lunes, 25 de agosto de 2014

Rosco Pásame el libro IV -2014-

Esta semana, la lectura de vuestros blogs, va un poco atrasada, por causas ajenas a mi voluntad... vamos, porque una compañera de trabajo se ha pegado un talegazo (con estilo, porque si te pegas un josconcio, hay que hacerlo siempre con estilo) y la tengo en casita, lo que me lleva a mi a estar como Jon Nieve, echando horas en el muro...

Si lees esto, amiga del talegazo, te mando el más grande de los abrazos ( y un rascado de barriga a tu gata), vuelve pronto, que tenemos que marujear,  jopetas.

Bueno, que me he leído un cacho libro y un cómic y quería hacer valoración de estos... y avisaros de que voy lenta con los comentarios, pero muchos de vuestros blogs, entro y comento, porque ya he leído las publicaciones.



Al turrón, que me lío como siempre, esta vez, va en añil.


- Con la F: Neonomicon de Frank Miller. Este comic formado por 4 partes fue una recomendación del podcast de Campamento Krypton. Para familiarizar a la gente de lo que es un podcast (si hay alguno que todavía anda un poco perdido) es como una especie de programa de radio, pero descargable, lo que quiere decir, que lo puedes llevar en tu mp3 y oír cuando mejor te parezca. En concreto este iba de Lovecraft y de la Gorda de las Galaxias.

He de decir que tengo que dar las gracias a José Viruete, porque siempre que recomienda un cómic en su programa, suele acertar (la de ideas que me ha dado para regalar su cabecita pensante), pero este cómic me ha decepcionado bastante, no por culpa de Viru, sino por culpa de Frank Miller y su poco conocimiento de Lovecraft.

La historia trata de una agente del FBI que se intenta infiltrar para derrotar a una secta basada en las novelas de Lovecraft y que se ha cobrado la vida de varias personas ya. Mientras, ella tiene sus problemas, por ejemplo, una adicción al sexo.

Como siempre, no voy a comentar más, porque total, hacer spoiler no merece la pena.

Primero que esto de Lovecraftiano tiene poco, porque Lovecraft no era muy de protagonistas femeninas, segundo, hay un momento en el tomo dos, con escenas bastante duras de lo que viene siendo una orgia- violación que Lovecraft nunca hubiese incluido en sus libros, entre otras cosas, porque siempre se dijo que despreciaba esa faceta humana. Tampoco es que trascienda mucho en la historia, así que… luego hay un momento de criatura lovecraftiana- amistad postcoital que es un poco “¿de donde narices sale todo esto?”.

La cosa es que ir por el metro leyendo este cómic es complejo, porque siempre hay algún cotilla que se asoma a tu ebook y se pregunta “¿por qué esta chica lee porno en el metro?” y tú te quedas con cara de “realmente no te sabría decir muy bien porqué, me dijeron que esto era Lovecraft”.

Obviamente, Frank Miller es más sexual que el torpedo de Chiquito, pero una cosa es cierta, obviamente, está escribiendo sobre el pensamiento Lovecraftiano, una secta basada en Lovecraft tiene que aplicar sus libros, sino, carece de sentido (hay sectarios un poco primitivos, pero normalmente son criaturas poco dadas al afecto carnal, por decirlo finamente). Como cómic suelto, con referencias a este autor, pues mira, no es gran cosa, es un tanto entretenido, se deja leer, pero tiene poca enjundia, pero lo que viene siendo mundo Cthulhu y primigenios… resulta un tanto decepcionante, la verdad.

El dibujo es bastante torpe, cosa que se podría perdonar si la historia enganchase de alguna manera, el problema es que no es emocionante y, aunque Frank Miller tiene historias estupendas (no solo 300 o Sin City, siempre destaco Ronin porque es genial, aunque el dibujo no sea de lo mejorcito). La verdad es que me ha decepcionado bastante.



- Con la J  Jesús Hernández, Todo lo que debe saber sobre la segunda guerra mundial: La guía definitiva para conocer y comprender el mayor conflicto bélico de la historia (toma pedazo de título).  Aunque soy una entusiasta de la historia, y entre mi top 10 de películas que lo molan todo (de hecho está en entre el top 5) esté la gran Evasión y se haya colado El discurso del rey, proclamo que lo mío no es el mundo bélico. Ver como al final muere todo el mundo menos los que montan la trifulca, me repatea bastante (sí, es una manera muy simplista de ver la guerra, pero seamos sinceros, Napoleón no murió en una batalla, Carlos IV y Fernando VII tampoco, Hitler tampoco…). Sin embargo estoy en un momento en que, por mi propia salud mental tengo que hacerme, en plan nazi, una criba sobre qué es sano que lea y qué no. Y todo aquello que pueda tener cierto tufillo sentimental queda excluido. Así que sólo queda o los libros de divulgación científica (de los cuales, también quedan excluidos los de relaciones interpersonales y psicología comportamental ) y los libros históricos. Y seamos sinceros, lo que es terreno histórico patrio lo tengo manido, pero pensando, como que del terreno mundial ando un poco pez. Siendo el aniversario de la Primera Guerra Mundial, lo lógico hubiese sido elegir eso. Pero todo el mundo sabe que lo de tener lógica no es lo mío. 

Este libro me ha tenido enganchada de principio a fin, primero porque es un libro francamente interesante en cuanto a redacción, va por capítulos y da datos y nombres, cuenta anécdotas sin entrar en el amarillismo ni el morbo, pero tampoco es un libro frío, involucra al lector en la averiguación de más datos. Lo segundo es que a cada capítulo le dedica un microespacio de análisis a los escenarios, por si quieres visitar la zona, saber si encontrarás los restos del episodio o ha sido demolido. Tercero una breve biografía de los protagonistas del capítulo, aunque la Wikipedia puede aportar mucha información, qué duda cabe que te da la información precisa para saber quién es quién en esta historia y sobre todo, como terminaron sus días (si es que se hizo justicia y si fue poética, divina… o cruel). Y por último cada capítulo también recomienda películas sobre cada batalla en cuestión. Los únicos peros que puedo dar a este libro es lo bien que hubiese estado que el autor se hubiese detenido un poco más en el episodio de la operación Walkiria, en la cual, muchos altos mandos del ejército nazi intentaron acabar, sin suerte, con la vida de Hitler. 

Con respecto al tema del holocausto nazi, se trata con respeto, tanto a las víctimas como a sus supervivientes, pero también se detallan, para poder enfocar la barbarie que supuso a nivel histórico, cifras y algunas técnicas de masacre a mero hecho informativo y sin entrar en morbo innecesario. Con más énfasis se detalla la táctica militar y como personajes con poco medios, pero mucha inventiva, como Montgomery y Rommel, llegaron a destacar en los bandos británico y nazi como grandes estrategas. Sin duda, hasta el momento es el libro que me ha gustado más de los que he leído este año con diferencia. 

No descarto buscar más información sobre personajes como Rommel, Montgomery, empezar la biografía de Winston Churchill que tengo por aquí rondando y Claus Von Stauffenberg, conocido por ser llevado a la gran pantalla por Tom Cruise a la gran pantalla en Walkiria (personaje sobrino de conde, que nació un castillo, conocido por su carácter educado y abierto y, que a pesar de estar en filas nazis, estaba abiertamente en contra del holocausto judío). Si queréis adentraros en el mundo de la historia de la Segunda Guerra Mundial, este es el libro para hacerlo.

 Como veis, todo muy aleatorio, a ver qué libro me meriendo yo ahora...

3 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Me ha enganchado el segundo libro, me lo apunto, aunque siempre que leo algo sobre nazis me pasa lo mismo, me entra una mala leche que me dura días.
Cada vez que veo una película con esta temática, a los 5 minutos pienso lomismo: paraqué narices me pongo a ver estas cosas si sé que me cabreo.

En fin.

Besos!

José Viruete dijo...

Hola Tita!

Bueno, el tebeo de Alan Moore (porque es Moore y no Miller) precisamente lo que busca es eso. Llevar lo lovecraftiano un paso más allá. Salir de la imitación y el pastiche y llevar los elementos lovecraftianos a un nuevo tipo de horror, a algo que, precisamente, Lovecraft nunca haría... pero que pueden hacer otros autores. A mí, como fan a muerte de los mitos de Cthulhu, me parece muy interesante y, en última instancia, un experimento que se salda con éxito. Es decir, que lo que tu esgrimes como defectos... es precisamente lo que el tipo buscaba.
Dicho esto, sino te ha gustado, pues que se le va a hacer. Prueba con "The Fall of Cthulhu" que seguro que te gustará más.

Gadirroja Lapinturera dijo...

Yo sigo con Lodge, pero en este caso con "El mundo es un pañuelo", que lo acabo de terminar. A ver qué pillo ahora.
PD.: Tomo nota del talegazo con estilo, que hay que tener glamour para todo!! jajaja
BESOS!