martes, 11 de noviembre de 2014

Rosco Pásame el libro V -2014-

He leído poco últimamente, lo confieso, me estoy dando a las series en el metro... pero algo ha caído:




A por los tachados rojos.



- Con la A, Alexandre Dumas. Los caballeros templarios. Saturada de Segunda Guerra Mundial (vivo un momento de “no puedo con el nazismo”), rebusqué en mi ebook algo que no fuese de amor y que no fuese de segunda guerra mundial y me di cuenta de dos cosas, la primera que tengo que vaciar mi ebook, tengo demasiados libros que ya me he leído, y la segunda, que tengo que buscar libros nuevos, así que estoy abierta a sugerencias interesantes. Si son humorísticas, casi que mejor. Los caballeros templarios no te hace estar más a gusto con la historia, se trata de un relato cortito del trato injusto y el juicio elaborado contra ellos a principios del siglo XIV en Francia. Vamos, que paso de matar nazis a matar templarios. Elaborado como si un artículo periodístico se tratase (un artículo periodístico de principio del siglo XIX). La cosa es que no se sabe si este relato es realmente suyo, es atribuido, pero no deja de ser un documento cortito y curioso, pero no por ello duro, en el que te comenta como los templarios fueron difamados, perseguidos y torturados hasta la muerte por personas de la Iglesia con otros planes. Es una pequeña limpieza de cara histórica a ese pequeño grupo de templarios, pero la orden ha sido muy maltratada históricamente, aunque ellos también, por la santidad han hecho muchas cosas, pero bueno… que es un documento cortito y curioso que merece la pena revisar. Revisad páginas de descarga de bibliotecas, algunas tienen estos libros, yo de hecho lo saqué de ahí, esas descargas tienen muchos libros clásicos y no son ilegales. Así conseguí grandes libros como varios de este autor, Los cuatro jinetes del Apocalipsis de Vicente Blasco Ibañez (que lo tengo en pendientes, pero como va de la primera guerra mundial, tampoco quiero quemar el tema y saltar de guerra en guerra), El castillo de los Cárpatos de Verne (hace mucho que no leo nada de Verne y este no lo había leído)… bueno, que busquéis que hay páginas chulas y libros más chulas.


-Con la O Orgullo y Prejuicio de Jane Austin. Sí, se supone que no debería contar porque hace mucho que la leí, pero si una no puede releer los libros que le gustan como la que se encuentra con una cara conocida a la que se alegra de veras de encontrarse, este mundo pierde sentido. Sobre todo porque he visto las pelis tantas veces porque no recordaba cosas importantes que las pelis adaptan como quieren o se comen literalmente. Catalogada como una de las obras literarias más insufribles y más fáciles de abandonar de todos los tiempos, a mi esta obra, junto a Emma y Mujercitas (de otra autora, pero más o menos del mismo palo) fue uno de los referentes de mi juventud. En mis tiempos o eras de Jo March o eras de Lizzie Bennet (yo era más Jo March). Obviamente hay cosas muy cursis, pero también hay cosas que te tocan muy dentro y que hacen que quieras mantener la fe en esos caballeros que sin esperanza, seguían haciendo lo que era correcto, por su honor y conciencia, esas mujeres que buscaban ser queridas por lo que eran y no por su físico o su caudal económico... eran otros tiempos, otras vicisitudes, otras vidas. Volví a la lectura "moña" como muchos la llaman después de un día en el que todo salió mal y necesitaba una taza de té, una manta, un abrazo y un libro con valores (pasados de moda, pero que me hiciesen creer). Por suerte o por desgracia, la fallecida Austin es de las pocas que me hacen creer que cada vez que una chica se enamora de sus personajes, hay fe en que haya una mujer dispuesta a hacer lo correcto, independientemente del resultado, que es capaz de influenciar así a su entorno y que el mundo puede ser un poco mejor todos los días. A lo mejor no es verdad, pero es un bonito pensamiento para cuando todo sale mal. Por si alguien aún no lo ha leído, una familia de la burguesía agrícola  tiene varias hijas casaderas, entre ellas destaca Lizzie, que busca un marido al que poder amar independientemente de su posición, cosa que horroriza a sus padres: si no encuentran marido para todas, se encontrarán en la indigencia, dado que sólo los hombres pueden heredar propiedades y será su primo quien se quede con todas las posesiones de la casa. Lizzie quiere ayudar a que su tímida hermana Jane termine con el caballero que la ha enamorado, el problema es que su mejor amigo, el señor Darcy, de alta cuna, es un orgulloso borde de las narices con más prejuicios y menos herramientas sociales que un pinypon. Y claro, ella que es cabezota, pues no da su brazo a torcer...

Y hasta aquí puedo contar. Contadme vuestras últimas lecturas.

3 comentarios:

Adaldrida dijo...

Adoro a Jane Austen, ya lo sabéis. Y cuidado con Dumas que es in folletinesco...

Gadirroja Lapinturera dijo...

Pues yo también he tenido un parón gordo tras el verano, pero conocí a una chica en Halloween que me recomendó una saga erótica y en ello estoy. No es que sea para darle un nobel pero me entretiene y, sobre todo, me hace reír porque la protagonista es un puntazo. Se llama Encontrando a Silvia.
Un besazo!

Miss Potingues dijo...

Yo tengo que arrancar, que el parón ha sido grande.
Besos!