jueves, 11 de septiembre de 2014

Lacas de uñas defensivas y empoderamiento femenino

Las que me tenéis en Facebook habéis visto que hace poco he publicado un producto que me parece un inventaco y que por lo visto, busca gente que invierta en su desarrollo.

Undercover colors es una compañía que está desarrollando una laca de uñas que cambia de color con el contacto con drogas usadas en la violación, de manera que alerten a la mujer de que alguien le ha echado algo en la copa y no es un simple buitre de Facebook.


Dentro de las políticas tan positivas que están desarrollando los gobiernos, sobre todo el nuestro, educando a los hombres en que NO significa NO (y a veces debería significar un sartenazo en la cara), este tipo de inventos ayuda a las mujeres a protegerse del agresor, que está claro que no quiere saber nada de políticas de igualdad y menos de empoderamiento de la mujer. Muy majos todos…

Lo curioso de la historia es que quienes lo han desarrollado han sido 4 hombres, que destacando el miedo que pasan por sus familiares, amigas y parejas, han decidido protegerlas haciendo que sean independientes, pero al mismo tiempo, inteligentes, en un país (EE.UU.) en el que el 18% de las mujeres son agredidas sexualmente en algún momento de sus vidas. 


El pintauñas en cuestión funciona de una manera muy simple. Imaginemos que un tipo se nos acerca en un bar, o hemos quedado con él, o por alguna razón de alineamiento estelar estamos con ese tipo, mientras tomamos nuestra chula cola (por poner un nombre) y nos distrae, o nos vamos al baño, quien sabe… ¿Cómo sabríamos que no vamos a terminar sin recordar nada y agredidas sexualmente? Pues tan simple como metiendo el dedo en la bebida, de manera distraída, la laca se mojaría con la bebida y si tiene alguna droga usada en delitos de violación (GBH y Rohypnol), cambiaría de color (por ende es un top coat, no una laca base). La laca, transparente, ha conseguido ya una inversión de 100.000 suficientes para hacer un kit básico, pero espera conseguir más para poder desarrollar este inventazo que sin duda es una mezcla entre invento sacado de una película de James Bond y una laca con efecto raro de las que podamos usar en nail art.



Sin embargo la capacidad defensiva que supone un pequeño invento como este, es realmente revolucionaria, porque supondría reducir la capacidad del agresor enmascarado, tanto que te daría tiempo a ir al baño y realizar una llamada a la policía (que sería lo correcto y no irse por patas para que agreda a otra). La cosa es  qué consecuencias tendrá sobre el agresor de manera social, ¿se volverá más violento y menos sutil?

Mientras la psicología desvela esa incognita, aplausazo a estos hombres por este invento tan revolucionario. Dentro del mundo de la cosmética me parece de las mejores ideas para proteger a las mujeres y prevenir crímenes de las que se han presentado.

4 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Inventazo del bueno.
Está claro que, hecha la ley, hecha la trampa; o, hecho el invento, trampa nueva, pero, en lo que se les ocurre, al menos alguna defensa hay.
Besos!

Lady_Waryen dijo...

Me encanta este invento.

Adaldrida dijo...

Qué gran idea...

Angie dijo...

Está fetén, incluso a las chicas que se beben hasta el agua de los jarrones les serviría.Besitos!