domingo, 28 de septiembre de 2014

Look de uñas: Flores Otoñales y gente inspiradora



El otoño ya está aquí, con sus hojas secas, sus temperaturas más frías, sus días plomizos, sus lluvias... lo que viene siendo el otoño, vamos.

Y cómo no, nos vamos a meter con colores tipicos de la estación, el fabuloso Forbbiden de Chanel con una florecita de fimo adquirido en el anterior salón del Look (ya queda poco para el siguiente), un poco años 20, un poco melancolía otoñal tan típica de estas fechas.

Gran parte de la melancolía que tengo estos días es por la ida (por razones positivas) de mi empresa de una persona que me ha aportado mucho últimamente a nivel personal. Esta persona sólo hablaba de como enfocaba su trabajo, pero sus pensamientos podía redirigirlos a como enfocar yo mi vida, en algunos aspectos. He aprendido que:


1.- Tener una situación socioeconómica privilegiada ayuda a arriesgarse a la hora de crear negocios y proyectos, pero sin una idea detrás, sólo eres un pijo adinerado con ínfulas. El valor de las ideas es lo más importante, tener una idea buena y desarrollarla con mimo, hace mucho, así que todo el mundo a pensar. Un buen ejemplo es Raj.

2.- Crea un grupo de trabajo en el que puedas creer y que crea en tí. Es importante que estés rodeado de gente que crea en tu idea y que te quiera ayudar y sobre todo, que valore su proyecto para bien y no para fastidiarte, ojo con las personas tóxicas.


3.- A tu ficha de mentales, súbele los puntos de sociales. No tengas miedo de relacionarte, porque todo el mundo tiene información que te puede ser útil y de todo puedes aprender. Aprender idiomas te ayudará a expandir tu idea del mundo, relacionarte con gente distinta, aprender a tolerar y desarrollará tu visión de las sociedades con las que te topes.

4.-Si la meta de tu idea está muy lejos, haz como en el tour de Francia y divídela en etapas. Es importante crear proyectos a corto plazo para conseguir una idea de consecución y no desanimarse.


5.- Mantén en tu trabajo la actitud que quieres recibir de los demás. No se trata de ser cínico, pero sí de discriminar el conflicto de tu humor, si el problema tiene solución mantente alegre y positivo, porque tiene solución, si no tiene solución, no te sientas mal, siéntate a pensar, si se te va el tiempo en frustrarte no podrás pensar en soluciones.

6.- Mantén a tus amigos de toda la vida. No sólo porque puedan ser contactos, o ideas, sino porque no hay nada como irse de cañas con alguien de toda la vida o con los que puedes reírte y ser tu mismo, tu tiempo libre es muy valioso.


7.- La gente que piensa distinto a ti en otras parcelas vitales, puede aportarte mucho. Siempre pensamos que lo distinto es raro, o puede ser contrario a nuestra moral o ideas, pero nos da la capacidad de ver el mundo desde otra perspectiva mucho más creativa.

8.- Practica deporte. Mantenerte activo evita los malos pensamientos, mejora la forma física y te ayuda a aguantar jornadas estresantes con mejor humor, además te ayudará a mantener la autoestima alta y creer en ti mismo y eso es esencial.


9.- Comparte tus experiencias. Alguien sabrá valorarlas y puedes crear un feedback muy valioso.

10.- Cuando consigas lo que quieres, no te olvides de a quien dejas atrás. Por su valía mental, laboral o personal, todo el mundo puede aportarte algo, si han significado algo en tu vida, mantenlos cerca y no te olvides de ellos.

Dicen que las personas se miden por el vacío que dejan cuando se van. Una persona que aporta tanto a un equipo y a tanta gente es muy valiosa.

Así ha venido el otoño... al menos ya hay calabazas para hacer tartas.

2 comentarios:

Gadirroja Lapinturera dijo...

Me ha gustado muchísimo ese decálogo, es para imprimirlo y tenerlo bien cerca a menudo.
Y las uñas, también :)
Un besazo!

Miss Potingues dijo...

Las uñas no me van mucho, pero el resto del post me ha encantado.
Es una suerte encontrarte con alguien que es capaz de inspirarte de esa manera.
Besos!