martes, 13 de agosto de 2013

La maternidad según la revista Time

Hace unos meses la revista Time introdujo una polémica portada en la que una mujer amamantaba a un niño de unos 3 años, subido a una silla con las palabras “Are you mom Enough? Lo que se vendría a traducir como “¿eres lo suficientemente madre?”. La portada pertenecía al número que coincidía en fechas con el día de la madre (que no en todos los países cae por las mismas fechas).


La cosa es que el artículo habla de la opción de dar el pecho a tus hijos y de los beneficios que ello tiene hasta los 3 años, como crea vínculos afectivos, los niños demuestran ser más empáticos y sensibles al entorno, más resistentes a las enfermedades y la madre se hace más resistente al estrés.
Obviamente esto ha traído polémica, primero porque para hablar del tema no es necesario cuestionar a las madres. Si algo aprendes cuando trabajas con menores en tutela es que cada una hace lo que puede con lo que tiene, muchas veces hay muy buena intención detrás de lo que una hace, pero no siempre los resultados son los esperados, porque la educación de un menor es un proceso interactivo, que un menor sepa qué está mal no significa que lo haga y que tu intentes inculcar unos valores, no significan que estos calen. Hay gente a la que le cuesta mucho plasmar sus valores en actos positivos, no tienen herramientas y eso no siempre es bien interpretado.


La cosa es que pongamos, que hay muchos casos, que hay una mujer que se queda embarazada en el país de las libertades con poca asistencia sanitaria. Y da a luz, y el padre se va a por tabaco. Esa madre, por mucho que quiera, si piensa en algo es en buscar un empleo para mantener a su pequeño, no piensa que sea menos madre por dejarle de alimentarle con pecho porque la vida no la deja muchas opciones y si lo piensa, no hay que criminalizarla por ello.

Segundo, si tienes un hijo, piensas en su bienestar y como digo, en EE.UU. los seguros médicos son sajamiento everywhere, así que si tienes un hijo, necesitas un médico y lo tienes que pagar. 


Tercero, porque hay gente que quiere tener hijos y que disfruta de su trabajo. Y eso no es un pecado. Un hombre que tiene hijos no es criminalizado por trabajar, se entiende que el trabajo es parte de sus obligaciones. Y si es viudo, o divorciado, entonces, parece que la custodia compartida tiene que recaer entre semana en la mujer, que como es divorciada… no tiene que trabajar? O tiene que recaer en la madre del divorciado? O en una nueva pareja? El rol de cuidadora de la prole es asignado casi siempre a una mujer, pero en los tiempos que corren que los hijos se tienen, más que nunca, como una decisión meditada en la mayor parte de los casos, no debería recaer sólo en una mujer. El padre por trabajar no es cuestionado, y si llega a casa se toma un botellín y pasa de su prole, tampoco. Y es un hecho que está ahí.



Cuarto, las defensoras de las mujeres que dan al pecho hasta los 3 años, que por cierto, se han asociado, han demostrado su disconformidad con la portada. La alimentación debe ser una opción, y por tanto, ser elegida, no impuesta. Y sobre todo, lo que se intenta es concienciar en que hay valores que nos han hecho más resistentes como individuos a los que renunciamos por nuestro tipo de vida, pero la idea de una mujer con el niño colgando de una teta no es la idea más adecuada para patrocinar su idea. Da una idea de codependencia afectiva que rechazan de plano, ellas hablan de conectividad y de pasar tiempo con sus hijos, no de hacer una panda de niños de papá.


Luego está lo del pecho. Es curioso que uno de los países más consumidores del mundo de porno sea capaz de rechazar que una mujer de el pecho en público (cosa que es natural, no lasciva como pretenden hacer ver) equiparando el pecho a un pene, porque uno de los chistes del Saturday Night live es que si el día de la madre mostraban un niño colgando de un pecho, el día del padre qué iban a mostrar? Quizá sea esa vergüenza y esa sexualización del pecho lo que impide ver el pecho como un órgano como función ajena al hecho sexual, que no reproductivo: el pecho femenino tiene que alimentar a un bebé. Veo a los norteamericanos poniendo sostenes a las vacas…

Por cierto, otro de los chistes es que lo increíble hubiese sido si hubiesen borrado con photochoff la silla donde el niño estaba subido (pechos antigravitatorios!).


Pero lo divertido es que en España es ridículo, lo estúpido que es que veamos contextualizado el hacer topless en una playa y no nos parezca raro (a menos, a mi no me lo parece), que veamos programas con novias con superescotazos, y nos parezca normal, que veamos a gente ponerse tallas de pecho insanas, y nos parezca normal y la verdadera función de un pecho nos parezca pornográfica, primitiva y prohibitiva.

En serio, ¿soy la única enferma que piensa que ver a un bebé mamando es lo más tierno y antiporno del mundo? Porque de verdad, si uno ve eso porno, la verdad es que tiene que hacérselo mirar.  

Vamos, lo veo igual de porno que tomarme un colacao en el desayuno. Aunque tal y como está el mundo, me da que hay gente que se debe tocar hasta con el anuncio del colacao (mundo enfermooooo).

Pues sí...

Cómo las opiniones son como el culo: que tengas una no significa que los demás la quieran conocer y muchas veces sólo sirve para soltar mierda, contaré la mía.

La portada sobraba, la valoración de “mala madre” a una mujer sólo por trabajar y no amamantar a su bebé, además de sesgada y machista, me parece peligrosa en una revista que dice apoyar los derechos de la mujer. El pecho es una mama, y los mamíferos se caracterizan por el uso de estas para alimentar a su prole, esa es su funcionalidad básica, no lucirlas, ni rellenarlas, ni sexualizarlas. Si en la adolescencia ( y más allá, porque las hormonas son así) crecen es porque las de las chicas tienen la función de mantener la vida que el útero maduro se supone que puede albergar. Dar de mamar en público no es lujurioso, ni poco apropiado, es alimentar a un bebé y un bebé no tiene la contención del hambre de un adulto, y el que no entienda esto, no entiende la base de la vida misma.


Y sobre si yo daría de mamar hasta los 3 años, seguramente no.  Basicamente la vida que llevamos no nos lo permite, pero tampoco por opción,  nunca me he planteado cuando estaría dando de mamar a mi hijo, porque tampoco lo mediría en meses, sino en necesidad de mi bebé, si creo que es mejor por lo que veo, que mi bebé sea más independiente porque tiene aptitudes que le hacen evolucionar por sí mismo antes, seguramente le retiraré la alimentación por pecho antes. De todos modos, tampoco es que físicamente me vea yo muy preparada para el hecho de dar pecho, pero bueno, nunca se sabe…
Creo firmemente en la bonanza de la alimentación por leche materna, producimos el mejor alimento especializado para nuestros bebés, creo que renunciar a ello, no es una renuncia de lo personal, sino en la calidad de vida del bebé, y en nuestra salud, porque dicen que ayuda a prevenir enfermedades también en la mamá, pero no soy quien para juzgar a nadie.

8 comentarios:

Gadirroja dijo...

Muy buen post, Hellen! Hay varias reflexiones muy interesantes, como aquella que, acertadamente, se extraña de lo ridículo que es vivir en un mundo "rodeado de tetas" como símbolo para vender (coches, revistas, biquinis, ...lo que sea, he visto anuncios cuya capacidad para relacionar una teta con la venta del producto es admirable) y, sin embargo, apenas se ve la teta como lo que es: un apéndice mamífero para amamantar. Que sí, que luego culturalmente puedes añadirle el valor que quieras, pero en el caso de nuestra sociedad...se ha ido de madre jajaja
Por otra parte está el tema de la culpabilización de la mujer/madre, tome la decisión que tome y haga lo que haga. Este tema me toca de cerca: yo he dado el pecho hasta los 8 meses (la grande) y hasta los 18 (la peque). En ambos casos fue muy placentero y lo dejaron cuando ellas quisieron, pero tengo amigas que han estado tan "presionadas" por la cultura de dar el pecho que han pasado auténticos calvarios (grietas, fiebre, enquistamientos...) para dar el pecho por "cuyons" porque estaban convencidas de que tenía que ser así. Tampoco es eso...y es difícil depurar responsabilidades: por un lado, son nuestras porque nos dejamos malear hasta el punto de no pararnos a pensar cuándo una opción saludable y bondadosa deja de serlo, por las circunstancias; pero está claro que la presión social, como en otros temas, está ahí.
Un besazo!

Lynn / Melancora dijo...

No soy madre, pero en caso de serlo sé que hiciera lo que hiciera alguien acabaría por criticarlo. Mi abuela dice que antes se daba el pecho como poco hasta los dos años, ahora es una "rareza/excentricidad". Yo creo que es una opción personal y que se toma siempre pensando en el beneficio del hijo, que al fin y al cabo es lo que cuenta y parece que nunca nos acordamos de él.

la reina del hielo dijo...

Me hace gracia esto del pecho, porque luego hay mujeres que no tienen leche o la tienen de poca calidad y las matronas las abroncan en público por no esforzarse suficiente, siempre es culpa de la mujer, parece que nunca hacemos todo lo que podamos. Dar el pecho en público es malo, pero poner cómo matan a Paquirri todos los años en el telediario no, o escenas de violencia a porrillo en el cine. Somos unos hipócritas.

La gente cree que la mujer se ha liberado y yo creo que cada vez nos ponen más ataduras, ahora no eres nadie si no andas con tacones, vas siempre de peluquería y vas uniformada como dicen las gurús de la moda.

Adaldrida dijo...

Cien por cien de acuerdo. Y luego está el tema de educar al niño. Conocí a una mujer en una cena de amigos que su hijo de dos años y medio correteaba jugando y, cuando le petaba, abría el blusón de su madre y se le colgaba. ¿Es eso normal?

Beauty and Healthy dijo...

Es que el que vea la malicia en una imagen de una madre dando pecho a su bebé tiene que estar mal de la cabeza, en serio.
A mi estas polémicas que por lo general provienen de publicaciones cargadas de doble moral me indignan un poco... las decisiones de cómo alimentas a tus hijos es cosa de cada mujer (así no estemos de acuerdo con quienes les llenan de chuches y de comida congelada), ahí no puede entrar a juzgar nadie y mucho menos una revista, por mucho nombre que tenga.
Muy buen post.
un besazo!

Pilar dijo...

Muy interesante. Lo cierto es que somos un mundo de extremos, a nuestra madres se las trataba de poco menos que salvajes si daban el pecho y ahora eres una mala madre si no lo haces. La cuestión es criticar! El pecho está para eso, pero también es cierto que esto de dar el pecho a niños que ya comen bocatas de chorizo me parece excesivo!!

Un besiño, hermosa

Miss Potingues dijo...

Un post estupendo, Hellen.

Con respecto al tema del tabú que hoy todavía se vive cuando se ve a una mujer amamantar a su hijo, totalmente de acuerdo. Es algo natural y lo más antiporno del mundo.

Y lo de la duracion de la fase lactante y el vínculo es muy discutible.
Conozco muy de cerca el caso de una madre con dos hijas a las que dió de mamar.
A una de ellas, no llegó al año, porque la leche era aguachirri y el bebé se moría de hambre, así que pasó pronto al biberón.
La otra, estuvo enganchada a la teta hasta los 2 años, y eso que la madre se ponía hasta guindillas para quitarle el gusto.

La relación más sana la tiene con la primera, que, además, es una persona social y altamente empática.
La segunda es bastante egoísta y un poquito bastante intolerante con la inmensa mayoría de la población.

Para que veas lo que tiene que ver la velocidad con el tocino.

Besos!

querdelf dijo...

He ido dándote la razón a todo lo que escribías casi hasta el final del artículo.

Me queda pendiente saber cuántos meses le darás el pecho a tus hijos, cuando se dé el caso. Pero esa es otra historia... :D

El único aspecto fundamental que no cubre tu artículo es si es posible amamantar y bloguear a la vez.

¡Besos Hellen!