domingo, 10 de mayo de 2015

Look de uñas: otras aplicaciones (tóxicas) de la laca de uñas y el lumbersexual

Hola me llamo Elena y la he liado MUY parda.

Esta semana no hay look de uñas, hay manualidad, pero os vais a reir, porque me he pasado un poco...

Este finde ibamos a celebrar el cumpleaños de una amiga, nuestro plan era comprar un album de fotos y poder fotos de todos, deseándole lo mejor y poniendo lo bueno que hace nacer en nosotros. El caso es que ya no venden album (que es el verdadero plural de album) de páginas de cartón, o por lo menos yo no los encontré, así que hice uno con goma eva, cartulinas de colores, mis maquinitas de perforar y para pintar bien... esmalte de uñas.


Oye, para ser un arbolico pintado a mano alzada, no anda mal, no? (tapo la foto de mi amiga, por aquello del anonimato). He usado una laca marrón, una gris, una rosa fosforito, otra rosa baby doll, una blanca y una negra y en muchos casos, las he mezclado para sacar nuevas tonalidades y crear así un efecto más de oleo. En ese sentido ha quedado bastante conseguido.

El problema es que, aunque saque color de los botes y lo puse en papel de plata y abrí requetebien las ventanas, y ya lo he hecho en alguna ocasión, sin consecuencias , entre unas cosas y otras, me cree una acetosis brutal por aspirar los vapores de los esmaltes haciendo el dibujo.


Sí, pardísima la he liado.

Así que estos días he andado bastante mal, que sí, que soy un poco brutita, pero una nunca se espera que estas cosas le pasen a una haciendo nail art como hago... pero la vida te da sorpresas. Al menos, tengo el consuelo de que le moló el invento a la chica (sino, me esnifo un poco más y me termino de suicidar), pero está claro que ves que mucha gente hace manualidades con estos elementos y tú, como potinguera, no crees que te pueda pasar, pero te pasa. Y es una chufla.

Hablando de chuflas, por lo visto hay una nueva tribu urbana, yo no lo sabía, pero se llaman lumbersexuales: podría denominarse este grupo de muchachotes de aspecto recio y barba cuidada. Vamos, el típico chaval con pinta de leñador y aficiones presuntamente relacionadas con la naturaleza pero con aspecto estudiadamente desaliñado. 

Un lumbersexual es reconocido porque aunque parece una especie de extra de siete novias para siete hermanos, es un tío con una profesión que le procure unos pingües (cómo me gusta esta palabra, es divertida: pingüe, pingüe, pingüe...) beneficios, porta tecnología rollo mac (que todo el mundo sabe que mac es para aparentar) y ropa de leñador rollo Al Borland pero un poco más refinada. Son amigos de defender el medio ambiente, huir de los trabajos típicos de oficina y su representante más gráfico es Ryan Gosling, pero no os dejéis engañar, sus tejanos son de diseño, sus botas son de diseño, son gente más tierna que el día de la madre, amantes de los filtros de instagram y lo más campero que pueden hacer es abrir una cerveza con una navaja suiza. El término viene de "heterosexual" y lumberjack que es una palabra canadiense para denominar a los que transportaban los troncos desde el campo donde se cortaban hasta las fábricas, aunque tambien podían mover tocones de los troncos o incluso podar troncos y quitarles las ramitas, digamos que leñador de segunda...

El hecho es que han nacido como reactivo a la "feminización" masculina que estaba tan de moda con el metro sexual y los nuevos paradigmas de masculinidad de las nuevas series de televisión de rollo vikingo y similares. Pero esto no viene de ahora. Hay grandes lumbersexuales en series que ya habéis visto:


Luke de las Chicas Gilmore


Aidan de The sex and the city



Ron Swanson de Parks and Recreations


 Lobezno en X- Men 1 (un poco sí que es...)


En True Blood hay dos, uno es Alcide


El otro es Sam Merlotte.


Incluso Nick Miller de New Girl es un poco lumbersexual.


Uno de los caballos de batalla de los lumbersexuales es la defensa del vello como distinción de su masculinidad, tanto facial como corporal, pero sí, muchas de vosotras habreís leído la noticia que ha sido la comidilla de las quedadas del fin de semana: las bacterias de las barbas son o no son buenas? Por que esto en el fondo nos interesa a todos un poco, primero porque hay muchas chicas que reivindican en su libertad, el derecho a no ser juzgadas por la no depilación (que espero que sea un derecho mutuo de no juzgar a las que nos depilamos, respeto al máximo amigas), pero claro, a todos nos interesa la higiene, digo yo. Y claro, tener una bacteria chunga en una axila, por ejemplo, no es plato de gusto para nadie, no? Como los estudios son claramente contradictorios, lo dejaremos estar. Pero creo que el debate de estas nuevas tribus por la "reflotación de la antigua masculinidad" y el hecho de que ahora también la tripita este de moda, sólo en los hombres, da que pensar sobre que en esto de la igualdad, porque a las mujeres con tripita no se les da tregua amigas... y lo sabes (como diría Julio Iglesias).

Mucha lumbersexualidad, pero aquí si no se saben el título de al menos 3 canciones de la Creedence no merecen llevar cuadritos de leñador.

Creo que el tema da para pensar bastante.

5 comentarios:

Gadirroja Lapinturera dijo...

Pues vaya leches lo de la intoxicación, chiquilla!! Mira que es una pena porque el álbum quedó bonito.
Con respecto al lumbersexual...psss...me parecen paparruchas tanto categorizar, aunque de entrada es un prototipo de hombre que no me desagrada en absoluto ;)
BESOS!

Darknesstar dijo...

El plural de "álbum" (con tilde en la A) es "álbumes" :)

Miss Potingues dijo...

A mi el rollo leñador no me va, y no, Lobezno no entra en esa categoría. Una cosa es que sea mutante animal, y otra leñador. No cuela.

Tonterías aparte, me parece que es una reivindicación, sí, pero de recule masculino, de poner de moda el cuidarse lo justito prque "la tripita y lña barba están de moda".
Pues no, queridos. Aquí nos cuidamos todos, o no nos cuidamos, pero no lo justifiquemos en modas. Tened valor, y decid que estáis hasta las narices de intentar conseguir el six-pack, pero que se os hace duro renunciar a la cerveza y la patata frita del fin de semana, el tener que estar pendiente de las tendencias de moda ys e arrgla con la sempiterna camisa de cuadros, o el afeitarse todos los días. Sin más.
Que es muy lícito, no pasa nada! Pero que no nos vendan la moto.

Sobre vello axilar y facial, habría mucho que decir, pero para eso están los dermatólogos. Digamos que son zonas digerentes con necesidades diferentes. Y hasta ahí llegaré en este comentario, porque no soy especialista en el tema.
Besos!

Adaldrida dijo...

Te quedó precioso pero cuidao. Y respecto a la barba y tripa pienso lo mismo que Bea.

Angie dijo...

Para Ellos está MACHO...para cuidar la barba...ayyyy San...aaay...después de Erick un chulazo! Besotes!