miércoles, 16 de enero de 2013

Segunda consulta... más aventuras



Como sabéis cada visita mía al médico es un show.


Si los anteriores análisis se caracterizaron por el momento “vejiga británica”, estos por… bueno, mejor os lo cuento y sacáis vosotros las conclusiones.


Yo llegué prontito, MUY prontito, para intentar que me atiendan lo antes posible. El problema es que 60 ancianos y sus respectivas parejas pensaron lo mismo (típica idea que la pones en el Twitter y se vuelves trendy topic entre toda la muchachada mayor de 65 años en 2 minutos). Que digo yo, señor, que si no tiene usted que trabajar, ni hacer muchos recados, y tiene cita a las 10, para qué se viene a pincharse a las 8? Pero Thor me libre de meterme con las parafilias del personal.


La cosa es que yo venía preparada, porque los días anteriores, después de que mi madre me dijese eso de “es que sólo a ti te pasan estas cosas” por el famoso capítulo de la vejiga británica, mi madre compró unos graciosos (por decirlo de alguna manera) botecitos en la farmacia para análisis de orina y claro, yo, respetando los horarios de mi vejiga, la hice cumplir like a lady y llevé mi análisis de casa.




Tras la típica cola de ancianos en la ventanilla, dejando sus muestras y con la consiguiente conversación adicional, llegué a la ventanilla y entregué mi  muestra de orina y los papeles que clarificaban de que era el análisis. Total, que la señora pasa las hojas (porque es que me miran hasta el adn) y me dice:


-Aquí no te pide orina.


-Ya, pero pone test de embarazo


-Ya, pero para eso no necesitas orina, con el de sangre se puede saber.


Yo no quería explicarle a la señora de que estaba segura que además, era innecesario, porque podía darle el negativo y la muestra de sangre en el mismo gesto (un gesto asqueroso, pero un mismo gesto), pero después de la media hora que me costó la última vez expulsar casi medio litro de agua, con el psicodrama de Victor Andrés y su santa madre, esta señora iba aceptar mi tarro lleno de pis o el tarro iba a volar a su cabeza, hombre ya!


-A mí, la última vez me lo pidieron.


-A ver chicas, ¿aquí los análisis de embarazo los hacemos con orina?


Y le contestaron todas a coro sin levantar la vista de lo que estaban haciendo:


-SIIIIIIIII!




Siejque no me quiero pasar de lista pero…


-Bueno, yo te cojo el bote, pero seguro que luego lo hacen por sangre…


Mire señora, por mí como si lo vende a una asociación de falseo de doping. 

Total, que al final mi bote se quedó. Y vamos al de sangre. Tras un buen rato de espera, la chica me hace pasar y como siempre, doy el brazo izquierdo, por aquello de que como soy diestra y luego te dicen que no hagas esfuerzos el mismo día con ese brazo, pues lo cargo sobre el que menos uso.


Así que me pone la goma y veo que pincha y no sale nada al bote.


-Pues yo creo que te he pinchado mal


Hombre, pues eso, o cuando salga el sol verás tu qué risa me va a dar… ceniza pura!

 Vamos, que me pinchan y no sangro... literal...


-Creo además que te he pinchado en el tendón, porque si te hago así (DOLOR INSOPORTABLE SÓLO DESCRIPTIBLE CON UNA SARTA DE TACOS EN KLINGON), ¿a qué te duele?


¿Y a que si me chupo un dedo y te lo meto en el ojo, te molesta? En serio, ¿de dónde sacan a esta gente? Ven la lista de pacientes y dicen “anda, si viene la Hellen, vamos a sacar al más chorra de la promoción, verás lo que nos reímos!”?


De verdad que no lo entiendo.


Total, que estaba la tía en plena perforación del tendón y yo acordándome de su odontólogo y de lo que va a tener que trabajar en la siguiente limpieza de boca, cuando le dije, así, como quien no quiere la cosa.


-Oye, no es por nada, pero ¿sabes que tengo otro brazo? Que digo yo, que lo mismo podíamos probar…




-Pues sí, mejor.


No fuese a ser que la chica pensase que soy manca o algo…


Total, que se fue al derecho y gracias a Thor salía sangre… ESTOY VIVAAAA, ESTOY VIVAAAAAAA!




Eso sí, si creéis que el dolor y el sufrimiento se acabó ahí os equivocáis, porque la chica me puso el típico algodoncito en ambos brazos con un esparadrapo que, además de pasarse en cantidad, porque casi le da una vuelta entera a cada brazo para sujetar un mierdialgodón, era digno de un capítulo de bricomanía, ojo, peazo de pegamento que llevaba, que aparte de hacerme la cera en los brazos, con alcohol y todo, costó que saliese del brazo…


Un show.


Una semana después he ido al médico, que ha visto mis análisis. 


Yo comprendo que en las navidades todos hacemos excesos (el anuncio de activia no miente), pero en mi casa me educaron en que una comida no está completa sin su sección de fruta y verdura, así que hemos hecho ensaladas grandiosas (mi receta de ensalada de fiesta contiene  mucha lechuga y tomate, brotes de soja a cholón, palitos de cangrejo como contrapunto,  un huevo duro, aguacate en cantidades masivas, cebolla morada- que es más suave- al gusto, que suele ser una pequeña-mediana, zanahoria rallada  y alguna aceituna para darle el toque divertido, aceite, un poco de sal y si no me dejan poner limón en vez de vinagre, uso uno balsámico), la receta de lombarda del Rizt (lombarda cocida con trozos de bacon, manzana, pasas y piñones, rico no, lo siguiente) y macedonias de frutas a mansalva (manzana, naranja, granada, kiwi, pasas maceradas un par de horas en ron, un poco de plátano, piña y el zumo de dos naranjas, dos cucharadas de azúcar a lo sumo y ala, a volar). 




Es de lo que más como, pero de asados también cae, algún langostino peregrino por el plato y obviamente el turrón, que me pirra, es un escándalo.

Pero las carnes sin aceite, en su propio jugo, el langostino a la plancha con una gotina de aceite y de oliva y el turrón, poco, porque he visto que este año, las tabletas las hacen más pequeñas y estamos perretes a la hora de partirlo (va a llegar el turrón hasta verano).


Pero siempre me muevo mucho y claro, lo quemo, así que mi colesterol, suele ser bajo. Que me paso el día subiendo y bajando escaleras a patita porque me da pereza esperar al ascensor y tengo clases de inglés, y tengo un curro…

Más bajo que la media.


Más fresca que una lechuga me encuentro. Total, que le digo a mi santo “intuyo que me va a subir el colesterol con la pastilla”. Y mi santo “pero qué tonterías, si comes supersano! Ya verás como no!”. Típica frase de “mujer, pero qué cosas tienes!”.




Hoy en el maravilloso sorteo de enfermedades coronarias: pasando del colesterol de 104 a 212 en un mes. 


Toma, toma y toma. Eso sí, los triglicéridos tan pichis, superbajos.


Obviamente la cara del médico de “bueno, esto se pasa no comiendo patatas, bollería industrial, grasaza… esas cosas”.


Me quieres decir qué tiene de industrial mi macedonia? Que ni siquiera la hago escuchando los últimos discos de Theatre of Tragedy cuando la hago (que es gothic industrial de la muerte)!


Claro, no voy a negar que comer, como, porque sería estúpido máxime cuando me hago mi sección de “comida de máquina”, y picar, pues pico, como veis, desde un sándwich vegetal, hasta una galleta cookie cubierta de chocolate.


Ahora, petarme a comer de burguer no, mira.


Me recibe dentro de un mes y pico otra vez… así que nada, a hacer “dieta”. Pa’ lo que hemos quedado, de verdad.

7 comentarios:

Gadirroja dijo...

Menuda odisea: lo tuyo no son aventuras, son odiseas! jajaja Me parto con los trending topics de los abuelos, las torpes de la promoción y te deseo mucha paciencia con ese colesterol, que seguro que lo aniquilas este mes ;) BESOS!

Lynn / Melancora dijo...

ja, ja, ja, me parto con tus aventuras de análisis! Que fuerte que aun diciéndole las compañeras que para el test de embarazo se necesita orina aun no lo reconozca.

El mundo con fieltro... sabe mejor dijo...

Jajajajaja. ¡Qué bueno!Estoy cuidando un examen y ando riéndome a escondidas, aunque creo que mis alumnos piensa que en mi botella no hay agua, hay vodka... Lo malo en tu caso no es solo el colesterol, es que toca volver a hacerte análisis!!! Ya nos contarás!!

Miss Potingues dijo...

Seguramente te ha subido por las pastillas del tratamiento, como tú misma apuntas.
Paciencia y a cuidarse.
Besos!

Aydita dijo...

Madre mía pincharte el tendón..Como están..besos

Profesor James Moriarty dijo...

Mucho ánimo! y espero que en breve se te solucionen todos esos molestos problemas

Akemi dijo...

Jamía, como va la cosa....mucho ánimo. Y si nos dices quien es la susodicha pincha tendones la insultamos o algo......