martes, 14 de enero de 2014

Adios Mr Button

El año pasado se nos fue el gran Constantino y como fue una muerte de famoso que me emocionó un poco esta vez, por su relevancia en este blog, no podía ser menos.

Ayer, en el triste aniversario del nacimiento de María de Villota, el twitter de Alonso nos daba la mala noticia, seguido por muchas páginas de F1 y periódicos británicos en el que el grandioso John Button, padre de Jenson, nos dejaba de golpe por un infarto a sus 70 años en su casa en la Riviera Francesa. Muchas han sido las muestras de condolencia a este señor tan amable y simpático que paseaba por el paddock con una sonrisa, su camisa rosa y sus pantalones blancos. Despues fueron muchos los que expresaron con palabras la pena y el pesar que esta pérdida les había producido, menos Webber, amigo de Jenson, que sin palabras, describió lo que sentía subiendo una foto de él y Jenson dándose un abrazo tiempo atrás vestidos de pilotos aún, mandando así su apoyo y cariño a uno de sus mejores amigos en el paddock.

Mi imagen favorita de Jenson y su padre, siempre confió en que sería un campeón. Y tenía razón.

Todo el mundo destaca su simpatía y su calidad humana además de, cómo desde el  comienzo, apoyo a Jenson sin ser un padre coñazo. En todas las escuderías ganó amigos porque sabía ser uno, y se ganó el cariño de todos, incluso el apodo cariñoso que le puso Jessica Michibata, novia de Jenson de Papá Pitufo que en señal de condolencia ha puesto en su twitter una foto con su "papá pitufo" (Daddy Smurf) (en la que casualmente lleva una camisa verde, por variar), pero que de vez en cuando también llamaba el gran Johnny (big Johnny).

Es por ello que en las redes sociales, muy pesadumbrada por este hecho, porque sabéis yo me considero MUY fan de la actitud tan elegante y positiva de este señor, puse el vídeo que le dediqué en su momento. Muchos entraron a verlo, de hecho se han registrado unas 200 visitas desde ayer, que me lo tomaré como un momento de cariño a este señor de pies a cabeza.

Se nos ha ido uno de los pocos caballeros que quedaban en la F1 y en el mundo, y como un caballero, sin hacer ruido y sin molestar. Sabemos que ahora verá las carreras con su camisa rosa y sus pantalones blancos desde una nube tomándose su zumito de naranja en copa de plástico de champán como en hacía en los paddocks demostrando lo señor que siempre ha sido.


Menos aquí, que celebraba el campeonato de su hijo con el mejor champan

Aquí mientras, le echaremos mucho de menos Mr. Button.

2 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Como ya te dije, no sabía demasiado sobre él, pero no puedo más que desearle un buen viaje, y agradecer todos los bueos momentos y sonrisas que ha generado en su estancia en este mundo.
Un beso!

Angie dijo...

Piensa que estará con otros grandes comentando las carreras desde su paddock de nubes...Ánimo!