miércoles, 30 de enero de 2013

Cocinando con Paul



Porqué amo a Paul McCartney?


Acaso es por sus ojos tristones? Por su arte? Por su actual parecido a la hermana fea de Angela Lansbury?

No, pero casi. Si es que este hombre tiene una inventiva estupendosa.


Como os comenté en el último episodio de “Hellen y sus medicaciones varias” me subió el colesterol a lo bestia en un solo mes y la verdad es que no lo llevaba nada bien, entre otras cosas porque mi hermano y mi padre no dejan de recordarme lo que NO puedo comer en plan “ya me jodería” mientras se comen una bolsa enorme de patatas fritas.


Peeeero no me resigno. Así que Paul está ahí para ayudar al personal.


Pues si tu no sabes, hijo mio...



Como sabéis el matrimonio McCartney (el primigenio, el de Paul y Linda) era un firme defensor de la comida vegana, y por ello, Paul  está  intentando no sólo dar la chapa a los políticos para que apoyen el cultivo y la mejora en los productos hortícolas, lo cual está muy bien (vente pa’spaña Paul!), sino también promover una gran idea: el lunes vegano.


La idea es como aquella frase que decían las madres cuando éramos pequeños, “cómo sabes que  algo no te gusta si no lo has probado?”. Paul invita a la gente a hacer un día sin carne, porque tampoco es tan difícil y para ello, no sólo anuncia productos estupendos en su página, sino que también ofrece recetas, porque no sólo de lechuga vive el vegano, desde crujientes minirollos de hojaldre rellenos, hasta deliciosas tartas de postre, con sabores auténticos y que verdaderamente alimentan.




Claro, focalizar lo que NO puedes comer en una dieta es, a parte de un error garrafal y una enorme manera de hacerte tú sólo la zancadilla, una manera de minarte el ánimo. Sin embargo, si focalizas en lo que sí puedes comer y, sobre todo, en lo que puedes descubrir, la vida es fantástica. Hay muchos sabores que culturalmente no conocemos y que sin duda deberíamos conocer.


Se ha demostrado que la ingesta de carnes rojas en menor grado, no sólo baja niveles de colesterol, sino que mejora la calidad de vida y prolonga la vida al crearse menos radicales libres: vamos, que la carne roja, envejece amigas! Y no sólo envejece, sino que hace la vida más dura.


Pero si un día no comemos carne porque nos hacemos una deliciosa lasagna vegetariana o alguna verdura al horno, que son deliciosas y nos ponemos al día, no sólo que tendremos el aporte energético necesario diario, sino que además, tendremos muchas vitaminas y otras sustancias que el cuerpo necesita y que nunca le damos, que mejoran y alargan la vida, disminuyendo la oxidación celular, y por ende, el envejecimiento celular.




Y además, Paul hace concursos de las mejores recetas veganas en internet (y como no, se pide probarlas, que el chico no es tonto). Lo cual inspira mucho y da muchas ideas.


Yo mientras cojo ideas de la nueva dieta beatlemaniaca. Y os dejo esta página que es la de los productos de Paul donde vienen las recetas molonas. Ya me diréis qué os parece.

7 comentarios:

Pilar dijo...

Hola Hellen, no quiero meterme con Paul pero mucho ojo con el tema vegano, que ahora se ha puesto de moda y no es oro todo lo que reduce, que por algo estamos en la cúspide de la pirámide alimentaria!

Cuídate ese colesterol, guapetona!

Gadirroja dijo...

Pues no tenía ni idea, pero me ha resultado divertidísimo lo de la hermana fea de la Lansbury! jajaja!! No obstante, en este tipo de temas coincido con Pilar, pero vamos que tampoco te veo a tí en plan obsesiva con el tema, sino más bien en plan curiosidad.
Yo, por ejemplo, rara vez como carne porque no me gusta mucho: prefiero verdura y pasta. Eso no quita que, cuando toca, me coma mis buenas morcillitas que ahí sí que se me va la olla jajaja
BESOS!

Angie dijo...

La carne no la cato mucho, no me gusta, soy más de pescado y verduritas, el resto de mi familia es más de carne...besotes!

Miss Potingues dijo...

Yo tuve que hacer un cambio en la alimentación bastante radical por un tema de salud que ya está resuelto, pero me encuentro de coña y sigo con lo nuevo que he aprendido y sigo investigando en esta línea, así que lo de Paul me parece de 10!!!

Se pueden comer muchas cosas, hay vida más allá de la carne, de los lácteos, del trigo, y de mil cosas más que no siempre sientan bien.

Besos!

Aydita dijo...

Es importante comer de todo! besos

Adaldrida dijo...

Yo puedo vivir sin carne, pero sin leche y huevos noooo... me fascinan, y además no hay que matar a ningún animal para conseguirlos.

Lynn / Melancora dijo...

Yo directamente no puedo hacer eso del lunes vegano, todos los días como algo de carne (normalmente en forma de jamón) y eso no hay persona ni dieta que me lo quite.