domingo, 21 de febrero de 2021

Look de uñas: Sopp. Un poco de nepotismo del bueno y la historia del Tarot de Mantegna.




 Hacía mucho que no usaba este amarillo de Kiko, el 279, con un esmalte de una marca poco feminista y un top coat mate de Wynie. La pegatina es de unas pegatinas folk que compré en un bazar con motivos étnicos. Por cierto: sopp es seta en noruego. No confundir con suppe, que es sopa. La gracia de los idiomas. Reconozco que ha quedado más otoñal de lo que pretendía, pero me gustan estos colores.

Hoy os traigo mogollón de contenido y mucho amor, ya voy avisando. Primero, un repasillo de temas de autobombo(porque salgo yo, pero también gente más maravillosa que yo):


-Ya ha salido un podcast maravilloso de Paseando por la Cava Baja con la historia de Chanel, nos lo curramos muchísimo, porque es un tema muy amplio y maravilloso y que os recomiendo revisar con tranquilidad: hay muchos documentales y libros sobre el tema, tanto de la propia Coco, como de la casa, la firma de perfumes, la de joyas... en serio, MUY interesante. De momento os dejo con el podcast, que dura 2 horas y cuarto casi, pero había material para hacer más, porque ya os digo, la simbología, los materiales, la conceptualización, la historia de todo...  Realmente fascinante.

-Por otro lado, como os comenté el lunes pasado se celebró esta maravillosa quedada para celebrar los 15 años de Vicisitud y Sordidez, con anécdotas y post divertidísimos. Es muy probable que, dado que me comprometí publicamente, un día cuente en su blog, porque lo merecen, el día que me pasé, literalmente 30 minutos en una App que era para hacer amistades y al final era mercado de la carne... sí, que soy muy cándida para la edad que calzo, pero bueno. También tengo en mente hacer otro, pero me tengo que leer un libro de "autoayuda" primero... ya os contaré.

La verdad es que, si os soy sincera, disfruto mucho de estas cosillas, más de los podcast. Tanto de escucharlos como de participar en ellos, porque estoy aprendiendo muchas cosas escuchando a la gente y buscando datos.  A parte, me siento muy afortunada, ya que estoy conociendo a gente fascinante, esta experiencia de los podcast está resultando un win win absoluto. Debe ser porque durante este tiempo me he centrado en formarme por libros y cursos interactivos y se me había olvidado lo genial que es aprender de gente que realmente sabe y que realmente (VITAL ESTO) explica algo desde el entusiasmo de disfrutar un tema. Esa gente me encanta aunque el tema no me guste, porque tienen una alegría contagiosa. Las personas entusiasmadas, sin duda, son mis favoritas. 

Por cierto, antes de que se me olvide, fuera de la sección de autobombo, pero dentro de la temática on line de gente que mola mil: quiero recomendar aquí también este post de Gadi sobre la resiliencia. Me parece una introducción al tema superbien planteada y MUY útil, así que dadle una oportunidad y si os ha gustado, difundid el contenido: que se entere Gadi que lo está haciendo fetén (que ya se lo debe oler, y sino, se lo dejamos claro por aquí). Dadle amor. 


Hablando de amor: el otro día subí a las stories un dato sobre que los palos de la baraja española realmente son una representación de los estamentos sociales del s. XVI, que es cuando empieza a editarse tal y como la conocemos hoy. Los oros sería la realeza, las copas la Iglesia, las espadas la burguesía y las clases pudientes y los bastos el pueblo. La cosa es que me encanta cuando me llegan comentarios como el que me mandó Rosa (un besazo Rosa y gracias por ser como eres) hablándome de que si ese dato me flipó, debería revisar una baraja de tarot que tiene mucha más historia y arte todavía. 

Y os voy a contar todo lo que he averiguado gracias a Rosa, que es la inspiradora de este post y a la que quiero agradecer mil por ser un sol de alegría y buena vibra. 

La baraja de las que os voy a hablar es el Tarot de Mantegna y creo que es muy interesante, no sólo por ser un tarot, que puede interesar más o menos, sino por todo el arte la historia que contiene y como hace bastante que no me hago un post cultural, no he podido evitar compartir esto que me ha creado mucho hype.


Vamos a comenzar como Sophia Petrillo: Italia, siglo XV, la gente se pone en plan Agatha Ruiz de la Prada y no puede parar de crear, porque se flipa con las ciencias, con las artes, y en medio, las ciencias ocultas y las artes adivinatorias como la Cábala, la alquimia... Y en este caldo de cultivo del Renacimiento, aparece el Tarot de Mantegna, por Andrea Mantegna, su presunto autor, que se viene arriba y crea una baraja de nada más y nada menos que 50 naipes. 

El tarot de Mantegna es un poco como Puertollano, que ni es Puerto ni es llano, porque no es ni Tarot ni se sabe al 100% que sea de Andrea. En un primer momento se pensaba que los grabados podían ser suyos, luego se pensó que eran de un tal Baldinni, pero también se dijo después que no debían ser suyas. Las últimas teorías apuntan a Francesco de Cossa como presumible autor de los 50 grabados, aunque los Mantegneños (o fans de Mategna, por decirlo de alguna manera) siguen reivindicando su autoría. 


Y no era un tarot porque realmente era un juego didáctico, un poco rollo "juego de las familias", al que todos hemos jugado en algún punto de nuestras vidas (y sino, una preciosa pandemia está ocurriendo para que lo hagas). El caso es que hay dos versiones: una coloreada y otra que no. La que no era para que la pintases tú mismo a tu gusto. Vamos, que lo antiguos también le cogieron el gusto a colorear cartitas como si fueran mandalas. Es la primera y consta de 1460 y tiene 50 cartas. 

La segunda versión, de 1490 es imposible que fuese de De Cossa, más que nada porque andaba un poco muerto por aquella época y es la versión en color y contiene varios de los arcanos mayores que hoy por hoy se conocen.

Antes de que entremos en materia, vamos a hablar de cómo nace esto: Luis III de Gonzaga es un tío con pasta y título y muy con el hype del renacimiento así que, supuestamente lía a Mantegna para que se vaya a Padua ( donde está  Luis con su familia) que le promete un mecenazgo estupendo. Y se conoce que Andrea le debió caer bien dicha propuesta, porque allá que se fue y terminó trabajando con él y más tarde, a la  muerte de Luis III, con su hijo, Francisco II y la esposa de este, Isabel ( De Este, que era su apellido, pero tenía que hacer la gracia). Isabel es que era también muy de mecenazgo, de hecho se la reconoce como una de las mujeres más influyentes en esta época por el pedazo de catálogo de arte que financió y la influencia que generó este arte bajo su protección, porque la obra de Mantegna se dice que influyó mucho a Donatelo (el pintor, no la tortuga ninja) en su periodo pétreo.

Vamos, que Mantegna era influencer de arte y de los buenos.

 San Sebastián, Mártir de Andrea de Mantegna.

En cualquier caso, si pisáis Italia, avisaros que en el Veneto, en Ferrara y en bibliotecas italianas quedan como una docena de ejemplares oficiales de estas cartas que se pueden visitar en persona, así como la obra de Mantegna, que no os quedéis sólo con el tarot confirmable o no de Andrea, que su producción pictórica fue bastante prolífica y muy recomendable, lo digo porque son una gozada histórico- artística.

Entrando en materia: las cartas!

La primera familia es la de las clases sociales: empieza en el mendigo y sigue con el sirviente, el artesano, el comerciante, el noble, el caballero, el duque, el rey, el emperador y por último el Papa. De esta familia El Emperador y El Papa se mantendrán en el tarot actual, cosa que va a pasar en más familias, como vais a ver a continuación.

La segunda son las 9 musas y Apolo, dios de las Musas: Calíope, Urania, Terpsícore (no confundir con Esther Píscore), Erato, Poliminia, Talia, Melpomene, Euterpe y Clío. 

La tercera familia son las artes y las ciencias: Gramática, Lógica, Retórica, Geometría, Aritmética, Música, Poesía, Filosofía, Astrología y Teología.

La cuarta familia van las virtudes y los principios teológicos: Intelecto, sentidos, funciones vitales, Templanza, Prudencia, Fuerza, Justicia, Caridad, Esperanza y Fe. De este grupo, la Templanza, la Justicia y la Fuerza se han mantenido en los arcanos mayores del tarot.

Y la última y más heterogénea de las familias es la de los Planetas (no estos, los de verdad). La cosa es que en aquel entonces, sólo se conocían 7 planetas, así que rellenaron hasta 10 con lo que fueron viendo un poco: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter, Saturno, La octava esfera- el cielo superior, El poder celestial y La Luz Divina. De estas, como en el grupo anterior, la Luna y el Sol se mantienen en el Tarot actual.

Cosas a destacar de la época cuando se pintó este tarot y porqué su relevancia sociocultural es tal: se estima que en ese momento, un 20% de los europeos vivían en situación de pobreza o sin techo, viviendo día a día. Esa gente básicamente era gente con alguna limitación física, psicológica o sensorial, eran mayores o estaban enfermos y su modo de supervivencia era la archiconocida caridad. Si carecían de limitaciones como las que hablamos, podían tener suerte y vivir como sirvientes. De hecho, si la casa era buena, eso suponía no sólo un plato de comida y un sitio donde poder dormir, pero la mayoría no tenían esa suerte, como se ha llegado a romantizar y la realidad es que para el dueño de la propiedad, un criado y un perro venían a tener el mismo valor.

El artesano es ese señor que moviliza la sociedad del feudalismo al capitalismo. En ciudades como Florencia, se estima que el 25% de su población eran obreros, de ahí que se formasen los gremios y los primeros sindicatos (de una manera más primitiva que los actuales... ahí lo dejo). Sólo las personas que lideraban los gremios tenían derecho a voto: los gremios más importantes eran los considerados de artes mayores, luego vendrían los de artes menores como comerciantes, carpinteros, herreros, orfebres, cerrajeros, talabarteros, albañiles, carniceros, panaderos y posaderos, entre otros. Por cierto, que dicen que el artesano, evolucionó a la carta del Mago, tal y como la conocemos en el tarot actual. 

Los comerciantes aún mantenían las rutas marcadas en Europa por los reinos cristianos y los musulmanes por todo el imperio bizantino, lo cual era interesante para el intercambio de culturas, idiomas, mercancías... Mientras, los nobles, no eran tan ricos como los comerciantes, otra cosa que se ha idealizado. Además, a finales del s.XIII perdieron su derecho a voto. Así que lo que hacían muchos era un poco el método Medici: casar a hijos con personas de familias de artes mayores, como banqueros o ricos mercaderes. Unos ganaban su entrada a la nobleza, y otros, un dinero para salvar el apellido y el estómago. 

El caballero es la carta más repetida en las cartas: en las de baraja  francesa, no nos confundamos, es la J, en la española, es el caballero y en la del tarot de Crowley, la princesa. El duque, era el representante de un ducado, porque esta figura está basada en el Duque de Florencia en concreto y que estaba bajo el mandato del Rey, que está basado fuertemente en la figura de El Príncipe de Machiavello o en Enrique V de Shakespeare, dos fuertes figuras de su tiempo, pero, como vemos en la imagen a pesar de ello, jóvenes, en contraposición del Emperador, una figura basada en Carlos I y más tarde en su hijo Felipe II, que serían a base de batallas, emperadores de Italia y que permanecería unida a la corona española hasta que empezaron las bofetadas en 1701. Y por encima de todo, el representante de la Iglesia, el Papa, que era el verdadero líder de toda esta sociedad.


Por mentar alguna curiosidad más de esta baraja, la Prudencia es representada con dos cara, una femenina y otra masculina y en las siguientes "ediciones" se cayó de los personajes por otra que nos suena bastante más, que es la de La Papisa, que dice ser una representación del Papa Juan, quien decían que era una mujer y que esta carta y esa pueden ser interpretaciones del mismo personaje. Así mismo la carta de Venus recuerda muy fuerte a la que luego, en el tarot de Marsella, aparecerá como los enamorados, al igual que Jupiter recuerda poderosamente a la carta de El Mundo de la baraja de Marsella. La primera causa es una manera de hacer una carta sobre Dios, del principio de todo, pero sin pintarle por aquello de que pintar a Dios está mal y puedes terminar en una hoguerilla. 

Dicho esto, que es un remix: hay mucho que contar sobre este tarot en concreto, pero es que hay mucho que contar y hay un señor muy majo que ha escrito un libro entero sobre el tema que todo el mundo recomienda, así que os dejo el link para que le echéis un vistazo. Pero si queréis saber más sobre la historia de los tarots, así, muy resumida, Rosa me pasó este vídeo de Amaya, que me ha generado alto hype porque está muy bien contado para todo lo que es y muy ameno, además Amaya ha estudiado arte, así que puede aportar cantidad de información sobre el tema artístico y os va a encantar. 

Espero que no se os haya hecho demasiado largo y os haya parecido un tema interesante. Es posible que me anime a hacer más post de estos, ya que es un contenido que, aunque lleva tiempo, merece la pena compartir.

¿Sabíais la historia del este tarot?

domingo, 14 de febrero de 2021

Look de uñas: So festive! Comprados y gastados de enero

 



La idea de esta manicura la saqué de Pinterest, pero con ciertos cambios: la base es más oscura, el gris que he empleado es el 095 de los Smart de Kiko, las líneas de brillantitos son de los esmaltes de gel de Essence de 101 Crashed de Party y el Graphite de Chanel y el verde es de los shine and go de Essence en el tono 42 Everybody say yeah. Curiosamente queda bastante más festivo de lo que esperaba, pero el resultado es muy bonito, la verdad es que es más alegre de lo que esperaba que quedase. 

Tengo varias recomendaciones que hacer esta semana, la primera es que mi amiga Palmi ha abierto con mucha ilusión un blog de sus viajes llamado 7 Bats, por si lo queréis leer, que seguro que os va a parecer muy entretenido. De todos modos, lo pongo en la columna de Criaturas Fantásticas, para que lo podáis visitar con toda comodidad cuando os apetezca, junto con todos los blogs que os recomiendo habitualmente en la misma columna.

Bajo la lista de Criaturas Fantásticas, tenéis la de placebos y hay uno que cumple años: Vicisitud y Sordidez cumple 15 años, que se dice pronto y en los canales de youtube de Paco Fox y Vicisitud y Sordidez estaremos a las 18h contando batallitas y lo que se les ocurra. Y no, no es el plural de cortesía, por alguna razón me han invitado, así que pasaos, que seguro que es divertido y nos reímos.  Alguién ya me ha comentado que va a estar trabajando y que no podrá conectarse , así que os lo perdéis y os interesa, se va a grabar, y lo subirán. Eso sí, os recomiendo escucharlo con cascos, que no sabemos qué puede salir de esto...

Dicho esto, es muy probable que esta semana salga el nuevo podcast de Paseando por la Cava Baja, tan pronto como salga a la luz, os lo haré a saber. De momento, vamos con los comprados y gastados del mes pasado, con algunas recomendaciones estupendas.

 Gastados:


-Mascarilla de pelo Schwarzkopf Ultimate Oil Elixir. Las mascarillas de esta marca siempre son bien, y si bien es cierto que esta es la más hidratante que he visto, no es mi favorita, porque sigue siendo la triple keratina. Aún así, creo que para la vuelta del verano puede ser muy interesante a la mayor parte de cabellos, porque se nota el pelo más nutrido y brillante. Aunque las puntas las trata mejor la triple keratina. En cualquier caso, huele bien y deja el pelo muy bien. La compré en dos por uno, así que tengo otro bote para disfrutarla aún.


- Crema de manos de black cherry de Tony Moly. Me cuesta decidir si me gusta más el olor de esta o de la de galleta de canela, son fantásticas. La hidratación es sencilla, a unas manos muy curtidas no creo que les ayude mucho, pero para llevar y aplicar tras el hidrogel, ayuda bastante. Y además tapa el olor de alcohol. Me gusta muchísimo, aunque la fórmula es un poco básica y no es la más limpia del mundo. Basicamente la compré por lo cuqui de los tubos, es fácil de llevar en el bolso y huele bien, vamos, que compras no sanas todas tenemos.


-Crema anticelulitis Revuele. Durante este mes, por unas cosas y otras he hecho menos ejercicio (basicamente, terminando una cirugía y respetando el esguince, que el otro día me vine arriba y he vuelto a forzar la muñeca) y vaya si se nota, menos mal que entre lo poco que he hecho y esto, algo se nota. Pero hay que darle caña y bueno, me he hecho una tabla de piernas, que no se diga.


-Soplo de Deliplus. La colonia más temida en el área de cardio de todos los hospitales (badum tssss) ha sacado una versión rollo perfume que ha salido estas navidades y que no he comprado porque olía demasiado a almizcle para mi gusto. Recordemos que es una versión de Petit et Mamans de Bvlgary , que tiene de notas bajas vainilla, iris, melocotón y notas de talco, en las notas medias manzanilla, rosa y girasol y en las altas bergamota, palo de rosa y naranja siciliana. Lo curioso es que varias personas de mis amigas se han aficionado a esta colonia al mismo tiempo: las grandes mentes piensan igual. Tiene una perdurancia media en piel, no es la que más dura, pero tampoco es que se vaya a los cinco minutos, como otras de la marca,  es agradable y no invasiva y la verdad es un aroma para invierno suave y tierno, pero con un toque fresco que no lo hacen demasiado señorial o infantil: mantiene la frescura y la compostura.  De momento no voy a repetir, pero es un aroma que me ha gustado bastante.


-Serum de colágeno de Revuele. Pues este es uno de los nuevos serums que prometían de Revuele, sin siliconas ni parabenos y que... se quedó en nada. Sin embargo he usado otro de la gama con mejor efectividad. Sin duda no me ha gustado mucho, al principio parecía que sí, que notabas cierta mejoría y cambio,  pero no ha mejorado nada el aspecto de la piel: ni las arrugas, ni el tono, ni nada... No puedo reseñar nada positivo y máxime cuando otros de la gama tienen una acción más efectiva e interesante.


-Corrector Camouflage de Catrice. De los pocos productos que he seguido usando y gastando en la pandemia de maquillaje porque da igual la alimentación, el agua, las horas dormidas, el sueño... mis ojeras tienen un contrato vitalicio con mi cara. A veces, una se maquilla simplemente por ver algún cambio. Lo único es que la promoción de un par de euros más baratito se ha acabado y ahora toca pagarlo al precio normal, pero es un señor corrector que me funciona, así que antes de que acabe el que tengo, ya lo he repuesto. También lo he probado como prebase y no va mal. 


-Aceite de almendras Deliplus. Sentimientos encontrados: por un lado me gusta el perfume que tiene, que lleve romero y otros aceites. Por otro lado, que lleve otros químicos no. Es muy posible que repita, pero me gustaría que Deliplus tuviese la opción también de vender aceite de almendras puro, sin mezcla, aunque igual que han quitado esto han quitado las galletas de mantequilla de cacahuete y mira, todo mal Deliplus. Sí, que muy sanas no serán y que debería reducir el azúcar, pero a veces soy humana, y creo que hay pecados peores que el comerme unas cuantas galletas de una sentada.


-Crema de manos de caléndula de Cien. Sin tele ni cerveza Homer pierde la cabeza, y sin yoga ni flexiones a Hellen le salen ronchones, bueno, no, me sale la dermatitis en los codos, pero es que sino, no rimaba. El caso es que tengo la piel de los codos de nuevo sensible y menos mal que existe esta crema. Desgraciadamente lo de la piel está pasando mucho últimamente y a todo el mundo le recomiendo esta crema, porque realmente funciona muy semejante a la de Weleda, pero es más económica y fácil de encontrar. Y en general funciona a casi todo el mundo. Así que espero que no la retiren nunca porque es un básico de la marca que realmente tiene muy buena acción, tanto en manos como en otros problemas cutáneos. 


- Jabón facial Skin Foddies- Este jabón se presenta como un jabón transparente con pequeños trozos de cáscara de coco que dicen actuar de exfoliantes (spoiler: no). A ver, como jabón para pieles mixtas y grasas está bien, porque retira la grasa mucho mejor que el otro. La cosa es que usaba este jabón sin el cepillo facial porque total, era exfoliante y al final veía que no me limpiaba bien los poros porque los trozos son muy grandes como para hacer una exfoliación a la piel y limpiar en profundidad, así que al final lo que hice fue usarlo con cepillo, con coco y todo. Porque realmente el coco es presencial, pero realmente no hace nada: no perfuma a coco, no exfolia, sólo flota románticamente como todos imaginamos flotar en las playas caribeñas sobre una colchoneta de unicornio... Así que bueno, es un jabón decente, pero realmente para piel mixta hay mejores y sin tanta parafernalia de adorno flotante.

 


-Natural Vita mask de Too cool for school. Esta mascarilla la compré en (Michael) Douglas, tenía buena pinta y la intuición me hizo cogerla y la verdad, está muy bien. Es una mascarilla de celulosa (un poco pequeña por la zona de la nariz, eso sí) con litros de serum, con vitamina A por un tubo y que realmente relaja mucho los músculos y da un aspecto muy descansado a la piel y la deja muy luminosa, que basicamente es lo que promete. Como siempre, con un masajito con la mascarilla puesta con el rodillo facial, vemos unos resultados mucho más profundos, así que siempre os recomiendo estos truquitos.

Comprados:

 

-Crema corporal Lidl Soft. Terminada y repuesta, me gusta mucho esta crema, con mejor composición que la original a la que imita. Tanto nos ha gustado que mi madre también se ha aficionado, porque le gusta el olor (aunque sigo prefiriendo el de Nivea, pero huele a limpio también esta, sin ser muy química). Muy agradable y fresquita.


- Laca de uñas Easy Paris 7 días en tono... 125? Es un tono muy parecido al de Wynnie que tengo, que es un tono nude crema tostado, quizá este sea un poco más clarito, pero en la misma línea, aún no lo he probado. Cuando lo use os comento.


-Corrector Camouflage de Catrice. Hay productos a los que es fácil ser infiel y a los que, como potinguera hay que ser fiel, porque la ciencia cambia cada día más. El problema es que hay otros que te generan una zona de confort muy agradable y en los que es mejor no cambiar si no es a otra zona segura y este corrector es una de esas zonas de tranquilidad que me permito. Me cuesta mucho encontrar correctores que no me dejen sensación pesada y cubran. Y este es quizá el mejor que he encontrado hasta el momento.


-Espuma limpiadora de Ivy Aïa. Ya os hablé de la crema de ojos que compré, sin siliconas, ni parabenos, no testada en animales, y fantástica (aún no he terminado el botecito, pero me está gustando muchísimo). Así que testando por la marca me atreví a comprar la espuma limpiadora, dado que va en la misma línea, también sin siliconas, ni parabenos, ni aceites minerales, ni perfumes  y la verdad que llevo medio bote, es muy suave, no reseca, pero limpia con profundidad, la verdad muy fan. También carece de perfume y no tengo ni una sola crítica negativa. Es una espuma fina, esponjosa pero sin mucha consistencia, sin embargo se agarra para enjabonar bien la cara. De momento, muy recomendable. Me está gustando mucho esta marca danesa. 


-Serum Revuele de Argireline. Este es recomendado para pieles maduras, pero dado que el colágeno no me hizo ni cosquillas, hemos venido a jugar. El Argireline es un hexapéptido que dice imitar el efecto del botox reduciendo las arrugas profundas causadas por las contracciones musculares sobre todo en la zona cercana al ojo. Aquí hay que hacer un pequeño disclamer: funciona? Sí, definitivamente sí se ve una reducción de la profundidad de las arruguitas de expresión. Lo recomendaría para una piel madura? No, esto a una piel madura con las arrugas más pronunciadas no le sería muy efectivo, dado que la acción, sí es visible, pero tímida. The Ordinary tiene un producto muy similar y con las que veo, muy buenas reviews. Quizá ese sea el producto para pieles más maduras. 


-Natural Vita mask de Too cool for school. La compré un poco por probar, y la verdad es que me ha gustado mucho, es muy posible que repita, porque es de las que más me ha gustado de las últimas que he probado. Muy recomendable.


-Pumpkin Mediheal mask. La probé ya, tenéis la review aquí y la verdad es que me gustó porque aunque no te cambia la vida con respecto a las arrugas, nutre bien y es bueno tener una de estas para dar un empujón a la piel cuando tiene necesidades más específicas de nutrición.


-Keratina capilar de Byphasse. Tengo un spray capilar que tiene muchas cosas por terminar y me queda un culo, pero tengo que darle un respiro al pelo porque tiene alguna silicona y me pasa lo de siempre: que las siliconas al final me dan peso al pelo, lo ensucian más pronto y me sensibilizan el cuero cabelludo (y menuda se me ha montado), así que he parado un poco antes de  terminarlo, y no lo terminaré, así que me comprado este sin siliconas pero con keratina, que al pelo fino siempre le viene bien. Aviso, la keratina no suele ser un producto que per se tenga un olor fantástico, así que no esperéis un perfume maravilloso, más bien algo químico. Pero funciona muy bien y mejor con calor aplicado. De momento, el pelo permanece más limpio y el cuero cabelludo va mejorando poco a poco.


-Crema anticelulítica Slim & Detox Revuele. Otra zona de confort, no he encontrado cremas a mejor precio y tan eficaces en su trabajo que esta, la verdad. Y aunque la fórmula no es perfecta, de momento no me ha creado problemas y me ha dado más solución que maldad. Así que de momento la voy a seguir consumiendo.


-Ikiru de Deliplus. Ya la he usado, pero estoy acabando colonias y me queda un culín de una que compré en mayo de Victorio y Lucchino. Había kits de navidad y el de esta colonia que es un clon de la L'eau Dissey , traía un bote grande y un bote pequeño para el bolso, que veo muy práctico. Tecnicamente, la de Miyake lleva de notas bajas Cedro, Osmanthus, sándalo, almizcle, ambar, tuberosa y maderas exóticas. De notas medias lleva lirio del valle, peonía de agua, lírios y claveles. De notas altas lleva calone, rosa, lotus, fresia, melón, rosa de agua y ciclamen. El resultado es una colonia fresca, de tipo herbal y algo cítrico, limpia y sencilla, con un fondo un tanto acuático. Muy interesante. Y por eso vuelvo a ella. Merece la pena volver a los aromas cuando el cuerpo te los pide.

Qué os han parecido estas compritas del mes? Alguna que os llame la atención?

domingo, 7 de febrero de 2021

Look de uñas: Polar metal. Canciones favoritas de enero.

 




 Como os dije, una de las tendencias en uñas son los colores blancos y similares. No estoy muy en el rollo de los blancos, la verdad, creo que les quedan mucho mejor a las pieles más oscuras, en las pálidas como la mía no me dicen nada (insisto, es una apreciación personal, lo mismo lo veo en otra persona y me gusta, que también me da de esas). Así que como he vuelto a las uñas entre stiletto y ovaladas, he pensado con un blanco con alguna de las tachuelitas que tenía de una ruedita que me compré hace tiempo, le podía dar un toque un poco menos aburrido dentro de lo sencillo y la tendencia. Eso sí, a parte de la laca blanca de Easy Paris, llevo la de acabado en gel de Bourjois y, aunque no da acabado gel, que es lo que verdaderamente molaría, si aporta brillo, porque mates y blancas es una tendencia que no me atrapa nada, pero en ningun tipo de circunstancia. 

No sé porqué pero a mi blog le ha dado por poner los comentarios en aprobación previa, y estoy investigando como solventarlo, así que paciencia con ello, porque cada vez que Blogger cambia algo, es un show. 

Espero la semana que viene tener información sobre un posible evento bastante divertido en el que podría participar, de ser así, os avisaré por si os queréis echar unas risas, que siempre viene bien. De paso, os aviso que esta semana ha sido el cumple de Cava Baja y espero que lo celebréis visitando su podcast y del que es posible que en un par de semanas tengamos nuevo episodio que creo que os gustará (y también os avisaré por aquí).

Por lo demás sigo con el noruego, que no sé porqué, cuando lo digo, la gente se piensa que me he echado un novio nórdico -lo cual tiene su parte divertida, alejada de la realidad, también, pero sobre todo divertida- y no, es que sigo estudiando el idioma: he entrado en un apartado complicado, pero bueno, tampoco me voy a quejar, porque si ellos tienen que aprender el castellano, que tiene tela con la declinación de cada verbo y la cantidad de pasados y pretéritos y la existencia del modo subjuntivo y cuando hay gente que estudia carreras complicadísimas con más edad, vamos que no hay excusa si te interesa lo que aprendes. Como dijo Mario Vaquerizo (y ahora entenderéis porque le parafraseo) "ser culto es cuestión de echarle tiempo"... y parte de razón, no le falta.

Vamos a hacer un repaso de los temás escuchados este mes.

 

 -Keiino- Monument. Si habéis visitado el último podcast de Cava Baja, aparecemos Di, Cava Baja y yo hablando del no celebrado festival de eurovisión, pero es que Di nos ha metido en el mundo de las preselecciones y... hemos caído. Entre ellas está, otra vez, la famosa banda que fue por Noruega hace dos años con el famoso Calvo de Ayamonte o Calvo de Más allá del muro (su nombre real es Fred Buljo) y se han presentado a la preselección de Noruega, porque quieren volver con su eurodance estupendo y la verdad es que el tema es pegadizo y sorprendente y lleno de amor. Me fastidia muchísimo que no se haya elegido a este señor que lo vive tantísimo, que mezcla rock, bailarinas nórdico- árabes y musicos vikingos con una alfombra del Ikea de más allá del muro encima, llamaradas y pebeteros ardientes y que no ha pasadoal final. No hay que darle más vueltas. De momento ya sabemos que los amigos de The Roop (los lituanos que estaban On Fire) vuelven con su Discoteque. Otros que no sabemos si vuelven y con un tema que nos encanta son los ucranianos Go_A, a tope de marcha con sus toques folkloricos y su video entre rave postapocalíptica en el campito y fiesta de empresa en la explanada del polígono. Por lo visto, la canción contiene frases de otras canciones del folklore ucraniano y no sabemos si la van a rehacer o qué va a pasar... estamos en un ay. Si es que yo ya sufría con Eurovisión y ahora sufro con la preselección también, porqué me hago esto?!

 

- Los bailes Polovtsianos del Príncipe Igor de Alexander Borodin. Es el final del acto II de la opera, que luego se hizo famosa porque el estribillo del coro se repite en un tema de rap que se popularizó en un anuncio por los 2000 más o menos, lo cual es una pena: es una canción sobre volar por los cielos hacia la belleza de su tierra, donde los cielos son puro terciopelo, las colinas están llenas de luz y rosas y en los verdes bosques crecen dulces uvas. Por si os interesa, el rap empieza con el mismo intento, pero luego se vuelve un entresijo de ideas de gansters, donde el Príncipe Igor es uno de ellos... Vamos, que no, que ni es lo mismo, ni es igual.

 

-Dodie- I hate my self. Es una canción muy curiosa que trata de esa habilidad que tenemos de autoculparnos cuando las cosas no van bien en una relación. El problema es cuando acarreas problemas emocionales o mentales ya de por sí, que todo deriva en un motivo más para odiarte más si cabe. La cantante  ha comentado que sufre despersonalización, que es un problema que te hacen sentir como si lo que pasase en tu vida no te pasase a ti, sino a otra persona: te vuelves expectador de tu propia vida y te puede dificultar mucho la vida cotidiana. Este hecho ha llevado a Dodie a hablar de las depresiones que esto le acarreaba en su vida personal y a hacer un disco muy personal con canciones como esta y con vídeos tan interesantes como este, que llevan a la autosuperación diaria. El disco de Dodie se llama Build a problem, pero todavía no me he puesto a escucharlo, pero de momento este tema me parece interesante.


-Zahara- Marichane. Otro tema intenso sobre la figura de la mujer en el terreno sexual: se la culpa si no tiene, si tiene, si la tiene forzada, si se cree que la tiene de una determinada manera, da igual lo que pase, la mujer siempre es la víctima en un sistema donde la víctima es la culpable e incitadora. Marichane es el mote que le pusieron a Zahara cuando era pequeña y era una manera de llamarla puta, cuando sólo había rechazado a un chico. Marichane nos define a todas, porque todas hemos estado en alguna de esas situaciones y todas hemos estado ahí sin saber cómo poder salir. Zahara hace del vídeo un trabajo de belleza de la explotación, pero de agonía del momento de la situación abusiva. Lo más interesante? Los vídeos de la gente de la caverna que cree que hablar del tema de la culpabilización de la situación de la mujer es sacar dinero del asunto y otras idioteces, pero hay una cosa que es clara: si hablamos de ello, malo, si no, que porqué no nos quejamos y digo yo, si no denunciamos que esto no está bien y no lo incluimos en nuestra cultura y por tanto, en nuestro arte, ¿cómo vamos a hacer que cale? Si han calado canciones en las que se normaliza usar a las mujeres como objetos ¿porqué no se puede recobrar la posición  de justicia a través de una canción? Al final, la frase de Esta no es mi revolución si no puedo bailar, va a ser más cierta de lo que creemos. 


-Omnia- Bridget Cruise. Hace un par de semanas os pasé una lista de mis canciones para hacer yoga. Aunque cambio de vez en cuando, esta es una canción que me gusta hace bastante y la incluí por su delicadeza y belleza. Es una obra de arpa, que es un instrumento muy bello y desgraciadamente muy olvidado, en mi opinión y que siempre viene bien recordar su sonido en temas tan cortitos pero tan bonitos y relajantes como este. Omnia por cierto es un grupo que tiene un poco de todo, dentro de lo céltico y folk, así que os invito a escucharlo porque es muy variado. 

¿Habéis escuchado alguno de estos temas? ¿qué os parecen? ¿Alguna recomendación?

miércoles, 27 de enero de 2021

Look de uñas: Feathers. Libros terminados de 2020.




 Según la Glamour -que me compré unicamente por el regalo, por aviso de Miss Potingues: un champú sólido ecológico de arándano y aguacate, que no he probado, pero que huele deliciosamente bien- , se lleva el blanco lechoso en las uñas. Pero claro, yo ya soy lechosa. Esa tendencia no la discrimino, pero no soy muy de blanco en las uñas. Quizá deba de dar una oportunidad den próximos looks, quién sabe. La cosa es que estoy terminando el jumbo de  Wynnie en este tono que tanto me gusta, porque empieza a dar problemas de secdo y como he visto un top coat de acabado gel de Bourjois en oferta, lo he probado, el brillo es contundente, pero no diría que el acabado es gel totalmente.

Las pegatinas son de un kit que compré en el Hay de todo con motivos Western de sobremesa. 

 Antes de que se me pase: Miss Potingues está de tester de rutinas de belleza y ha decidido probar a usar mascarilla diaria durante un mes, lo cual me resulta muy interesante y os lo quiero dejar aquí para que veáis las premisas, porque creo que si algo permite el estar en casa es probar nuevos tratamientos y perspectivas de belleza.  

Creo que es de las cosas más positivas que podemos hacer en la pandemia, encerrarnos y buscar proyectos ilusionantes.

Tenía pendiente un post con los libros de 2020 que me quedaban por comentar, el último lo terminé hace unas semanas y ahora estoy con uno que empecé pensando que era de humor, que sinceramente, no sé ni de dónde lo que he sacado... y resulta que es de intriga y me está gustando mucho. Ya os contaré, de momento, os ofrezco estos.

 


 - Trixie and Katya's Guide to modern womanhood. Este es un libro escrito por dos drag queens reinas de la comedia, con un humor muy negro y autocrítico (todavía tengo clavado lo de "soy la versión alcoholico fetal de Calliou" de Trixie) que empieza como un libro de ayuda a las mujeres desde un tono condescendiente de la señorita Pepis y termina en una espiral de ida de olla, con algún consejo práctico como "no importa qué pase, busca siempre un buen dentista y no escatimes dinero en eso", consejo con el que estoy MUY de acuerdo. Basado en sus peripecias personales de giras en espectáculos drag y con el tono distendido de su show de youtube,  este libro es un libro para reír, es un monólogo de ambas por escrito y por tanto busca reírse de cosas como ligar en internet, cómo hacer que tu pelo no se desmorone, la depilación, el olor corporal y los perfumes... Sitios comunes para todos. 

 De hecho tienen algunos capítulos que son literalmente un chat entre ellas, como en su show UNHhhh, aunque también podéis seguir el canal de Trixie que tiene algún vídeo juntas y siempre es divertido.  No es el libro que más te va a hacer reír en tu vida, pero alguna carcajada sí te va a arrancar y tal y como estan las cosas, es el tipo de libros que viene bien echar un ojo para pasar un buen ratito.


- La Guerra secreta de Coco Chanel-Hal Vaughan. Este libro me lo leí por deberes, que luego os voy a especificar y, aunque hace un repaso por toda la vida y carrera de Chanel, se centra más en sus conexiones durante la segunda Guerra Mundial. 

Si bien es cierto que demonta algunos mitos de Chanel, que ella misma generó para romantizar su imagen (es de los libros que más desmonta muchas de estas fantasías y adornos) y quién sabe si conseguir un matrimonio con alguien de alcurnia (amantes no le faltaron es este estamento social), hay otras realidades de esta biografía que en otras no aparecen, como el hecho de que el amor de su vida, no sólo estuviese casado (que eso sí se sabía), sino que además tenía de amante a una condesa italiana y entre esposa y dos amantes repartió su herencia, lo cual cambia mucho los motivos de bajona de Coco, no sólo el duelo, sino la traición.

 Este hecho, junto a otros haría que Chanel fuese un poco un fénix conceptual, porque consideraba que a la muerte de Boy, ella murió, aunque había muerto también a la muerte de su madre, "una persona puede morir varias veces a lo largo de su vida". Varias conexiones con nazis y británicos hacen pensar que realmente Chanel sólo quería ser una persona a flote y mantener a sus amigos y seres queridos, fuesen de la ideología que fuesen, porque lo mismo era amante de la mano derecha de Himmler que amiguísima de Churchill y que, no sólo colaboró con los nazis por mera supervivencia, sino que se hizo amiga de varias figuras y comulgó con el profundo antisemitismo de la época, al que nunca renunciaría.

 Pronto os ofreceré el link de un podcast de Cava Baja en el que tuve la grandísima suerte de poder contribuir con gente que conoce muy bien su obra, para hacer una breve disección de este personaje, multifacético y sobre todo, siempre inconformista y sorprendente y no siempre tan políticamente correcto como cabría esperar, pero siempre poliédrico e interesante. Es un podcast del que estoy muy agradecida de haber podido participar porque no sólo conocí a gente nueva fascinante, sino que aprendí un montón y eso siempre es una gran suerte y algo de agradecer.


 -El castillo de Franz Kafka. De esto que estas hablando con un amigo y le dices que lo único que has leído de Kafka en tu vida ha sido La Metamorfosis de este señor (de Kafka, no de tu amigo... que no soy amiga de Kafka, a ver, que no es me caiga mal, pero es que está un poco muerto, como la relación que tendríamos), durante tu época de instituto y te dejó que sí y que no y te dice que no te has leído los buenos, porque es muy fan de Kafka. Y encontré este y dije, pues vamos a darle una oportunidad. Que no se diga que no mantenemos una perspectiva abierta.

Spoiler: Otra anécdota de la muerte de Kafka; murió antes de poder terminarlo. Lo tuve que buscar en la wiki según terminé el libro porque me quedé muy WTF con el final. Así que el final no es el final de verdad, es el fin de un capítulo, su plan era continuar. La historia es que K  es un agrimensor que va a una ciudad aledaña a un castillo, donde hay dos clases diferenciadas, la gente del castillo, de la que no sabe nada y la gente del pueblo, son dos status, dos clases y no se entremezclan, ni siquiera se ven, la gente del castillo son nombres, conceptos, nadie les pone cara, incluso los que dicen haber hablado con ellos. La cosa es que K es contratado y no sabe a qué por el castillo, pero nadie le determina cuál es exactamente su trabajo ni a qué tiene qué referirse, todo el mundo le da indicaciones sobre cómo se hacen las cosas pero a K no se termina de ubicar y todo parece tener una burocracia lenta, pesada, engorrosa y obviamente nepotista. 

Entiendo que en este libro Kafka quiere hacer una crítica de la burocracia, los sistemas farragosos administrativos e, incluso, de los sistemas sociales fuertemente estratificados que condicionan hasta las relaciones emocionales. El problema es que, aunque sea una distopía -cosa que va en mi contra, porque no soy muy de distopías-, los personajes son superanalíticos y educados (oye, pero es su distopía, voy a comprar por increíble que parezca, porque el scatérgories es suyo) y todo está impregnado de un profundo pesimismo. No tiene nada que ver, pero soy más berlanguiana que kafkiana, porque creo que incluso en el drama, hay una parte de comedia y todas las vidas son tragicómicas a su manera y no encontrar ese alivio.

Sinceramente es un libro muy interesante, profundamente crítico y analítico de un sistema que sigue estando presente en culturas del s.XXI y como crítica está bien diseñado, pero es denso (las conversaciones ya digo que se me hacen algo difíciles de creer), triste y asfixiante, todo es así y nadie puede cambiarlo y eso genera una profunda desesperanza, y por ende, no es el libro que recomendaría leer ahora, porque no creo que estemos todos en un estado emocional como para poder amortiguarlo. Cuando las cosas mejoren, ni digo que pueda disfrutar más de este libro, pero hoy por hoy, me ha resultado una mala elección, porque si ya creo que el sistema en el que estoy, penosamente, tiene muchas cosas en común, lo que menos necesito es sobreanalizarlo más, porque entonces me doy enteramente al descubrimiento de la receta del fuego griego. No es mal libro, es mal momento.

 Estáis con algún libro que os cree adicción ahora?

domingo, 24 de enero de 2021

Look de uñas: Dark night. Una de favoritos varios de estas semanas.




 Me gustan estas uñas y al mismo tiempo no son exactamente lo que quería: por un lado he usado el negro de Michela Valenti , el azul purpurinoso de Wynnie y un duocromo de essence descatalogado ya (el archiconocido Where is the party) y me da mucha rabia que no se aprecie el ligero tornasol morado de la punta de las uñas. Por otro lado no tengo top coat de acabado en gel y estoy segura que hubiesen quedado mucho mejor con ese acabado, aunque no me disgusta el que tienen. Es posible que la próxima vez busque un top coat de ese acabado, a ver si hay alguno decente.

Estoy raruna, he terminado un libro que me recomendaron que sería el primer libro leído del 2021 o bien, el  último del 2020, porque lo empecé a leer en diciembre y mira... esa sensación de me pillas en mal momento para este contenido. No es que sea malo, es que te deja con una sensación de "en otro momento, lo hubiese disfrutado mas, en plena pandemia... ñiiiiiiiii". Ya os lo comentaré en libros terminados, porque ultimamente leo solo cuando voy a dormir y a veces ni eso. Ahora he empezado otro libro que me está gusta gustando más aunque no estoy tampoco segura de que sea el momento, pero al menos, es más liviano y espero que me arregle el cuerpo un poco. Pero es increíble como nos puede cambiar de humor un libro, tremendo.


 Este es un año que, dado que estamos en una especie de "stand by vital" voy a hacer no todo, pero sí cosas que me puedan hacer feliz y tengan un sentido práctico, mientras intento que mi muñeca derecha vuelva a su sitio porque llevo una semana con la muñeca abierta y eso que no estoy haciendo posturas de yoga  que la fuercen (y trato de ser más zurda para forzarla lo menos posible). No es fliparse a  hacer cosas, pero sí deberíamos todos darnos la oportunidad de probar cosas que siempre hemos querido hacer y usar así el tiempo en casa en cosas útiles mientras bajamos los ratios de contagio, que ya nos vale.

Voy a hacer un post de esos que tienen cosas que me han gustado mucho las últimas semanas? Pues tiene toda la pinta, metalwarriors míos. Como siempre hago disclamer: si promociono algo es porque me gusta, no saco nada de esto, que es el precio que pago por la libertad de contenido total y absoluta.


1.- Otra cosa que he decidido hacer en plan cafre de la vida, ahora que había terminado un par de cursos es empezar uno deeeeee Noruego, desde cero (para lo que recuerdo, casi mejor empezar así), sí, desafiaré a los dioses nórdicos que siempre me cambian los planes cada vez que intento aprender su idioma, pero al menos en ello estoy, a ver si puedo darle un poquito de caña. De momento, lo estoy disfrutando, pero se me había olvidado lo complejo que es siempre aprender un idioma. El curso que estoy haciendo es de la plataforma Future Learn que ofrece distintos MOOCs gratuitos, que son cursos universitarios y de otros organismos (como el British council o el Institute of Coding) y empresas (como Accenture) con contenidos diferentes. Lo bueno que han hecho es que han subido los cursos a la plataforma y puedes empezarlos y seguirlos cuando quieras, con lo que puedes gestionarte el tiempo como creas conveniente. Tienen vídeos explicativos y foros donde poder aclarar tus dudas.  Así que nada como mantener la mente en cosas útiles o que nos interesen.


2.- No sé si esto es sano, pero Mercadona ha sacado un muesli con chía y chocolate negro que me tiene enamorada. Está muy rico, las cosas como son. Yo soy de muesli mañanero porque, a diferencia de otros desayunos, noto que me da energía, no me quedo con hambre a mitad de la mañana y tampoco me deja con sensación de empacho.  Y digo que no sé si es sano, porque no tengo ni idea de nutrición, en general no veo mucha grasa trans ni azúcar añadido, pero por si acaso, os dejo los ingredientes y la información nutricional para que podáis juzgar en vuestra mismidad y ver si os interesa, o no.

A mi, ya os digo, me parece un cambio interesante, acostumbrada al típico muesli matutino y la chía es un punto diferente e interesante.

Por cierto, que también estoy usando mucho el Catapum, por la leche que me pegué On Ice, y bueno,  la que os digo que me hice daño en una muñeca, que se me abrió y es lo único que me alivia un poco porque los antiinflamatorios tópicos me dan reacción fea, así que bueno, promo a esto también, pero va lenta la cosa. Vale para chichones y dolores musculares y nunca está de más tenerla en casa.

3.- Nadie está hablando de la tercera temporada de American Gods... PORQUÉ NADIE ESTÁ HABLANDO DE LA TERCERA TEMPORADA DE AMERICAN GODS?! Me pregunto por las noches mirando el techo. Sólo llevan dos capítulos y han empezado muy fuerte una serie que pensaba que se iba a quedar abanadonada, por los múltiples problemas que han tenido de presupuesto y dirección y no, siguen en la brecha, pero en serio, qué dos capítulos. Muy fan de los nuevos actores que están sacando para los nuevos dioses. MUY fan, sobre todo de uno, al que ya vimos en True Blood. No me imaginaba así al dios que interpreta, pero el hecho de que haga ese papel, me intriga y me interesa mucho porque lo puede hacer muy bien. Aplausazo a los directores de casting y mi amor infinito a ellos y a sus respectivas estirpes, no puedo decir más.


4.- Infusión Felicidad de Yogi Tea. Como os comenté esta es otra infusión que cuando compré un especial de Yogi Tea de 20 sobrecitos de 5 clases distintas, también me gustó mucho: contiene canela, jengibre, hinojo, regaliz, anís, cardamomo, cáscara de naranja, lúpulo, albahaca, aceite esencial de naranja, pimienta negra, , flores de lavanda, fenogreco, milenrama, clavo y aceite de canela. El resultado es una infusión donde el hinojo se hace  con el anís predominantes, pero sin resultar empachosos y con un fondo especiado y un pelín picante en el retrogusto muy agradable, que lejos de generar calor, incluso caliente, genera cierto frescor, lo cual es muy curioso. Me gusta más para el verano esta infusión, por extraño que parezca, pero es muy agradable.  

 


5.- Mi lista spotify de Yoga.  Acabo de  hacerla pública (la tenía en privado, sigo sin familiarizarme del todo con esta app) y he metido temas celtas, new age, new age vikingo y un poco de todos esos temas que me ayudan a desconectar y conectar conmigo misma cuando estoy haciendo yoga y reconectar con mi respiración. Actualmente hago yoga, como creo que he explicado antes, sin apoyar la mano porque no es cuestión de forzar, pero muy de tranqui, porque me ayuda a estar en contacto conmigo misma y guardarme un minuto para liberarme de muchas cosas. Creo que es más importante que nunca tener ese momento de conexión con una misma, con la verdadera esencia, sin emociones, sólo la esencia propia. El yoga me ayuda a mí, pero es bueno que uno reconecte a su manera. Tenemos mucho ruido que muchas veces generamos nosotros mismos, volver a la esencia se hace por tanto, un ejercicio depurativo de mente y cuerpo. Y yo os dejo 40 canciones (que no descarto ampliar a medida que oiga cosas que me gusten) que suponen más de dos horas de música para reconectar con uno mismo como cada uno quiera. O no, y le gustan porque le parecen épicas, o le relajan o lo que sea... Disfrutadlas como os plazca.

 Contadme como reconectáis con vuestra esencia, o lo que os gusta de estos favoritos, o dejad vuestras listas de Spotify... Bueno, contadme cosas en comentarios, os leo.