domingo, 9 de noviembre de 2014

Look de uñas: excéntrica... y feminista


Este es el último esmalte de Masglo que me quedaba por usar: el excéntrica. Confieso que lo cogí con dudas, porque aunque es un color que me gusta, me daba la impresión de que no lo iba a usar mucho por el tono... Y la verdad es que es el esmalte más adecuado para las fiestas navideñas y me gusta mucho por varias razones.

La primera es que es de esos esmaltes que pintas la uña y no se nota la dirección del pincel, sino que el resultado es homogéneo y parece una pegatina de lo perfecto que queda. La segunda es el brillo que tiene, que es bastante semejante al efecto espejo del que presumen en otro de sus esmaltes, es impresionante (de hecho si os fijáis casi se me puede ver en la uña tomando la foto). La tercera es que hace una capa fina que seca muy rápido (la pena es que este resultado es con dos capas, pero bueno, se perdona con amor). La resistencia está resultando importante y el color es entre oro viejo, oro rosa y un deje de verde... es muy retro romántico (como siempre, la Hellen inventado conceptos).

Resultado: me hubiese perdido un gran producto si hubiese sucumbido a mis dudas.

Otro producto del que quiero dar buena cuenta es el aceite de argan puro de MNS, como sabéis me pongo aceite de almendras dulces en el pelo para cerrar las puntas, y esta vez me dió por echar en la cantidad acostumbrada unas gotas del aceite de argán. Puede parecer que unas gotas de aceite disueltas en otro no marcan la diferencia, pero la marcan, el pelo se ha quedado brillantísimo y con un aspecto sanísimo. A veces algo pequeño puede marcar una gran diferencia, es por ello que os recomiendo que leáis la receta hidratante de Adaldrida de esta semana de la mascarilla ultramegahidratante de verdad.


Con respecto a la última reflexión que os hice sobre como hay gente que cree que te conoce y no tiene ni idea, estoy leyendo un libro que al principio me parecía pesado pero que ahora le voy pillando el encanto, se llama Bad Feminist de Roxane Gay . A veces tenemos una idea del entorno o de nosotros mismos que entendemos por nuestros valores, pero no vemos que la coherencia entre lo que hay y lo que creemos que hay no es la misma. 

Muchas veces nos rodeamos de cosas y conceptos (incluso de personas) que creemos que son base de lo que somos, pero los árboles no nos dejan ver el bosque y cuando te alejas del cuadro es cuando puedes ver todo en un enfoque más holístico y complejo. Bad Feminist te habla de la reconceptualización de una  profesora sobre sí misma, sus valores como mujer y sus valores como feminista. 


Hay muchas feministas que piensan que ser mujer es volver a las raíces y abrazar costumbres de tíos, como no depilarse, no maquillarse, poder ir con pantalones... muchas han criticado el discurso de Emma Watson ante las Naciones Unidas, hay una base en el feminismo que muchos malinterpretan: el feminismo no es hembrismo, el feminismo no es revanchista, también lucha por derechos masculinos, busca que la igualdad sea total, y sabe que en esa lucha el hombre está invitado y es necesario.

Pensamos que las decisiones sobre nuestro cuerpo femenino empiezan en el útero, pero cuando una mujer me dice que no debo depilarme o no debo maquillarme o no puedo vestir de una manera u otra porque es el imperior falocéntrico el que me lo propone, yo sólo pienso en que mis piernas sin depilar se deshidratan más y pican (y mucho), en que me gusta ver colores imposibles en mi cara, porque soy así de rara y en que un día me gusta el negro y otro día el rojo, y otro el morado y ahora... me siento mejor con el rosa. Nunca me he vestido como un hombre me ha pedido (ni siquiera mi padre, mi madre me decía "ni caso a tu padre, ponte lo que quieras"), sino como me he sentido cómoda y me han apoyado en ello. Eso también es feminismo.


Poner la delgadez extrema de moda en las mujeres,u operarlas y deformarlas hasta que sean parodias de ellas mismas no es feminismo, hacer programas donde tengan que tener una estética determinada y tengan que hacer un paripé psicodramático para encontrar "el amor" entre un atajo de tíos a base de citas absurdas y supersexualizadas, no es feminismo, tener que acceder a lo que la sociedad o tu pareja dicten para porder ser aceptada tampoco lo es: feminismo es que si eliges casarte, tener hijos y quedarte en casa porque no quieres renunciar ni a un segundo de ellos y es lo que TÚ quieres, está bien y si no quieres hacer eso y quieres hacer otra cosa, también es bueno. Y eso parte de una educación igualitaria que no en todas partes se consigue.

Eso o yo también soy una mala feminista.


A donde voy es que muchas veces creemos que sabemos quién es quién y la verdad, es que muchas veces andamos como Raphael, que no sabemos ni qué queremos, y eso nos lleva a ganarnos muchas decepciones de los demás. Quizá la solución empiece en saber qué somos, porque creo que me he visto a mi misma bajo el mismo prisma siempre y ahora que veo mi mundo desde un prisma diferente, hacer balance de la situación está resultando muy enriquecedor (porque hay que quedarse con lo bueno siempre).

Creo que es lo único que estoy sacando bueno de este año: muchos prismas bajo los que mirar y muchas lecciones aprendidas vitales. Supongo que es un buen botín emocional.

7 comentarios:

Adaldrida dijo...

Me ha enamorado el esmalte
Y me encanta el feminismo que no es hembrismo.

Gadirroja Lapinturera dijo...

Es un botín estupendo.
Me ha encantado el esmalte (sí que lo veo navideño total) y la precisión terminológica, parece mentira que aún haya tanta confusión al respecto.
BESOS!!

Miss Potingues dijo...

Me gusta tu reflexión. Te veo avanzando.
Hay más de una realidad, no sólo la que nos empeñamos en ver, o la que se empeñan en que veamos y creamos.
Besos!

La tía Maruja dijo...

Es muy interesante ese ejercicio que comentas que de alguna forma propone el libro de ver las cosas más desde fuera, desde un prisma diferente. Quizá incluso algo vertiginoso, por qué no decirlo.
Sinceramente, creo que el botín vital de este año ha sido impresionante. Con sus cosas buenas y sus malas, somos (me permites unirme a la afirmación?) personas más ricas.
Un beso, preciosa

burbujitabebe dijo...

Guapa!!! Qué tal? Lo primero, me ha encantado tu reflexión sobre el feminismo, que no hembrismo, y que igual de mal que los hombres dictaminen que una mujer tiene que ir siempre súper sexy, es que otra te diga que no te depiles....Así que a ver si vamos haciéndonos a la idea de que hombres y mujeres somos iguales, con nuestras pequeñas diferencias, y que cada uno tiene que hacer lo que le haga feliz,eso si, sin hacer daño a nadie ni menospreciarlo.
Volviendo a temas más mundanos, me gusta el esmalte, muy navideño, aunque yo sería de las que probablemente no compraría ese color :D
Besitos!
www.eldiariodeshyris.blogspot.com

Angie dijo...

¡Y las que te quedan Guapetona! Porque vivir es aprender algo nuevo cada día. Besotes!

Evanescence dijo...

Muy bonito el esmalte!!! Tampoco yo lo habría comprado, me suelo decantar por colores más oscuros.
También creo que el feminismo no es hembrismo, además de que conozco a gente que pensaba equivocadamente que esa era su definición y no a mala fe, sino simple desconocimiento. Comparto tu punto de vista!