domingo, 24 de mayo de 2020

Look de uñas: Heaven on a Sunday. Post escoba por densidad mental




Os voy a ir avisando que el comprados y gastados del mes, sobre todo el comprados, se me ha ido una mijilla de las manos. La razón es que cerca de mi casa hay una tienda de barrio que ha puesto productos de Essence y Catrice a dos euros en su mayoría, todos en aparente perfecto estado -que no siempre pasa en los productos de saldo-... y he comprado unos poquitos, sobre todo cosas que sé que voy a gastar (como dos correctores de Catrice, que no uso de otra marca, normalmente me cuestan el doble, así que mira, me hago un 2x1) y aprovechando una visita al médico, pues mira, me metí. Una de las cosas que han caído es esta laca de uñas en tono Take me to heaven de Essence de los shine and go! Es un azul  baby ligeramente piscinero con un brillo perlado en rosa. Muy mono. La pegatina es de un bazar chino, que eran unos detalles típicos indios americanos -del norte- y cogí estas lunitas. No es la única laca, ya veréis otra próximamente.

Esta semana sé que no he publicado ni he estado activa en las redes, primero por necesidad propia y segundo, quería hacer un look pendiente y subir otro que tenía, pero me ha salido un señor flemón, por un pequeño corte en la encía que se me debió infectar -cosa que nadie se explica porque soy la reina de la limpieza bucal, por cierto que estaba usando una pasta nueva con sabor a coco y menta- y me ha llegado a la mucosa nasal (la infección, no la pasta de coco) y al ojo un poco... vamos, que tengo la cara que parece que estoy entrenando para ardilla otoñal (ahora entiendo que Pottermore diga que mi patronus sea una ardilla gris) y no tengo ganas de nada. Así que no es mi mejor momento para hacer fotos de looks... o podría hacerme una de un alien saliendo de mi cara... cosa que ahora no me parece ni tan mal. Pero cuando parezca del género humano, volveré como Terminator (pero sin chupa, que empieza a hacer calor).

No, no es esta la máscara que recomiendan

Eso sí, lo de la mascarilla y el teletrabajo me ha venido de perlas. Hay que verle la parte positiva al mundo mascarillil hasta que el antibiótico termine de hacer efecto. Obviamente, con el antibiótico y de esta guisa no hago mucho ejercicio y he dejado el challenge de piernas, primero porque ando agotada y segundo porque no creo que sea bueno. Si hago algo de estiramiento, las gracias por concursar.

Todo esto, juntado con una serie de situaciones vividas últimamente durante la cuarentena, que no voy a contar - aunque podrían dar para un post de humor negro, al final se les sacaría el punto político y paso muy fuerte- me han hecho reflexionar sobre en qué punto vital estoy, cuales son mis necesidades y mis opciones.

 A lo mejor es que el mundo no es siempre la dualidad bueno- malo que nos han dicho o que hemos aprendido y eso sólo es una percepción en muchos casos. A lo mejor todos somos el bueno y el malo de alguna historia, incluso malos y buenos para nosotros... y a lo mejor eso es lo normal.  A lo mejor, con el tiempo ya no da  miedo ser los malos, porque la mitad de las veces, el malo sólo es la víctima de otra historia y al final, todos somos héroes o víctimas de mil historias al mismo tiempo. A lo mejor tenemos que agradecer más las cosas buenas de nuestro pasado que nos han hecho felices y que pueden inspirarnos a la hora de tener el futuro que queremos, aunque supongan renuncias en el presente.

O puede que no. Pero a lo mejor, al final todo se resume en intentar hacer las cosas lo mejor que uno sabe y puede, desde el respeto. Y como dice el refranero: el que da lo que tiene no está obligado a más.


Por cierto, finalmente he cambiado de móvil -sólo he salido una tarde, pero me ha cundido a tope: médico, móvil, compras improvisadas de maquillaje...-. Normalmente soy de una marca en concreto, pero me he ido a la competencia por prestaciones, aunque sigo en sistema Android porque mundo Apple me genera mucho rechazo, le ha costado abrir parámetros con otros sistemas y no me termina de convencer. Las fotos de las uñas que veís estan realizadas con el móvil en cuestión. En principio, frente al movil laboral,  no deberíais tener mucha diferencia, dado que la cámara externa tiene la misma resolución (en la cámara interna el móvil del curro tiene menos resolución que el acabo de adquirir, pero no tengo una foto del móvil nuevo para hacer demostración, bueno tengo una, pero daría impresión y paso). Lo malo de cambiar de marca, al menos yo lo vivo con mayor complejidad, es acostumbrarte a nuevos entornos. Echo mucho de menos la aplicación de notas, por lo que me he instalado una. También me he instalado el famoso Clue que antes llevaba en la tablet, y que, a pesar de tener todo guardado, parece que no guarda los datos con la central, así que no tienen recogidos mis ciclos de los últimos años (sí, años). Sigo pensando que las aplicaciones tipo Clue son superútiles y facilitan mucho el control de los ciclos ovulativos a quienes los necesiten. Y las redes sociales de siempre más las apps de Te lo resumo así no más, porque a veces viene muy bien decir eso de "Mirá con la cara que te mira Conan" cuando no te crees algo o que lo más importante es el amor en medio de una conversación, la app de transportes de Madrid (te avisa de modificaciones en el servicio de autobuses, cercanías y metro, así como de huelgas y tiempo de espera con bastante exactitud) y la app de la biblioteca, que te deja leer libros gratis durante tu tiempo de préstamo y al ser préstamo bibliotecario, todos los libros que leas son legales.

Estoy bastante indignada a todo esto con la play store porque sólo me recomienda juegos - Odín sabe que nunca juego en el móvil, aunque tengo uno de adivinar cuadros en la tablet- y apps de compras con repartidor -Thor sabe que tampoco las uso- en vez de darme buenas opciones para cosas que sí me resultan interesantes. Los de colorear en el móvil no me gustan nada, disfruto mucho con la experiencia de coloreal como para intercambiarla por tocar una pantalla. En concreto estoy buscando opciones para diarios o notas, porque quiero poner en práctica algo que me han recomendado y no veo ninguno que me convenza demasiado. Si alguien tiene alguna molona, se agradecen las sugerencias.

El post no es muy largo y a lo mejor no es muy bueno, pero estoy algo espesa mentalmente, me vais a perdonar. Espero tener más contenido estos días y mejor... cuando las cosas no están de buenas, pues no están y hay que aceptarlo.


domingo, 17 de mayo de 2020

Look de uñas: Ficus in the living room. Más recomendaciones para estos días en casa.




Vuelvo al Jumbo de Wynie con el 392 de Kiko con una plantilla que tenía del bazar chino, que tenía hojas y dientes de león... por meter algo de verde y primavera, pero ha quedado más serio de lo que pensaba.

Me vais a permitir que no hable de la desescalada, porque no me da la gana. He decicido no opinar de una serie de cosas que me parecen tóxicas, intento ser muy prudente, porque sé cómo estan los ánimos y entiendo que hay personas muy sensibilizadas. Cada uno gestiona sus emociones y la expresión de ellas como buenamente puede, o eso quiero pensar, que estamos en un país emocionalmente responsable,o que al menos lo intenta... pero la realidad puede ser muy distinta (no penséis que es un reproche externo, entendedlo como un reproche interno, hay cosas que podría haber hecho de una manera diferente y trato no machacarme con ellas, pero no siempre me sale... y no, no me refiero a que me hayan liado para ver La Casa de las Flores y lleve temporada y media, que también).

Os compensaré con otro de esos post que tienen cosas que me han gustado de estos días, sin ranking, más free style.

 Esta semana he subido el primer look en bastante tiempo a instagram, un look en rojos que no me  acuerdo con quién hablaba que me comentó que los tonos rojos, para ojos azules muy bien, pero para verdes y nada de nada, a menos que hagas el truco de delinearlo con otro color, porque se crea una barrera de color que lo hace más ponible y, obviamente defendí lo contrario... he aquí un intento de demostración de mi hipótesis.


Otra foto del look subido a instagram, con esta luz se ve diferente y menos rojo, pero es rojo.

Y aunque mi canal no tiene un número de seguidores insanos, las visitas se "han disparado" en instagram consiguiendo -a día de hoy- 78 likes. Teniendo en cuenta que no llegaba a los 40, para mi es un montón, cosa que agradezco muchísimo. Vale que la mayoría son amigos, pero oye, que dada la hostilidad reinante, hasta se agradece un poco de cariño. Tengo ya preparado uno que era el que iba a llevar a un evento BBC que tenía pendiente esta primavera y que, obviamente, se ha anulado hasta nuevo aviso. La única diferencia es que yo pensaba ponerle pestañas postizas y las que tengo en casa que quería poner, de tira, son un asco, así que no se las puse.

Luego tengo otro look que me pidieron foto en mano, en principio no tenía pensado hacer "making off", pero se agradece que gusten los looks. Intentaré subir el segundo look, cuando tengas las fotos del tercero ya preparadas, para ir siempre con material preparado, por si acaso, pero vamos, que los looks llevan un par de semanas hechos.


Una cosa que me tiene muy entretenida, es este challenge de piernas. Aviso: los días impares son más duros que los pares - o eso me parece-. Eso sí, terminas con las piernas como columnas del Partenón (dóricas, dóricas? no, de mármol... blanquísimo). Por si alguien se anima. Eso sí, calentad mucho y estirad mucho, porque se cargan los músculos un montón. Está en inglés pero en general casi todos los movimientos son alcanzables, porque combina pilates con yoga (alguno no me salió del día 3, pero en general se puede hacer casi todo). Si leéis bien, veis que son dos vídeos diarios que no suelen superar entre ambos los 40 minutos, eso sí, intensos como ellos solos.  También te pone que puedes hacer cada día uno, con lo que un challenge de 14 días se puede volver de 28 sin problema.

Es bastante gestionable, pero seguid los consejos y las posturas al pie de la letra y si tenéis dudas, preguntad a vuestro preparador físico de cabecera. 


Obviamente, no hay Eurovisión, sé que hubo un Euronosequé, pero como decían en el anuncio de Micromachines: si no son Micromachines, no son los auténticos. Eso sí, en casi todas las porras, ganaba Islandia.  Nada que no supiesemos ya. Pero entre varios amigos vamos a montar algo, ya haré promo cuando lo tengamos atrezzado, así que tendremos algo así como #Hellenvisión también este año. No puedo dar más datos porque... basicamente tampoco los tengo. Pero os dejo con este miniconcierto casero de Dadi en su casa, que se marcó un #Dadivisión en su casa con temas eurovisivos. Muy entretenido, aunque casi todo lo que diga sea en islandés pero la música es muy aconsejable, porque todo es muy su estilo.


Por cierto, incursionando el Lidl, han decidido sacar una línea vegana, con productos muy interesantes, con ingredientes de origen vegano. Y aunque no necesitaba nada, compré el gel corporal exfoliante, que como sabéis, los exfoliantes me dan extrema pereza. Este no es de mis favoritos, porque me gustan de grano grueso, pero este es casi hasta facial de lo fino que es, pero es tremendamente efectivo en la exfoliación fina, tiene un perfume agradable y fresco, casi imperceptible, una textura gel, ligeramente gomosa, pero se hace fácil de aplicar y se elimina bien y la verdad, tiene muy buena pinta. Aprovecharía porque no sé si estará en el lineal fijo, pero tienen muy buena pinta y creo que es una ideaca dado que ahora es un "regalito" para mimarse y puede pillarse en la compra diaria. Creo que es una iniciativa muy positiva, porque así pruebas algo en un momento donde las novedades cosméticas parecen restringidas.

Lo mismo en próximas voy a por el agua micelar, aunque ahora estoy usando la de Nivea y estoy bastante contenta, da muy buenos resultados.

Y por último tengo 3 personas que te animan la jornada: creo que somos muchos los enganchados a los vídeos de Ana Milán, que son de partirse siempre, pero menos conocidas son las tertulias de El grupo, un programa hecho por Silvia Abril y Toni Acosta, que suele ser muy entretenidas y divertidas. Están bien como programa que poner de fondo mientras haces otras cosas y te ríes porque todas son muy ocurrentes. Es vital reír algunos días, porque la vida es muy fea de un tiempo a esta parte, así que si no podéis reír, buscad alternativas.

Y más que nunca, aprendamos a ser amables con nosotros mismos y con los demás, sentirnos mal no es una carta blanca para hacer daño a nadie (y menos a nosotros mismos) y no sabemos qué está viviendo el otro.

Si se me ocurre alguna cosa más la iréis viendo, las publicaré. ¿Alguna sugerencia?

martes, 12 de mayo de 2020

Eurovisión 2020: Lo que hubiese sido la Segunda Semifinal y la Final

Hicimos un repasito de los artistas que nos tenían que haber deleitado en la primera semifinal en este post. Hay segundo post, como siempre, de la segunda semifinal y los que van directamente a la final. Vamos a ver a esta gente molona:


1.- Austria. Vincent Bueno- Alive. Medio austriaco, medio filipino, en 2008 empezó bailando con 4 años y tras graduarse, pasó al conservatorio de artes de Viena, y una cosa llevó a la otra , terminando con su primera victoria en un concurso televisivo sobre musicales. También ha participado en el programa "bailando con las estrellas" y montó su propio estudio música donde produce sus trabajos y los de otros artistas.  De momento, ya ha confirmado su asistencia al concurso de 2021 de Eurovisión. El tema Alive, es una canción muy simple sobre que con el apoyo de ciertas personas conseguimos sentirnos bien y recuperar nuestra fuerza. Es un tema muy bailable, que recuerda a veces un poco a canciones del Virtual Insanity de Jamiroquai, pero mucho más comercial y dance. En sí, el tema es muy simple, repetitivo y, aunque alegre, le veo poco empaque para la final, pero como siempre, hubiese importado mucho su presentación en el escenario.


2.- República Checa. Benny Cristo- Kemama. Su nombre es Ben da Silva Cristóvao y es Checo, pero su madre es Checa y su padre angoleño. Lleva apareciendo en la tele checa desde el 2009, su primer disco salió en 2010 y en 2011 salió su segundo disco, y actuó con artistas como Fast East Movement y Pittbull. En 2013, tuvo el premio a mejor vídeo del año y participó en un proyecto de formación contra el resurgimiento del comunismo, proveniente de partidos que apoyaban políticas rusas y al mismo tiempo sacó su tercer álbum. Consiguió el premio a la canción más reproducida en streaming y en la entrega de premios se negó a estar en la misma habitación que otros nominados, un grupo llamado Ortel y conocido por sus letras xenófobas. Desde entonces las canciones y actuaciones de manera multitudinaria se han sucedido, hasta poder actuar el año pasado en el O2 Arena de Praga. Es vegano y activista ecologista y ha participado en varios proyectos de concienciación en escuelas sobre el ecologismo y los riesgos de internet, y además, es embajador de un proyecto de botellas de plástico reciclables. Por si os parece poco, quedó tercero en el campeonato asiático de jiu-jitsu en la categoría de cinturón blanco y participó en el abierto de Madrid, consiguiendo el oro el mismo año. Y de paso hace snowboard a nivel profesional y, como podéis esperar, tiene varios premios por ello. Kemama significa Ok mama, y es una canción sobre su infancia difícil: da igual lo que los demás digan de ti, sólo tienes que confiar en tí mismo, hacer lo que quieras y ser auténtico y honesto. Un ritmo muy bailongo con toques tribales y folk africanos. Vocalmente es plano y si hubiese tenido una buena puesta en escena, quién sabe? Pero tal y como suena, por mi no iba a la final.


3.- Estonia. Uku Suviste- What Love is. Sí amigas, tenemos un efecto tío bueno aquí. Pero dejadme desgranaros la historia de Uku, triple amenaza: cantante, compositor y productor, pianista y guaperas! De padre productor musical y madre profesora de canto, desde pequeño recibió una educación especializada en música en la escuela musical de Tallin y era parte del coro de niños de Tallín, aprendió solfeo y piano. Siguió con la música, hizo la mili y tras eso, siguió su formación consiguiendo el título de ingeniero técnico de sistemas. Y después siguió tomando clases de pop y jazz en la escuela Georg Otts de Tallín. En 2004 consiguió su primer premio por una composición suya, en 2005 quedó tercero en un concurso musical y meses después grabó su primer disco de éxitos navideños. En 2006 se metió en una banda pop ochentera, y  en 2008 hizo un tema con el ganador del Estonian Idol de 2007, lo que le procuró muchas actuaciones y en 2010 quedó tercero en el concurso musical más importante de Russia, el New Wave. En 2012 produjo un vídeo musical para promocionar la acción de las fuerzas armadas estonas, tras eso participó en varios musicales, y en 2018 participó en La Voz edición rusa, donde llego hasta semifinal. Suviste no es seguro que participe el año que viene en Eurovisión, se le ha ofrecido un puesto en semifinal para el concurso de selección y él se ha comprometido a intentar ir. A pesar de esta intensa carrera... la canción me parece un tostón. Es una balada pop cursi hasta la médula sobre alguien que no pensaba que nunca pudiese enamorarse y como cambia todo tras conocer el amor. Pero es que es repetitiva a más no poder. Y como es una canción que, están entre las que más atacan los nervios de este año, no me cabe la menor duda de que hubiese ido a la final, porque los últimos años ha sido exactamente así. Uku canta fenomenal, las cosas como son, pero son los mismos acordes todo el santo tema. 3 minutos que se me hacen 6. 


4.-Grecia. Stefania- Superg!rl. Mira, yo con Grecia estaba emocionada, porque era la mezcla perfecta de pop divertido, dance, ska, punk, rap y folklore y habían dejado el folklore detrás y traen cosas que no son malas, pero no son mejores que lo que traían. Han vuelto al folklore, pero, no adelantemos acontecimientos: Stefanía es también triple amenaza, pero a su manera, esta medio griega, medio belga, es cantante, actriz y youtuber. Ya vino al Eurojunior con un grupo en 2016 reprensentando a los Países Bajos (quedaron 8º de 17) y vendrá también el año que viene. En 2013 apareció en La Voz Kids y participó en coros infantiles durante dos años. Sacó su primer single en 2018 y sacó tres más en 2019. Os acordáis de ese momento Bustamante de "no soy un Superman, soy un chico muy sencillo que te quiere enamorar?" (mi blog acaba de tocar fondo? Y se ha rebozado en el fondo, señora!), pues lo mismo es la letra pero en femenino, tal cual, solo que ella sí es una superchica, luchando desde el corazón (no, cómo veis, este blog no recupera... sigue en el rebozamiento de la cursilería). Un tema que en los 2000 hubiese funcionado muy bien pero ahora le veo muy cogido por los pelos, lo mismo, pasaba a la final, porque no es malo, es flojo, y seguro que con un baile, lo mismo hasta mejoraba.


5.- Islandia. Dadi og Ganamagnid- Think about things. Por si alguien, a estas alturas no se ha enterado, Dadi es mi favorito de este año, o está entre los 3 primeros. En 2017 ya intentó representar a Islandia y quedaron segundos. Y este año se han llevado el gato al agua. Su familia, que fue parte de la diáspora islandesa, se trasladó a Berlín siendo él pequeño, donde empezó su carrera musical. Por cierto, la banda del vídeo está compuesta por  Árný, la del pelo rizado a media melena, es la mujer de Dadi y el resto son amigos, pero los coros de la canción están hechos por las hermanas de Dadi, todo queda en casa. El tema está muy conectado con sus raíces familiares y por eso el vídeo tan familiar que ha presentado a los medios, además el micrófono que lleva es de su padre, así que más casero y familiar, no se puede. El tema parece que va de un chico que le dice a su pareja que todavía no cree conocerla del todo, porque a veces no la entiende, pero que hará todo lo posible por escucharla y apoyarla... pero plot twist! Es sobre su viaje personal de cómo se ha convertido en padre y trata de comunicarse con su hijo! Es un pop ochentero con elementos synth muy majos, muy alegres. Por mi, si no iba a la final la montaba gorda no, lo siguiente. Islandia se está poniendo muy al día en este concurso y no puedo estar, como eurofan, más contenta con estas propuestas.


6.-Moldavia. Natalia Gordienko- Prison. Descendiente de ucranianos, Natalia, también conocida como DJ Tasha, Natasa Rostova o Natalie Toma, empezó cantando en un coro de colegio y en una escuela de música aprendiendo a tocar el piano, mientras estudiaba baile durante 10 años. Su carrera podemos decir que empieza cuando cumple 15 años, que es cuando empieza a participar en concursos de canción nacionales e internacionales con distinta clase de suerte (algunos ganados, otros no tanto). En 2006 estuvo en la formación Arsenium, con el tema Loca, que quedó 20 de 24 en Eurovisión. Ganó un show talent de DJs, a pesar de no tener formación previa  y sacó su primer disco en 2011. Esta canción, que tiene la primera frase melódica de Hijo de la Luna repetida una y otra vez, es una mezcla de balada tecno con algunos elementos folk que trata de un amor tóxico que vive como una prisión que no la deja moverse y la verdad, no es mala, tiene mucha fuerza, pero dependería mucho de la puesta en escena y no dejo de pensar en Mecano.


7.- Polonia. Alicja- Empires. Ganadora de la 10ª edición de La Voz de Polonia, Alicja ya ha confirmado que participará también en el concurso de 2021. Tiene 18 años ahora mismo, recién cumplidos el 29 de abril, así que es la más joven de este certamen. Tras ganar su primer concurso musical, con 14 años, conoció a Seth Riggs uno de los profesores de canto de Michael Jackson, y se formó con él. Su canción es muy curiosa, es una balada muy interesante con toques pop y orquestales y un final poderoso, muy rollo James Bond sobre cómo estamos tratando la naturaleza. Muy interesante para que pase a la final, sinceramente.


8.- San Marino. Senhit- Freaky!  Con San Marino, pasamos de Serhat a Senhit. Esta cantante italiana de padres eritreos se crió en Bolonia y ha participado en Alemania y Suiza en maravillosos musicales como El Rey León, Hair y Fama. Tiene 3 discos en Italia que han funcionado bastante bien y ya es otra cara conocida, porque ya estuvo en Eurovisión en el concurso del 2011, pero ahora vuelve con un tema mucho más alegre y bailable que tiene un estilo muy disco muy definido, un tema sobre vivir sin complejos ni prejuicios, con más apertura de mente. Ojo, que es un tema que parece muy desdeñable, pero es un tema que San Marino es muy especialista en venderte con buenas coreos y muy buen rollo y a lo tonto, colarse a la final. Sería una amenaza a tener muy en cuenta.


9.- Serbia. Hurricane- Hasta la Vista. Sanja Vucic, Ivana Nikolic y  Ksenilla Knecevic son el trío lalalá serbio, a cada cual más bella, pero para nada tontas. Sanja es la cantante principal, que viene de familia de músicos y formó su primera banda de rock en el colegio, siendo fue miembro de ZAA, grupo que vino en 2016 a Eurovisión. De paso, está cursando su último año de carrera de filología oriental, literatura y cultura y sabe hablar español, portugués y tiene dos certificados del British Council (no es nada fácil, os digo que yo tengo uno). Ivana es una de las cantantes de acompañamiento, conocida en el mundo del baile moderno y ha colaborado con varios artistas de su país. Estudia económicas en la universidad de Belgrado y ha ganado varias competiciones por su formación en baile. Ksenilla es hija de un reputado cantante de Montenegro, está terminando su último año en la facultad de audiovisuales,  ha formado parte de varios grupos y ha participado en varios concursos, de hecho la vimos el año pasado como parte del cuerpo de baile de la actuación de Montenegro. En 2019 han sacado 7 canciones, y son muy dadas a sacar sus letras en serbio con toques de castellano en el estribillo, como puede verse. Este tema muy bailable, con mucho toque folk y zumba y, como más o menos podemos intuir en la letra, las chicas se han cansado de su amor, porque mira, la cosa no da para más y ellas tienen un plan nuevo -literal, lo dicen así-. Como tema de panchaga, hasta ahora es de los más entretenidos musicalmente, con un buen cuerpo de baile, no descartaríamos verlas en la final.


10.- Albania- Arilena Ara- Fall from the Sky. Estamos ante la ganadora de la segunda temporada de X factor de Albania, pero es que antes ya había participado en varios concursos nacionales con resultados muy considerables. Quedó tercera en un concurso de baile y ha participado en varios conciertos con artistas de la talla de Bebe Rexha. La pandemia le ha pillado en Los Ángeles, preparando lo que será el material de su nuevo disco y será juez en la nueva temporada de La Voz de Albania. Una balada electrónica, de las más interesantes de esta mitad. Con una buena puesta en escena, se veía fácilmente en la final, por su capacidad vocal, que es de las más complejas de esta mitad. Una lástima no poder disfrutarla en directo, porque es un tema con mucha sensibilidad sobre una ruptura de pareja que asfixia a Arilena. Muy interesante como balada, Albania lleva dos años de baladas potentísimas.


11.- Armenia. Athena Manoukian- Chains on You. Y viene otro tema que me ataca los nervios... porque para qué podemos poner uno este año, si podemos poner 2!? Athena es medio griega, medio armenia y en 2007 ganó un concurso prestigioso de la canción en la televisión griega. Al año siguiente se clasificó para representar a Grecia en eurojunior donde quedó 7ª. Su primer single en 2011 lo petó en Grecia consiguiéndose un disco de oro, ni más ni menos y tras eso  vino un MTV Award griego en la categoría de mejor vídeo musical. En 2014 trabajó con la Warner en su single XO, con gran acogida en todo el mundo. Su aparición en 2018 en la versión británica de The X Factor se hizo viral por su fuerza interpretativa. Dicho todo esto, que es mucho, no se entiende ni se explica ESTE TOSTÓN DE CANCIÓN. Así, sin florituras, porque es repetitivo hasta la saciedad, pero es que en vivo pierde enteros, y no es coña. Es una mezcla de un wannabenismo pop muy caótico conceptualmente de Beyoncé y Rihanna, muy raro y sin sentido, que si no tiras la casa por la ventana, lejos de quedar opulento y chulo, queda cutre. La letra habla de una chica difícil pero que mantiene un tira y afloja con un chico y luego te viene con que va a mantener sus diamantes sobre ti y luego que brillan sobre ella... no sé si es una metáfora, pero esto es más oscuro que algunos versos del siglo de Oro, aunque ya digo, con poca destreza vocal -no se aprecia la capacidad de Athena en absoluto- y la puesta en escena... digamos que Cava Baja me mandó la actuación en vivo y, de verdad, Athena merecía un tema mucho mejor.


12.Bulgaria. VICTORIA- Tears getting sober. Participante de la 4ª temporada de X Factor Bulgaria, Victoria ya anunciado su participación en la edición 2021 de Eurovisión. Empezó a cantar con 11 años y entró en un estudio musical, audicionó para las 3 primeras temporadas de X factor y fue eliminada por su juventud y tras conseguir entrar en la 4ª temporada, sólo duró una semana. A pesar de eso, consiguió una discográfica en 2016 y sacó su primer single y desde entonces sus singles siempre han estado entre los 30 primeros de las listas búlgaras. Es amante de los animales, tiene 4 perros adoptados, 2 conejos y un loro. Su tema, también una balada, es muy en la línea del estilo de Billie Eilish y trata sobre superar miedos y dolores del pasado y seguir adelante. Muy interesante también este tema, muy suave, que se va creciendo poco a poco, con una sensibilidad muy valorable y momentos de dramatismo orquestal precioso y toque de musical de Broadway. Muy indicado para pasar a la final.


13.- Dinamarca. Ben &Tan- YES. Benjamin Rosenbohm de madre alemana y padre malgache  y Tanne Balcells, de madre danesa y padre español, forman este duo. Se conocieron siendo participantes del concurso X Factor y formaron el dúo al salir del programa. Ben compitió solo quedando cuarto, mientras que Tan era parte de un grupo musical femenino, llegando a semifinales. Se les vió varias veces en el concurso, en los momentos libres, cantando canciones de Ed Sheeran, y ahí comenzó todo. Con un fuerte sonido entre el country y el folk, compuesta por el mismo autor que el tema Heroes, que ya ganó,  tienen una canción sobre dar oportunidades a las relaciones y luchar por ellas. Un tema con mucha fuerza que debería pasar a la final y que no descartamos que pudiese quedar entre los 10 primeros.


14.- Finlandia. Aksel- Looking back. Quedó segundo en La Voz de Finlandia y ya está confirmado como no participante en el 2021, es más si quiere participar, tendrá que presentarse al concurso de preselección como todos. Su timidez es legendaria, así como su colección de vinilos, pero a pesar de ello, tiene un tema muy curioso electrónico sobre no encajar en la vida y mucho temple para defender este tema. Aksel tiene una puesta en escena muy sobria, sin embargo, su canción engancha y hubiese interesante verla en la final, la hace muy grande con su voz, aunque no sé si todo el mundo hubiese apreciado el potencial de este tema, que tiene un cierto toque ochentero. Finlandia no es la primera vez que lleva esta combinación de pop- balada con puesta sencilla y le funciona.


15.- Georgia. Tornike Kipiani- Take me as I am. Ganador del X Factor de 2014 en Georgia, Tornike ganó en 2020 el Georgian Idol. Todo pintaba muy bien, pero llegó el coronavirus. Sin embargo volverá en 2021. Es arquitecto profesional y tiene tres hijos y, a pesar de haber montado su primera banda con 19 años, nunca se ha considerado cantante. Ya intentó otra vez en 2017 representar a Georgia en Eurovisión, pero esta vez ha sido la buena. El tema es una canción que, musicalmente, suena mucho a temas que nos recuerdan a música electrónica de bandas sonoras como Matrix, en una forma más de balada. La canción tiene mucha fuerza, la letra sólo dice que la otra persona espera que sea de una manera pero que Tornike es como es y sólo espera que le acepten como tal. Es un tema que o podía ir muy bien o muy mal... Hubiese dependido mucho de la puesta en escena.


16.- Letonia. Samanta Tina- Still Breathing. Si pensabáis que el surrealismo había alcanzado el culmen con Rusia, id a la cocina y poned unas palomitas en el micro... aún hay más.  Samanta es cantante y compositora, ha intentado ir a Eurovisión 5 veces antes (2012, 2013 , 2014, 2016 y 2019) con sus concursos respectivos, ha participado en la versión letona de La Voz y ha hecho dos intentos de ir al concurso en su segunda casa, Lituania. Ha podido asistir a la Tech Music School de Londres y su calidad vocal es innegable, las cosas como son. Que tiene chorrazo de voz, nadie lo niega. Que es un tema electrónico con toques de drum & bass y rap, que es original y entra en las nuevas tendencias, tampoco. Que dentro de las letras feministas esta es de las más interesantes cuestionando la incapacidad de las mujeres -y de cualquier humano- de alcanzar las expectativas irreales sobre que las mujeres tienen que estar perfectas, ser madres perfectas y esposas maravillosas mientras luchan por sus sueños laborales, verdad verdadera indiscutible. Pero la puesta en escena es... muy rara! El momento pistolas de cristasol no tengo claro si me parece una fantasía o una locura. Me hubiese encantado verla y ver qué ocurría.


17.- Portugal. Elisa Silva- Medo de sentir. Elisa ganó el festival de cançao 2020 y se clasificó a la final. Esta chica de Madeira (como Pinocho! No me dejéis de hablar por este chiste, por favor) empezó a cantar con 7 años. Sus ídolos son Los Beatles (ya me cae bien), Ray Charles, ABBA (ya le cae bien a Cava Baja), Queen y Los Eagles. Con 13 años empezó su andadura en diversos festivales y con 17 años empezó su formación en Jazz en el Conservatorio de Madeira ( como la mesa de trabajo de Bricomanía... en la cabeza nooo!). Ahora estudia música en la academia musical de Lisboa y ha firmado con Warner para grabar un disco que pronto verá la luz. El tema es una balada jazz, con toques muy portugueses de canción ligera y delicados. Estos temas tan bonitos Portugal los borda y rara vez se los reconocen, tiene un acompañamiento orquestal muy agradable y la letra va sobre como la soledad no la abandona y ha cogido miedo a sentir y meterse en una relación. Es un tema de los que me da en la nariz que se pueden quedar por el camino y no debería, porque es muy bonito dentro del mundo balada que tenemos.


18.- Suiza. Gjon's Tears- Respondez-moi. Gjon Muharremaj, suizo con raices albano kosovares, es el último de los participantes de la segunda semifinal. Quiso dedicarse a la canción desde que con 9 años hizo llorar a su abuelo con su versión de Can't help falling in love de Elvis. Con 12 años, quedó tercero en la primera edición de Los Albaneses tienen talento. Al año siguiente quedó en la semifinal en la versión alemana del mismo concurso y en 2019, audicionó para la versión francesa de la Voz, quedando semifinalista. Y es de los que volverán en 2021. Fan de Cesaria Evora, Grace Jones y David Bowie trae una balada muy curiosa, electrónica con toques folk, con una letra muy filosófica sobre si conocemos nuestras raíces, nuestras motivaciones y si nos conocemos y sabemos hacia donde nos dirigimos con nuestros actos. Suiza lleva unos años que lo está petando y esta canción debería ir a la final a lo bestia.

Y ahora, sólo nos quedan los 5 finalistas directos.


- Paises Bajos. Jean Macrooy- Grow. Jeangu Macrooy es surinamés (de Surinam, antigua Guayana neerlandesa), es cantante y compositor. Tiene un hermano gemelo, Xillan y en 2011 formaron una banda llamada Between towers, cuyo primer disco salió en 2013. Estudió en el conservatorio de Surinam y después, en 2014 se trasladó a Países Bajos, donde se apuntó al conservatorio de Enschede. Firmó con su discográfica en 2015, al año siguiente, su primer single fue usado por HBO en un anuncio y en 2017 sacó su primer disco, que llegó al 69 de las listas de ventas neerlandesas. Desde entonces ha hecho varias actuaciones y giras, empezando por pubs hasta participar el en festival de Jazz del Mar del Norte de las Lowlands.  Ha sacado un segundo disco en 2019 que le ha llevado a tener conciertos en Colonia, Hamburgo y Berlín entre otras ciudades. Ya se ha confirmado su participación para el concurso del año que viene. Actualmente es una figura pública del colectivo LGTBIQ+ y siente la necesidad de defender los derechos del colectivo en Surinam, donde es objeto de tabú todavía. El tema, con un toque muy soul y gospel, trata sobre crecer, abrir el corazón al mundo y aprender de las experiencias. Es un tema que se vuelve muy interesante justo al final, cantado con mucha simplicidad, pero extremada riqueza vocal. No dudo que quedaría a mitad de la lista.


-Francia. Tom Leeb- Mon alliée. Este hombre con pinta de ser el padre de los hijos de más de una y de uno, es un actor, cantante y comediante francés que ya sacó dos singles en 2018 y otro en 2019. Ha sido votado, por razones más que obvias, como el hombre más guapo del concurso ha actuado con Sting y Tom Jones. Estuvo estudiando 5 años teatro, cine y canto en Nueva York y actuó en la versión teatral de la Señora Doubtfire, tiene su canal de youtube y ha actuado con actores de la talla de Jean Reno. A ver, el chico no canta mal, es una de esas voces asperas muy rollo italiana, pero la canción es una balada de amor un poco regulera y con cierto toque de himno. No es mi favorita para ganar. No es que esté mal, es que me suena a cosas que ya han venido en los 2000 al concurso y no me sorprende, aunque la parte orquestal es muy bonita, lo admito, pero no me engancha.


-Alemania. Ben Dolic. Violent Thing. Una de mis top five también. Benjamin Dolic, esloveno de nacimiento, participó en la octava temporada de la Voz de Alemania. Este chico con pinta de no haber roto un plato en su vida -ni falta que hace, que se pone todo perdido de trocitos de plato-, llegó a la semifinal de Los Eslovenos tienen Talento y tras ello, acudía al instituto, donde compatibilizaba clases con el grupo D Base, que participó en los EMA del 2016, que es como la preselección eurovisiva... pero no llegó a la final.  Con 18 años se trasladó a Suiza donde aprendió alemán y de ahí al concurso clasificatorio de Eurovisión donde está considerado como uno de los rivales más fuertes y no es para menos. A estas alturas aún no se sabe si le podremos ver el año que viene. Un tema discotequero pop, con mucho ritmo y que demanda baile y una letra de muy jovencito muy chulazo y con mucha frescura es la mezcla para que este tema sea una amenaza real. Una pena habernoslo perdido, de verdad.


-Italia. Diodato- Fai rumore. Italia el año pasado quedó muy bien, esta vez trae algo interesante, pero menos pegadizo. Todo lo que me decepciona últimamente Grecia, me gana Italia, las cosas como son. Antonio Diodato, como todos los concursantes italianos eurovisivos, ha ganado el festival de San Remo, que es la preselección italiana. Tiene dos discos, ya participó en 2014 en San Remo y tiene un MTV Award  italiano entre otros premios. Ha participado en #EveryChildIsaChild, un proyecto para ayudar a niños sirios a que tengan una escuela donde puedan aprender. Una balada que melodicamente nos recuerda a composiciones de los 80, pero con una simplicidad interpretativa y al mismo tiempo, una fuerza tremenda. Esta canción no engancha a la primera, pero funciona muy bien y que va de una pareja que no se habla y que no pueden olvidarse. Una canción de la que no se habla, pero cuanto más la oyes, más engancha... peligrosa.


-España. Blas Cantó- Universo. Para una vez que no nos ceñíamos a la pachanga y la radiofórmula facilona. Para una vez que llevábamos algo medio decente... esperemos que el año que viene lleve una canción decente porque Blas Cantó volverá en 2021. Por si alguien no le conoce, Blas era parte de la boyband Auryn, tiene raices nicaraguenses y mejicanas y también es parte del colectivo LGTBIQ+, ya que se define pansexual. Empezó con 4 años en la escuela de música, donde aprendió piano y trompeta. En el 2000 participó en el Veo Veo de Teresa Rabal y en 2004 se presentó a la preselección de Eurojunior, que ganó Maria Isabel con el Antes muerta que sencilla. Con Auryn también intentó ir a Eurovisión, pero esta vez Lucia Pérez les ganó en el televoto. En 2015 la banda se tomó un descanso  que Blas aprovechó para presentarse a Tu cara me suena, que ganó con un 55% del televoto. Ha sacado varios singles que han funcionado bastante bien en listas y tiene un disco y ahora era su promoción a nivel internacional con Universo. No es mal tema, con una producción muy limpia y muy cuidada, perfectamente adaptada a su voz y un poco más valiente que la morralla que solemos llevar. Era para mitad de tabla fija, pero ya sabemos cómo va Europa.


-Reino Unido. James Newman- My last Breath. Aquí Reino Unido ha sido muy inteligente. El año que peor podían caer traen a un artista reconocido co-compositor del tema Waiting All Night de Rudimental que le valió un Brit Award a mejor single británico del año. Desde pequeño componía canciones para su hermano más jóven, John (cuyo tema que oís aquí también compuso), al que ya deberíais conocer y con quien después compuso el tema Blame, junto con Calvin Harris, que se volvió un éxito mundial. También ha compuesto para Kesha, Ed Sheeran y Tony Braxton, entre otros y ha sido nominado a varios Grammys. Siempre ha sido un hombre muy familiar: siempre ha estado muy cerca de su hermano y su madre, desde el abandono de su padre cuando tenía 6 años. Los hermanos Newman son muy de hacer cosas con los amigos y esta canción se compuso en una salida al lago con amigos. Cuando la grabó, James supo que era la elegida por su simplicidad y su fuerza. La letra va de seguir creyendo cuando las cosas van mal y tienes todo en contra, sobre cuando solo cuentas con las personas que siguen contigo. Es un tema que no está nada mal. No es lo mejor de James, tiene un toque como de himno, pop con toques de folk muy interesantes, pero engancha. Habría sido bonito saber qué tal hubiese funcionado, porque últimamente UK no llevaba cosas realmente malas, pero no encantaban.

Pues hasta aquí todo el contenido del No Eurovisión 2020. Espero que os haya gustado y me pongáis vuestros favoritos. 

domingo, 10 de mayo de 2020

Look de uñas: Natural poppies. Musiquilla de abril




Esta es la segunda manicura de ayer, porque la primera fue con un esmalte que no secaba ni a tiros y la tuve que retirar. Al menos, este tiempo en casa, me está ayudando a tirar esmaltes que los voy dejando, porque creo que puedo usarlos para hacer impresiones, pero ni por esas. Y este está inspirado en una de las tendencias de hace varios años en Pinterest: las uñas transparentes con dibujines: la laca es el rojo geranio tan bonito de Easy Paris efecto gel en tono D051, el transparente es la base gel de Bourjois y el negro para los puntos del jumbo negro de Michela Valenti. Las amapolitas estan hechas con un punzón doble de Essence. Fíjate que es fácil, pero es que me gusta mucho y no descarto repetirlo en más colores, porque pienso que en amarillo o azul puede quedar muy chulo.

Pero hacía mucho que no hacía nada en rojo, y me lo pedía el cuerpo.

Saldré y compraré más esmaltes cuando las cosas mejoren, de momento, sigo con lo que tengo (a menos que encuentre algo decente que me guste muy mucho en el Prima Prix, pero rara vez veo esmaltes en buen estado y con colores que me gusten mucho).


Primeramente, muchas gracias por seguir entrando y leyendo, mucha gente ha abandonado la lectura de blogs, no les culpo, puedes ver muchas cosas que te generan ansia viva y entrar ahora se hace difícil. Tranquilos, porque los comprados y gastados de estos meses van a ser de "cosas que me encuentro en el super", porque sigo de momento con la política de no comprar nada por internet que no pueda encontrar en una tienda (por eso sólo han caído mascarillas).

Bueno, ha sido una semana con bastante teletrabajo y eso es malo, porque me paso mucho tiempo sentada y entonces no quemo energía y duermo mal. Además, no sé si os pasa, pero cuanto más tiempo sentada, más se deforma el cuerpo (decidme que no sólo me pasa a mi, que me da sentimiento de persona de gelatina). Así que estoy intentado intercalar yoga con algo de zumba, por aquello de que hago un poco de cardio y tal, pero es que es poco, yo antes me movía más: subía escaleras en el metro y en la oficina, a veces iba corriendo de acá para allá... todos lo hacíamos, pero oye, que no se diga que no ponemos de nuestra parte. 


Sé que me diréis "pero se puede salir a hacer deporte", ya, si la gente fuese responsable y saliese a hacer deporte, respetase la distancia y pensase en equipo, yo saldría, pero cuando vas al Mercadonna Summer (ciudad sin ley) a hacer compra y una señora pone su cara a -literalmente- 20cm de tu cara, y compruebas que la gente no sabe cuanto es medio metro si quiera, ni tiene ninguna intención de saberlo, pues casi que me quedo en casa. Porque es mejor para mi salud mental no cabrearme. 

Por cierto, sé que tengo pendiente la segunda parte eurovisiva, pero ya os digo que he estado liadilla esta semana, intento terminarlo la semana que empieza, para que sepáis los que quedan.

Canciones de este mes de abril, variadito venimos:


-Sam Smith y Demi Lovato- I'm ready. Fantasía de canción, y de vídeo. Teniendo en cuenta que las olimpiadas se van a retrasar un año por (estoy cansada de hablar del Covid 19, así que me voy a inventar otra excusa) falta de confetti ecológico para celebrar cualquier evento que se precie. El tema viene calentito, pero el tono gospel le da una fuerza realmente increíble, de las cosas más bonitas que ha hecho Sam últimamente y, desde luego, en un tono provocador que pocas veces le vemos.


-Dadi Freyr- Fuego. El representante de Islandia, al ver la anulación del concurso se tiró el pisto y propuso hacer una versión a los eurofans del tema que más les apeteciese escuchar y le propusieron Fuego de Elena Fouriera. Y se hizo su propia versión,  que convierte un tema pachanguero en un tema de pop muy elegante. Y muy interesante. Os dejo el original para que opineis. Lo divertido es que Irlanda de 2018 ha hecho una versión de la canción de Dadi en el jardín de su casa, musicalmente es un karaoke, básicamente. Baile incluido, eso sí.


-Ben Blutzukker feat Liv Kristine- Crucified. Ben ha vuelto a hacer de las suyas, ha cogido uno de los temas más icónicos del grupo Army of Lovers y lo ha versionado en power. No contento con esto, ha llamado de nuevo a Liv para hacer la parte femenina. Y encima, ha hecho una versión del vídeo con Legos. Pooor cierto, Liv Kristine ha aprovechado el confitamiento (palabra y concepto, mucho mejores que confinamiento, donde va a parar y cogida a Rebe) para ofrecer clases personalizadas de canto desde un enfoque muy interesante, que no sólo parece mejorar la voz, también ayudar al desarrollo emocional a través del canto. Yo canto estilo Nerón, como para llevar al suicido al pobre Petronio, pero si buscáis una profesora estupenda porque tenéis más talento que yo, contad con ella. Os podéis poner en contacto con Liv en su fb.


- Blinding Lights- The Weekend. Si normalmente The Weekend era uno de los grandes representantes del neoeighties, por llamarlo de alguna manera a este pop con influencias ochenteras, The Weekend ha dejado de inspirarse para rebozarse cual gamba en la tempura musical de los hard casios y las melodías tan melancólicas de los grandes. Recuerda mucho a Flashdance, Alphaville, Kraftwerk, los comienzos de Pet Shop Boys y otros grandes del synth pop (aquí ya os menté al grupo ruso Na Zare que no sé si me dejó más flipada el tema o el carisma del bigotón del fondo y su camisa... olé la aptitud!). Yo encantada, porque es un estilo que tiene una curiosa combinación: cuanto más melancolía en la melodía y más ritmo, mejor funciona. Aunque siempre hay excepciones, pero en general, es un estilo agradecido.


-Astronomía (Medieval Style) -Tavern Versión de Cornelius Link. El Coffin dance o baile del ataud, es un viral que se ha hecho famoso y tiene su aquel: son un grupo de africanos que aparecen en un funeral y se mezclan con imágenes de alguien se va a llevar un golpe importante o tiene una conducta que, como poco es bastante imprudente. Pueden pasar dos cosas al final. Que se pegue el señor talegazo y empiecen esos señores negros a pasear un ataud en modo funeral africano con baile de celebración de la vida, dando a entender que se ha matado muy fuerte o bien, que se salve y salga un señor disfrazado de Jesús bailando celebrando su milagro. Todo esto suele ocurrir con el tema Astronomía de Vicetone & Tony Igy. Lejos de que estos memes puedan ser de mejor o peor gusto una cosa es cierta, la versión medieval tabernera es un rato agradable. Tanto que me estoy planteándome usarla de música de móvil, porque soy una disidente de los politonos comerciales de los móviles por dos razones: cuando los uso, incluso en el móvil del trabajo, nunca me entero de que me llaman a mi, siempre pienso que es el móvil de otra persona -en serio, no me entero nunca- y segundo, habiendo música tan bonita, poner una diseñada de tono de llamada me parece triste. No pongo temazos estridentes, normalmente me voy a temas chill out, new age o folk suavito. Esta podría entrar en folk alegre.

Concíais estas canciones? Algún tema que me recomendéis?

miércoles, 6 de mayo de 2020

Mucho más cine todavía...

Como sabéis, sigo dándome más al cine que a las series y como suelen gustar estos post porque traigo un poco de todo lo que me va pidiendo el cuerpo, pues comparto las últimas cositas que me he tragado.



- Un italiano en Noruega. Una comedia italiana nunca viene mal y más si es para toda la familia. Esta película cuenta la histora de Checco, un hombre que en pleno viaje por África es capturado por una tribu de aborígenes que exigen saber su historia para saber si es buena persona o mala y así, condenarle a sus dioses o dejarle libre. Checco cuenta que desde pequeño siempre deseó ser funcionario y viene de una saga de funcionarios. Sus padres le han sobreprotegido, su novia le consiente todo tipo de feos con tal de que se case con él un funcionario. Es un cliché absoluto de hombre retrógrado, lleno de prejuicios, sobornable, egoísta... un dechado de virtudes. Su puesto está en la oficina de caza y pesca haciendo carnets y permisos y está acostumbrado a chanchullear a sus anchas. La cosa es que con los recortes del gobierno, le ofrecen una oferta porque dimita, pero Checco se resiste a perder sus beneficios como funcionario, los cuidados abusivos de sus padres, su cómoda vida llena de facilidades... y le van ofreciendo los peores puestos, a los que, asombrosamente, se va acoplando uno tras otro y termina siendo un jeta en todos, hasta que le destinan a una oficina ambiental en Noruega y conoce a Valeria, una bióloga ecologista que hace que se replantee si su modelo de vida es tan civilizado como él pensaba.

Es una comedia plagada de tópicos sobre el funcionariado, estereotipos raciales y de distintos países, cuñadismos a tutiplén... pero el caso es que es una comedia que funciona porque todos hemos conocido a un Checco, a un tipo que siempre sabe como trabajar menos y amortizarlo más en su sólo provecho, un tipo totalmente egoista que no sabe trabajar en equipo. Sabe lo justo para echarle morro a la vida y espera que todo el mundo le sirva. Hasta que un día, la vida le empuja a salir de su zona de confort. Es una comedia muy simple y sencilla pero simpática y que puede hacernos pensar en todas esas personas que ahora mismo no saben como ser civilizados y éticos en todo este esfuerzo social. Creo que es una película para ver el lado simpático de todo esto y es cortita, así que se hace muy amena, pero sin pretensiones.


-Like a Boss. Estaba yo viendo cosas interesantes y parece que no hablo nunca de películas que no me gusten. Bueno, pues vamos a poner una que no me ha gustado absolutamente nada. Mia y Mel son dos amigas que deciden abrir su propia marca de cosméticos basado en resaltar tu potencial y lo montan en una tienda majísima con sus amigos Barrett, quien crea los cosméticos de manera artesanal y Sydney, que echa una mano en la tienda desde que su marido la engañó con otra. El problema es que la tienda da pérdidas y deciden aliarse con Claire Luna, una ambiciosa empresaria que no sólo intenta apoderarse de su trabajo sino, además, destrozar su amistad.

Se supone que es una comedia con tintes feministas de como la amistad entre mujeres lo puede todo, pero para empezar, en una comedia te ríes. Hay chistes que no tienen ninguna gracia como que se te caiga un porro en la cuna de un bebé y le hagas fotos sin pensar que se pueda quemar el pobre... o la escena donde Mia casi se mata... Tiene muchos fallos de guión para ser una comedia, no existe una química de superamistad creíble entre las protagonistas, no tiene sentido que Mel sea tan fría con los hombres pero luego se muera por complacer a todo el mundo (y sobre todo que lleve los conjuntos de distintos estampados tan valientes que llevan, que vale, una persona tiene contradicciones, pero esto llega a unas cotas de absurdez importantes)  y Salma Hayek es un personaje predecible y malo con ansias. No funcionaría ni como comedia de chicas en los 90's. Han perdido una gran oportunidad de crear una banda sonora icónica y el final parece que gana un poco, pero realmente se desinfla por momentos.

 Lo mejor es Billy Porter y el pobre no tiene espacio para establecer comedia, que realmente se le da bien y es de los pocos momentos que brilla la película y la pobre Jennifer Coolidge aparece de nuevo encasillada en guapa operada con cabeza de chorlito. Sabemos que lo hace bien, pero también que tiene otros registros. 

En serio, no os perdéis nada.


-Bailando la vida. Esta película es, dentro de una normalidad, una película más agradable en la tónica de Hotel Marigold (también muy agradable si no la habéis visto). Sandra es una mujer de alta sociedad que está deseando que su marido Mike, caballero del imperio y abogado, se jubile para dedicarse los dos a viajar y ver mundo, pero en una fiesta descubre que Mike lleva 5 años engañándola con una amiga de ambos. Destrozada, decide irse a vivir con su hermana Bif, a la que hace más de 10 años que no ve y que lleva una vida más relajada y hippy. Sandra cree que todo el mundo pretende hacerla daño, realmente está convencida que el mundo la debe un trato superior por su posición. Cuando se da cuenta que sus amigos de siempre la querían por la posición de su marido y que viviendo con su hermana, nadie la quiere si no respeta a los demás, empieza a deconstruirse y cambiar su visión de las cosas a través del grupo de baile al que asiste Bif. Todos los que están ahí tienen alguna enfermedad, penas, pérdidas... y entonces empieza a recuperar a la persona que fue y a la que renunció por Mike.

Esta película es un drama-comedia muy interesante, porque habla del duelo, de las fases, del acoplamiento a la idea de la pérdida y más durante la vejez, que sabes que es una época de pérdida constante. Sin embargo, es una de esas películas que intentan enfocar la situación como ganar perdiendo y sin duda tiene momentos mucho más cómicos y mejor actuados. El elenco es de lujo (destacar mi admiración por Joanna Lumley que hace de divorciada de 5 maridos y que ayuda con los papeles del divorcio a Sandra, un personaje pequeño pero muy carismático) y resulta una película agradable y entrañable.

Si podéis, dadle una oportunidad.


-Batman vs Superman: Dawn of Justice (Dee dee nanana don't stop 'till you get enough electric boogaloo- siempre electric boogaloo-). Actualmente si quiero saber si una peli me va a gustar o no, veo la puntuación en IMDB, que en este caso le da un 6,5 de 10. No es que la peli sea mala: dura 3 horas y no estan bien invertidas. No soy una experta en cine, no me voy a hacer pasar por ello,pero cuando el prólogo de un libro son 200 páginas y el contenido es 100, hay descompensación. Lo primero que no me ha enamorado es el casting,  no digo que los actores no sean buenos, pero lo primero (es una frikada, pero por hacer la gracia), Superman en el cómic es más alto, aquí han cogido al enormérrimo Henry Cavill (1,85) para hacer de Superman y a Ben Afleck (1,92) para hacer de Batman... pequeñeces. El problema empieza con el casting, cuando tienes un Alfred que funciona más como colega que como criado mentor, rompes el personaje. Vale que Michael Cane propuso un Alfred dificilmente superable, pero es como si Jeremy Irons ni lo intentase, no es Alfred, es tu colega Freddy, que pasaba por ahí. Holly Hunter no se cree ser senadora y yo tampoco se lo creo, y Jesse Eisenberg no necesita medicación, sino un educador social y un par de reuniones de padres (no descartemos un par de meses cogiendo fresas para que entienda el valor del trabajo). Gran parte del peso de estas películas las tiene que el malo sea realmente un personaje consistente... aquí el fallo es estrepitoso. Para mi gusto, Diane Lane y Amy Adams se los comen a todos con patatas. Y Diane Lane no creo que salga más de 10 minutos de la pelí.

Por otro lado, el guión tampoco me convence: me das dos horas de entradilla de la historia para no profundizar como se debería en la mentalidad y emocionalidad de los personajes, porque hacen mucho pero no se trabaja el plano emocional adecuadamente, para que luego empatice con todos en la hora final... pues mira, no me sale. Si bien es cierto que si planteas las dos primeras horas como el guión de un comic, funciona mejor, porque los comics tienen otro ritmo y tienden más al Deus ex Machina, no han hecho la conversión a cine de una manera correcta, o al menos así lo veo yo. Por otro lado, las coreos de las luchas, te las medio crees con Superman, las aplaudes con Wonder Woman pero con Batman se quedan algo cojas (deberían haberse ensayado mejor, porque deberían salir de un tirón y ves interrupciones molestas, no salen de una manera fluida como esperas). Lo mejor? La banda sonora (soberbia), el vestuario y la última hora de película.


- Yellow Submarine (Sin- A -Long). Ya había visto El Submarino Amarillo, pero el canal de los Beatles de Youtube propuso pasar todos el sábado viendo la peli y cantando con karaoke todas las canciones, a través de un chat abierto. Os diré una cosa, la peli no es de Oscar, pero es que si la ves traducida pierdes todo el humor de juegos de palabras que tiene (los malos son los blue meanies, que sería algo así como los malvados azules o los malvados tristes -a mi me gusta llamarlos los tristones malvados, pero es cosa mía- , y todo así), así que es un sí o sí de versión original. Tampoco es una película para niños, porque algunos chistes son bastante complejos, no por picantes, sino por conceptuales. No es humor sesudo, es humor absurdo sesudo, porque tampoco son chistes de carcajada.

La historia es simple: Pimientalandia es un paraiso bajo varios mares, lleno de música y color, pero los tristones malvados han capturado la banda del club de los corazones solitarios del Sargento Pimienta, que eran los encargados de la música del país y los han encerrado en una burbuja de cristal (a prueba de Beatles, como dirán luego). Fred logra escapar en un submarino amarillo y se encuentra con Ringo que habla con los Beatles, a los que piden ayuda. Juntos cruzaran el mar  británico, el mar del tiempo, el mar de la ciencia, el mar de los monstruos, el mar de la nada (donde harán un nuevo amigo, Jeremy, doctor en Filosofía, que es un "hombre de ninguna parte". Jeremy nunca se dió cuenta de lo sólo que estaba y empieza a sentirse triste por ello y Ringo le anima a unirse a su cruzada), el mar de las cabezas, el mar de los agujeros y finalmente, como reza la canción, el mar verde.  Los Beatles intentan entonces retomar los instrumentos de la banda del Sargento Pimienta, y restablecer la música y el color, ya que la gente está triste y sofocada bajo el poder de los tristones malvados.


La primera vez que la ví estoy segura que fue en la Bola de Cristal, era muy pequeña para entenderla, pero luego la vi más adolescente y con subtítulos, os digo que te pierdes los chistes. Si tienes un buen nivel de inglés y eres fan de los Beatles, doble alegría, porque cantas y ves toda la psicodelia de los 60. Quiza lo más bonito fue ver volverse loco el chat con las canciones All Together Now y Lucy In The Sky With Diamonds. Esta peli es bonita porque ves todo el simbolismo: los tristones malvados pueden ser muchas cosas, una ideología opresiva -política, religiosa, filosófica...-, una enfermedad mental como al depresión o la ansiedad, una persona tóxica, o ahora mismo, el coronavirus. La importancia de mantener la música, el color y la alegría en las dificultades es esencial en un mundo gris: El club de los corazones solitarios del Sargento Pimienta no es una banda solamente, es la esperanza en el día a día, el no perder las cosas que nos motivan. Los Beatles nos llevan por unos mares donde nos dan la perspectiva del tiempo, de los miedos que nos asedian (te das cuenta de hecho que la mayor parte de los monstruos del mar de los monstruos, son inofensivos, pocos pueden hacer un daño que no se pueda parar) hasta fingir ser la banda, porque a veces el fake it until you make it funciona.

El personaje de Jeremy parece carente de toda lógica e importancia, pero al final, el nowhere man, el hombre de ningún sitio, el don nadie, termina haciendo muchas cosas muy importantes, como arreglar el submarino y más -no quiero contar el final del todo-, lo cual nos lleva a la idea de que cualquier don nadie puede ser alguien algún día. Está llena de perlas así

O puede ser sólo una historia tonta de gente drogada. Pero creo que tiene un mensaje de que el amor puede mejorar mucho cualquier situación de desesperanza. Así que como ya la he visto, pero no con gente tan tarada como yo de todas partes del mundo gritando "RINGO TE QUIERO" en un chat, me pareció bien compartirlo.

Habíais visto alguna? Os apetece alguna en especial?