domingo, 7 de septiembre de 2014

Look de uñas: perlas y fresas



Quiero terminar con el esmalte sweet as candy de essence, no porque no me guste el color, sino porque no resiste mucho, en menos de dos días se empieza a caer, así que inspirada en look que me mandaron por whatsapp, hice este con el sweet as candy cubierto po el 261 de Kiko, en el anular llevo el rosa fosforito de kiko 282 con el B-17 de Yes Love.

Creo que queda discreto y chulo, pero como digo el rosita claro se cae con mirarlo, a ver si lo termino de una vez, que este tipo de cosas me crispan los nervios.

La reflexión de esta semana tiene que ver con dos personas que me tienen preocupadilla. Las relaciones con los demás siempre son complejas, pero el saber decir que no a lo que creemos injusto es esencial, para evitar vivir situaciones que nos indignarían que soportasen quienes queremos.

Pensamos que es por amor al que nos agrede, pero realmente empiezo a pensar que es por falta de amor propio a nosotros mismos. Y eso se tiene que acabar.

Sí, no debería ser tan común y desde luego que tiene importancia...

Una de las reflexiones que más he repetido esta semana es que tenemos que, cada uno, estar en su propio equipo, en el sentido de que estar contigo mismo en un equipo no implica aplastar y hacer sentir mal a los demás, implica trabajar con sus puntos buenos y potencialidades y tratar de dar un valor práctico a sus defectos, porque toda capacidad puede ser una ventaja si sabes aplicarla. Muchas veces nos hacemos la pascua y eso no está bien, porque no podemos exigir respeto externo cuando interno no lo tenemos. Hay que mantener la coherencia emocional.

Es dificil ver a los demás que sufren, pero siempre hay que confiar en que el amor que ponen en tí, puedan ponerlo en ellos mismos. Exigirle que se quieran a ellos mismos a las personas que nos importan empieza a ser obligado.

Creo que la segunda frase que más he repetido en este tiempo es Primum non nocere, frase de Hipócrates, padre de la medicina, que significa que lo primero es no hacer daño. Nuestro ánimo de no ser heridos debe ser tan fuerte como el de no herir, a veces, es imposible herir a quienes te importan, pero debemos ser capaces de  intentar evitar el daño, o por lo menos, dar la seguridad a los demás y a nosotros mismos de que la agresión no trae consigo nada positivo. Cuando te quieres, es más fácil conseguir esto. Entiendo que muchas veces la falta de amor por mi misma ha dañado a los demás, y he decidido que esto tiene que cambiar, por los demás, pero sobre todo porque no puedo dejar que estas cosas me amarguen la existencia.

Esta clase de ataques sí están permitidos... pero con cuidado, que no hay que ir placando al personal.

Lo más curioso es que mientras mascaba esta idea, la frase de la semana en la oficina que más he oído ha sido "Hellen, por favor, no me mates", porque he tenido que estar un poco apagando fuegos y la gente se siente mal cuando te pide cambios en algo. Con este pensamiento en la cabeza, asesinar me da mucha perecita, qué queréis que os diga. 

Curioso cómo se maneja el mundo, tu pensando en paz en el mundo y la gente cree que piensas despiezarlos... Tengo que empezar a replantearme qué clase de imagen estoy proyectando, jejejeje...

Ala, dejadme vuestras opiniones en comentarios, que siempre está bien saber vuestros puntos de vista y compartir impresiones.

3 comentarios:

Gadirroja Lapinturera dijo...

Personalmente, ver la vida y la convivencia como una carrera de fondo me parece absolutamente idiota (ya no digo poco ético, digo idiota). Al final, (y al principio jajaja) todos terminamos dependiendo de alguien(es).
La manicura me parece una monería.
Un besazo!

Adaldrida dijo...

El Sweet as candy es una porquería muy bonita, pero porqueriosa. Y sí, hay que querer y quererse. Santa Teresa decía que la humildad es andar en la verdad, y hay personas que se echan por tierra.

Miss Potingues dijo...

A mi me gusta ver este cambio de actitud en ti misma, creo que te va a dar otra visión del mundo y que vas a estar mucho más a gusto en tu propio pellejo.

Respecto a lo de "no me mates", suele ser cuando te van a pedir algo que saben que te va a suponer une sfuerzo extra y que vas sobre pasada. No te preocupes. De todas formas, siempre está bien enseñar los dientes de vez en cuando, que con la frasecita de marras por delante muchas veces quieren hacer pasar un favor por bliigación, y eso no está bien.

BEsos!