lunes, 1 de septiembre de 2014

Gastados en agosto

 Este mes he terminado un montón de cosas, que tenía ahí que sí que no. Así que os comento.



- Gel facial nutritivo antiedad de extracto de caracol Babaria. Conste que este fue un regalo, de esos que mi madre compra convencida de que lo va a usar y al final me encasqueta a mi. Y no me gusta esta crema para nada. Y no porque no huela bien o funcione bien, que lo hace, sino porque su textura es un poco viscosa y deja la cara bastante pegajosa hasta que se absorve bien. No tengo intención de comprar ni de usarla más. Y espero que no me la vuelvan a encasquetar, porque aunque es facial la he terminado gastando mezclada con cremas corporales y es un asco.



-Smoothing primer sephora. No era un mal primer, pero lo tenía en el cajón seco porque es silicona pura. Si estos productos no te acarrean problemas, fenomenal, pero obviamente, a mi que tengo una piel de mírame y no me toques, no me funcionan. Así que otro con el que no voy a repetir, aunque como digo, funciona muy bien: con una pequeña cantidad fija muy bien el maquillaje en toda la cara.



- Eye colour boosted volume mascara en verde de essence. Está claro, las máscaras de colores, por muy baratas que sean no son lo mío. La compré para hacer el truco de ponerla en la punta de la pestaña, rollo fantasía, pero al final, nunca la usaba. No es un producto para mi, a pesar de que era un gran producto, Se ha secado demasiado como para rescatarla y no olía bien, así que a la basura.


-Jabón casero. Otra pastillita que ha caído. Obviamente, repetiré.


-Dos lacas de uñas blancas de los chinos (marca nisu). Tenía estas lacas aquí para hacer tips y cosas de dibujo, pero una estaba demasiado disociada y pesada como para repararla y la otra era de H&M y estaba vacía. Así que, en la limpieza, se fueron a la basura.



-Laca de uñas chocolate shake de essence de la colección Creamylicious. Desde el principio esta laca me dió problemas, porque tardaba en secarse y se quedaba como una plastilina, intenté mejorarla con el disolvente de mercadona, pero ni flores, al final, a la basura. Era la marrón, pero no lo que ne aprecia en la foto es el shimmer rosa que tenía tan bonito.


-Taco abrillantador de uñas. El que tenía para pulir salió malo desde el primer momento, así que he tenido que comprarme uno antes de lo esperado.  Pero es un producto que me encanta.


-Nivea Soft . Tiene siliconas, pero me ha ayudado a regular mucho mi piel por las alergias galopantes al pescado que me han dado este verano. En octubre tengo las pruebas, así que os diré, porque no solo es una alergía al pescado, sino a los moluscos y marisco en general. Vamos, una alegría. Decir de esta crema que es muy suave, no es la más hidratante, pero es bastante maja, se absorve bien por la piel y huele de maravilla.



-Colonia de Te verde de Yves Rocher, de 100 ml con vaporizador. Un básico de los veranos, menos especiada que la de L'Occitane, menos persistente en piel (o por lo menos en la mía), pero más refrescante. Un imprescidible post ducha. No sé si repetiré, porque quiero experimentar con nuevos olores y de momento, viene el otoño y volveré a la de Stella de Stella McCartney, que la echo de menos.


- Toallitas mercadona. Siempre caen dos paquetes. Es un básico.

11 cosas. No está mal, ¿verdad?

3 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Lo de tu alergia al marisco en general me da a pensar que quizá hayas acumulado mercurio y otros metales pesados en tu organismo. El marisco son los riñones del mar y filtran el agua, pero e su interior se quedan estas sustancias. Si se come poco, no suele dar problemas, pero, si tienes una toxicidad alta por el motivo que sea (y tu soggoth me indica que es tu caso), te pueden pegar sustitos de tanto en cuanto.
Te diría que preguntes a un naturópata sobre tu caso y abras los ojos a nuevas posibilidades, porque quizá tanto achaque tenga una raíz común que con una dieta y una suplementación adecuadas se corrijan.
A veces los médicos (que tienen una gran formación y son estupendos, no lo niego) no son capaces de encontrar o de ver cuál es el problema real simplemente, porque les pilla en ángulo muerto. Y te lo digo, porque lo he vivido, que me tiré 3 años y pico de especialista en especialista a ver qué tenía, y nadie encontraba nada, y estaba hecha una penita, y en una visita a una naturópata con 4 preguntas dió en el clavo y en 15 días era otra persona.
Puede que no sea tu caso, por supuesto, pero, por probar, no pierdes nada.

Un abrazo!

Gadirroja Lapinturera dijo...

Qué asquito lo de la crema de caracol, desde luego y por lo que cuentas, parecía de caracol puramente (Jajaja). Ese esmalte que describes de essence (el marrón con brillitos rosa) debe ser una monería.
Ya nos contarás tus vicisitudes médicas, mucho ánimo.
Muacks!

Angie dijo...

Es mi Nivea. Por cierto, mi hermana hace lo mismo con los esmaltes o sombras de ojos...Besotes!