareció por el hospitality de Red Bull con un vestido blanco bastante acertado, para lo que suele ser ella, regaló sonrisas y trató de ser la más salada. Esperemos que esto le sirva para ganarse a sus futuros suegros porque varios medios explican que los padres de Christian, presuntamente y según fuentes cercanas, no aceptan a Geri ni lo que  los Horniwell conllevan dado que piensan que su hijo hizo muy mal dejando a su ex y a su hija de 14 meses por Geri, y, presuntamente, anuncian negarse asistir a esa boda si llegase a celebrarse. Psicodrama a tope con esta pareja.


De Pharrel Williams y sus gafas Chanel no vamos a decir nada, porque ya da igual las gafas que lleven los pilotos que nadie las va a superar. Y a él, plim, because he's happy.


Ojo, que también atendió a la realeza para que se sintieran como en casa, por que su Alteza, el príncipe Harry, es muy de f1. Apuntaos chicos la camisa de lino, el lino es fantástico para verano, es fino, elegante... solo tiene el pero de que se arruga como una pasa, pero por lo demás, es un tejido fantástico. Al pobre Harry le han vuelto a sacar el tema de su presunta ilegitimidad porque otro escritor afirma que podría ser hijo de un ex guardaespaldas de su madre, la fallecida princesa Diana. Yo sigo viéndole más parecido a Earl Spencer (la nariz de hecho es la misma), hermano de Lady Diana,  pero en cualquier caso, si nadie quiere indagar, porque el príncipe Carlos lo siente como suyo, no sé porque la gente tiene que meterse en lo que no le importa. En cualquier caso, a parte de este hecho y de los múltiples escándalos, sigue siendo uno de los solteros más apetecibles del reino... y sin novia a la vista.


Menta sigue con su amor al negro y a los Louboutin de tacón alto, que no deben ser lo más cómodo pasado el ecuador del embarazo y sobre todo, teniendo en cuenta lo que se resiente la circulación. Ella tan pichi. Mal no va... cómoda no sabemos.


Jen apostó también por el negro pero con un corte clásico griego con detalles de joyería en el cuello, acierto en todas luces. Muy bien.


Seguimos sacando a chicos nuevos que podríamos ver más adelante, este es el probador de coches de Mercedes y se llama Pascal Wehrlein... sí, muy mono.


Volvemos al horterismo de barrio, Lewis con más oros que la fabrica de Heraclio Fournier y las gafas optic blast... no había una cadenita más fina en la joyería fijo, así que pintó la de la moto y se hizo rapero, porque una persona de tan buen gusto nunca iría hortera... que va.


Y así quedó la Q3, primero Nico, luego Lewis y finalmente Bottas, lo que hacía muy emocionante la final, porque realmente se llevaban pocos puntos en la general y todo podía pasar el domingo.


Estos son los que corrieron la última carrera, algunos, como la escudería de Jules Bianchi, decidieron no correr y ahorrar ese dinero para la nueva temporada y dedicarle ese luto a Jules. Poquitos, pero bien avenidos.


A quien sí veremos el año que viene es a Carlos Sainz Jr, aquí junto a su padre, corriendo con Toro Rosso. Veremos qué tal porque de momento del chaval se ha dicho tanto bueno como malo.


Otro al que vimos y siempre nos encanta ver, es a Mark Webber, tan mono, tan perfecto, tan estupendo... si no le invitan a la última, nos da de todo.


Este señor con gafas tan horripilantes es Will Stevens, piloto de Caterham... no hay por donde cogerlas, porque si le pones carey, no le pongas cristales de espejo plateado y detalles en dorado, casi tan feas como las de Pharrel...


Mucho más bonitas las de Valteri, que parece hacerlo todo bien, gana a la chita callando, tiene una novia estupenda, es guapete y elige bien las monturas. Bravo por ti, Bottas.



El vestido de Nicole fue un acierto pero un poco simple, apostó más bien por los complementos, comentadísimas fueron las uñas estileto en manicura francesa en natural y negro, personalmente hubiese apostado por el rojo, pero dentro de lo que suele ponerse la muchacha, le damos el beneficio de la duda y lo pasamos por alto.


Vivien en cambio optó por un original top corto en celeste y con una falda ajustada con final evasé en blanco. Los colores bien, pero siendo un domingo, queda muy casual y el top queda un poco inapropiado para donde estamos... La opción vestido era más simple y mucho más elegante.


Con vestido y plana fue Menta, que sigue con el negro, lo que pasa es que la espalda no es especialmente apropiada para el protocolo de donde está, suponemos que puede ser más cómodo por no llevar sujetador, pero a la larga, no puede ser bueno hacerlo de continuo en el embarazo por el pecho. Lo decimos desde el cariño, que ir, iba estupenda.


Bastante mejor iba Menta que la Jessi, que ha entrado en un bucle de o cosas muy breves y explícitas o muy hippies y que esconden su cuerpo. No tiene término medio. Sí, es vestido, pero ha llevado cosas bastante mejores y ella lo sabe.


Geri iba más apropiada y los colores la sentaban muy bien, pero esto pegaba más con el sábado y debió dejar el vestido bonito para el domingo... en fin.


Y este fue el podio, primero Lewis, campeón del mundo, luego Massa y por último Bottas, con la consecuente emoción y llanto de Lewis.



Y los consecuentes abrazos y besos de su sufrida novia, que se pasó la carrera rezando. Ojo, novia, que no prometida (vaya fuuuuuuul).


Mientras, Nico, que sí está casado también fue consolado por la buena de Vivien. 

Y esto ha sido todo... bueno... esto y queda el vídeo de los mejores looks de este año. Lo prometido es deuda.

4 comentarios:

Angie dijo...

¡Almenos íba plana! Es muy común éso de embarazadisisisiisisma ír entaconada, con los problemas que puede acarrear una mala caída...en fin...Besotes!

Miss Potingues dijo...

Me quedo con el estilo de Geri. Para mi, la más correcta en cuanto a protocolo y lugar. Creo que va ganando puntos por momentos.
Que sí, que todos tenemos un pasado, ¿y qué? Yo me quedo con el hoy.
Besos!

Adaldrida dijo...

Hip Hip hurraaa, ¡¡¡mi Mark es lo mejor!!!

burbujitabebe dijo...

Muy rara Geri de Blanco pero yo la veo mona!
Pasalo muy bien esta noche y sobre todo feliz 2015!!
Besitos guapa!

www.eldiariodeshyris.blogspot.com