martes, 9 de septiembre de 2014

Gran Premio de Alemania: poca chicha y mucha controversia subliminal

Cuatro carreras por comentar, vamos a darle brío al asunto, aunque este gran premio no dió mucho de sí.


No llevar Optic blast glasses no significa que las gafas que lleven no te queden como a un santo dos pistolas, este es el caso de la montura de gafa ochentera transparente de Checo Pérez: ¿qué sentido tiene llevar montura gorda transparente? Ninguno... y queda fatal. Checo, pídete otras.


Luego decidme que soy yo, que creo rivalidades tontas, pero este momento de odio supremo de Nico Hulkenberg a Rosberg por la supremacía del volumen masculino capilar es evidente, ahí lo dejo para que lo vayáis asimilando, pero no soy yo...


Viernes: una imagen insólita. RICCIARDO SERIO. Esto sí que es una exclusiva.


Hablando de seriedad, este es Mattiacci, el nuevo jefe de Ferrari, que se está encontrando despropósitos en el equipo sin par. Cual Nadia Comanecci, intenta hacer piruetas para solventar la situación: dinero invertido en proyectos de diseño que no avanzan, motores que no mejoran, súplicas a Alonso para que no se vaya... y mientras, cual fantasma de Sleepy Hollow, cortando cabezas. Petado a tranquimacines debe estar, sólo falta ver si dan resultado sus esfuerzos. Eso sí, pelazo que se gasta aquí el amigo.


La relación de Lewis y la Nicolasa sigue viento en popa según se vio en los premios GQ, donde Lewis fue votado deportista del año... en fin. Parece que estamos en una de esas épocas de bonanza, cosa que a la Nicolasa la vendrá bien, dado que una de las ex participantes del X Factor británico se ha suicidado dejando a  Nicole realmente afectada. Ha sido una noticia que ha conmocionado al mundo de la televisión y la música en las islas británicas y que ha dado muchas especulaciones, mientras se sigue investigando el caso.


Este es la qualifaying: Nico Rosberg, primero, después de Bottas y Massa, más raro imposible.


Porque nos han dicho que Menta está embarazada, porque con esos tacones y este físico, no se nota nada, eso sí, el vestido es monísimo y el color le sienta fenomenal. La única que apareció por allí, tremendo dado que los tres primeros meses siempre son los peores. Pero está claro que esto es amor.


Parece que la crisis también llega a Alemania, han reciclado el siempre eficiente traje de Santander y que siempre queda bien.


Y esta foto en el podio es lo más sórdido de la jornada, Britney ganó y lo celebró marcándose lo que parece una jota, mientras Lewis, segundo y Valteri tercero, le miran Thor sabrá qué... muy sórdido. Es lo que tienen las jotas, que sacan lo más mañico que hay en tí.

2 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Yo creo que la foto del podium tiene su aquél. Creo que querían hacer una pose en jarras gradual, pero Hamilton no termina de entender cómo se ponen las manos. De ahí esas miradas raras.

besos!

Angie dijo...

-es+.Besotes!