domingo, 22 de mayo de 2011

Nuevas razas de vampiro: el vampiro andaluz.

Si estáis leyendo esto es que me ha tocado pringar el domingo...

Eso o me ha tocado la loteria... o me he muerto. Como no echo la loteria, veo más factible lo de morirme.

Jarta de reir me eché gracias al libro de Guia de Supervivencia contra vampiros.
En dicho hablan de un tipo de vampiros que no conocía yo hasta el momento. Los vampiros normales se ven afectados por el ajo, no así como otras plantas familiares del ajo, como la cebolla y cebolleta. Si eso fuese así imaginaos el problema de los vampiros cada vez que alguien quisiera arrimarles the litlle onyon.


-Edward, quieres temica?
-Como te acerques más me encaramo más alto... ni con un palo te toco!

También les afectan las flores del ajo y el olor de ajo. Pero hay una raza de vampiros, como os decía que son inmunes al ajo, a las flores de ajo y a la eau de ajopringue: el vampiro andalúz!


Sí, igual me quedé yo. Por lo visto el vampiro andaluz "tras siglos de ingesta de  la sangre de andaluces (los cuales son dados al consumo de altas cantidades de gazpacho andaluz ...) (...) han logrado inmunizarse y adaptarse a lo que para él era veneno".
 
Por si no os habéis meado todavia, con esto se os escapa el pipí más que a Concha Velasco despues de beber una litrona, el vampiro andaluz no ataca durante la semana santa, puesto que la imagineria lo repele.
 
Claro, yo meada de la risa me empecé a imaginar al vampiro andaluz. Nada que ver con el drácula yeyé.
 
Cuñaaaaao!!

Mis conclusiones a este respecto son estas (espero que los andaluces se lo tomen con humor, tengo andaluces en mi familia y sinceramente, no me los imagino vampirizados de otra manera):

El vampiro andaluz (hommo vampirus hispalensis) es una subraza dentro de los vampiros comúnes, conocido por su resistencia al ajo, su aversión a la semana santa, y los kilos de gomina que se echa en el pelo en cualquier evento social, que son canjeables por los litros de colonia (de la cara).

El vampiro andaluz come poco pero en grandes cantidades, y gusta hacerlo en grupos de amigos. Si usted va a una caseta de la feria de abril y no ve ni un solo fino en la mano de alguién o a la pregunta de algo de beber alguien responde con un "yo no bebo... rebujito" y no está tomando medicación, desconfie de esa persona.

Si el vampiro normal y el nosferatu, son seres extremadamente solitarios, este subgénero es tremendamente social. Le encanta eso de quedar con los amigotes en el bar y chuparle la sangre, preferiblemente a una virgen extra (es decir a una virgen que supere los 30, lo cual es complicado dada la ligereza de las jóvenes de ahora). Pero tienen sus bodegas del Opus.
 
Así mismo, mientras que los andaluces son gente que saluda con cariño y efusividad, el vampiro andaluz, serio en su comportamiento y seco en su carácter, intenta disimular confraternizando con chistes que no tienen ni puñetera la gracia.
 
-Se levanta er telón y se ve a un cordobé, que se remanga la camisa y saca músculo a má' no po'er, como se llama la serie? "Mia' mi bice!".

Mientras el vampiro normal usa hipnosis y "superpoderes" para menguar la voluntad del humano, el vampiro andaluz usa dos técnicas esenciales dependiendo del sexo de la victima, a saber:
 
-Si es hombre, suele funcionar el "ponle a otra a mi primo! No me va' a disir que noooo!", lo ve invitar tiene su problema porque luego el vampiro, puede heredar el estado etilico del borracho, a estos hombres los vampiros los conocen como "los bloodyspepis" porque van de tio pepe hasta las cejas. Su alimentación de ellos suele ser circunstancial y nunca cerca de la semana santa.
 
-Si es mujer y el vampiro es hombre es facil: ligar. Todo el mundo sabe el arte y la gracia andaluza para hacer requiebros que tienen los andaluces, las victimas aduladas con palabras que tienen efecto balsámico para su alma, y meloso para su oido terminan cayendo como moscas en un vaso de nocilla.
 
-Si llego a saber que veo tanto arte, me traigo la cámara de fotos, monumento!

La destreza del vampiro en el requiebro oscila con los años de vampirismo, es conocida la incapacidad de los vampiros jóvenes para hacer requiebros con gracia o bien, su dificultad para expresarse con el gracejo y la naturalidad típicas de la tierra. Algunos son apedreados por su incompetencia...

-¡Dime quién es tu ginecólogo para chuparle el dedo!
-LOQUEEEEEÉ?!

Como hemos dicho antes, de bloodyspepis no se alimentarán cerca de la semana Santa, en este aspecto, estos vampiros pasan a un estado casi de semihibernación que ellos conocen como "la siestaca" y que tiran de reservas. Es una época que se pasan en casa viendo "Qué era tan feliz" un programa dela television vampirica, con especiales de las sangrias más espectaculares de la historia y videos de transfusiones amenizados por los cocineros vampiricos más famosos.



-Y con este chino escurrimos la sangre, que si come mucho de MacDonnals estará el imperfecto bastante coagulado, y queremos que quede liquido, no para hacer una morcilla!

Un ataud de un vampiro andaluz tiene dos cosas básicas en su interior: un abanico para la caló veraniega y un transistor con radiolé. Esto último es básico. Normalmente un vampiro no compra muchas cosas, porque los vampiros no usan dinero, normalmente aqui si usan sus poderes mentales, hacen creer a los tenderos y a los barman que han pagado bien y con propina generosa, pero todo el mundo sabe que se hacen unos "simpas" de órdago.

Su técnica para las pilas es básica, se mete en los chinos de la esquina, coge pares de pilas a cascoporro (actualmente las cogen con cargador, parece que esta raza está concienciada con el medio ambiente) y las pone a su transistor. Por tanto acabar por el dia con un vampiro andaluz es fácil. Sólo hay que seguir el rastro de la Pastora Imperio.



La única subdivision que contemplan estos vampiros es: por el futbol. Los vampiros del betis y los del sevilla, ellos mismos se matan por defender a sus equipos, diezman la población sus peleas y se recomienda que si uno se topa con la carniceria huya, puesto que no será devorado, será obligado a opinar, y eso es peor!

La única manera de salvarse, por tanto es decir un tímido "no, si yo no soy mucho de futbol, yo soy más de tenis"... y entonces pierden interés y retoman la disputa entre ellos.

Y eso es todo. Aprovechad el día.

7 comentarios:

Kiüs dijo...

Como andaluz que soy, que lo soy, y como conocedor de las costumbres de mi tierra ya sea de gente común o de seres de la noche, he de decir que no me parece correcto tu análisis (en verdad, me parece genial, sólo quiero afinar un poco en algunos temas, pero es bonito ponerse recio de cuando en cuando).

Paso a comentar los puntos erróneos:

-No es "homo vampirus hispalensis" porque ese nombre es dado a los vampiros sevillanos, una variante de la subraza andaluza que han desarrollado una capacidad sorprendente para aguantar "la caló" cuando pasan por el Puente de Triana (contigo, vida mía, con mirarte solamente, Triana, me lleno de alegría...lo siento, no he podido evitar emularte xD). En fin, que el nombre que buscas es "homo vampirus andalus".

-"La siestaca" es un neologismo incorporado recientemente a la jerga vampírico-andaluza, promovido por el éxito del llamado humor manchego, con Joaquín Reyes a la cabeza. El nombre tradicional de esa hermosa costumbre es "er siestaso".

-Por último, recalcar que también existe una actitud agresiva entre los vampiros andaluces sevillistas y los malaguistas. Pero no hay que olvidar que el fútbol también une a algunos, como es el caso de los béticos y los cadistas, lo cual lleva a situaciones como intercambiar pases para entrar en alguna caseta de la feria de abril por entradas para ver la final del teatro Falla, uno de los lugares preferidos por estos vampiros en carnavales porque, entre su labia y lo bien "disfrazados" que van, ligan a saco.

-Añadir también que en la zona de Cádiz hay mucho aficionado al motor (más por las chicas del paddock que por las máquinas en sí) y que esta subraza es de un tono de piel más oscuro.

Espero que te sirva para conocer un poquito mejor a los chupasangres sureños ;)

Miss Potingues dijo...

Lo del chiste me ha matao de malísimio que es, lo peor hasta ahora, jjj!

Mira que me ha hecho a mí gracia el suptipo andaluz. No quiero ni pensar cómo será el vampiro vasco, que esos beben sangre pos cachis, jajaja!

Besos!

Anónimo dijo...

¿Por qué identificar Sevilla con Andalucía?
El nombre adecuado sería el vampiro sevillano, o, subraza vampiro sevillano.
En ese caso la definición correspondería perfectamente con el nombre. Aunque muchas de sus características son las mismas que las del vampiro andaluz.

Rafa dijo...

XDDDDDDDDDD ná, yo soy de cái y no te voy a tocar los ovetes, mu fino, niña, y con musho arte. Me ha gustao (sí, escribo en gadita que parece lo más propio, ¿no? pos eso).
Aunque eso sí (vaaaale, al final puntualizo) El vamipiro hispalense o sevillano se carcateriza por: imitar a vampiro gaditano a la hora de tirá piropos, al boquerón o malagueño a la hora de robar recetas, al de "Huerva" y "Armería" cuando quiere hablar de cine, al de "Graná" cuando lleva a las víctimas a ver monumentos, al de "Jaán" cuando se pega er siestaso y al de Córdoba cuando va de señorito.
pero no, en serio, manía antisevillista que hay en Andalucía al margen, te ha quedao mu bien cuadrao.
Un besote, malkavian (o asamita? A ver, por lo cochonda diría lo primero, pero por lo cínica lo segundo... mientras no seas bruhja...)

Soy un Drácula yeye que a nadie asusta... joer, ya me has pegao la cancioncilla...

Pilar dijo...

XDDDDDDDDDDDDD

Y no digo más!

tita hellen dijo...

Gracias por darme el nombre de la rama superior del vampiro andaluz y no de la subrama sevillana. Es verdad, el vampiro jerezano es gran aficionado al motor. Gracias por los apuntes Kius. Un besazo!

El vampiro vasco se alimenta con gran dificultad porque todo el mundo sabe que el verdadero conflicto vasco es: que los vascos no ligan (o eso dicen en vaya semanita). Un dia le dedicaremos un especial. Besazos.

Puntualizado queda en comentarios, gracias por la aclaración. Besotes!

Yo soy Lasombra, pero se nos toma por secucios, cuando tenemos una chispa que pa' que!

Yo lo de las manias antisevillistas nunca las he entendido como la de meterse con el acento gaditano y otras idas de olla, si nos cargarmos la ideosincrasia peculiar de nuestros pueblos y ciudades nos cargamos la gracia y riqueza cultural de este pais. El vampiro hispalense tiene mucho arte en cualquiera de sus modos y lugares y ya! Besazos

Pues dicho queda Pilar. Besotes

Emeconeme dijo...

Ay madre mía, que he LLORADO de la risa eh! JAJAJAJAJAJAJA. Ains, me suscribo!

Fdo. Vampirella Emeconeme!