jueves, 28 de agosto de 2014

El lumbreras que ideó el anuncio de Herbal Essence de la Nicolasa



Muchas pensaréis, qué raro, un anuncio de Herbal Essence con la Nicolasa y la tita Hellen sin soltar ni mú…

Pues venga, a petición popular voy a decir lo que pienso del anuncio: QUÉ ASCOOOOOO…

El anuncio tiene mucha tela que cortar, oiga

Os pongo en situación a las que no hayáis visto el anuncio. La Nicolasa sube a un avión, su pedazo de bolso en mano, porque es una mujer muy unida a sus cachivaches de belleza. Supuestamente, tiene el pelo sucísimo, que le chorrea la grasa y la suciedad y uuuuh qué mal todo y decide ella, toda feliz, lavarse el pelo en el baño del avión… que esperamos que no sea de cierta compañía, porque son capaces de cobrarte por el agua… el caso es que tiene la típica experiencia de orgasmo fácil y éxtasis jabonoso del champú de hierbas en cuestión y sale toda contenta tras obviar la hora de peluquería y rizador de pelo (porque a nadie se le queda el pelo así de manera natural. Es un hecho) por el que, supuestamente ha pasado, poniendo a todo el personal del avión nerviosito perdido, porque todos quieren vivir una experiencia religiosa a nivel 160 de altura.

El caso es que cuando hice el curso de Flight dispatcher te comentaban que, durante el repostaje de tierra, se llenaban los tanques de agua del avión, con agua limpia. El problema es que algunos profesores, ex pilotos y ex flight dispatchers, nos comentaban  que  los tanques del avión, todo supuestamente,  no siempre se limpian  por ahorrar tiempo y algunos tienen ya hasta verdín, así que imaginad el agua que sale del grifo del baño del avión…

Si no me creéis, sólo tenéis que ver que el 100% de los pilotos se suben el café/ té/ chocolate/ batido de fuera del avión, hecho con agua limpia. Sí, pedid refrescos si os los ofrecen en los vuelos, por si acaso.

 Lo típico, te pones a mover el pelo en el baño del avión como si estuvieses en un concierto de los Maiden

El caso es que en el momento Teresiano de la Nicolasa, está ella, el champú referido y el señor verdín  del agua, a menos que en el bolsazo de tachuelas, a parte de laca,  las tenacillas, el secador y un par de cepillos grandes, lleve botellas de agua aclararse el pelo en cantidades tales que tenga para dar de beber a todos los pasajeros de un boing 747.  Que ya sería mucho llevar en el maletín y mucho más plegar.

Ahora todas conmigo: QUÉ ASCOOOOOO…

Obviaremos la altura del grifo que hace que aclararse la cabeza en un avión sea una labor extrema de contorsionismo digna del desaparecido programa Qué apostamos, la cual no negamos y creemos que pueda ser la piedra angular de la relación entre enta munjé y Lewis Hamilton. Lo cual impide el aclarado completo, así que es posible que una vez seco, tenga parte del verdín en la cabeza… puaj!

¿A que os he alegrado el estómago con esta reflexión tan divina? Pues imagínate lo feliz que se va a encontrar la Nicolasa cuando coja un vuelo y una divina azafata de buen corazón se lo comente, o cuando entre a leerme (que no lo descarto en absoluto… Un saludo Nicolasa)

-Sí, soy Nicolasa, no me tengáis asco, porque este es un vuelo de Aerolíneas Barbie, donde el agua no tiene verdín, es pura de montaña y los depósitos son lavados todos los días por unos alegres duendecillos.

Seamos sinceros, Nicolasa, tenías el pelo más limpio antes de entrar que después, de hecho es posible que después del lavado y con la presión del viaje el pelo se le convierta en Medusa o la biología mute y Nicolasa se vuelva Hidra… o algo peor… Pensadlo, Hidra molaría, porque se podría hacer sus propios coros en los conciertos…

Si lo malo no son las tonterías a las que se prestan los famosos por dinero, sino quién tuvo la feliz idea del avioncito, que se ha debido quedar agustísimo. De hecho, no descartamos que tenga un odio a la Nicolasa (vaya usted a saber porqué).

5 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Muy buen análisis, pero te recuerdo que la publicidad es fantasía, no un documental, precisamente.
No te tomes la vida tan en serio ;)
Ahora, lo del verdín, asquete del bueno.

Yo creo que han querido recuperar el aire clásico de los spots de estos champús de cuando salieron con un personaje de actualidad en una situación inverosímil (como lo puede ser que lavarte el pelo te provoque un orgasmo, vaya)

Besos!

Gadirroja Lapinturera dijo...

Siempre preferiré cuando Fidel le lavó el pelo a Jonathan, es mucho más gracioso y verosímil jajaja!
(http://www.telecinco.es/_69d53370)
Un besazo!

Adaldrida dijo...

AGCO, AGCO.

Rafael Gonzalez dijo...

Muy mal... si no incluye el link de rigor, nos expone a luxaciones de falanges al googlear...

Mire que no soy nada nada fashionista, pero ciertamente los anuncios de este tipo son una cantera inagotable de genios de la ciencia-ficción. :D

Angie dijo...

¡El problema esque la gente se lo crea! QUe un champú sea así, y se seque el eplo en segundos...Y ánimo, detrás de una tormenta hay un arcoiris!