domingo, 26 de agosto de 2018

Look de uñas: Amapolas de Murano. Tips oficiniles para mejorar el ambiente laboral.




He encontrado un bonito color  amarillo que buscaba. Es a medio camino entre el mimosa y el limón, tiene ligeros brillines, imperceptibles y me ha costado 1'29. Es de Basic Cosmetics, la marca de Clarel (droguerías del grupo DÍA) y el formato me recuerda a las minilacas que había antes de Essence, además promete secado rápido, que cumple bastante bien. Y de momento está siendo duradero, es el tono Nº6 y he probado primero con este porque mi laca Lannister roja (Marilyn and me de Catrice) con purpurina y deje dorado, está grumosa y tendré que tirarla, menos mal que la tenía en las últimas, pero me niego y tienen una parecida en rojo sangre, más oscuro y dramático, pero preciosa. Si esta sale bien, que de momento es muy prometedora, la compro. El blanco y el negro son de Michaela Valenti y el rojo es el 362 de Kiko. Todo hecho con pinceles. Encima lleva una capa del Superdry Gloss de Catrice, que sí da más brillo (aunque esta laca es MUY brillante) y dice que seca rápido, pero no alarga la duración de las uñas (las de la semana pasada, se me desconcharon en cero coma).

Sé que a Adaldrida no le mola mucho Clarel porque las dependientas de su centro cercano son bordes, las de mi barrio son todas adoptables, REAL,  te ayudan, te aconsejan, te dan espacio para cotillear... amorosas todas y eso que cada día me encuentro con una nueva. Básicamente voy a por mascarillas, bueno, está semana he ido también para comprar toallitas de bebé, que las uso para limpiarme las manos por si no me puedo levantar del puesto en ese momento, o limpiar el teléfono por si lo pringo de maquillaje (que no uso, pero a veces, el colorete se queda ahí) y cosas así. Usaría de las refrescantes, pero he visto que llevan más alcohol y el olor suele ser de limpiador (mensaje para todas las marcas de toallitas refrescantes: DESDE CUANDO REFRESCARSE IMPLICA OLER A LIMPIADOR DE LA CASA?) y no me gusta, así que prefiero usar de bebé. 


Por cierto, están metiendo colonias de bebés muy fresquitas en Clarel, por si os gustan estos olores o los queréis regalar. Muy recomendables. Y amplían en olor de sus colonias normales y las marcas (sé que tienen algunos clones de alta perfumería, pero los que tienen no me llaman, así que no voy a adquirir de esto).

No sé quien hizo un vídeo de esta marca, pero un día me pondré a trastear en sus cosméticos y os digo qué tal... Pero recuerdo haber visto algo al respecto.

No sé si Clarel cuenta como "tienda del barrio" o "droguería" pero me gusta la iniciativa de Gadiroja de acercarnos a las tiendas de barrio. De hecho, son las responsables de dar vidilla a los barrios, los barrios nuevos sin ellas son muy aburridos.


Mis favoritas son las de decoración (cosas cuquis e inventos útiles), las pastelerías (hay una en mi barrio que hace donuts con masa de roscón TODO EL AÑO... y tienen siempre ofertas de 4x3 en donuts, ni os cuento la locura de pasar por ahí y oler la calle) y las boutiques con ropa española (es la mejor manera de no entrar en el mundo Inditex y ser un poco más original y hay cosas chulas con buen diseño y a precios majos). Pero hay de todo, mi barrio está bien surtido y eso me gusta, porque hay mucha tienda con gracia y solera.

Hoy he visto un hilo en twitter que creo que es maravilloso sobre como hacer de tu vida un lugar mejor, sobre todo si vives sóla y creo que muchas de estas cosas tienen que ver con el autocuidado y su importancia. Sin embargo en los entorno de trabajo esto se descuida mucho y creo que voy a hablar de las cosas que me hacen sentir mejor, que viene a colación de las toallitas y que he aprendido en mis años de experiencia en distintos puestos.

1.- Termina el día recogiendo la mesa, así facilitarás a quien la limpie su trabajo y la encontrarás estupenda al día siguiente.


2.- Si puedes consigue una taza decente para el trabajo: evita el uso de vasos de plástico y si va personalizada aporta información sobre ti, lo cual ayuda a empezar muchas conversaciones y conocer gente. Es vital tener agua o algún líquido cerca, muchas veces nos enfadamos y no sabemos porqué y es por falta de agua, y no es broma.

3.- Un medipack decente oficinil, no solo contiene algo para un dolor de cabeza o muscular, un antiácido o protector estomacal, tiritas-preferiblemente de tela, que son las que mejor pegan-, colirio y medicinas propias (como un antihistamínico que sólo uses tú), también productos de higiene femenina (si se gastan) e infusiones (manzanilla+anís para dolores de tripa, tilas, poleo menta para los gases, té reconfortante para cuando tengas un mal día y quieras animarte...). Puedes añadir todas aquellas cosas que te hagan sentirte mejor o más cómoda: una crema de manos porque el jabón del baño reseca tu piel, un aceite esencial de lavanda para el estrés, un spray de agua termal si tu piel se queda como el esparto con la calefacción, una pashmina por si hace corriente... si te previene de un malestar físico o emocional, es medipack.

4.- Toallitas (húmedas y secas), no sabes cuando un boli se destintará, te traerán un pastelito porque es el cumple de alguien, se derramará una bebida dejándolo todo pegajoso... si no puedes levantarte, tenerlas a mano siempre vienen bien.


5.- Si comes en el trabajo, el cepillo de dientes y la pasta son un must. Y por favor, (recordar esto me parece horrible, pero a algunas personas hay que comentarlo) tenemos que hablar de no dejar los pegotones de pasta de dientes en el lavabo. Es un asco y es poco empático.

6.- Material de oficina personalizado (esto sale de tú bolsillo, pero merece la pena). Cuanto más normal sea, más fácil que alguien te lo quiten -es la historia de mi vida: los post it, bolis y clips que se han ido como el carro de Manolo Escobar, para no volver- y no te lo devuelvan, así que no te sientas mal por comprar bolis cantosos, tomar notas con un boli cantoso no te hace peor profesional, sino una persona que está preparada para cualquier eventualidad. Y también da tema de conversación. Siempre mantén el material más normal controlado. Esto no es generalizable, pero a mi un boli bic no me dura más de un día, comprobado.

7.- Tener un ambientador neutralizador de olores por la oficina no viene tampoco mal, de hecho, se puede comprar entre todos o rotar por turnos su compra, porque, por muy bien que nos lavemos, si no hay ventanas, el aire se vicia.


8.- Si tienes mala memoria, cómprate una agenda para planificar tu día justo antes de irte el día anterior y usa colores para clasificar tareas por importancia. Si no te gusta el papel, hay apps, hazte con la tuya.

9.- Intenta no hablar de trabajo en los descansos, porque están para eso: para desconectar. Habla del partido de ayer, de MasterChef, del sentido de la vida y la finitud existencial... pero no de trabajo, para hablar de trabajo está el horario. Es más fácil crear vínculos positivos así.

10.- Vigila tu postura, controla el tiempo que miras a una pantalla y trata, de vez en cuando y cuando no te miren, de estirarte, es bueno para tu cuerpo.


11.- Si eres de los que trabajan con música porque su trabajo lo permite, prepárate en casa distintas listas de música en base a las tareas que tengas, porque si tienes que buscar canciones específicas restarás tiempo a tu tarea. Ideas para nombres de listas: "Toda mi concentración" (temas sin letra para cuando tienes que hacer una tarea cuidadosa), "temas motivadores para un lunes por la mañana", "Mundo tedio" (para tareas repetitivas y tediosas), "Márcame un ritmo" (para tareas en cadena que tienes que hacer en un tiempo estipulado, para que te ayuden a mantener un ritmo de trabajo)...

12.- Hazte con gatches para llevar la comida de casa y mantenerla en las mejores condiciones si en tu oficina no hay de esos medios (tuppers termo, neveras portátiles...): vigilas la calidad de los aceites e ingredientes, evitas intoxicaciones, controlas tu alimentación y ahorras. Si te dan cheque restaurante o tarjeta, siempre puedes guardarla y gastarla los fines de semana en comidas de recompensa o invitar a alguien.

13.- No es mala idea tener un paraguas plegable y un costurero pequeño en un cajón. Al menos, ten siempre a mano imperdibles.

14.- Es un bonito detalle apuntar cumpleaños en las agendas de esos compañeros que se han vuelto amigos. Y recordar el santoral es otra manera de mantener conversaciones, aunque tu compañero sea ateo, le hará gracia que te acuerdes de esa persona por algo positivo.


15.- Si tienes que reunirte, estructura la reunión con temas básicos importantes y convócala con tiempo y con esos temas referidos para que la gente se prepare cosas para aportar. Una vez tratados, sacad conclusiones y apuntadlas, parece de perogrullo pero alguna vez he estado en una reunión no estructurada y resta muchísimo tiempo más que hacerlo ganar.

16.- Apréndete los nombres de la gente que lleva recepción, limpieza, seguridad y mantenimiento: a parte de porque son personas que hacen cosas muy importantes para que puedas desarrollar tu trabajo correctamente y es bueno que los conozcas y reconozcas su trabajo, porque son personas que ante la duda, te pueden aportar mucha información cuando eres nuevo sobre quién se encarga de qué hasta que te aprendas nombres. Es posible que se aprendan tu nombre antes de lo que crees, lo suyo es corresponder ese esfuerzo.

17.- También es importante según llegues, aunque no venga a cuento y nadie lo comente, aprenderte quién es el responsable de tu planta en caso de emergencia y cual es el punto de encuentro. Y si aprendes quién es el responsable síndical o de recursos humanos (dependiendo de la empresa y quién lleve el tema) tampoco viene mal, por si puedes hacer sugerencias de cómo mejorar los espacios, lo suelen agradecer mucho tanto ellos como la gente que trabaje contigo y las empresas no suelen poner pegas a las sugerencias, porque mejoran la calidad del ambiente de trabajo (como poner contenedores para reclicar en las cocinas de la oficina, pedir que cambien salidas de aire de ciertas zonas, preguntar si puedes poner un humidificador si lo necesitas en tu puesto y cosas así) o por si tienes dudas, que suelen estar encantados de facilitarte información.


18.- Suelen aconsejar no poner fotos de familia en los puestos de trabajo, algunos creen que es por mantener un ambiente más bien aséptico, otros porque si te surgen problemas en casa, que no te los lleves al trabajo. Si vas a poner una foto, porque como a mi, te ha tocado en pasillos sin ventanas, ponte un paisaje bonito y relajante. Si no te dejan, ponlo en el fondo del móvil o del pc. Hay gente que se pone fotos de gente que le inspira cosas positivas. Esto ya va en gustos.

19.- Si ves que el nivel de estrés se dispara y te está superando, levántate y vete de tu puesto 5 minutos, sal de tu puesto: a la cocina, al baño, a la puerta del edificio... es mejor tomarte 5 minutos y respirar, que hacer algo mal por precipitarte.  Y luego, vuelves y retomas con nuevas ideas. A los buenos trabajadores no se les llama la atención por cogerse 5 minutos para pensar, si haces bien tu trabajo, nadie te regañará por ello.

20.- Mira los tablones de anuncios o los mails de la empresa de información semanal. A veces anuncian actividades culturales que hacen empleados o servicios que oferta la empresa como descuentos en dentistas o en museos... salen puestos libres para promoción interna, cursos, gente nueva que llega. Dan información que puede serte útil, no pases de ellos.

Tenéis más ideas? Seguro que se puede hacer un entorno laboral más positivo, sólo hay que proponer tips fáciles y dar ideas.

3 comentarios:

Noelia Cano | Lapinturera.com dijo...

Me gustan mucho los tips, además ya mismo estoy en plena vuelta al cole (y al curro) y me vienen genial.
Un besito.

Beatriz MissPotingues dijo...

Un post muy interesante. Yo ahora mismo no trabajo en oficina, pero soy de tazas molonas y bolis cantosos.
Un beso!

Adaldrida dijo...

Adoptable eres tú 😘. Gracias por los consejos, que hoy es mi primer día.