miércoles, 8 de enero de 2014

Jabón casero

Mi santo es que está en todo. Hace poco fue la boda de unos amigos y de recordatorio me dieron una bonita cestita con jabón casero, del bueno, del de toda la vida de Thor. Y no lo puse en adquiridos de diciembre.

De paso, aprovecho para desearles lo más mejor en su vida juntos que no me cabe la menor duda de que todo les saldrá de cara y tendrán un futuro muy bonito y emocionante.

Y claro, mi santo me dijo "lo has usado? no lo has puesto". Pues claro, porque este regalo merece un post en sí mismo. Recuerdo cuando mi santo me lo dió y lo olí y dije "esto es jabón de marsella del de toda la vida". Y me dijo "y eso para qué vale?".

Amigas mías, para qué no vale este jabón? Si este jabón es lo más.

 No sé exactamente qué tiene, parece como trozos de plátano o flores...

Así que por si alguien se nos ha perdido, vamos a darle el post a este jabón que se merece.

Normalmente esta clase de jabones están elaborado con sosas causticas y aceites usados de fritura, pero los que comercializan no (respirad tranquilas que no os vais a lavar con restos de fritanga), que suelen ser muy fuertes como para usarlos dérmicamente, si tuviesemos la seguridad de que no se ha usado sosa, sí podríamos usarlos dérmicamente. 

De hecho son los mejores jabones para lavar cicatrices, pieles sensibles y/ o complicadas: de hecho muchas os acordaréis (y sino, os lo digo yo) de como la desaparecida Sara Montiel, Saritísima, se jactaba de sólo lavar su cara con jabón Lagarto. Y no decía ninguna burrada, se operó varias veces y ese jabón es ideal para mantener las cicatrices cerradas bien limpias y que se vaya regenerando la piel. Luego una buena hidratante y una se queda marvelous. En algunos casos se ha recomendado para algunos tipos de caspa, incluso caida ocasional de pelo (esto aquí no puedo jurarlo). Algunos además contienen aceites esenciales y eso es un plus.

Y recordad amigas el consejo de Joan, de Collins, de Joan Collins: mis secretos de belleza son un buen cirujano, una buena hidratante y un buen maquillaje.

Yo tengo la seguridad de eso, pero aún así vale para mogollón de cosas. La primera obviamente sería el lavado de ropa, el jabón casero es fenomenal para lavar tejidos naturales, frotar manchas de grasa e incluso lavar toda  la ropa de una persona con problemas dérmicos, dermatitis y piel extremadamente sensible, porque elimina la suciedad y la grasa y deja la tela limpia niquelada sin añadir aditivos a la ropa que puedan dañar la piel.  Está bien el invento, no? Si os parece que el frotar no es lo vuestro, siempre podéis coger una botella vacía de litro y coger un cacho y meterlo dentro con agua y usarlo de detergente líquido. Intentad que el cacho sea un tanto grandecito con el fin de que quede concentración suficiente para limpiar la ropa (vamos, que si es un aguachirri no funcionará el invento). Cuidado con hacerlo muy concentrado, yo siempre recomendaría usarlo en un lavado a mano previo para ver su concentración si no quieres encontrarte con la fiesta de la espuma cuando la lavadora centrifugue... (y sin bomberos ni nada!).

Lo normal es que este jabón no tenga un olor agradable, sino más bien raro y áspero, básicamente suele oler al proceso de saponificación (cuando la sosa actua con la base grasa a todo meter y al ser una reacción exotérmica, suelta calor a tutiplén, siendo un verdadero peligro hacerlo en casa si tienes peques). Y si huele bien, desconfía... lleva algún aroma y lo hace más susceptible a que dé alergia.

A qué mola?

 Hay un montón de recetas distintas: con lecitina, con caléndula, con clavo, con café... En mi casa se ha hecho este tipo de jabón con aceite usado hace mucho tiempo y para la ropa funciona fenomenal y creo que la base para hacer bien este jabón es: tener espacio y tiempo (nosotros hacíamos un barreño gigante con todo el aceite usado del año, eso es MUCHO jabón, y requiere un lugar donde poner el barreño y tiempo para que los ingredientes se mezclen bien),  tener un sitio aireado (como digo juntar un lípido como es el aceite con una base como es la sosa, produce una reacción exotérmica, es decir, que desprende energía en forma de calor, lo que produce vapores y es mejor hacerlo en un sitio ventilado. Yo recomendaría hacerlo en verano, que es más fácil estar con las ventanas y puertas abiertas) y recordar la regla básica de la química de "papi encima de mami" es decir, el ácido sobre la base. Seguid al pie de la letra siempre lo que dicen las recetas, es mejor empezar desde cero que parecer un extra de Thriller y que te llamen Michael Jackson en urgencias. Si pone que pongas agua, y luego la sosa, no eches la sosa en un bol y encima el agua! Que te salte a la cara es probable.

De esta regla no habla nadie, pero es MUY importante tener en cuenta que puedes quemarte y que es por eso importantísimo que sigas al pie de la letra las recetas.

Usáis este producto?

8 comentarios:

Gadirroja dijo...

Mi suegra sabe hacer jabones con aceite (que además es una forma de reciclar) y son unos quitamanchas espectaculares para la ropa. Hasta hace poco solía decir que los jabones me daban pereza pero os tengo que contar cómo me desmaquillo en el blog: doble limpieza con aceite natural y jabón natural...barata y efectiva.
BESOS!

Miss Potingues dijo...

Yo tengo algunos trozos de jabón casero que hace la madre de mi cuñado y los uso para manchas difíciles, e incluso a veces para limpiar brochas, y va genial.
Besos!

ROSA SANCHEZ dijo...

Yo hace ya cerca de un año que fabrico mi jabón de tocador, tengo la piel muy sensible y reactiva, y me va de fábula, tengo la piel más suave y rara vez se me descama (coincide con las ocasiones en las que me veo obligada a usar jabones comerciales fuera de casa). El jabón de tocador lo fabrico con aceites que no han sido usados y al formularlos los sobreengraso, es decir, mis jabones llevan una cantidad de aceite superior al que la cantidad de sosa que le pongo es capaz de saponificar, esto garantiza que no queda ninguna "partícula" de sosa presente en la pastilla de jabón, y sin embargo si que hay aceite presente en el jabón, que contribuye a hidratar nuestra piel.
También fabrico mi jabón de lavadora, este lo formulo con un sobreengrasado negativo, de esta manera es más agresivo y limpia más la ropa, para este si que utilizo el aceite usado, y el olor te aseguro que es a limpio.
Estoy encantada con mis jabones!!!

Adaldrida dijo...

en mi pueblo (maestu) a esto se le llama jabón en trozos. Yo soy muy de pastilla de jabón para la cara, pero claro, de Farmacia de guardia.

Y el jabón de mrsella suele oler muy bien, a limpio...

Adaldrida dijo...

Por cierto, estoy esperando el post con regalos de Reyes y de santo.

Adaldrida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Angie dijo...

El Lagarto ,me acompañó durante mi infancia, cuando lavábamos la ropa en el lavadero de piedra, de la casita que alquilábamos, en la aldea de mi padre...Besotes!

burbujitabebe dijo...

Yo hace que no uso un jabón en pastilla.... ni me acuerdo, creo que desde pequeña los he ido guardando todos los que me iban regalando....
Besitos guapa!

www.eldiariodeshyris.blogspot.com

Estoy de sorteo en el blog! :D