miércoles, 20 de junio de 2012

Té con pastas

Hay un par de curiosidades culinarias que os quería comentar aquí.

Ayer viendo la tele, salieron unas mujeres haciendo una receta llamada flores fritas, que es una especie de pasta puesta en un molde y  frita con forma de flor típica de Castilla y León aunque ya advierto que en muchos pueblos manchegos también se hace y muchos extremeños también alegan tenerla de dulce típico de la semana santa... aunque los turcos también dicen que hacen unas parecidas. En cualquier caso es rica y un tanto complicada de hacer si no tienes el molde... muajaja que tengo el molde de mi abuela. El caso es que un tema nos llevó a otro y llegamos a la conclusión de que en la familia hay una gran tradición de postres y dulces y muchos de ellos no los podemos realizar porque mi bisabuela (a partir de ahora la llamaré abuela que es como la llamo, porque mi abuela materna murió joven y mi bisabuela ejerció de tal) era de usar gaseosa en polvo en los bizcochos, madalenas y demás dulces.

Esta foto es de Churrerías Pérez, pero son clavadas a las de mi pueblo... así que si os da pereza, ya sabéis donde adquirirlas

En el pueblo donde ella vivía, lo raro era que no te hubieses tomado nunca una gaseosa de sobre, solo necesitabas un vasito de agüita fresca de montaña y abrir el sobre para tener agua carbonatada haciéndote cosquillas en la nariz. Pero en Madrid era relativamente difícil encontrarla, pero para eso está San Google.

Y la base de que Google resulte tan estupendo es gracias a esas personas que suben sus compras a los blogs y foros, gracias a la comunidad bloggera y forera por compartir sus experiencias culinarias.

La cosa es que una de las pocas empresas que parece resistir a la crisis, Mercadona, se ha solidarizado con las recetas de las abuelas y venden esos sobres de gaseosa en polvo con el nombre de gasificante para repostería marca hacendado. Las cajas tienen el mismo formato que las antiguas gaseosas de sobre, que venían en dos bolsitas. La diferencia básicamente es que parece que sube más la masa y resulta más ligera y esponjosa, sin resultar tan pesada, para masas más contundentes, mejor usar levadura.


La equivalencia entre levadura y gaseosa no os la puedo decir, porque no lo sé, es decir, que si no tenéis levadura o queréis probar, aunque en algunos blogs dicen que un sobre doble de gasificante de unos 5-7 grs equivale a un sobre de levadura (9-10grs) o una cucharadita rasa de bicabornato con limón... pero no puedo decir si esto es correcto, porque no lo he probado. Lo digo porque por lo visto, la gaseosa sienta mejor a celiacos, que es una cosa que tampoco sé fijo, pero que he leído en varios foros y blogs...

Aún no la he probado, pero pienso hacerlo y cuando repita a pequeña escala en casa esas recetas (porque mi abuela hacia barreños de masa para madalenas de limón), os comento. Ya os digo que igual, igual, no sale, porque mi abuela se iba a hacerlas al horno del panadero, que dejaba a las mujeres usar el horno siempre y cuando fueran con lo que querían hornear en horario de horneado de pan (es decir de 5 a 9 de la madrugada)... lo sé porque un año fui yo a las 6... todavía me acuerdo de los bizcochos que hicimos, fue la primera vez en mi vida que me levante sin desayunar a currar, desayuné como una posesa, y a las 12 del mediodía me volví a la cama a echarme una siestecilla... eso sí, los bizcochos eran épicos.

El hecho del horno del panadero condiciona mucho la calidad del horneado, todo sale más rico, no sé porqué... si alguien lo sabe, que comparta su sabiduría en comentarios.


La otra cosa es que ayer, mi santo y yo dimos un paseito y nos pasamos por una tetería que recomienda constantemente Subflava, se llama La tienda del té y está en la plazuela de San Ginés, justo al lado de la churrería de San Ginés... al lado de la Iglesia de San Ginés... al lado de la Joy (de San Ginés)...

El caso es que nos fuimos con un papel con la descripción de los tés, ambos incapaces de decidirnos, porque tienen tantos tés que comprar sin haberlos mirado todos, nos pareció una locura. La selección de tes negros y verdes es extensa, así como de tés blancos, llamado el té de la belleza y que es realmente dificil de encontrar,  sobre todo el llamado agujas de plata que parece sacado con ese nombre de Juego de Tronos, pero tiene una cantidad de antioxidantes para la piel que da gusto. Y luego tienen una cantidad de remezclas de tés y rooibos estupendas, infusiones de frutas, relajantes (dudaba entre la siesta de  Atenea y niños traviesos, pero tras la crítica de Subflava, creo que adquiriré este último porque parece que es más fuerte y da sueñito, que últimamente ando con el sueño cambiado) adelgazantes, tés desteinados (como el moruno, que os lo recomiendo, cuando es bueno, es superrelajante y con miel es delicioso) y muchas remezclas con distintos tes, chocolates, infusiones, frutas, galletas y cereales incluso... como veis decidirse es complicado. 

 Como decían los Kula Shaker, Drink tea, for the love of God

La tienda cuenta además con una selección de dulces y algunos condimentos de altísima calidad (que tienen pimentón la Dalia, sabéis lo que hacia yo que no veía una lata de ese pimentón? es el mejor del mundo -bueno, para mi- y la lata es una cucada!), además de teteras especiales para elaborar tu té favorito y sacarle todo el aroma de la mejor manera. Y los nombres son muy divertidos, así que olvidarse del tuyo es difícil: El desayuno de Frida (rooibos, arándanos, crispies de yogur, hibisco y pétalos de maíz), Morfeo (rooibos, azahar, lavanda y manzana asada), Eva tomando el sol (té verde con té blanco, hierbaluisa, piña y limón), Vía láctea (plátano, manzana, papaya, hibisco y escaramujo), desayuno con diamantes (té verde, estrellitas de chocolate blanco, ross, naranja, clavo y azúcar de canela)... y muchos más. Y los precios, bueno, son razonables para tal selección, no es precio mercadona, pero tampoco te planteas el tráfico de órganos de manera indiscriminada. Por cierto, se puede comprar online.

Y vosotros que habéis encontrado para vuestra cocina ultimamente?

7 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Me parece que me voy a dar una vuelta virtual por esa tiendecita, que a mi el té es de lo que más me gusta (y encima puedo tomarlo y todo, aunque no todos, depende de lo que lleven, claro)

Un besote y gracias por compartir truquis e info!

Aydita dijo...

Que rico! besos

Gadirroja dijo...

Dentro de mi ignorancia, lo unico que puedo decir es que el gasificante lo compré una vez para hacer magdalenas y mola, pero se lo eché en otra ocasión a un bizcocho porque me había quedado sin levadura y ahí no mola (porque no subió ni nada jajaja). Los rosetones esos me han hecho la boca agua, que es la hora de merendar y no veas!BESOS!

Ciudadano Kamikaze dijo...

Qué bueno, en casa de mis padres aún tenemos un molde para hacer flores. En la parte de la mancha conquense de donde soy todavía se hacen y muy ricas.

Por cierto, la gente de Teteremundi (la tienda del té) son unos grandes. Tienen una cantidad brutal de tes y además prueban y hacen mezclas propias que suelen ser cojonudas.

Un abrazo

Angie dijo...

Siento lo de tu abuela, pero almenos has tenido la suerte de tener a tu bisabuela. Mi última abuela murió cuando yo debía tener 3 años...

Y...me has hecho recordar a mi difunto hermano, cuando cogía los sobres de SODA, los echaba en un vaso y habían cantidad de burbujitas...los 80...qué gran época..!

Angie dijo...

¡Por cierto, el molde parece de trébol de 4 hojas!

Beauty and Healthy dijo...

Me apunto la tetería, porque me encanta el té y me gusta comprar sabores nuevos siempre.
Besos guapa!